viernes, 20 de julio de 2018

Seguimos picando con el AVE a Lugo

Tantos plazos en tantos anuncios hacen que uno sea escéptico
El Presidente de la Xunta es un hombre experimentado y sabe que el Presidente del Gobierno de la Nación está más preocupado por sacar a Franco del Valle de los Caídos (un melón que ya verán cómo solo se cierra a cambio de dejar tranquilo el patrimonio de la familia del dictador u otras prebendas) que de cosas más prosaicas como el AVE a Galicia y, más concretamente, su enlace con Lugo.

Sin embargo ambos salen de la reunión dándose palmaditas en la espalda y nos ofrecen un nuevo titular, que se suma a la larguísima lista de portadas en que nos daban esperanzas, cada vez menos creíbles, sobre la idea de coger un tren en Lugo y estar en Madrid en un tiempo razonable. Haciendo una búsqueda muy por encima vemos que en 2005 lo anunciaban para 2010, en 2007 para 2014, en 2008 para 2012 (ahí les dio por acelerar)… y luego descartaron el AVE a Lugo.

En 2015 el PSOE recogía firmas para que el AVE llegara a Lugo y en enero de este mismo año calificaban el enlace en Orense como “desprecio a los lucenses” y “defunción” del proyecto de Alta Velocidad a Lugo. Ahora toca aplaudir eso mismo. Mientras tanto, los que se dicen defensores del tren van a Madrid en plan Paco Martínez Soria a hacerse fotos con las autoridades que nos toman el pelo y a comer canapés pagados con nuestro dinero, con los que se compra su complicidad dando literalidad a la expresión “estómagos agradecidos”.

No soy tan mayor, pero recuerdo cuando te podías fiar del BOE, y sabías que las obras prometidas cristalizaban en realidades cuando veías las dotaciones en los presupuestos correspondientes. Eran otros tiempos y las cosas hoy han cambiado, porque da igual lo que pongan las partidas ya que no las ejecutan y se quedan tan anchos, así que menos me voy a fiar de un titular. Incluso aunque vean las máquinas trabajando no es necesario que la cosa acabe bien, y si no miren las obras de la autovía Lugo-Santiago.

Obras son amores, y no buenas razones. Veinte años llevamos oyendo hablar del AVE a Lugo y seguimos picando.

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 19 de Julio de 2018

jueves, 19 de julio de 2018

¿Y ahora quién le compensa a Orozco el calvario que le han hecho pasar?

El exalcalde Orozco junto al bastón de mando que, en mi opinión, se le arrebató injustamente.
No siento una especial simpatía por el exalcalde Orozco, y me consta que la cosa es mútua porque tampoco es que yo sea santo de su devoción, cosa que tiene cierta lógica porque a cierto perfil las críticas le sientan fatal. Estoy convencido de que no solo fue alcalde demasiado tiempo sino también de que fue una etapa en que Lugo salió gravemente perjudicado. No hay más que ver sus herencias más significativas: el Garañón (a pesar de su cantinela de que la culpa no fue suya las sentencias no dicen eso), el fiasco del MIHL, la chapuza de la fábrica de la luz (aún en ruinas por su culpa), el cristo montado con el personal en general y con la policía en particular, y la construcción de dos centros comerciales, uno que está casi abandonado y otro que hace la puñeta al comercio tradicional.

Sin embargo, a pesar de mis escasas filias con el señor Orozco siempre he defendido a capa y espada su presunción de inocencia, y es más, hasta me atreví a apuntar en diversos foros públicos (incluidas tertulias de radio y este mismo blog) que no me daba la impresión de ser una persona corrupta, aunque en eso te llevas sorpresas muy desagradables y no te puedes fiar de las apariencias pero francamente, me revuelve el estómago que le saquen a relucir su apartamento en Sanxenxo a un señor que fue alcalde 16 años. Resulta que ahora para ser honrado vas a tener que andar pidiendo por las puertas.

El camino, en estos casos de acusaciones que tal y como está el panorama deberían ser secretas, solo puede ser el de esperar a que la justicia actúe y sentencie, y entonces es cuando podremos hacer nuestros juicios de valor, condenas y el rasgado de vestiduras que tanto se lleva… sobre todo cuando al que pillan con el carrito del helado es de otro partido político.

Tenemos que separar la honradez personal de la buena o mala gestión. Uno puede ser un santo pero también un inútil, y, por el contrario, un excelente gestor pero un ladrón de dineros públicos, y tenemos la absurda manía de confundir ambas cosas.

Siendo sincero, me alegré muchísimo de la salida de Orozco de la alcaldía, pero no de la forma en que lo hizo. Fue un pésimo alcalde, un gestor nefasto, pero hasta que se demuestre lo contrario ha sido siempre una persona honrada y fue sacrificado en los altares de la baja política por pagar un peaje inconcebible en un Estado de Derecho, el de ser expulsado de su puesto por una sospecha que, fíjate qué cosas, ahora queda en nada.

La fiscalía pide que todo el calvario que pasó el señor Orozco durante estos años quede en agua de borrajas porque la cosa no se sostiene, pero se me antoja una injusticia que la cosa se salde con un “bueno, pues nada, pelillos a la mar”, y que quien tenía que haberse marchado por los votos de los lucenses se tuviera que ir por la puerta de atrás, de forma vergonzosa, por una acusación falsa e injusta.

La presunción de inocencia es lo más sagrado que existe en una democracia, porque es irrelevante lo duras o permisivas que sean las leyes si la condena se aplica antes de que un juez sentencie.

¿Cómo recupera ahora la alcaldía al señor Orozco? ¿Quién le devuelve las noches de insomnio? ¿Se le compensan todos los sinsabores y desprecios que ha vivido en estos años? ¿Por qué quien acusa alegremente y hunde la reputación y la carrera de una persona puede irse tan campante después de hacer tanto daño?

Aunque el exalcalde Orozco no cuenta no mis simpatías, el señor Orozco, la persona, tiene todo mi respeto y mi solidaridad por todo lo que le han hecho pasar. Nadie merece eso.

miércoles, 18 de julio de 2018

En administración electrónica el pueblo le gana a la ciudad

La web municipal de Foz destaca la Administración Electrónica como novedad. Permite realizar cualquier trámite On-line

Aunque soy lucense hasta la médula tengo reservados dos espacios en mi corazón para dos lugares a los que tengo un cariño muy especial: Santiago de Compostela, por haber estudiado y vivido allí durante cinco años (aunque la verdad es que el Santiago que yo conocí apenas existe, porque se ha transformado en un parque temático que en lugar del Castillo de Blancanieves se centra en una Catedral a la que le faltan toboganes para ser una atracción de Marina D’or) y Foz, donde paseo feliz por las maravillosas piedras que, entre la Rapadoira y Llas, se intentan esconder en un paisaje que no estropean demasiado (toda acción humana estropea por definición a la Naturaleza, que nunca puede superar).

Digo esto como venda antes que la herida, para que nadie piense que tengo lo más mínimo contra Foz, al revés, me encanta ese maravilloso pueblo, y de hecho lo voy a poner de ejemplo como una administración que se molesta en facilitar las cosas frente a otra, la del Ayuntamiento de Lugo, que no puede poner más palos en las ruedas porque no estamos en época de poda.

Presentar un papel dirigido al Ayuntamiento de Foz no puede ser más sencillo. Desde tu casa, con un ordenador, puedes entrar en la web www.concellodefoz.es y cubrir una instancia general que te permite, previa identificación con Clave365, cumplir cualquier trámite que desees. De hecho la instancia es tan abierta que no hace falta prácticamente más que tu voluntad para enviar cualquier documento que necesites como comprobé recientemente por un tema del que ya les hablé (las playas con acceso para perros) y que en vista de lo que resulte del trámite les tendré que volver a contar, me temo. Pero hoy no hablamos de eso.

