jueves, 31 de mayo de 2018

La inasumible e inaceptable "ordenanza mordaza"

Les destripo el final: La plataforma "sen mordazas" tiene toda la razón.
No es lo mismo ser liberal que libertario o anarquista. Mientras los liberales creemos en un sistema en que se prime la libertad individual dentro del Estado de Derecho, los libertarios reducen éste a una especie de “policía” que solo actúe para la defensa común y los anarquistas idealizan un mundo sin ningún tipo de Estado, lo que en esencia nos llevaría de vuelta a la ley del más fuerte, un disparate que la humanidad felizmente ha superado.

Podemos entender, entonces, que un liberal cree en la existencia de unas normas, un catálogo de límites a esa libertad individual en aras de la convivencia y el entendimiento, unas sanciones que castiguen la violación de esas normas y una sociedad que apoye su mantenimiento conjuntamente. La cuestión es que esas normas han de ser razonables, limitadas y aplicadas con prudencia.

Si les soy sincero, hasta que leí con calma el borrador de la ordenanza cívica no pensé que sus detractores tuvieran razón en general, quizá por un prejuicio basado en que la bautizada como “ley mordaza” no me pareció que fuera para tanto, quizá porque estoy de acuerdo en que se impida insultar a la policía, ocupar un piso, o amenazar las sedes parlamentarias (por cierto, sí se puede uno manifestar allí, lo que no puede es “perturbar la seguridad”). Sin embargo una vez examinado el documento del que hablamos, me temo que los críticos no solo tienen razón, sino que se han quedado cortos. Como ejemplo les diré que cuestiones que la propia “ley mordaza” sanciona con 100 euros, esta ordenanza las multa con 750, así que ya me dirán.

La que han bautizado como “ordenanza mordaza” es un disparate en el pleno, total y absoluto sentido del término. Confunde las elementales normas de cortesía y buena educación, que son una costumbre social, con una obligación legal, y penaliza cualquier desviación con duras sanciones que son totalmente desproporcionadas. Por poner un ejemplo, escupir al suelo se sanciona con 750 euros y, si bien me parece una guarrada impropia de alguien civilizado, no me dirán que no es una barbaridad de sanción para una cosa tan tonta. A todo esto, la ordenanza no distingue entre zona urbana y rural, así que es irrelevante que usted escupa en la plaza de España que en el monte, la multa es la misma.

Normalmente les recomiendo leer los documentos para opinar, pero en este caso háganlo con tranquilidad, porque está tan mal escrita, con un lenguaje tan ampuloso y retorcido que cuesta trabajo seguirla, y de hecho se puede interpretar como a uno le dé la gana, lo que es peligrosísimo en una normativa tan restrictiva de las libertades y que deja una manga ancha tremenda al policía de turno. Una cosa es creer en la autoridad y otra darle una porra para que te atice cuando le venga en gana.

El lenguaje de esta ordenanza es ridículo. Por ejemplo cuando se habla de las prohibiciones relativas a la prostitución dice que está “especialmente prohibido” hacerlo cerca de zonas infantiles. ¿Qué quiere decir “especialmente prohibido”? ¿Prohibido que te cagas? ¿Prohibido que lo flipas? ¿Prohibido que te cortamos la cabeza como te pillemos, desgraciado? ¿En las otras zonas está “prohibido, pero de aquella manera, que tampoco hay que exagerar”? ¿Pero quién ha redactado este bodrio, por Dios.

Para que se hagan a la idea, el artículo 12.4 dice que “Se prohíbe alterar la pacífica convivencia con escándalos, riñas, tumultos o profiriendo gritos y palabras soeces y en general causar molestias innecesarias a los ciudadanos”. Aunque aceptemos que te puedan cascar una multa de 750 euros (que es lo que pone en la ordenanza) por una riña en la calle, lo cual es una exageración inaceptable, ¿Qué es una “molestia innecesaria”? Tal y como está el patio, en que a todo el mundo le molesta cualquier cosa, dejar abierta esa puerta es una locura, porque quizá a mí me molesta que alguien tosa muy fuerte, que fume a mi lado o que toque el claxon para avisar a su hijo que no se entera de que le está esperando.

El artículo 17.2 dice que se sancionan con multa de 751 a 1.500 euros las pintadas que se hagan “En los elementos del transporte, ya sean de titularidad pública o privada, y, en el primer caso, municipal o no, incluidos los vehículos, las paradas, las marquesinas y demás elementos instalados en los espacios públicos”. ¿Lo han entendido? ¿De veras? ¿También lo de “municipal o no”? La misma multa si se hace “En las fachadas de los inmuebles, públicos o privados, colindantes, salvo que la extensión de la pintada o el grafito sea casi inapreciable”. ¿Y si no son colindantes no hay multa?

Estos niños serían multados en Lugo con 750 euros.
El artículo 31.1 dice que “se prohíbe la práctica de juegos en el espacio público”, y aunque en el punto 5 suaviza un poco diciendo que “se permite el juego con pelotas o balones en vías y espacios públicos” eso deja fuera cualquier otro tipo de juegos. Por ejemplo, con esta norma en la mano se puede sancionar a unos niños jugando a la comba, al escondite o a pillar (si es que siguen haciendo tal cosa). La multa mínima son, como siempre, 750 eurazos. Sale más barato ir al parque de bolas o comprarles la Playstation.

También se sanciona con 750 euros algo tan inocuo como pedir limosna. No se habla de pedirla agresivamente, ni de amenazar o coaccionar, sino que la simple petición es sancionable. Podríamos ver un rayo de esperanza de que nos libraran de los comerciales pelmazos que nos asaltan en la calle de la Reina o en San Marcos en nombre de causas nobles, pero ya ponen como excepción las cuestaciones organizadas por entidades o asociaciones legalmente constituidas. Así que ya saben, los pobres que se organicen, y así libran.

Echarse una siesta en un banco te puede suponer una multa de 750 euros, ya que literalmente se dice en el artículo 45.2.a) que “tampoco está permitido dormir de día o de noche” en espacios públicos o mobiliario. Lo que nos faltaba.

Adivinen. Sí, 750 euros de multa también por esto.

Si a un niño se le ocurre jugar en una fuente, el artículo 53 le casca otros 750 euros… y así podríamos seguir un buen rato.

No me cabe en la cabeza que el gobierno local haya presentado este borrador ni siquiera como documento inicial de trabajo. Está mal escrito, y jurídicamente es una salvajada porque según lo que recoge se te puede sancionar con esa ordenanza por comportamientos que recoge el código penal. Se ve que el que lo escribió no sabe lo que es el “non bis in idem”, un principio del Estado de Derecho por el que no se puede sancionar dos veces a alguien por una misma falta. Hay excepciones, pero muy concretas y aquí no encajan ni de broma.

Para terminar, y como colofón de esta porquería jurídica, les quiero mencionar el artículo 4.4, que reza que “Esta Ordenanza no será de aplicación en los actos organizados, coorganizados o que cuenten con la colaboración del Ayuntamiento de LUGO con motivo de fiestas y/o eventos”. Es decir, que en Arde Lucus, San Froilán o demás fiestas en que el Ayuntamiento eche una mano tenemos barra libre y podemos cagar por la calle, irnos de putas, romper bancos y farolas o realizar con impunidad cualquier otro comportamiento recogido como impropio por esta ordenanza, cuya lectura nos retrotrae a, como mínimo, los años de la posguerra.

