jueves, 20 de marzo de 2014

La ecuación de San Fernando

Que dice don Luis Álvarez, a la sazón concejal de urbanismo y medio ambiente del Ayuntamiento de Lugo, que la administración municipal “en breve” iniciará los trabajos de limpieza del Cuartel de San Fernando. Aprovecha la rueda de prensa, como es habitual en él, para soltar sus puyitas y sus coñas contra la Xunta y la oposición, por aquello de intentar coronarse como el Alfonso Guerra municipal.

Lo que parece que no asume el señor Álvarez es que el deterioro de San Fernando, por lo tanto, se puede achacar a la desidia y dejadez del Ayuntamiento de Lugo, ya que el hecho de hacer actuaciones sobre el cuartel demuestra, por si alguien aún lo dudaba, que la titularidad es municipal y que, por lo tanto, la responsabilidad de que se esté cayendo en pedazos es del propietario, que viene siendo el propio Ayuntamiento.

Es curioso porque vemos que aproximadamente una vez al año repiten esta rueda de prensa (el año pasado ya hablamos de esto en otro artículo) pero siguen echando la culpa de todo a otros cuando es obvio que quien es titular es responsable, como la lógica y la legislación indican.

Es interesante ver la doble vara de medir que se utiliza cuando la responsabilidad es ajena o propia. Miren el circo de tres pistas que montó Orozco cuando se hablaba de las hierbas de la Muralla (bueno, cuando se hablaba de las hierbas de la Muralla desde que gobierna Feijoo, que en el bipartito estaba calladito ante una situación idéntica) cuando era un tema que, si bien todos compartimos que de estético tenía poco, tampoco suponía un peligro.

San Fernando, sin embargo, sí supone un peligro real. Ya han caído trozos de cornisa o de partes de las ventanas a la calle sin que en todos esos meses nadie se haya molestado en hacer una consolidación, y cuando digo “nadie” me refiero a su propietario, que es el Ayuntamiento de Lugo.

Justificar esta dejadez en la falta de compromiso de la Xunta con la cultura de Lugo, cuando se están gastando creo que son 18 millones de euros en hacer un auditorio del copón en la ciudad es, como mínimo, llamativo.

El cuartel de San Fernando habría sido una sede estupenda para el MIHL, que costó 10 millones de euros largos, pasta con la que llegaba de sobra para reparar el cuartel y alojar allí el museo sin necesidad de ponerse a escarbar en el parque de la Milagrosa para construir un nuevo edificio (como si no nos sobraran espacios públicos vacíos en Lugo) que encima tiene bombas para achicar agua y las tendrá eternamente. Ah, y por cierto, edificado donde Cristo perdió el gorro lo que, turísticamente, es de una torpeza inigualable y así se están viendo negros para que vaya alguien a ver el museo de vez en cuando.

Pues lo dicho. Ya lo habíamos analizado y me alegro de que me den la razón: San Fernando es del Ayuntamiento de Lugo. Y el propietario es quien se encarga del mantenimiento. Y el edificio está que se cae en pedazos. Les dejo a ustedes solitos resolver la ecuación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.