Cubriendo una sencilla instancia se puede presentar lo que se quiera... en Foz.
En Lugo hay que ir a la ventanilla, como en los años 60
En Lugo, sin embargo, y tras gastar cientos de miles de euros en páginas web que no funcionan, apps que no tienen contenido y administración electrónica que no vale para nada, para presentar un documento tienes que imprimirlo y llevarlo a la ventanilla, como en los años 60. Será que está de moda lo vintage, pero qué quieren que les diga, es ridículo a estas alturas de siglo.

Que Foz, que no deja de ser un pueblo que no puede competir en recursos con la capital (aquí es donde se puede entender que me meto con Foz, y par anada) tenga un servicio más cómodo, más actual y, lo que es más importante, más acorde con la legislación sobre administración electrónica que Lugo es de guasa. Un año de éstos se molestarán en hacerlo funcionar, así cuando les dé por ahí, pero me da la impresión de que podemos tomárnoslo con calma porque la pachorra propia de nuestro bienamado ayuntamiento hará que volvamos de las vacaciones y sigamos dependiendo de que le pongan el sello de entrada al papelito. Se ve que les gusta que vayamos por allí, para andar, que es sano.

El 2 de octubre de 2018 es el plazo que marca la ley para la entrada en vigor del Registro Electrónico y el Archivo Único si no recuerdo mal, pero resulta que desde el 2 de octubre de 2016 todas las entidades jurídicas (asociaciones, empresas y demás) han de relacionarse por medios exclusivamente electrónicos con la administración. Me gustaría saber cómo explican que haya una obligación que no se puede cumplir porque la administración no pone los medios, al menos la de Lugo, claro.

Ya les digo que lo harán, y que lo harán como siempre, gastando ingentes cantidades de nuestro dinero (si yo fuera un grupo de la oposición estaría atento) en lugar de usar las herramientas que ya existen como ha hecho el Ayuntamiento de Foz.

Barra libre, pagamos todos.

martes, 17 de julio de 2018

Por fin nos dicen la verdad de los locales de la Tinería

Uno de los locales, sin baño (hay que instalarlo) y con otras limitaciones y obras a realizar

Meta un baño aquí y a ver cuánto
le queda de local...
La confusión con el tema de los locales en alquiler en la Tinería es de tal calibre que el Ayuntamiento convocó una reunión con técnicos municipales para aclarar las muchísima dudas generadas. Acudieron una decena de personas, lejos de las mareas de interesados que según nos dicen obligó a prorrogar el plazo de solicitud. Al menos escucharon por fin con claridad algunas verdades dolorosas que contradicen los anuncios del gobierno local.

La primera y más importante es la relativa al plazo de alquiler: cuatro años, ni un día más. Ni prórrogas, ni extensiones, ni ampliaciones. Cuatro años es lo que se oferta y lo repitieron hasta la saciedad, así que ahora es cosa del emprendedor echar cuentas y ver si le salen los números de las amortizaciones en ese plazo.

También se concretaron obligaciones como que todos los locales han de tener baño, aunque actualmente solo tres o cuatro cuentan con él, que se han de encargar del mantenimiento de patios y jardines los que lo tengan, y que se han de respetar el PEPRI y otras ordenanzas como la del Burgo Medieval que por ejemplo no permite motores de más de 7.000 vatios.

Respondieron cuestiones concretas sobre algunos locales, como el más llamativo de todos, el de Miño 26, y que cuando nos lo enseñaron solo nos decían lo bonito que es (como si no tuviéramos ojos en la cara). No se nos dijo, por ejemplo, que en opinión del técnico de urbanismo el cristal que separa el local del portal del edificio no vale para nada, y que hay que cambiarlo por uno ignífugo que cuesta unos 1000 euros… por metro cuadrado. Tampoco se nos aclaró que los restos arqueológicos que ocupan la mayoría del local han de ser “puestos en valor”, término difuso que precisará aclaración y autorización mediante informe de Patrimonio con lo que la licencia y obra de ese local dudo mucho que se ajuste a los cuatro meses que dan de plazo.

También nos aclararon misterios como el del ascensor de Recanto do Miño 8, la casita de dos plantas, que no es que no funcione, es que no existe. Solo están las puertas pero no hay maquinaria así que está allí para ocupar un espacio ya de por sí escaso. A lo mejor se puede usar de armario en la planta de abajo, qué sé yo.

Lo que quedó claro en la reunión es que la cuestión no es tan simple como nos vendieron en las visitas a los locales, y que sin duda alguna el pequeño emprendedor que esté buscando una opción hade pensárselo muy mucho antes de arriesgarse a enterrar una cifra importante en un local con solo cuatro años de futuro.

Lo de debajo de las tablas son restos aqueológicos...

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 17 de Julio de 2018

lunes, 16 de julio de 2018

Feijóo pone en duda (por extensión) la utilidad de la Intermodal

Infografía de la Intermodal de Santiago, donde sí tiene sentido porque sí habrá AVE. Aquí nos distraen...
Recogía el otro día la prensa que el Presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, dijo en la presentación de la Intermodal de Santiago que “evidentemente, si el AVE no llegara a Santiago, la utilidad de esta estación sería bien distinta”, lo que era una advertencia al gobierno de Pedro Sánchez de que los compromisos con la alta velocidad para Galicia han de ser respetados porque de lo contrario ese mamotreto no tendría sentido.

Lo que parece que no han entendido es que esa frase también da la razón a quienes afirmamos que la Intermodal de Lugo no es otra cosa que un engaño, una distracción, una maqueta con la que podamos jugar unos años para ampliar el eterno plazo en que no llegará el AVE a Lugo... porque no llegará, no se engañen. El problema de gastarse esa pasta es que además se nos privará del lujo de tener una estación de autobuses situada en un lugar magnífico y cómodo para la mayoría de los lucenses, y no solo para los del casco histórico (que son poquitos los que residen allí) sino para muchísimos más tal y como demuestran las cifras oficiales de uso.

Al Presidente de la Xunta le ha traicionado su propio sentido común, y la contradicción evidente que hay entre el discurso oficial en unas ciudades y otras. En las que el AVE es un compromiso real se afirma que es una estupidez hacer una Intermodal si no llega dicho tren, pero en Lugo, donde queda ya lejos aquella promesa electoral que hizo el señor Núñez Feijóo en la primera campaña que lo aupó a la Presidencia de que la Xunta pagaría la electrificación de la vía (requisito básico para el AVE), se nos enseñan planos e infografías de lo que sin duda será un error pero que consigue que parezca que se hace algo por el tren.

Es llamativo ver cómo una parte de la ciudadanía, que critica con razón las inversiones absurdas en aeropuertos sin aviones y autopistas sin coches, aplaude en Lugo una estación sin trenes que no servirá para nada más que para entretenernos un par de campañas electorales más.

Gastarse mil millones de las pesetas de antes en una Intermodal que no servirá para nada es una equivocación, y ya ven que no lo digo yo, lo dice el Presidente de la Xunta que, curiosamente, es el organismo que ejecutará ese proyecto si la ciudadanía no espabila. 

Después nos quejaremos, claro.

viernes, 13 de julio de 2018

Camino de perros

Pobre perro. Vive aparentemente atado siempre y así despedimos a nuestros peregrinos.