No es que no quepan alegaciones contra la ordenanza, es que no hay por dónde cogerla.

miércoles, 30 de mayo de 2018

El enésimo plan ''definitivo'' para las bicis

Proyecto presentado ayer. La línea naranja es la delimitación de la zona de actuación
No creo que nadie pueda considerarme sospechoso de no defender el uso de la bicicleta, sobre todo si tenemos en cuenta que en el año 2012, cuando fui nombrado presidente de Lugo Monumental por primera vez, nuestra acción inicial fue proponer un cambio en el borrador de la ordenanza de circulación que se tramitaba en aquel momento para que se permitiera su paso por el casco histórico, cosa que aquel documento vedaba y que, afortunadamente, se modificó. También influye en mi simpatía hacia los vehículos de dos ruedas la sangre, ya que mi familia tuvo durante cien años un taller de bicicletas muy conocido en la ciudad y eso, quieran que no, marca lo suyo.

Sin embargo hay que reconocer que si bien los argumentos en favor de la bici son poderosos, hay cuestiones que los ciclistas tenemos que replantearnos si queremos que el uso pacífico de este vehículo no sea rechazado por los demás. Ayer, sin ir más lejos, un chico mandó a una señora al hospital al atropellarla en una calle peatonal, y no hablamos de un chaval de 15 años cuya edad podría explicar (que no justificar) su inconsciencia sino de alguien que superaba con mucho la veintena. Reconozco que cuando me enteré del suceso sentí un cierto punto de responsabilidad por la campaña que les decía al principio, aunque pensándolo bien es una estupidez creer eso porque quien anda como un loco por una zona peatonal también lo haría aunque estuviera prohibido.

Propuesta presentada por el gobierno en 2016.
Se les olvidó, parece ser.
La alcaldesa de Lugo anunció anteayer la creación de 15 kilómetros de carril bici en la ciudad, una medida que se presume favorable a la bicicleta pero que si les soy sincero yo no tengo muy clara por varias razones. Para empezar, se contradice con la estrategia de la limitación a 30 kilómetros, ya que se supone que ésta no contemplaba la creación de un carril sino el uso de la calzada para convivencia de distintos vehículos. Por cierto, que hace un par de años anunciaban 65 kilómetros de zonas para bicicletas, no de carril bici, pero por lo que se ve la cosa no cuajó o han cambiado de idea. ¿Esta vez van a hacerlo porque se acercan las elecciones? ¿Entonces de aquella lo presentaron a lo loco?

En segundo lugar me resulta una extravagancia la estrategia de hacer carriles para bicicletas ignorando completamente la zona universitaria. Vale que hay un carril bici en la ronda de Fingoy, de escaso uso hay que decir, pero si no se insiste en ese medio de transporte en la zona donde los usuarios son más sensibles al tema, y los estudiantes lo son, malamente vamos a hacer nada metiendo los carriles en la calle Santiago, la bajada al Miño u otras zonas con unas pendientes dignas de una etapa de montaña de la Vuelta Ciclista a España.

Por último pero no menos importante, creo que es más necesario clarificar el uso de la bicicleta y ver qué alternativas tenemos observando lo que hacen otras ciudades. Por ejemplo, en Budapest, Florencia o Brujas, ciudades muy turísticas y con gran densidad de bicicletas, éstas circulan por zonas peatonales (con “sentidiño”, claro) y por cualquier vía en el sentido de la circulación… e incluso en sentido contrario en muchas de ellas. Pegándose mucho a su derecha, y con conductores conscientes de esto, es una manera fantástica de promocionar la bici, aunque tengo mis dudas de que en España el ayuntamiento pueda tomar esa decisión con el código de circulación en la mano, si bien creo que Madrid presentó algo así.

La cuestión es: ¿tiene sentido que las bicicletas se restrinjan al carril bici? ¿No es más lógico crear un uso y costumbre que valga para toda la ciudad y no para lugares específicos? Por ejemplo un debate habitual es si pueden circular las bicicletas por las aceras. La respuesta obvia es que no, hasta que piensas en un niño de 9 años rodando por la Avenida de la Coruña, entonces te lo replanteas. El carril bici podría ser una solución para este tipo de usuarios, no digo que no, pero me parece una solución muy de los 90.

No parece que Lugo sea una ciudad amable con la bici.  Foto: La Voz de Galicia
Pontevedra, la siempre ejemplar Pontevedra, no tiene carriles para bicicletas. Toda la ciudad es una gran zona 30 en que éstas comparten espacio con los coches, y tal vez esa sea la solución más sencilla y soluciona no solo ese asunto sino muchos otros como el exceso de polución, la seguridad de los peatones y, lo que es más importante, no va por parroquias sino que es una solución global.

Curiosamente donde me parecen más necesarios los carriles bici es en zonas peatonales, y no me refiero al casco histórico, donde los considero un disparate, sino en otras como el paseo del Miño, el del Rato u otros similares. Precisamente en esas zonas, donde la bici se usa más para hacer ejercicio que como medio de transporte, es donde hay más problemas entre deportistas y paseantes, porque cuando vas tranquilamente caminando lo último que te apetece es tener que andar apartándote cada dos metros para dejar pasar al Indurain de turno.

Llama la atención que se despliegue esta gran inversión en este asunto cuando sigue sin funcionar el sistema público de préstamo de bicicletas, que es una de las grandes maneras de promocionar su uso. Un día de estos les pondré una pequeña guía de viaje a Budapest, donde estuve hace poco, en que hablo de cómo funciona allí, es una maravilla. Parece que en esta ciudad empezamos la casa por el tejado, y lo que me preocupa no es eso, sino los bandazos en las decisiones.

*NOTA: He modificado el artículo porque las líneas naranjas que aparecen en el mapa no son carriles bici, sino la delimitación de la zona DUSI. Disculpen las molestias.

martes, 29 de mayo de 2018

Gracias a la Muralla por presentarnos a María Dolores Pradera

María Dolores Pradera, La Señora - Foto: El Progreso
Aunque me sonaban sus canciones, como a casi todo el mundo, no había ido nunca a ver un concierto de María Dolores Pradera, y seguramente tampoco lo habría hecho si no fuera porque vino a dar uno a Lugo por el aniversario de la declaración de la Muralla como Patrimonio de la Humanidad en el año 2007. Allí fue donde me encandiló.

Sentí envidia de Sabela Corbelle, la periodista de El Progreso que le hizo una entrevista para el diario en aquella ocasión, en que hablaron de todo, empezando por su vuelta a los escenarios a los pocos días del fallecimiento de su exmarido, Fernando Fernán Gómez. Les recomiendo leerla y de hecho les dejo aquí un enlace para que lo hagan.

El apodo de “la señora” no puede ser más acertado. Elegante, sobria, precisa en su canto y contenida en sus movimientos se nos metió en el bolsillo con solo estar de pie en medio del escenario y cambiando sus chales cuando le apetecía en medio del concierto. No necesitaba más. Ni luces, ni colores, ni humo ni rabo de gaita. Ella se apañaba solita.

