miércoles, 5 de octubre de 2011

Oda a José Blanco

El ministro José Blanco
tiene un problema muy grave
pues su amigo de otro tiempo
de su lengua ha hecho un sable.

Con su espada justiciera
el que es presunto chorizo
al ministro tal vez hiera
por lo que éste tal vez no hizo.

Las vestiduras se rasga
el todavía ministro
mientras el de Nupel larga
lo que asegura haber visto.

Junto a Camps, quién lo diría
José Blanco puede estar
compartiendo correrías
según el maligno acusar.

La presunción de inocencia
que negaste tú al PP
ejercerás con prudencia
y en ella harás hincapié.

Pepe Blanco, pobre Pepe
a dos meses de elecciones
como en un chiste de Lepe
te viene a tocar los cojones
un ex colega y amigo
que de amigo tiene poco
al querer llevarte consigo
en medio del alboroto.

Él te pagó tu medalla
con la alta sociedad
para tu alto atalaya
usar con agilidad*.

Con agilidad me refiero
a poder acelerar
su expediente en el fichero
de los dineros a dar.

No tus dineros, los nuestros
que debes administrar
al menos hasta noviembre
en que te pueden echar.

Aquí termina este canto
al ministro Pepe Blanco
que aprendió de democracia
según asegura el alcalde
de su mano y de su gracia
no habrá sido de balde.

Aprendamos la lección
del maestro del ministro
el alcalde más bribón**
que nuestra ciudad ha visto.

* Presuntamente
** Bribón: holgazán, según el diccionario de la R.A.E.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.