Cuando hace un tiempo les conté que habían cambiado el recorrido del Camino Primitivo de Santiago si les soy sincero pensé que lo hacían para evitar la mala imagen que el verdadero da a los caminantes, ya que era un vertedero. Lamentablemente la nueva ruta no es que haya mejorado demasiado la situación, y no solo ha habido ya agresiones a la señalización instalada hace dos telediarios, sino que la maleza deja un estrecho vericueto para que los que se atrevan pasen por allí.

Hasta la señalización, recientemente instalada, está ya dañada.

Para mayor fantasía, Lugo despide a sus peregrinos enseñándoles lo peor de nosotros, con suciedad, falta de cuidado, prostitutas (de las que ya hablamos ayer y no tengo muchas ganas de insistir sobre ese asunto) y hasta un pobre perro encadenado permanentemente y que aparenta no haber visto un cepillo en su vida. Siendo sincero pensaba hablarles del mal estado del Camino pero no tengo ánimos. Ayer me acerqué por la zona y me partieron el alma los ladridos del pobre animal que, curiosamente, no parece agresivo sino todo lo contrario ya que, insisto que en apariencia, movía la cola con alegría y parecía más pedir jugar que otra cosa. Tal vez influyó que fuera acompañado de Ducki, nuestro maravilloso compañero de cuatro patas, para que el otro quisiera echar una carreras, pobrecito mío.

Tras la publicación de este artículo tengo pensado remitir la foto del perro a las autoridades, para que estudien si ese animal está en las condiciones que debe. Su corta cadena, que calculo en torno al metro y medio , no le permite hacer otra cosa que estar tumbado sobre el cemento o levantarse cuando pasa alguien para ladrarle. Vaya vida tiene el pobre.

Así es como despedimos a nuestros visitantes que dirigen sus pasos a Compostela. Parece mentira que el patrono de Lugo sea un santo que se hacía acompañar por un lobo.

El Camino, a punto de ser ocultado por la maleza. Será un rollo medioambiental, vayan ustedes a saber.

jueves, 12 de julio de 2018

Ni mordazas ni putas

Lluvia en La Tinería - Foto: El Progreso
En esta sociedad tan polarizada que estamos creando entre todos o te pones del lado de una ordenanza cívica absurda, que te multa con 750 euros por dormirte en un banco en un ejercicio de coacción impropio de un partido que aboga por abolir la ley mordaza mientras nos presenta un plagio a nivel local, o se ve que tienes que apoyar la prostitución en la calle y las pintadas en la Catedral. Pues me resisto a formar parte de ninguna de las dos opciones, porque siempre hay grises entre el blanco y el negro.

Si el Ayuntamiento de Lugo quiere acabar con la prostitución en la Tinería sin tener que recurrir a aprobar una ordenanza que, además de ser un bodrio jurídico por su mala redacción es una barbaridad desde el punto de vista de las libertades públicas, no tiene más que instalar un parque infantil en el solar abandonado que hay junto a la Puerta Miñá, que además nos vendría muy bien en la zona.

“¿Qué se arreglaría con eso?”, se preguntarán ustedes. Pues mucho, porque de existir se podría aplicar en la Tinería el artículo 36.11 de la Ley de Seguridad Ciudadana, que recoge como falta grave “La solicitud o aceptación por el demandante de servicios sexuales retribuidos en zonas de tránsito público en las proximidades de lugares destinados a su uso por menores, como centros educativos, parques infantiles o espacios de ocio accesibles a menores de edad”, con sanciones que van de los 601 a los 30.000 euros. Ahí tienen su solución sin aprobar tonterías en el Pleno.

Con este tema hay mucho cinismo. La prostitución ha existido, existe y existirá siempre, y prohibirla es una solemnte majadería, principalmente porque si es ejercida libremente no tiene por qué ser algo malo, o al menos es un debate que podríamos abordar. La cuestión es si es una actividad que se deba realizar en la vía pública. Por poner un ejemplo muy básico, tampoco es ilegal realizar tus necesidades fisiológicas pero a nadie se le esconde que sí tiene sentido prohibir que se haga en medio de la calle.

Estoy frontalmente contra la Ordenanza Mordaza porque su redacción es terrible y aunque está pensada para ser usada como arma disuasoria no me fío de quienes custodian el botón que lanza los misiles, recuerden que en esta ciudad las fuerzas del orden denunciaron a los Reyes Magos hace no muchos años. Sin embargo es evidente que hay problemas de convivencia que hay que solucionar, y no podemos estar luchando para recuperar un barrio mientras miramos para otro lado cuando hay prostitución en plena vía pública. La cuestión es que ya existen herramientas suficientes sin recurrir a una ordenanza que se parece más a la Ley de Vagos y Maleantes de la II República que a una norma propia de la democracia moderna.

Artículo publicado en El Progreso del 12 de Julio de 2018

miércoles, 11 de julio de 2018

Las verdaderas cuentas del Arde Lucus

Estos son los números reales, y no la nota de prensa fantasiosa y mal sumada difundida por la concejala.
Al pie de este artículo tienen la fuente de los datos, la página del Ayuntamiento de Lugo...

A veces me da la impresión de que no solo nos toman por idiotas sino que parece que lo somos. La última muestra de esto es la nota de prensa que publicó la concejala de Cultura de Lugo en que nos ofrece unas cifras mal sumadas y con un titular tan retorcido que parece digno de participar como estrella invitada en el Circo del Sol en un ejercicio de contorsionismo contable. Vamos por partes.

En primer lugar, resulta triste que cuando un organismo oficial presenta unas cifras las sume mal. No es tan complicado hacer una hoja de cálculo con los números y ver que los gastos que dan no suman los 389.469 € que afirman, sino 399.469 €, es decir, 10.000 euros más, que yo hay días que no los gano así que no me parece una cifra tan despreciable, y no es la primera vez que les ocurre esto. No sé si el error está en la operación o en una de la cantidades que ofrecen en el detalle, pero en cualquier caso es una metedura de pata de la que, hasta donde observo, nadie se ha dado cuenta.

Pero lo más grave no es eso, aunque sea un error aritmético que mi sobrina de 12 años detectaría en unos minutos, cosa que da idea del nivelón de los concejales, sino lo del titular. Se nos anuncia a bombo y platillo un “superávit” de 53.000 euros, que nos hace pensar a todos que el Arde Lucus es un chollo, porque el ayuntamiento hasta le gana dinero y todo, pero no, no se trata de eso, sino que del presupuesto previsto se gastó algo menos. Eso sí, no nos dicen que el presupuesto aumentó en un año más de 130.000 euros, así que nos engañan.

Se oculta que en 2017 el Ayuntamiento aportó 199.216,45 euros y este año 300.000. Ya sé que las matemáticas no son la especialidad de la concejala de Cultura, pero hasta con un ábaco (o contando con los dedos si se es más primario) cualquiera puede entender que si aumentas en más de 100.000 euros tu aportación y sobran 43.000 euros (sumando bien los gastos) es que te has gastado más que el año anterior.

Eso no es todo. El gasto total de Arde Lucus de 2018 fue, redondeando, de 400.000 euros y el de 2017 de 250.000. Ha costado 153.000 euros más que la edición anterior. ¿Cómo se pagó eso?… lo han adivinado: con dinero público. Las aportaciones privadas cayeron en casi 11.000 euros. Aumentaron las cifras de las administraciones (la Xunta pasó de 3.000 a 25.000 euros y la Diputación de no poner un céntimo a aportar 18.000 euros) pero los ingresos por patrocinios privados y por cobros de instalaciones (puestos, mercado, restaurantes en la calle…) se redujeron en 10.748,63 euros.