Volví a verla en La Coruña, en el Teatro Colón, a donde fui con mi madre y con mi abuela algunos años más tarde, y quizá por eso relaciono a María Dolores Pradera con ellas dos. Por motivos de edad con la segunda, y por magnetismo y por transmitir ganas de vivir con la primera. De hecho hace años que cuando mi madre me llama al móvil suena “Amarraditos”, uno de los indudables himnos de María Dolores Pradera.

En el último concierto que vi de La Señora rozaba ya los noventa años, pero eso no le impidió estar dos horas cantando. Me impresionó más que lo hizo de pie, estática y sin moverse apenas, lo que yo, con menos de la mitad de la edad, no sé si sería capaz de hacer.

Los conciertos de María Dolores Pradera eran una comunión con su público. Te metías en las canciones y en la música y como los grandes cantantes (en Lugo Noemi Mazoy, por ejemplo, consigue lo mismo) te contagiaba y transmitía sus emociones.

Hoy el mundo es un poco más gris porque esta madrugada nos dejó para siempre La Señora. La echaremos de menos, aunque su música sigue ahí para cantarnos ese “Gracias a la vida” que tanto enseña.

lunes, 28 de mayo de 2018

Se equivocan de adversario

El acuerdo de Bruselas nos evita como si fuéramos un lazareto medieval

La noticia que el Eixo Atlántico ve fantástica para sus intereses no lo es tanto para la ciudad de Lugo. Les invito a coger un mapa y ver el recorrido A Coruña, Vigo, Ourense, Monforte, O Barco y Palencia, que es el que incluyen en Corredor Atlántico y observarán cómo evita Lugo como si tuviéramos la peste negra.

La plataforma “Lugo… non perdas o tren” criticaba ayer duramente a la asociación Lugo Monumental por pedir que no se despilfarren 6,3 millones de euros en trasladar la estación de autobuses de su magnífica ubicación actual a un sitio menos cómodo para, según datos de la Xunta, la mayor parte de los viajeros. Sin embargo hoy calla ante este nuevo insulto a nuestra red ferroviaria, con una complicidad difícil de entender. Decir que defender la ubicación de la estación de autobuses es atacar al tren es como afirmar que no se pueden ensalzar las virtudes del centollo sin menospreciar el chuletón, una simpleza impropia de quienes se arrogan la representatividad del Pueblo sin cumplir el engorroso trámite de pasar por las urnas.

Lugo está perdiendo el tren y hoy hemos visto en Bruselas cómo se nos escapa otra gran oportunidad. Se nos vuelve a ignorar y, como los buenos ilusionistas, con una mano nos distraen con la maqueta de una falsa estación intermodal mientras con la otra nos escatiman líneas de tren. Eso es lo que realmente importa, que tengamos servicios de ferrocarril dignos y no un edificio muy mono en que echar la tarde sin otra cosa que hacer que ver crecer la hierba entre los vacíos andenes de lo que pudo ser.

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 26 de mayo de 2018

viernes, 25 de mayo de 2018

Hoy es el día (ojo a la Protección de Datos)

 


Seguramente están recibiendo en sus correos amables notas de un montón de empresas que les dicen que "quieren seguir en contacto" con ustedes. No lo hacen porque les haya dado un arranque de amor por la intimidad, sino porque a partir de hoy viernes las normas sobre protección de datos se endurecen notablemente.

El abogado Luis Lamas ha tenido la gentileza de preparar este artículo que hoy les traigo sobre este asunto, y aclara con su habitual soltura en qué consiste este galimatías jurídico que a todos nos suena raro porque tenemos el precedente de aquella primera legislación en que nos venían a los negocios a cobrar 600 euros por "adaptarnos a la ley" cuando solo se trataba de mandar un papel a una administración.

Ahora las cosas son más complejas así que les recomiendo leer esto con atención ya sean un pequeño empresario, una comunidad de vecinos o una asociación, ya que todas las entidades están sujetas a este reglamento.

Mi agradecimiento a Luis Lamas por esta información.

Hoy es el día

Luis Lamas
Hoy es el día en el que entra en vigor el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) aprobado en abril de 2016 por la Unión Europea, y que constituye un nuevo marco jurídico sobre la protección de los datos personales y sobre sobre su libre circulación.

Lo primero que conviene decir sobre el particular antes de entrar en materia, es que hoy no se acaba el mundo. Ni tampoco una horda de inspectores de la Agencia Española de Protección de Datos visitarán las empresas al amanecer. Es cierto que algunas empresas, puede que con buena visión comercial pero de dudosa ética, están haciendo creer que algo de eso puede pasar, en fin, una táctica tan vieja como el mundo: vender miedo. 

Es verdad que las empresas y no sólo empresas, tendrán que adaptarse, todas, incluidos autónomos y comunidades de vecinos, porque todos ellos manejan datos personales en mayor o menor medida.  Pero no es menos cierto que la mayoría, no todos por desgracia, ya tendrán su situación adaptada a todavía vigente Ley Orgánica de Protección de Datos, así que tienen parte del camino andado. Pero la situación no será la misma, hay cambios y alguno de ellos no menor. 

Lo cierto es que el nuevo RGPD está diseñado para otorgar mayor seguridad y control a las personas sobre su información personal, así como para establecer unas reglas comunes en toda Europa de protección de dicha información.

Uno de los principales objetivos de la nueva normativa es el de aumentar la protección a las personas físicas ante el tratamiento y la libre circulación de cualquier tipo de datos personales en un contexto de actividades profesionales. Dicho en román paladino, evitar lo que sucede ahora cuando recibimos publicidad de empresas con las que nunca hemos tenido relación ni queremos tenerla ¿de dónde y cómo habrán obtenido nuestros datos?

Con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos existirá una necesidad de consentimiento inequívoco y explícito del uso de esos datos. 

Por ello muchas empresas, casi todas de cierto tamaño, están enviando estos últimos días correos para que o bien demos nuestro consentimiento expreso para que sigan enviándonos correos periódicamente o, en caso contrario, no podrán enviarnos más. Pero que lo hagan únicamente las empresas grandes no quiere decir que las PYMES no estén obligadas a hacerlo. Puede ser una molestia, pero es una obligación. 

Con la nueva normativa se dará mayor control de sus datos personales a los ciudadanos, ampliando sus derechos a decidir cómo desean que sus datos sean tratados y cómo quieren recibir información de las empresas. Con el nuevo marco jurídico que, es cierto, todavía está sin desarrollar en detalle, las sanciones pueden ser muy importantes y pueden imponerse aún cuando no haya pérdida en sí de los datos. 

Resulta difícil sintetizar en poco espacio los cambios que se introducen, quizás por ello lo mejor sea consultar directamente la página de la AGPD www.agpd.es en la que podrán informarse, e incluso dispone de un programa de ayuda para el cumplimiento de sus obligaciones en aquellas empresas que tengan tratamientos de escaso riesgo y que opten por el do ityourself.  Para estas empresas, PYMES en su inmensa mayoría, la AGPD tiene asimismo diversas publicaciones que pueden servir de ejemplo a la hora de elaborar la documentación y de cumplir los requisitos del RGPD. 

