jueves, 30 de enero de 2014

Rectificaciones

A ver que lo entienda. Cuando uno pide públicamente que rectifiquen quienes considera que se han equivocado, o lo que es peor, que han mentido directamente, parece lógico que asuma esa misma carga y sea por error o sea por malicia utilice el mismo canal para reconocer la metedura de pata. Digo “parece” porque por lo visto no siempre es así.

Doña Yolanda Díaz, a la sazón una de las jefazas de Izquierda Unida en Galicia, publicó en su cuenta de Twitter el siguiente texto “Non queremos que rectifique Soria, queremos que rectifique Feijoo, que foi o que nos enganou coa construcción de 2 floteis en Galicia”.

Ayer se confirmó finalmente que sí, que hay floteles y no sólo eso sino que la empresa ya dejó caer que necesitan más barcos como esos y que alguno se hará en nuestros astilleros, lo que supone en todo caso una carga de trabajo importante y que Feijoo no mintió.

Pero ¿cuál es la reacción de la señora Díaz? Publicar hoy que “el flotel” (en singular) “no es la solución” aunque también retwittea un mensaje de Anova (el partido político, no la parroquia de Lugo) que dice que “Ás doce, no Concello de Ferrol, Yolanda Díaz avaliará a adxudicación dos floteis de Pemex a Navantia e Barreras” y añade “vivaaloitaobreira!”.

Aquí hay que tener en cuenta que la palabra “avaliar” en gallego es como el “valorar” castellano, con lo que puede referirse tanto a que “analizará” la situación como que le dará la importancia que tiene al tema en su justa medida. Me inclino a pensar que se refieren a lo primero. Si algo caracteriza a nuestros mandamases es su resistencia a reconocer meteduras de pata.

No es la señora Yolanda Díaz la única que ha metido la gamba con este tema. Hay medios de comunicación, políticos, sindicalistas, periodistas, tertulianos y demás que han jurado sobre La Biblia o El Capital (según la mano que usen) que esos barcos jamás vendrían a Galicia y que todo fue una burda manipulación para ganar de nuevo las elecciones autonómicas. Pues ya ven.

En fin, que una vez más les recomiendo lo que suelo hacer: prudencia al valorar las cosas y ser críticos no sólo con quienes es obvio que hay que serlo (gobiernos, concretamente) sino también con quienes son críticos con esos gobiernos. Con la prensa, los partidos, los sindicatos, los tertulianos, incluso conmigo y este blog.

Por cierto, una excelente noticia lo de los barcos, que al final se nos desdibuja lo importante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.