Ya no entremos a preguntarnos por qué los espectáculos han costado 21.000 euros más que el año pasado si las Asociaciones se hicieron cargo de alguno, como una de las ediciones del Circo, porque visto lo visto sería mucho profundizar, aunque alguien debería hacerlo.

El “exercicio de transparencia do Goberno” del que presumen en su nota de prensa suena a sarcasmo. El Arde Lucus es una magnífica fiesta que por supuesto hay que mantener, pero que se nos tome por imbéciles y se nos mienta me molesta particularmente. La fiesta ha costado casi un 60% más que en 2017 y al Ayuntamiento le ha supuesto gastarse 124.000 euros más que en 2017, casi el doble. Se ve que toca abrir la hucha que estamos ya en campaña, pero al menos no nos vengan con milongas presumiendo de un falso superávit y de una gestión que se revela desastrosa.

Por último, aunque la responsabilidad de esto es sin duda alguna del gobierno, me llama la atención que hay 17 concejales en la oposición... ¿y ninguno se ha dado cuenta de todo esto?

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 11 de Julio de 2018


La nota de 2017 con las cifras recogidas en la tabla superior
Enlace a la web oficial:
http://lugo.gal/es/noticias/el-gobierno-dara-cuenta-del-presupuesto-del-arde-lvcvs-2017-que-asciende-25172597-euros


La nota de 2018 con las cifras recogidas en la tabla superior, con un titular sorprendente y engañoso
Enlace a la web oficial:
http://lugo.gal/es/noticias/lugo-cierra-las-cuentas-del-arde-lvcvs-con-un-superavit-de-53000-euros

martes, 10 de julio de 2018

Con mucho busto

El busto de Juan Montes en su ubicación actual - Foto: La Voz de Galicia

Aunque tengo muy claro que hablar de cultura es algo que no acaba de cuajar mucho, y eso se nota en el número de visitas que reciben los artículos, como tampoco me dan nada por tener muchas les diré que los temas a tratar se deben más a las inquietudes y cuestiones que me parece interesantes que a otros criterios. Así que hoy hablaremos de bustos, un tema que me da que no va a generar riadas de visitantes al blog, pero es lo que hay. 

Verán, los bustos se suelen dedicar a personajes ilustres a los que se quiere homenajear (o a líderes a los que se quiere hacer la pelota, pero eso es otro asunto) y en Lugo no abundan excesivamente. Hasta donde yo sé, y sacando el paseo de las lápidas esas espantosas que hay en la calle Aguirre y la Plaza de España, nuestra ciudad es poco dada a esos homenajes y que yo recuerde ahora mismo están el de Rosalía de Castro, muerto del asco y tirado en un almacén, y el de Juan Montes, ubicado en donde no es. 

Desde la asociación Lugo Monumental, que como sabrán tengo el orgullo de presidir, hemos apoyado el traslado del insigne músico a la Plaza de Santo Domingo, que es donde estuvo y donde debe estar por muchos motivos. El más evidente de todos es que Montes, uno de los músicos más relevantes de la España del siglo XIX y seguramente el más importante de la historia de nuestra ciudad, merece una ubicación más acorde con su categoría y, si bien nadie dice que San Roque no sea una calle digna (no se me altere nadie) es innegable que Santo Domingo es un lugar de honor en la ciudad acorde con la talla del personaje. 

La propuesta originalmente salió de Julio Méndez Menéndez de Llano y de Fernando Gómez Jácome, dos personas muy ligadas a las corales de nuestra ciudad, y Lugo Monumental la concreta entendiendo que se debe reorganizar el parterre que hay en el encuentro de San Marcos con Santo Domingo, justo tras el acceso al suberráneo, para poner allí el busto sacando los trastos que hay ahora mismo (un buzón, un contenedor de pilas y no sé cuántas cosas más), dando a ese punto un aspecto acorde a su estratégica ubicación. Por supuesto no estaría mal poner allí, además de la consabida placa, un panel explicando la figura de Juan Montes. 

Antigua postal en que se ve perfectamente la ubicación original del busto.
La propuesta lo llevaría prácticamente al mismo sitio.

El otro motivo para mover el busto a esa ubicación es que es prácticamente el mismo sitio donde se erigió hace ya más de un siglo, y si se hizo así es porque allí vivía el músico. El busto de Juan Montes se colocó en ese emplazamiento en 1903, aunque duró pocos años ya que en la década de los 30 ya no estaba allí, al reformarse la plaza. 

Para rellenar el “hueco” que deje la escultura se propone que se ocupe el espacio con una de las que año tras año se dedican al Arde Lucus, ya que es una forma de que el entorno de la Muralla se vaya asociando también con una de las dos fiestas más importantes de Lugo.

lunes, 9 de julio de 2018

Maravilloso concierto, escasa asistencia

Las corales, los músicos y la grande entre las grandes, Noemi Mazoy

Lo de Lugo a veces no tiene perdón de Dios. Saben que soy más lucense que la Muralla pero tengo que decir que en ocasiones me siento decepcionado por la respuesta de nuestros convecinos a ciertas cosas que, si las ven en otras ciudades, comentan con envidia diciendo “estas cosas no las hay en Lugo” y sí, sí las hay pero no les hacemos demasiado caso.

El sábado hubo una serie de conciertos en nuestra ciudad, organizados con exquisito gusto por el Obispado de Lugo, en cuatro iglesias diferente con cuatro corales distintas que se unieron en un gran acto final en la Plaza de Santa María, con el atractivo, además, de contar con nuestra querida Noemi Mazoy como solista invitada. Cuatro agrupaciones que suman cien personas cantando no es ninguna tontería, y si les soy sincero no estaba muy seguro del resultado porque no creo que sea sencillo coordinar a tanta gente de diferentes grupos… pero mis temores fueron infundados.

Un concierto breve, con tres piezas, de unos 25 minutos, y maravilloso. Ni una nota discordante, ni una voz fuera de lugar, y con la acústica excepcional de esa plaza que hacía que el sonido retumbara lo justo para demostrar el error de quienes dicen que “esas cosas se escuchan mejor en CD”. No hay disco que supere lo del sábado. De la intervención de Noemi ya no hace falta que les diga nada porque ya saben que soy un enamorado de su voz, como cualquiera al que le guste la música, ya que es insuperable.

La APP de turismo y cultura no dice ni una palabra
de las actividades de este fin de semana...
El problema fue la relativamente escasa asistencia de público. Seríamos unos doscientos asistentes, puede que incluso algo menos, lo que tuvo la ventaja de que te podías cambiar de sitio si estabas de pie (de eso hablamos ahora) y así pude buscar el lugar perfecto para escuchar bien, que era en el centro pero hacia la parte de atrás.

Había pocos asientos, cosa que me sorprendió, y según me contó una persona cercana a la organización la cosa es que el Ayuntamiento quedó en llevar sillas... y se les pasó. Y claro, se improvisó lo que se pudo en un momento. En fin, como el concierto era breve tampoco fue para tanto, pero sí la cuestión de la asistencia, demasiado escasa.

Si nos dicen que en Coruña hay un encuentro de cuatro corales (una extranjera, además) con una soprano de renombre, y que nos cobran 20 euros por la entrada, ponemos autobuses y vamos en manada a aplaudir con las orejas, pero como fue en Lugo y gratuito vamos los que vamos. Eso es muy de nuestro Lugo.

También es cierto que la escasa promoción no ayudó. La aplicación de turismo del Ayuntamiento, esa que promocionan como si no hubiera un mañana y no entiendo por qué, ya que su utilidad es nula, no mencionaba ni este concierto ni la jornada de pintura rápida que hubo ayer domingo en las calles de la ciudad. Sí recoge, paradógicamente, un curso que dan esta tarde que se llama “Curso de comunicación con éxito”, que, a menos que lo ofrezca Carmen Basadre o alguien de su equipo, les recomiendo a los propios responsables de cultura, empezando por la concejala. Buena falta les hace.

viernes, 6 de julio de 2018

¡Pongan antes la puñetera valla!