No es complejo, pero lleva su tiempo y es posible que muchas empresas opten por dedicar lo más valioso que tienen, su tiempo, a su negocio, contratando dicho servicio a un profesional externo. 

A partir de ahí lo mejor es consultar con un experto en la materia y dejarse aconsejar. Conviene recalcar la importancia que tiene la experiencia del profesional que, en su caso, se contrate para hacer el trabajo, por cuanto hay empresas ofreciendo este servicio que se dedican a la venta de equipamiento informático, elaboración de páginas web... tareas sin duda legítimas pero que poco o nada tienen que ver con una materia que es fundamentalmente legal. Y, lo más importante, adaptarse al nuevo RGPD es algo vivo, no se trata de elaborar una documentación “corta y pega” y nada más. 

Pongamos un ejemplo, si por error enviamos un correo electrónico con datos personales a otro destinatario, algo por desgracia frecuente, existe la obligación, con pocas excepciones, de notificar a la AEPD dicha violación de seguridad. ¿Quién nos informará de dicha obligación y de las consecuencias de su incumplimiento? Desde luego veo difícil que eso lo haga alguien que ha elaborado la documentación cortando y pegando. 

Cuando surjan las consultas jurídicas o cuando un cliente remita un correo a la empresa relativo al tratamiento de sus datos, ¿qué pasará? Vete a un abogado, le dirán estas empresas. 

Y tendrán razón, lo que sucede es que se lo estarán diciendo meses, o incluso años, tarde. 

jueves, 24 de mayo de 2018

Noemi Mazoy le canta a La India



Los conciertos de Noemi Mazoy siempre son emocionantes, o al menos no sé qué tiene en su prodigiosa voz que consigue conmoverme cuando canta, pero el de ayer además se vio reforzado con su apoyo a la Fundación Vicente Ferrer, organización a beneficio de la que tuvo lugar el recital. Los 10 euros de la entrada nos dieron la oportunidad de escuchar, una vez más, a la fantástica Noemi acompañada de un piano, un chelo y el inseparable acordeón y también de aprender algo sobre la vida en el subcontinente asiático.

Ya saben que lo mío es Lugo, pero en homenaje a la desinteresada colaboración de Noemi le voy a dedicar estas breves líneas a la causa que ayer apoyó y que con la empatía que le caracteriza vivió como propia. Incluso en "O mio bambino caro" se emocionó, porque esa canción trata de una mujer que le pide a su padre que le deje casarse con el hombre que ama, algo que muchas mujeres de la India no pueden permitirse lamentablemente.

Los miembros de la Fundación explicaron algunas cuestiones terribles que suceden todos los días en La India donde, por ejemplo, hay una violación cada 20 minutos y la mujer tiene aproximadamente los mismos derechos en ese país que en el nuestro… en el siglo XIV. Por ejemplo a una niña de la India no se le permite estudiar, sino que aprende las tareas del hogar para, a los 11 o 12 años, ser casada con un tipo elegido por su padre. A los 18 años aproximadamente ya suelen tener un par de hijos. Es escalofriante poner la cara de tus sobrinas en ese escenario.

La Fundación intenta poner remedio a esto dando a las mujeres microcréditos para que puedan comenzar pequeños negocios que les hagan autosuficientes, entendiendo que la economía es, sin duda, el camino de la libertad. También construyen viviendas que ponen a nombre de las mujeres, lo que visto lo visto seguramente allí será un escándalo social.

Nuestro etnocentrismo, lógico hasta cierto punto, nos impide a veces darnos cuenta de que en este momento en otras partes del mundo la gente no cuenta con derechos y libertades que aquí casi damos por sentadas. El concierto de Noemi sirvió como un toque de atención, y no podía ser menos que un toque de atención bellísimo, como todo lo que sale de su incomparable voz.

Si quieren más información sobre la Fundación visiten www.fundacionvicenteferrer.org

miércoles, 23 de mayo de 2018

El traslado de la estación supondría más de 250.000 viajes adicionales en coche particular y taxi



Desde la asociación Lugo Monumental se ofrece hoy un nuevo dato sobre los graves perjuicios para la ciudad que conllevaría el traslado de la estación de autobuses, en este caso en lo referido a la movilidad y la ecología.

Nuevamente se toman los datos del estudio publicado por la Xunta de Galicia en su documento “ESTUDIOS PREVIOS TERMINAL AUTOBUSES - ESTACIÓN INTERMODAL LUGO”, que ha servido de base para que la administración autonómica diseñe esa supuesta “mejora” dotacional.

Si tomamos los usuarios de la estación de autobuses y la forma en que, según el estudio de la Xunta, acceden a la actual ubicación, y proyectamos esos números sobre los accesos a la estación de tren nos encontramos con lo siguiente:

De los 498.369 viajeros que en 2016 utilizaron la estación de autobuses un 54% acudió a ésta andando (casi 270.000). Si extrapolamos las cifras al porcentaje que accede a pie a la estación de tren (solo un 16%) nos encontramos con que esa cifra se reduciría a 80.000 (una reducción de 190.000 personas). Por su parte los usuarios que utilizan el bus urbano pasarían de 70.000 a 10.000 (60.000 usuarios menos del bus urbano).

Por la contra, el uso del taxi se incrementaría de 25.000 a 140.000 personas y el coche particular sería el medio elegido por 270.000 viajeros en lugar de los actuales 120.000.

El total de viajeros que dejarían de acudir a pie y autobús urbano a la estación y pasarían a hacerlo en vehículo particular o taxi sería de 264.136 personas.

Esto supondrían un incremento drástico en el tráfico de la zona, un aumento de las emisiones contaminantes y un claro retroceso en las políticas de movilidad que recomiendan el uso de rutas peatonales y transportes públicos colectivos como medios sostenibles.

Estas cifras, como todas las empleadas por Lugo Monumental, se pueden contrastar en el estudio realizado por la asociación y en el documento de la Xunta, ambos disponibles en la dirección estacionbus.lugomonumental.es.

En la página 44 del estudio de la Xunta vemos este revelador gráfico sobre los accesos de los usuarios de la estación de autobuses...

Que contrastan con los usos de los que acuden a la de tren, en la página 57

martes, 22 de mayo de 2018

No al traslado de la estación de autobuses


La Intermodal, ese nuevo fetiche que nos venden como la panacea del transporte público, es un truco de prestidigitación lingüística. El proyecto que hay sobre la mesa no es realmente una Intermodal, porque no habla de un edificio que atienda las necesidades de tren y autobús, sino de varios que están en la misma zona con lo que el mantenimiento de las diferentes moles será muy similar estén donde estén. Son dos estaciones cercanas, no una verdadera Intermodal. Tampoco es, como nos venden, una necesidad para la llegada del AVE, lo que se demuestra viendo que en Madrid, la ciudad con más líneas de Alta Velocidad de este país, no hay estación Intermodal sino un buen sistema urbano de transporte.

