miércoles, 28 de junio de 2017

Una propuesta para el ambulatorio de San Roque


- Señor Mandamás, tenemos que hacer un ambulatorio en la zona de Fontiñas. ¿Dónde lo construimos?
- Tiene mi cuñado unos terrenitos perfectos en esa zona. Se los compramos a un precio desorbitado y listo.
- Pero ese terreno está en pendiente y la gente que vaya en silla de ruedas no puede llegar.
- Bueno, Peláez, ¿ya está usted poniendo problemas como siempre?

Esta ficticia conversación es una de las pocas explicaciones razonables (que no correctas) que se me ocurren para justificar la brillante idea de poner un centro de salud en un terreno situado en plena cuesta que dificulta enormemente el acceso al edificio tanto desde San Roque como desde Fontiñas.

Los enfermitos no suelen estar en pleno uso de sus facultades motoras, tanto por un tema grave como una discapacidad como porque simplemente no se encuentran bien (por eso van al centro de salud) con lo que no es lo más inteligente que las barreras arquitectónicas que no hay en el local existan para llegar a él.

Desde San Roque hay una cuesta tremenda. También hay una parte que es llana y con escaleras (ideal para las sillas) pero que encima está cortada por una grúa que lleva ahí abandonada no se sabe cuánto tiempo y que seguirá durmiendo en ese lugar a pesar de los esfuerzos de los vecinos de la zona por denunciar el tema e intentar que la quiten, que cualquier día se les cae encima.

Por el otro lado, desde Fontiñas, es todavía peor. La cuesta es más corta pero la pendiente es tal que es difícil de subir incluso estando perfectamente. Para que se hagan a la idea es como subir dos pisos andando, lo que es perfecto para que se reviente uno que no esté en condiciones.

Lo más triste del asunto es que había una opción perfectamente razonable y más sencilla, que era hacerlo en Fontiñas, pero como ahora ya es tarde para mover el edificio de sitio (no somos como esos programas de los americanos que les ponen ruedas a las casas) habrá que plantear alguna solución que minimice el problema.

El acceso peatonal es el que es y es imposible de cambiar, o al menos muy complicado porque supondría algún tipo de obra faraónica como rebajar una acera desde Fontiñas para llanear y luego meter un ascensor que salve el desnivel.

Pero al menos se pude facilitar el acceso en coche. ¿Cómo? Muy sencillo, dando la vuelta a la entrada y haciendo el acceso por la parte posterior edificio. 

Situación actual del edificio y explanada trasera
En la parte trasera del centro de salud hay un desnivel y una explanada con zona verde y con unos columpios para críos. La solución podría ser trasladar ese parque infantil al interior de la parcela y hacer un aparcamiento al aire libre (sencillo en este caso) con reserva para dicapacitados y con una pasarela que cruce el desnivel hasta el centro de salud.

Es una solución sencilla, que además permitiría que el eventual ascensor que se instale esté dentro de la propia parcela del ambulatorio (lo que haría que por las noches esté cerrado) y no supondría una gran inversión, afectando mínimamente al edificio y solucionando un problema considerable.

En estos tiempos en que lo que mola es tirar edificios en perfecto estado para hacer otros encima porque todo el mundo quiere dejar su huella para la Historia, quizás este asunto sea tan sencillo que no merezca la atención de nuestros próceres, pero ahí lo dejo por si alguno se anima.

Propuesta.
Disculpen lo cutre del gráfico pero me pilla mal de tiempo...


2 comentarios:

  1. Toda la razón, ya no solo parasillas de ruedas sino que las personas mayores y las que no lo somos tanto, es verdaderamente difícil llegar allí. Gracias por hacerte eco del problema.

    ResponderEliminar
  2. Teté Alvarez Varela29 de junio de 2017, 10:23

    Como bien dices es de San Roque pero en Fontiñas "na de na", mas o menos el medio esta en el parque de los Paxariños Con ascensor se podría edificar en ese lugar y por cierto, añado el centro social de mayores. Gracias Luis por sacar este tema tan debatido por los vecinos das Fontiñas.
    Teté Alvarez

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.