Un accidente evitable si las cosas se mantuvieran medianamente bien.
No pedimos perfección, sino simplemente algo razonable.
Obviamente no pongo una foto en que se identifique a la persona por respeto.
A veces la casualidad hace que trate un tema en el blog y ese mismo día viva tan algo relacionado con el asunto que incluso puede parecer que me lo invento, pero como suelen ser cosas que puede ver mucha gente (hablar de Lugo es lo que tiene, que las cosas son relativamente fáciles de demostrar), dudo que alguien pueda pensar algo así.

Ayer hablábamos de una obra, la de la pasarela al Ángel Carro, que los informes técnicos consideran inviable e inútil. Hoy podemos hablar de las obras que son necesarias y sencillas… pero que no se hacen, porque tiene mucho más “glamour” y es mucho más fotogénico inaugurar una pasarela con columnas dóricas que ajustar losas sueltas en la calle, aunque esto último pueda evitar accidentes como el que les voy a contar hoy.

Lugar: plaza de Campo Castillo, petado de gente porque ayer el cielo estaba azul, cosa extraordinaria en este Julio de nubes que estamos sufriendo. Hora: 20:30. Suceso: una señora tropieza con una de las muchas losas sueltas que hay en Lugo y se pega un bofetón de padre y muy señor mío. La buena mujer cayó cuan larga era y se golpeó el hombro contra el suelo con un dolor terrible, tanto fue así que tuvimos que llamar a una ambulancia porque nos preocupaba que se lo hubiera roto, aunque un médico que estaba por allí y le hizo una primera inspección pensaba que probablemente solo fuera algo menor. Lo sabremos pronto porque casualmente la señora es amiga de mi madre así que supongo que nos lo contará.

Un señor desnivel. Una vez más ponemos un euro para que se hagan a la idea de la proporción.
Cuando estábamos atendiendo a la señora, tirada en el suelo, poniéndole unos benditos cartones que había por allí en la espalda para que estuviera más cómoda mientras llegaba la ambulancia, no hacía más que pensar en los millones que se tiran en chorradas... y estas situaciones no se evitan, pudiendo hacerse. La pobre mujer estaba allí, dándonos las gracias todo el rato mientras gritaba de dolor cada vez que alguien le rozaba el hombro o cuando se intentaba mover... totalmente indefensa, mareada, dolorida. No puede ser.

Miren, decir “es que lo que tienen que hacer es gastarse el dinero en arreglar las calles antes de ponerse a hacer obras ridículas” puede sonar a demagogia porque es imposible que una ciudad tenga todas sus losas bien sujetas, los parterres cortados y las aceras sin un papel, eso no va a pasar… pero se trata de una cuestión de proporcionalidad. Lugo está hecho un desastre, y todos conocemos infinidad de puntos de las calles que transitamos habitualmente donde sabemos que si metemos el pie o nos vamos al suelo o en los días de lluvia nos ponemos perdidos. No se trata de pedir la perfección, sino un mínimo que a día de hoy no se cumple.

Unos puntitos amarillos, la solución para marcar el peligro.
Pero además, lo grave es cuando se sabe que algo está mal y no se actúa. Las losas sueltas con las que tropezó la señora tenían un puntito amarillo, que es una señal que se pone para marcar las piezas en las que la brigada de turno tiene que actuar, pero en este caso, con el desnivel que había, lo que tenían que hacer es poner una valla… como se hizo a la media hora del accidente de la buena mujer. Tarde, al menos para ella.

La desidia es mala en todo, pero en temas de seguridad es casi criminal. Poner un puntito en un sitio donde hay un desnivel de tres dedos es jugarse que pase lo que pasó ayer, y si no se puede hacer la reparación inmediatamente por lo que sea, ¡coño, pongan antes la puñetera valla!

Uno no se pone a cambiar los muebles de la cocina porque “no son bonitos” si tiene el tejado lleno de goteras. Menos gastarse millones en obras absurdas y más hacer su trabajo.

Cerrar el establo desde que se escaparon los caballos...

jueves, 5 de julio de 2018

La pasarela al Ángel Carro, además de hortera puede que sea delictiva

El área roja es por donde más o menos se proyecta la pasarela y la verde por donde se puede ir ahora mismo...
Es algo cutre, lo sé, pero oigan está hecho a ojo, no se me alteren.

El concejal Carlos Portomeñe dio ayer una rueda de prensa en que denunciaba que el estudio de viabilidad de la pasarela peatonal para el Ángel Carro, el proyecto famoso de las columnas dóricas, dice que además de una horterada de marca mayor no es necesario. Bueno, lo de la horterada no lo dice el estudio de viabilidad, lo digo yo, lo que recoge el documento es todavía más grave, porque sobre gustos no hay nada escrito pero de inversiones públicas ya hay más literatura legal.

Según Carlos, el informe recoge que “no se considera adecuada la ejecución de ninguna pasarela en estos momentos” porque “su ubicación no supone una alternativa real a los actuales pasos”. Esto es realmente muy grave, ya que hablamos de que según los técnicos, esos técnicos que se santifican y se ponen siempre como ejemplo de garantía de las actuaciones administrativas, están diciéndoles que la pasarela no va a valer para nada.

La verdad es que viendo el sitio donde se pretende hacer la pasarela sí que parece un gasto inútil, ya que la actual ruta peatonal supone pasar por debajo del viaducto de la Nacional VI que está junto a Carrefour, que no es para tanto. Lo suyo, entiendo yo, sería que la pasarela bajara directa desde A Cheda, pero eso no está en discusión.

De hecho el estudio recoge dos alternativas, pero también las descarta. Una tendría un uso bastante poco razonable, porque uniría el entorno del aparcamiento de Carrefour con el Ángel Carro (ya me dirán ustedes para qué queremos eso, aunque se parece sospechosamente a la alternativa que nos dan ahora) y la otra, que sería la verdaderamente útil, no se podría hacer porque nacería, según el estudio, “hipotecada a que la ordenación de ese territorio no sea compatible con la propuesta de implantación de esa pasarela”. Vamos, que por ahora el estudio dice que nones, que es tirar el dinero a la basura.

El problema con este tema es que no solo prenden fuego a nuestra pasta, sino que son fondos europeos, los famosos del DUSI ese del que tanto nos hablan pero que no parece que haya movido ni una piedra en el Carmen (que es lo que estamos todos esperando) a la espera de presentar unos planos y unas maquetas muy bonitas a unos meses de las elecciones. La Unión Europea tiene fama de manirrota por estos lares, y de que regalan dinero como si no hubiera un mañana, pero algo me dice que no les haría mucha gracia enterarse de que se gastan sus subvenciones actuaciones inútiles, así que yo me andaría con cuidado, no sea que nos vengan los inspectores y la liemos.

Carlos Portomeñe en la rueda de prensa
Portomeñe habla de un posible delito de malversación, pero probablemente se equivoca, aunque tendrían que ser la Fiscalía y los jueces quienes determinen eso. La malversación en principio se refiere a la apropiación para uno mismo o para terceros de bienes públicos de forma ilegal, y aunque ha sido modificada hace tres años para darle más amplitud al término, no llega a cubrir, hasta donde yo entiendo, los despilfarros públicos en obras absurdas como pueden ser el nuevo aeropuerto de Santiago, el MIHL, el Aeropuerto “del abuelito”, y esas autovías a ninguna parte o la futura Intermodal de Lugo. La malversación no se refiere a “gastar más de lo necesario”, porque si fuera así no hay administración que salve el cuello.