Hacer un nuevo edificio en una ubicación más incómoda es un disparate, un despilfarro de nuevo rico que va contra la economía y el sentido común. Los propios estudios de la Xunta reconocen que el actual edificio es muchísimo más accesible y que el 54% de los usuarios de la estación de autobús acuden andando mientras que un mísero 16% lo hacen a la de tren lo que demuestra sin lugar a dudas que la enorme pendiente de esta última influye muchísimo.

Los usuarios más habituales del autobús interurbano, que son estudiantes, jubilados y funcionarios, se verán abocados a depender de taxis u otros medios para llegar a la estación o a sus destinos, lo que encarece el viaje y además supone un engorro innecesario. Imaginen ya si hablamos de viajeros con maletas. Lo mismo ocurrirá con los turistas, que en lugar de bajarse frente a nuestra Muralla, Patrimonio de la Humanidad, lo harán a una distancia considerable y no por los metros sino por la terrible pendiente.

No se dejen cegar por las maquetas y las presentaciones suntuosas, piensen en lo que sería ir a coger los autobuses a donde está ahora la estación de tren, piensen en la comodidad de la estación actual… y si les quedan dudas sobre la importancia de la ubicación, piensen en el fracaso que supuso para el MIHL construirlo donde está.

La situación de nuestra estación de bus es un lujo ¡Ya les gustaría a muchas ciudades contar con una estación de transporte público en pleno centro! De hecho, si se fijan, las principales capitales europeas las tienen, y no hay que ir muy lejos para pensar en Atocha en Madrid, la Estación Victoria en Londres o Châtelet en París. La comodidad de bajarte del autobús en pleno centro e ir andando a tu destino no se compra con dinero.

Es cierto que la estación de autobuses necesita una reforma e incluso un replanteamiento en sus usos, pero los más de seis millones de euros previstos para la nueva estación darían sobradamente para remozar la actual y, con lo que sobra, construir en San Fernando el ansiado Museo de la Romanización.

Firma contra el traslado de la Estación de autobuses en Change.org en el siguiente enlace:

Más información en:
estacionbus.lugomonumental.es

Artículo publicado en El Progreso el 22 de mayo de 2018

lunes, 21 de mayo de 2018

Una oficina de turismo en la Aguirre

Fielato de la puerta de Obispo Aguirre - Foto: La Voz de Galicia

La Muralla de Lugo tiene diez huecos, desigualmente repartidos por sus puertas, que hace ya cinco años Lugo Monumental propuso utilizar para diversos fines. Aunque todos están muy bien situados para cualquier actividad como la que la ONCE, felizmente, va a desarrollar, hay tres que son extraordinariamente interesantes desde el punto de vista turístico: los dos de la Aguirre y el de Campo Castillo. En este último, de hecho, funcionó durante breve tiempo un punto táctil de información turística pero al ser el único de esa puerta, no seré yo quien proponga restar ese punto de venta a la ONCE para su noble labor.

La puerta de Obispo Aguirre sin embargo, no solo tiene dos huecos sino que son de generosas proporciones y cuentan con un elemento único: sus grandes ventanas. Abriendo un punto turístico en una de esas dos estancias, ese vano permitiría la instalación de un sistema digital, incluso táctil, que podría ofrecer información las 24 horas del día al visitante, algo que seguro que agradecerían con los poco razonables horarios de las oficinas que actualmente padecen.

Hay que tener en cuenta además lo escondidos que están los dos centros de atención al visitante, que si los encuentra es después de mucho preguntar, por lo que este punto informativo en la Muralla sería una forma estupenda de matar dos pájaros de un tiro: se daría visibilidad a lo que Lugo tiene que ofrecer y se mejoraría la imagen de la propia Muralla, que no tendría abandonados esos huecos, sin mencionar el encanto de la singularidad de ese espacio, que imagino adornado con reproducciones de los frescos de Santa Eulalia de Bóveda en las paredes y los mosaicos de Doctor Castro en el suelo.

En Lugo está casi todo por hacer en materia turística gracias a la desidia y las desastrosas políticas que enfocan las campañas al votante y no al visitante, lo que nos mantiene como una ciudad poco conocida a pesar de los grandes atractivos que podemos ofrecer.

Corrijámoslo.

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 19 de mayo de 2018

miércoles, 16 de mayo de 2018

El confuso borrador de la ordenanza de playas de Foz

Ducki en la pontevedresa playa de San Vicente. Por cierto, una de las más limpias que he visto jamás,
entre otras cosas porque los usuarios saben que en ello les va que les sigan permitiendo llevar a sus mascotas.

El borrador de la nueva ordenanza de uso y disfrute de la playas de Foz contiene, entre su confusa redacción, cosas muy chocantes como que el mero olvido de una sombrilla o una hamaca se compare al abandono de un barco y suponga una multa mínima de 1.501 euros que puede llegar a los 3.000, o que se hable de actividades molestas sin especificar gran cosa, lo que, en esta sociedad tan hipersensible en que vivimos, es caldo de cultivo de denuncias por un quítame allá esas palas. No me convencen las normas que dejan abierta la sanción al capricho de los Agentes de la Autoridad, por mucho que respete a éstos, porque en todas partes cuecen habas y hay quien tiene el bolígrafo muy ligero.

La minúscula playita de Tupide parece un sitio ideal
para permitir un baño perruno sin molestar a nadie...
Hay otro asunto que me preocupa notablemente y es la extravagante redacción del articulado, que crea confusión respecto a la posibilidad de ir a la playa con perros. El artículo 20 es tajante en su comienzo, ya que reza que “queda prohibido o acceso ou permanencia de animais nas praias”. Sin embargo después se matiza la excepción de los perros lazarillos (lógicamente, eso es una cuestión que marca la ley) para después volver a prohibir el paseo o permanencia de perros en la temporada de baño salvo en Los Alemanes, Area Brava y Sarrido. Es decir que se prohíbe, se hace una excepción, una excepción a la excepción y una prohibición a la excepción de la excepción. Y encima se reserva a la Alcaldía la potestad de alterar este punto de la ordenanza. Demasiado confuso. Al final no tienes muy claro si te van a multar por llevar a tu perro a la playa. De hecho ante tanto lío yo mismo presenté alegaciones creyendo erróneamente que estaba prohibido el acceso a todas ellas.

Todas las playas que se reservan para uso con mascotas están fuera del casco urbano. Sorprende que no se permita el acceso a la minúscula playa de Tupide, que reúne características más que adecuadas para ese fin: es urbana, pequeña y ofrece una delimitación clarísima del espacio. Incluso es fácil de vallar para poder soltar a los perros y disfrutar con ellos del baño en nuestro Foz.

Los propietarios que cumplen las normas y van a determinadas playas con perros bien educados no crean conflicto alguno. Los otros han de ser sancionados para evitar que paguemos justos por pecadores.

martes, 15 de mayo de 2018

Cinco años sin Doña Emilia

Me encanta esta foto "robada" que nos hizo un amigo (me la envió tiempo después)
¡Qué relajado estaba mientras nos hacíamos compañía tomando esos cafés en la Plaza de España!
Decía Einstein que el tiempo no existe, que es una mera ilusión psicológica. Por muy complicado que sea entender esa aseveración, hay ocasiones en que tenemos que asumir la verdad que encierra, por lo menos en la percepción de las cosas.

