viernes, 27 de mayo de 2011

El discurso sobre las primarias

carme chacon Fíjate qué curioso. Al final no habrá primarias en el PSOE… Después de que se les haya llenado tanto la boca con ese discurso sobre las primarias, la única forma de Democracia posible según el patrón cortado por el Partido Socialista, se tienen que comer sus argumentos porque no las van a hacer... a menos que Bono o algún otro por ahí se anime a enfrentarse a su colega Rubalcaba. La renuncia de Carme Chacón a presentarse para optar a la nominación de su partido para ser candidata a las generales de 2012 (vaya título, por Dios) deja vía libre, en principio, al vicepresidente para sustituir a su actual jefe, Zapatero. A pesar de ser un tema interno del PSOE creo que es interesante darle una vuelta porque nos afecta a todos más o menos.

Lo primero que me viene a la cabeza es que el PSOE, que tanto presume de evitar “el dedazo”, ese que tanto criticó a los demás porque era poco menos que fascista, va a usarlo para evitarse líos. Es revelador que la propia Chacón diga que "creo que debo dar un paso atrás para que el PSOE de un paso adelante" y para salvar "la unidad del partido, la imagen y autoridad del presidente y la estabilidad del Gobierno”. Es decir, que según ellos mismos, las elecciones internas no suponen un “paso adelante” y son un problema para Zapatero y su partido. Curioso.

Cada partido elige a sus candidatos a su manera. Lo normal en casi todos es que se utilice una forma de elección indirecta: los afiliados de cada localidad, provincia o como se estructure el partido eligen a unos representantes que, a su vez, eligen al candidato. Este sistema, tachado de poco democrático por los socialistas, es el mismo que usamos los españoles para elegir al Presidente del Gobierno, al de la Xunta, al Alcalde… ya que no votamos directamente a una persona, sino a unos diputados o concejales que presumiblemente lo elegirán más tarde. Digo presumiblemente porque en el caso del BNG, por ejemplo, nunca acaban votando al suyo sino al del PSOE.

El PSOE dice utilizar un sistema más democrático y transparente, el de la primarias. En este sistema todos los afiliados votan a quien quieren de candidato y éste se presenta a la Presidencia del Gobierno. Bueno, esa es la teoría, porque si no gana el que quiere la dirección del partido lo machacan y va el suyo. Léase lo que pasó en 1.999 con Borrell y Almunia. Borrell ganó, para sorpresa de propios y extraños, unas primarias en que Almunia iba de candidato “oficial”, pero un año después la cabeza de cartel era este último, ya que se forzó la dimisión de Borrell. Pues qué quieren que les diga, para ese viaje no hacían falta alforjas.

Pues bien, la renuncia de Chacón evita este molesto proceso, donde se arriesgan a que la campaña saque trapos sucios internos y debilite aún más a un PSOE al que Zapatero ha llevado a su peor momento. En sitios como Madrid, por ejemplo, el “Victus” (lo de IN hay que sacárselo) Tomás Gómez casi dejó votos a deber para las próximas elecciones ante una incuestionable Esperanza Aguirre. Perder alcaldías que llevaban casi tres décadas en manos socialistas como Coruña, Santiago, y tantas de Andalucía tampoco ayuda.

En fin, que elijan bien, porque es importante para España que los dos principales partidos tengan gente seria a su timón. Ya se ha visto lo que puede pasar cuando no se tienen personas competentes y, de chiripa, gana las elecciones alguien como Zapatero. Así nos ha ido a los españoles con las primarias del PSOE. Casi mejor que “el dedazo” hubiera puesto a Bono al frente en su momento.

2 comentarios:

  1. el amigo del pueblo27 de mayo de 2011, 12:10

    Rubalcaba= Fouché. "Si la traición tuviese nombre sería Fouché". Alfredo, para bien o para mal, quizás sea el político más grande de estos últimos años.¡Cómo serán los demás?.

    ResponderEliminar
  2. EL amigo del pueblo27 de mayo de 2011, 12:11

    Se me olvidaba, la frase es de Napoleón.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.