En este caso, al haber un informe que determina con claridad la inutilidad de la obra, entiendo que hablaríamos de prevaricación, ya que se trataría de la resolución sería arbitraria de un expediente administrativo.

No confundan los términos. Que la propuesta realizada sea inviable no quiere decir que la obra no sea necesaria. Es decir, que hablamos de una actividad que hace falta (solucionar el acceso peatonal al estadio) pero que no solo la propuesta actual es inadecuada sino que no se contempla a día de hoy ninguna otra que solvente el problema sin crear otro de legalidad. Quizá habría que estudiar con cuidado la propuesta de Ciudadanos para que Fomento se encargue del asunto y haga un paso soterrado, que eso sí podría solventar todo.

En cualquier caso lo que parece poco discutible es que seguir adelante con esta obra en contra del estudio de viabilidad, es decir, insistir en hacer una cosa que no es viable, simplemente haría que se trate de una cabezonería inaceptable. Es lo que hay.

miércoles, 4 de julio de 2018

Don Jesús Gallego Morandeira

Del cuadro "Homenaje a los colores primarios" de Don Jesús Gallego Morandeira

Si alguien ayuda a moldear el carácter de las personas son sus maestros. En mi memoria, siempre injusta y selectiva, guardo con especial cariño a varios docentes de mi colegio, la Aneja, que marcaron mi niñez. Doña Victoria, que tuvo el dudoso honor de ser la única profesora que me pilló una chuleta (lo más gracioso es que cuando las hacía luego no las necesitaba porque al escribirlo recordaba lo que ponía, pero se me cayó y cualquiera le explicaba eso), la familia Muñoz (con Barbarroja y Barbanegra al frente), Don Vicente, Don Tomás… Como ven en mi época aún no se llevaba el colegueo y el tuteo con los profesores, y hasta donde yo entiendo la cosa tenía más ventajas que desventajas, pero eso es otro debate.

Homenaje a los colores primarios
D. Jesús Gallego
Pero sin duda hubo dos maestros que destacaron entre todos y que fueron para mí referentes, cada uno en su estilo. Una era Chus Navarro, que me dio clase muy pequeñito (no recuerdo el curso pero debió de ser de los primeros) y que era firme pero cariñosísima, dulce y maravillosa. Todavía hoy me la encuentro por la calle y sigue siendo la misma persona extraordinaria.

El otro era Don Jesús Gallego Morandeira. Nada que ver con Chus en su estilo de enseñanza pero ya ven que fue también una referencia. Era ese típico profesor que te da pavor cuando lo tienes al frente de la clase porque era serio y exigente, pero que recuerdas con un cariño tremendo porque te enseñó muchísimo y porque jamás fue injusto en sus valoraciones, que es mucho decir. Me impresionó enterarme de que el pasado viernes Don Jesús falleció, y no saben cómo lamento no haberlo sabido a tiempo para presentarle mis respetos tanto a él como a su viuda, Marisol Villasenín.

Don Jesús era profesor de lengua española, aunque curiosamente creo que lo que le hizo popular eran sus clases de dibujo. Acudo de nuevo a mi caprichosa memoria para recordar imágenes de sus lecciones, en que nos impresionaba siempre su capacidad de hacer un círculo prácticamente perfecto en la pizarra a mano alzada con la tiza, o aquella mirada que te echaba cuando hablabas de “los Rotring” y que te hacía corregir inmediatamente y decir “estilógrafos”... eso cuando los aceptaba, que en mi época ya podías usarlos pero antes seguía obligando a usar tiralíneas.

El dibujo nunca fue lo mío. A mi terrible letra (escribo peor que mi sobrina de nueve años, siempre ha sido algo que he querido corregir pero no hay forma, y eso que hasta me compré cuadernos Rubio hace no mucho tiempo) se une mi nula paciencia para hacer aquellos dibujos de puntos de fuga con diferentes grosores de estilógrafo, y Don Jesús no pasaba una. Y sin embargo le teníamos mucho cariño, tal vez porque nos enseñó el valor de la precisión incluso a los que éramos más revoltosos. Probablemente influyera también en nuestro gran recuerdo que sus durísimos exámenes y trabajos hicieron que cuando llegamos al Instituto las materias que él daba fueran un paseo militar, porque su nivel, en EGB, era muy superior al que nos encontrábamos después.

En clase de lengua tres cuartos de lo mismo, aunque hasta nos hacía un juego, “el juego del diccionario” en que había que ir completando palabras empezando por una letra que él elegía al azar. Por ejemplo si empezaba con la J, el primero decía “jamón”, el segundo tenía que empezar por “ja”, por ejemplo “jabón”, el tercero por “jab”… Jabalí… y así hasta que no sabías qué decir. Si decías alguna palabra extraña los demás tenían que buscar en el diccionario si existía o no… Un juego sencillo pero que nos habituó al uso del diccionario, eso que hoy los chavales sustituyen por Google suponiendo que se molesten en buscar las palabras, cosa que dudo. También recuerdo que aunque no era su asignatura, nos acostumbró a buscar en el atlas los países y lugares de los que hablábamos. Una forma estupenda de que aprendiéramos que la India no está en África y cosas así, que pueden parecer de perogrullo… pero no lo son.

Quijote y Sancho, por Don Jesús Gallego
Antes de publicar este artículo espero poder acercarme a confirmarlo, pero al entrar en la Aneja recuerdo un dibujo de unos niños de la mano con libros que te recibía al llegar al cole. Me parece que estaba firmado por él, y que unificaba sus dos materias, dibujo y lengua. NOTA: He pasado por la Aneja y lamentablemente ese mural ya no está colgado en donde yo lo recordaba, ni en ningún otro sitio. Sí conservan todavía un dibujo de los colores primarios y un mural de Don Quijote y Sancho Panza que están firmados por Don Jesús y que la directora, muy amablemente, me permitió visitar y fotografiar.

Veía a Don Jesús por la Rúanova habitualmente, o en el Círculo de vez en cuando (era socio de los de toda la vida). Los años fueron pasando y algunas veces me paraba a hablar con él, ya que a pesar de que hace tres décadas que dejó de darme clase (cómo pasan los años) seguía manteniendo su eterna e impecable educación y me encantaba que me saludara por mi nombre, con esa memoria prodigiosa para la gente que solo los docentes parecen poseer. Hoy lamento no haberme parado más veces, la verdad. Era una persona tremendamente interesante. Siempre me preguntaba por cosas del casco histórico y me daba sus impecables puntos de vista, siguió enseñándome hasta el último día.

Le dedico hoy estas palabras dándole las gracias por ser todo un Maestro. Le echaremos de menos, Don Jesús.

martes, 3 de julio de 2018

¿Ecología o propaganda?


No acabo de entender bien dónde está el ahorro ecológico en que nos cobren las bolsas. Como es lógico, sí puede haber un par de efectos positivos como que intentemos coger cuatro en vez de seis cuando hacemos la compra en el súper, o que llevemos alguna bolsa de casa, pero si tenemos en cuenta que la mayoría de las que nos regalaban las reutilizábamos como bolsas de basura o cosas así, sigo sin comprender que eso vaya a ser la salvación de los océanos.

No me entiendan mal, soy partidario de medidas ecológicas, pero a mí esto me suena más a chollo para las grandes superficies (los miles de bolsas que despachan Eroski o Carrefour al día pasan a ser un ingreso) que otra cosa. Al pequeño comerciante no solo no le reporta beneficio alguno sino que le genera una situación incómoda para él y para el cliente, pero ya sabemos que la gente protesta en la zapatería de la esquina mientras calla como un muerto cuando le timan en el centro comercial.