Hoy hace cinco años que falleció mi abuela Emilia. A veces me parecen días y a veces siglos así que lo he tenido que comprobar, contando los años con los dedos, porque no me lo creía. Murió hace un lustro el día de San Isidro, el patrón de su casa de nuestro vecino municipio de Guntín, y no hay día que no tenga un recuerdo para ella por muchísimos motivos.

Dicen que el tiempo lo cura todo, pero quizás aún es pronto. Es verdad que la herida ya no late con el mismo dolor, y que es como esos golpes en la rodilla que tras un primer momento terrible se convierten en un recordatorio de que te alejes de las esquinas de las mesas… pero que ahí sigue durante mucho más tiempo del que te gustaría.

Van pasando los días, los meses y los años. Tomar el café en la Plaza de España no es lo mismo que cuando estaba con Doña Emilia, pero al menos ya no me pone triste. Me emociona, sí, pero es un sentimiento diferente, más dulce y menos amargo.

Me sigue dando un vuelco el corazón cuando veo a una señora mayor en silla de ruedas, pero siempre me ayuda a sonreír a su ocupante y a la persona que la empuja, porque siento una simpatía automática hacia quien disfruta de sus mayores en lugar de ignorarlos o considerarlos una carga.

Será cuestión de que pasen más años pero estoy seguro de que jamás dejaré de recordar y querer a mi abuela Emilia, entre otras cosas porque no quiero olvidar a quien tanto nos enseñó a todos.

lunes, 14 de mayo de 2018

Maravilloso Friulio organizado por A Castronela en Friol



Tal y como les decía el viernes, el fin de semana hubo muchas cosas que hacer y una de ellas fue el 2º Friulio, una fiesta de recreación castreña y romana en que participamos varias asociaciones del Arde Lucus acudiendo a la llamada de la organización, que llevaron a cabo los compañeros de la asociación A Castronela, en el vecino municipio de Friol.

En el castro se cuidaron todos los detalles.
Los carros para niños son una muestra de ello como se ve
en esta estupenda foto de Julio Leira Sanmartín.
Tengo que decir que la organización fue fantástica y que hay que felicitar a la asociación organizadora, A Castronela. Con un presupuesto muy limitado (37.000 euros según se ha publicado) se ha logrado realizar una gran fiesta, con un castro espectacular. Es cierto que el entorno les ayuda muchísimo, porque la zona fluvial de Friol es preciosa, pero también que tuvieron grandísimos aciertos como tener animales autóctonos en el Castro (vacas, gallinas, cabras, caballos, un burro y hasta un can de palleiro con un cachorro que fue el centro de atención).

Los puestos de venta de artículos de todo tipo (estaban las preciosas lámparas de calabaza de Blas), las demostraciones artesanas, las hilanderas, el estupendo taller de balsas (que luego probaron con gente dentro y flotaban perfectamente) y, la guinda, el impresionante horno que montaron (por cierto, hicieron pan y estaba espectacularmente rico), estuvieron muy bien, pero sin duda el broche de oro fue el cariño con que nos sentimos acogidos por nuestros anfitriones. Soy incapaz de contar las veces que se preocuparon por nuestro bienestar y porque todo fuera bien. Ambiente sano, divertido, de compañerismo y sin complicarse la existencia.

En mi opinión la sencillez del programa de actos, que huye de la recarga artificial que se ve en otras citas, es un acierto para que el público sepa por dónde moverse y a qué ir. La clave, creo yo, es que se desarrolló un pequeño guión a lo largo de la jornada: los castreños secuestran a una Vestal y la llevan al Castro. El Senado acude con las legiones y exige la liberación de la rehén y ante la negativa de los bárbaros dan orden de atacar el enclave. Tras un asedio y una batalla en que los castreños ven peligrar su supervivencia no tienen más remedio que rendirse y para ello liberan a la Vestal que acude ante el Senado para defender el honor de sus secuestradores, que le enseñaron su forma de vida. Tras reflexionar, Roma decide incorporar el territorio al Imperio pero respetando los usos y costumbres locales. La idea es más que correcta y aunque hay cierta improvisación propia de una fiesta joven se superó con ganas y alegría, que es lo importante.

Permitan que ponga esta foto de Jesús Burgo
pero es que me ha encantado
A la fiesta acudieron un montón de agrupaciones tanto locales de Friol como la mayoría de las asociaciones de Arde Lucus (no tengo aquí la lista y no quiero poner los que vi por no hacer un feo a los que se me pasen), Corazóns Artesanos, y también hay que mencionar que los de Tierraquemada de Numancia vinieron a pesar de que el sábado era el día grande de sus fiestas patronales, lo que da cuenta de la amistad y los estrechos lazos que los unen con A Castronela. También estuvieron los fotógrafos que hacen siempre las veces de notarios de la vida en Lugo, Julio Leira Sanmartín y Jesús Burgo. Seguro que me olvido de alguien pero no me lo tengan en cuenta.

Hay que felicitar a la organización de A Castronela y el Ayuntamiento de Friol, han hecho un gran esfuerzo y me consta que con una importantísima dedicación personal de todos ellos. De Manolo, Fran, Ana, Lucía y todos los demás miembros de esa fantástica asociación. ¡Nos vemos en el 3º Friulio… como muy tarde!

viernes, 11 de mayo de 2018

Sugerencias para hoy y mañana en Lugo... y cerca (hay muchas cosas que hacer)




Se me acumula el chollo… Hoy toca “sección de anuncios y convocatorias” porque hay muchas cosas que hacer en Lugo este fin de semana.


Empezando por hoy mismo, hay varias convocatorias interesantes si tienen el día más o menos libre. Las menciono por el mismo orden en que las vi para evitar favoritismos.

Última jornada de LugoMáxico 2018
Para empezar, hoy termina la programación de LugoMáxico 2018 a falta de que mañana sábado disfrutemos como colofón de la Gran Gala Internacional (a las 21:00 en el Gustavo Freire). Este festival es una iniciativa fantástica que se ha consolidado ya como una referencia en el apasionante mundo de la magia. El programa incluye actuaciones públicas y gratuitas en la plaza de España a la una y a las seis de la tarde (Dania Díaz y Lautaro), a las cinco y media en la Ocioteca de la Milagrosa (Pedro Bugarín) en la plaza de O Castiñeiro (Mag Malastruc, que actuó el miércoles en la plaza de España y fue muy divertido) y a las siete en el Mercado Municipal (Dania Díaz). Después no digan que no sabían que lo había o que no les pillaba a mano porque el programa es completo y por toda la ciudad.

Comercio en la calle
La Asociación de Autónomas hace una nueva edición del Comercio en la calle, nombre que con gran acierto va sustituyendo al ridículo anglicismo de Street Market (me pone del hígado esa manía de dar una falsa sensación de modernidad a las cosas llamándolas en inglés). Una fantástica oportunidad para hacerse con chollos en puestos que los comerciantes de Lugo sacan a la calle y que dan muchísima vida al casco histórico.
Esta muy activa asociación lleva muchos años desarrollando esta iniciativa y la verdad es que ya está también muy consolidada, como ocurría con LugoMáxico, así que les recomiendo que no se la pierdan.

Feria de asociaciones
En la calle San Marcos durante todo el día se instalará la que también es tradicional ya Feria de Asociaciones, en que entidades benéficas ofrecen sus productos. Es una forma estupenda de financiar sus actividades y, en muchos casos, algo más importante aún: dar una actividad, una forma de vida y una sensación de utilidad a mucha gente que si no fuera por esas fantásticas entidades estaría fuera de todo circuito económico. 
Ya sé que siempre pongo de ejempo a ASPNAIS, que es mi debilidad, pero si vieran lo contenta que está la gente que allí trabaja haciendo una labor útil y productiva lo entenderían. Para que luego nos quejemos del trabajo…

Pregón de las fiestas de la Piringalla por Héctor Castiñeira
Comienzan las fiestas de San Isidro, patrón de la Piringalla, y este año tienen como pregonero a uno de los lucenses más conocidos en toda España y más desconocidos en Lugo, lo cual siempre me asombra. El escritor Héctor Castiñeira, autor de las aventuras de Enfermera Saturada y que se ha embarcado en un nuevo personaje con Mamá Saturada, estará a las ocho y media de la tarde en la Piringalla dando un pregón que estoy totalmente seguro de que será maravilloso.
Si se organizan bien el día les da tiempo a todo durante el viernes. Y mañana…

2ª edición del “Friulio”
Es la primera vez que iré al Friulio y no tengo ni idea de por dónde van los tiros, aunque todo el mundo habla muy bien tanto de la organización como de la implicación personal de su alcalde, quien a pesar de que no es el organizador (es la asociación A Castronela) tanto está acompañando a autoridades (le toca en función de su cargo) como echando una mano a montar el puesto de alguna asociación o cogiendo una escoba para barrer algo que no debe estar ahí. Como toco de oídas no les puedo decir gran cosa pero la gente que me ha hablado del tema me ha puesto el asunto por las nubes y por eso me he animado a ir.
Durará el sábado y el domingo (el año pasado fue solo un día) y tendrá lugar en el vecino ayuntamiento de Friol, en que la asociación A Castronela organiza el sarao en que participan 20 asociaciones de Galicia, Asturias y León.

Paseo con Paulo Fabio Máximo
Una estupenda forma de descubrir Lugo es de la mano de su fundador, el legado de César Augusto Paulo Fabio Máximo, encarnado por el buen amigo Manuel Buján en esta nueva edición de los paseos previos al Arde Lucus. Pueden anotarse en el 010 hasta completar cupo (por cierto, apúrense porque tienen mucho éxito) y se sale de la plaza de Armañá el sábado a las 17:00 horas.



Pues ya ven, seis convocatorias en dos días (siete contando la Gran Gala de Lugomáxico) y seguro que hay muchas más pero éstas son las que he visto y que me han parecido interesantes. ¡Anímense! Para que luego digan que en Lugo no hay nada que hacer...

jueves, 10 de mayo de 2018

Sombras en la AECC en Lugo

La frase es llamativa, visto lo visto, porque en la web de la AECC de Lugo no se dice nada, salvo los cargos, claro.
Hoy me ha costado escribir este largo artículo, pero creo que es bueno debatir sobre estas cosas... ya que las sombras son compañeras de las luces y a veces una crítica invita a la reflexión y quizás a la enmienda si se es inteligente.

Durante las últimas semanas la Asociación Española Contra el Cáncer ha estado en nuestras vidas con más intensidad de lo habitual. Gracias a esa asociación se celebró en Lugo un sorteo de Lotería Nacional que atrajo a la televisión nacional a nuestra ciudad, con la gran promoción que eso conlleva y de la que tenemos que estar orgullosos. También se celebró un guateque (aunque los lucenses no respondieron como se esperaba y hubo una asistencia lamentablemente escasa) en la Feria de Exposiciones.
¿Qué autoridad se resiste a posar con la AECC?
La pregunta es si se hacen las cosas correctamente.

Respeto profundamente a la A.E.C.C. y precisamente por no empañar todos estos eventos que se organizaron en Lugo he estado reteniendo este artículo durante un tiempo, porque no quería desanimar a nadie para ayudar a una organización que tiene unos fines tan nobles. El problema es que muchas veces nos despistamos y confundimos la importancia de la finalidad con una especie de "prohibición de toda crítica", que no es aceptable.

Mi crítica no es contra la AECC en su conjunto, y de hecho he colaborado con la Asociación en diversas ocasiones. Ya en la universidad organicé un partido de fútbol (ya ven, con lo que me gusta a mí el deporte) a beneficio de la Asociación entre el Compos, entonces en primera división, y una selección de universitarios. El gran éxito hizo que repitiéramos la experiencia en Lugo con el Breogán años más tarde.

Tengo que decirles que estoy muy preocupado con el funcionamiento de la A.E.C.C. de Lugo, concretamente por tres temas bastante significativos por el fondo y por las formas. Creo que los tres reflejan cierta desidia, que estoy seguro de que no corresponde a todos sus socios, voluntarios y colaboradores ni muchísimo menos, pero sí una inquietante forma de actuar poco acorde con la importancia de esta entidad, que parece instalada en una especie de torre de marfil muy peligrosa. Vamos con los tres asuntos:

Voluntariado:


El voluntariado es la piedra angular del asociacionismo benéfico.
La Asociación, como todas, tiene un eterno déficit de personal y voluntarios que impide que algunas acciones se lleven a cabo, o al menos eso mismo me dicen desde la organización. Hay que tener en cuenta que el voluntariado de una asociación como ésta no se nutre del primero que pasa por la calle y que quiere echar la tarde, sino de gente que recibe una formación y que ha de tener una serie de características, en eso estoy totalmente de acuerdo.

Sin embargo el desinterés que se muestra por captar nuevos colaboradores no solo impide que salgan a la calle a buscar gente sino que incluso parece que les hace despreciar a los que acuden a las oficinas a ofrecerse para echar una mano, algo inaudito. Conozco directamente dos casos concretos de personas conocidas y responsables que han ido (una de ellas hasta tres veces) a la oficina de la Asociación a ofrecer su ayuda y ha recibido muy buenas palabras y sonrisas… pero la callada por respuesta. De hecho hay una falta de concordancia entre la versión de estas dos personas (que aseguran que ni les llamaron) y la de la Asociación, que afirma que en un caso esta persona no tenía disponibilidad (lo que ella niega categóricamente). Ahí, obviamente, entramos en la credibilidad de cada cual, pero no tiene lógica ofrecerse para luego poner pegas lo que me hace confiar en la versión de los aspirantes frustrados, y de hecho están colaborando en otras entidades, incluida Somos unidos por el cáncer. Si no quisieran echar la mano no lo harían en otra asociación.

No me digan que no es extraño. Lo normal sería que hubiera un mecanismo bien engrasado para integrar en la organización a todo aquel que quiera ayudar desinteresadamente ya sea para acompañar enfermos o para organizar saraos (esto es otra cosa, claro, que hay a quien le gusta porque da prestigio social).