Particularmente considero que el modelo de futuro es la bolsa de papel. El problema de éstas es que son muchísimo más caras que las otras (y curiosamente las de papel no se cobran) y menos reutilizables, porque ni las usas para llevar unos zapatos en la maleta de viaje, ni te valen para poner el cubo de la basura. Pero obviamente el papel es infinito si se hacen las cosas bien (hablo de plantaciones de árboles para generar masa forestal suficiente para las fábricas de papel), y además es compostable, que es la palabra que ahora usamos para lo que antes llamábamos “biodegradable”.

Las pequeñas tiendas están negras, igual que los puestos de la plaza y los comerciantes de siempre, porque resulta que tienen que preguntar al tío que les vendió las bolsas cuántas micras tienen de espesor, ya que el Real Decreto habla de diferentes precios de venta según su grosor aunque no según su tamaño, cosa llamativa donde las haya.

Cuando vayan a partir de hoy, bueno, en realidad a partir de ayer, a una tienda y les cobren la bolsa recuerden que no tienen más remedio y que se supone que es por ecología. Y esto es temporal, en pocos años ni pagando podremos tener las bolsas, y esto último curiosamente me parece más acertado.

En cualquier caso, este tipo de medidas ecológicas son siempre discutibles, sobre todo cuando ves que tras molestarte en separar las cosas que van al contenedor amarillo de las del otro el camión de la basura viene y recoge todo junto… ¿de verdad es ecología o solo hablamos de propaganda?

lunes, 2 de julio de 2018

Aparcar gratis en el centro... por las tardes

Aparcamiento del antiguo Seminario, ahora público - Foto: El Progreso

No es habitual que yo felicite sin reservas una medida del gobierno local, porque normalmente suelo ponerle un “pero” ya que suele suceder que aunque la decisión tomada me parezca positiva le vea algún problemilla o alguna desventaja. No es el caso en el día de hoy.

Desde el pasado viernes los ciudadanos podemos utilizar gratuitamente el aparcamiento que hasta la semana anterior estaba reservado únicamente a funcionarios y miembros de la Corporación Municipal, el las oficinas municipales del antiguo seminario. Esta medida, que fue anunciada en marzo de 2017, ha tardado en ponerse en marcha por razones que desconozco, supongo que por la natural resistencia de los usuarios antes exclusivos y por la habitual pachorra de la administración local, pero son 80 plazas, que en una zona tan necesitada de lugares donde estacionar son muchas, y además a un tiro de piedra del centro (sólo en Lugo podemos decir que ese sitio no está en el centro, pero ya me entienden).

El horario de uso, de 15:30 a 22:00 horas hace que durante toda la tarde cualquiera pueda estacionar en esas plazas, que solo aprovechaban los trabajadores municipales en esa franja, y que ahora se abre al público. Hay que tener cuidado con retirar el coche antes de las diez de la noche, que a esa hora la verja se cierra automáticamente, pero bueno, parece un horario bastante razonable.

¿Y si se me queda el coche allí por la noche? Pues a madrugar se ha dicho y a sacarlo por la mañana tempranito antes de que comiencen a llegar los trabajadores locales, porque si no te juegas una multa, pero oigan, no se puede tener todo y tiene lógica que haya límites temporales porque a fin de cuentas ese espacio es para lo que es.

viernes, 29 de junio de 2018

Depende de quién esté en Moncloa, reclamamos o no reclamamos...

El puente, con sus paletísimas columnas dóricas.
Escuchar los Plenos de la Corporación Municipal de Lugo en ocasiones es descorazonador. Hay contadas excepciones, como las brillantes intervenciones de Carlos Portomeñe, que es de los pocos que hablan en lugar de leer, Quique Rozas, que sale poco pero cuando lo hace también es sin usar ese aburrido tono de misa tan habitual en los demás, o de Olga Louzao cuando prescinde de papeles y responde apasionadamente (sus primeras intervenciones suelen pecar también de ser leídas y, por lo tanto, tan naturales como las pizzas congeladas).

Sin embargo uno, que es algo masoca en estas cosas, se traga en ocasiones los Plenos porque se pueden ver por Internet, y los tengo de fondo en el trabajo como quien pone Radio María o los Conciertos de Brandenburgo, sin prestar más atención que la justa para detectar cuando un tema es interesante de verdad, y ayer hubo un par de ocasiones en que puse la antena porque escuchas cosas que lamentablemente te hacen pensar que estamos dirigidos por un atajo de ignorantes.

Para muestra un botón. Tema: la pasarela peatonal sobre la nacional VI. Desarrollo: Olga Louzao propone, con toda lógica, que si el Ayuntamiento había asumido esa obra, que cuesta casi un millón de euros, acusando a Fomento de desentenderse de una acción que era de su competencia por estar sobre una carretera nacional, ahora que ha cambiado el gobierno y es “amigo” del local (se les supone por ser del mismo partido, claro) lo suyo sería que reclamen la construcción de la pasarela a este nuevo ministerio de Fomento, en que todo es colorido y hermoso.

La respuesta de la alcaldesa, tan sorprendente como previsible (sí, ya sé que es una aparente contradicción, pero realmente no lo es tanto) es que no está de acuerdo porque los fondos de ese puente salen de la Unión Europea y si no se gastan en eso se pierden. Es decir, que la Unión Europea es una especie de abuelito al que le pides la paga cuando papá no te la da y no se le puede devolver aunque sea una tontería pedírsela, así que una obra que es competencia estatal se va a pagar con fondos europeos a través de una administración municipal. Una lógica aplastante… para un niño de primaria. El mismo argumento, exactamente el mismo, que usaban desde el Gobierno Local para poner verde a Fomento es el que usó ayer Ciudadanos, pero ahora ya no les vale. ¿Qué ha cambiado? Las siglas que respaldan al Ministerio. También es cierto que a lo mejor les preocupa que Fomento no aceptaría meter la paletada esa de las columnas dóricas, que se ve que les privan.

Estas cosas son así de curiosas. Lo que antes era todo oscuro y malvado ahora es brillante y bondadoso, aunque sean exactamente las mismas acciones llevadas a cabo por los mismos funcionarios de los mismos ministerios. Cambia, por supuesto, la cabeza pensante que está al frente y, lo que es más importante, su carnet político. Ahora es "de los nuestros" y hay que defenderlos a toda cosa, aún sacrificando la coherencia que, total, pasa bastante desapercibida. La costumbre tan extendida de no valorar las acciones por sí mismas, sino por quien las firma hace que cosas tan ridículas como los compromisos sobre líneas ferroviarias sean algo que va a salvar Lugo o a condenarlo dependiendo de quién ocupe el sillón de mando. Y así sucesivamente.

Política de gestos, política de partidos, política cutre. Se trata simplemente de llevar a la práctica un maniqueísmo que como agrupación electoral puede tener sentido, no les digo que no, y que probablemente sea una estrategia válida para conseguir votos… pero eso es propio de quien no asume las responsabilidades que conlleva un cargo público. Lo difuminado de los límites entre los partidos políticos e instituciones hace que a día de hoy sea difícil distinguirlos, y que ayuntamientos, diputaciones, autonomías e incluso el Gobierno de la Nación se conviertan en cortijos donde solo “los nuestros” son escuchados mientras a “los otros” se les recibe para quedar bien ante la prensa pero sin prestar la más mínima atención a lo que se dice.

Estas cosas se suelen justificar en que nuestra democracia es joven… pero ya no lo es tanto y según para unas cosas aprendemos deprisa podríamos ir espabilando con esto. No sería malo.

jueves, 28 de junio de 2018

La Tinería: Que cuatro años no es nada

Entre que te dan licencia para hacer la obra, haces la reforma y abres se te va más de un año de los cuatro.
Te quedan tres para amortizar la inversión, y sin que las bases recojan ni una palabra de la supuesta prórroga que se anuncia.

Las visitas realizadas a los locales de la Tinería y su oferta con precios simbólicos abren una ventana a la esperanza para esta zona. El camino es éste, el del alquiler de estos espacios para iniciativas empresariales bajo el control y supervisión de la administración, que ha invertido ingentes cantidades de dinero público en dichos bajos sin que por ahora hayan cristalizado en una revitalización real del barrio.

Uno de los pocos locales que necesitaría menos arreglos no vale para usar porque ¡no se permiten negocios de hostelería!
La venta de los locales a precios irrisorios no era la solución, como se demostró, ya que una vez que alguien compra la finca puede dedicarla a almacén o a tenerla en barbecho, a la espera de tiempos mejores que, si todos hacen igual, nunca llegarán. Por eso desde Lugo Monumental propusimos que los bajos se alquilen, porque si la actividad no se inicia o se suspende durante un plazo razonable, revierten nuevamente en la administración y ésta puede volver a licitarlos de forma que se garantice su actividad.

Debajo de las tablas, restos arqueológicos
lo que implica una ventana de cristal
carísima... para cuatro años...
El problema de todo esto es que los anuncios realizados por el gobierno local no coinciden con las bases publicadas. Se asegura públicamente que habrá posibilidad de prórroga en el contrato de arrendamiento, pero en las bases, el documento que especifica las condiciones del alquiler, no se recoge tal cosa. Menciona una prórroga, pero refiriéndose a la cesión de la Xunta de Galicia, propietaria de los edificios, al Ayuntamiento de Lugo. Nada más.

De hecho en la base segunda de la convocatoria se dice clarísimamente (y la cláusula primera del contrato lo repite) que “el contrato de alquiler tendrá una duración de cuatro años”, en los que además el inquilino tiene que reiterar cada doce meses al ayuntamiento que quiere continuar en el bajo, cosa chocante. No se menciona prórroga alguna y a la pregunta sobre el tema los responsables responden que “eso ya se negociará”, una base endeble sobre la que iniciar una actividad económica. Prueben a pedir un crédito con esa frase y verán la respuesta.

Cuatro años puede parecer mucho tiempo para quien no tiene ni idea de lo que es abrir y asentar un negocio de cara al público. No es nada, máxime cuando hablamos de locales que hay que acondicionar, como es lógico, lo que acarrea una considerable inversión. Lo razonable sería que se aclarase ahora la forma de prorrogar estos alquileres y su duración máxima porque no es lo mismo planificar la amortización de una reforma o un plan de negocio a veinte años vista que a cuatro. Lo primero es posible, lo segundo una apuesta demasiado arriesgada que genera una inseguridad que hace augurar el fracaso de esta iniciativa. Los antecedentes de la Plaza de Abastos, donde se engañó a empresarios con cantos de sirena y falsas promesas de estabilizar una situación que por ley no se puede dilatar en el tiempo, no ayudan a confiar en información que viene en notas de prensa pero que no está respaldada por el Boletín Oficial de la Provincia.

Lo lógico sería hacer unas bases con prórrogas que vayan aumentando el alquiler hasta alcanzar precios de mercado, ya que tampoco es razonable que la administración asuma el coste de mantener estos locales, subiendo los precios paulatinamente hasta llegar a una duración máxima que la ley permite que sea por varias décadas. Eso daría a los potenciales inquilinos una seguridad de la que hoy carecen y permitiría apostar por una zona que sin duda tiene mucho futuro.

Hasta que modifiquen las bases, se engaña a la gente diciéndoles que los contratos son prorrogables. A día de hoy no lo son.

De los 9 locales 7 están de obra, uno es el bar que no puede ser un bar y el tercero es el único que funcionará seguro.

Artículo publicado en El Progreso del 28 de junio de 2018

miércoles, 27 de junio de 2018

Otras páginas municipales que no funcionan

El pie de la web oficial municipal enlaza con todas las páginas de las que les hablo estos días.
Se ve que les hago yo más caso que ellos mismos... Me encantaría ver las estadísticas de visitas.

Estos días estuve hablándoles de páginas web sin actualizar, y aunque podría seguir varios días dando la matraca, hoy les voy a resumir algunas más que son signo de la desidia municipal para llevar estas cosas.


Xuventude - 2014:


Xuventude, otra web sin actualizar desde hace al menos cuatro años.

Probablemente la más sangrante sea la de Xuventude, ya que precisamente por el público al que se dirige, que se fía más del móvil que del Telediario (que por otra parte dudo mucho que vea, como no lo hacíamos la mayoría en edades tempranas), debería ser la más cuidada y actualizada. Pues no, el departamento dirigido por nuestra siempre estática Carmen Basadre, no actualiza la página desde 2014, o al menos esa es la noticia “más reciente” publicada en la página.

La última noticia es de 2014... En fin... También puede que no hicieran nada.


CEI Nodus – 2015:

Ahora que está tan de moda lo de echar una mano a los emprendedores y que se pone en marcha lo de la Tinería, no estaría de más que aprovechen para echarle un vistazo a la web del CEI Nodus, que tampoco se actualiza desde 2015. La última “novedad” es del 22 de mayo de ese año, antes de las Municipales.

También puede ser que no tengan ninguna novedad que contar desde hace tres años, lo que sería bastante deprimente, la verdad.

La última noticia es de 2015...


Deportes – 2014:

La web dedicada a Deportes está sin mover un bit también desde 2014. Llama la atención que se anuncian cursos de esa época, se pueden pagar supuestas tasas para ir a la piscina en una web en que de nuevo te saluda Orozco (no ganamos para sustos) o en que se asegura sin rubor que las únicas instalaciones deportivas municipales de todo el municipio son las piscinas cubiertas de Frigsa y de As Pedreiras.

Hasta yo, que le tengo la misma simpatía al deporte que Maxim Huerta (puede que incluso menos porque en una semana de ministro a él algo se le habrá pegado) sé que en nuestra ciudad hay más instalaciones deportivas municipales. No me pregunten cuáles, que no me comprometo a darles un listado completo, pero al menos se me vienen a la cabeza el Pabellón viejo y el que está en Duquesa de Lugo. Ya sé más que la web del Ayuntamiento dedicada a eso, lo que no dice gran cosa de la página.





Muralla Digital:

Ésta es la más triste de todas porque ni funciona. Cuando la abres te sale un listado del directorio raíz de la web, lo que da una imagen penosa en una página que está titulada “digital”. Se suponía que esto era un proyecto financiado por la Unión Europea con casi medio millón de euros, que se dice pronto, para mejorar las conexiones turísticas y culturales entre varias ciudades. Lugo por supuesto se metió ahí de lleno porque lo TIC les mola mucho para sacar noticias, pero con su habitual desidia la página no funciona y los recursos que se anunciaban, como siempre, como la panacea de la promoción y la digitalización no están ahí.

Ésta ya ni se ve, a pesar de ser un proyecto exclusivamente "digital". A lo mejor se refiere a que se daba a dedo, no sé...

Y así todo… Esto es Lugo, queridos amigos, la ciudad en que se nos dice que se hacen costosísimas páginas que pagamos todos sin que funcionen.

Me pregunto quién ha cobrado por hacer todo esto, y dónde está ese dinero. En las páginas desde luego no.