El secretario de la Asociación intentó justificar esta desidia con un argumento tan absurdo que me sorprende que se atreviera a escribirlo en un foro público: que estaban muy liados organizando el 60º aniversario de la AECC en Lugo, el guateque y lo de la lotería nacional y que como tienen poco personal y voluntarios no tienen tiempo... ¿Y no se le ha ocurrido, alma de cántaro, que dedicar quince minutos a devolver las llamadas a quien quiere ayudar facilitará superar ese problema de recursos humanos? Además eso podría explicar (pobremente) uno de los casos, pero no el otro, el de la persona que lleva varios años ofreciéndose sin que se le haga el menor caso. Para empeorarlo más aún se ofreció a "interesarse" por el tema, como si para colaborar hubiera que tener enchufe. Inaudito.


La hucha:

Las huchas de la AECC debieran
facilitarse con diligencia, no a toro pasado
Otro de los asuntos que me preocupan también denota desidia. La hermana de un amigo mío falleció de cáncer y su familia decidió algo que me parece muy hermoso: en lugar de que los amigos y allegados enviaran flores les pidieron que colaborasen con la Asociación Española Contra el Cáncer.

Para ello llamaron a la delegación de Lugo pidiendo que les trajeran una hucha de la AECC para recaudar esos fondos en el mismísimo tanatorio, algo que me parece fantástico porque así tienen la tranquilidad de que el dinero va directamente al receptor… y desde la asociación no les llevaron la puñetera hucha hasta el día siguiente, poco antes del funeral.

Lo lógico sería que, teniendo personal contratado y medios más que razonables, cualquiera se acercase un momento a llevar el receptáculo, y aún les diría más, la idea es tan buena que yo no descartaría sugerirlo en campañas publicitarias porque es una forma maravillosa de homenajear al fallecido por esta odiosa enfermedad y colaborar en los avances contra ella.


Los abrigos:

El último tema es el más grave, o al menos a mí me parece mucho peor. Hace más o menos un año que publiqué un artículo titulado “La generosidad anónima de un lucense conocido” en que les explicaba que Emilio Eiras Mouriz, el propietario de la desaparecida Peletería Jañez donó a la Asociación Española Contra el Cáncer de Lugo una serie de abrigos de pieles que tenía en el establecimiento el día que cerró sus puertas por jubilación (superaban la docena). Un año después, y tras interesarnos (porque en la web de la Asociación no se dice ni una palabra del asunto) solo sabemos que se han vendido “algunos” en una "feria en Ribadeo", pero ni a quién, ni por cuánto ni tenemos noticia de dónde están los demás. Se nos dijo que están "guardados".

Qué quieren que les diga, lo suyo, entiendo yo, es que si en marzo o abril de 2017 donó los abrigos, justo tras el verano se debería haber organizado una gala donde se expusieran y se subastaran públicamente dichas prendas, justificando el número de piezas recibidas y dándole bombo para lograr pujas interesantes. Si se les pasó el arroz, que ya es decir, tuvieron una ocasión maravillosa en la cena del aniversario de la Asociación, en que había invitados de alto copete con billeteras bien provistas.

Es cierto que alguna gente, como sabe que fueron una donación, seguro que pretende comprar por 300 euros abrigos de 3.000, pero si se hace en público y con la prensa delante seguro que algunos pujarían con alegría por algún abrigo para colaborar y comprar una buena prenda... bueno, eso y que quedas como un rácano en un acto benáfico si pretendes llevártelo por cuatro duros. Y si no se venden en la subasta, todo es buscar otras opciones.

Foto de un abrigo, no de los que dio Emilio,
solo es para ilustrar el tema.
En mi modesta opinión, y de forma accesoria, creo que no estaría de más hacer entrega en ese acto a Emilio de la insignia de oro y brillantes de la AECC, el título de socio de honor, el de colaborador destacado o lo que sea, porque aunque sé que no hizo la donación buscando un reconocimiento (de hecho no quiso que se dijera y la única publicidad del asunto creo que fue el artículo de este blog) es de bien nacidos ser agradecidos, y este tipo de gestos deben ser premiados, al menos aunque solo sea para ver si otra gente se anima a imitarlos.

Con el tema de la falta de noticias sobre los abrigos se nos abren varias posibilidades: que estén tirados por ahí en algún almacén, lo que sería gravísimo porque ese tipo de prendas han de estar en condiciones de humedad y temperatura controladas (hablamos de abrigos de muy alta gama, tanto que incluso Emilio tenía un servicio para conservar en verano los de las clientas que querían tenerlos en perfectas condiciones), que se esté gastando dinero de la Asociación para conservarlos (lo que sería absurdo), que se hayan vendido en lote sabe Dios a quién y cómo, o que directamente hayan “desaparecido”. Esta última opción no la contemplo realmente, pero hay que mencionarla porque la posibilidad existe. No seré yo quien acuse a la Asociación de nada, salvo de desidia (que no es poco), pero creo que lo suyo sería dar una explicación de dónde están esas lujosas prendas más de un año después de su recepción y por qué no se han publicitado.

Sea por dejadez o por algo peor, el caso es que este tipo de cosas no ayudan ni lo más mínimo a mantener el buen nombre de una entidad que se basa en la voluntad de los colaboradores. Quiero repetir que la Asociación Española Contra el Cáncer es una entidad a la que respeto profundamente y por eso me preocupa. Veo un oscurantismo terrible, no está publicada ningún tipo de cuenta en su web de Lugo, ni prácticamente nada salvo la relación de cargos, que eso sí que mola porque da lustre y apariencia. Por lo que veo podría pasar por ser un club elitista que guarda celosamente las llaves del Reino y que no quiere que entren "extraños" a dar la lata, y eso no me vale.

No me entiendan mal, hay una gran labor detrás, voluntarios esforzados, trabajadores incansables y sanas intenciones. Se ha ayudado y se ayuda a mucha gente, pero eso no justifica ciertas cuestiones y no me convencen las carencias que veo actualmente en la agrupación local. Falta información, falta transparencia, falta diligencia a la hora de poner unos medios mínimos para recibir fondos que la gente quiere aportar, y por lo que veo faltan ganas de contar con gente que voluntaria y desinteresadamente quiere echar una mano... y eso no lo entiendo, de verdad que no lo entiendo.

miércoles, 9 de mayo de 2018

El Ayuntamiento torpedea las obras de la ciudad


Recoge hoy el diario El Progreso que se ha creado un frente común protagonizado por las asociaciones de constructores, inmobiliarias, los colegios de arquitectos, aparejadores, arquitectos técnicos y otras entidades del sector de la construcción. El motivo es la terrible tardanza que el Ayuntamiento de Lugo arrastra para conceder licencias, un trámite que debería estar en torno a los tres meses pero que en nuestra ciudad alcanza los dos años de demora a mayor gloria de la administración.

Es inconcebible, y las consecuencias se notan en la cartera de todos los lucense, ya que empresas que estudian implantarse en nuestra ciudad huyen despavoridas a ayuntamientos más razonables en cuanto a la tramitación de expedientes. No se trata de que en otros sitios se haga la vista gorda, que nos conocemos los argumentos de pata de banco que se sacan a la palestra en estos casos, sino que la tramitación en Lugo es un desastre y se acumulan los expedientes como los anillos de los árboles. Dicen las malas lenguas que un funcionario experimentado es capaz de saber de qué obra es una carpeta solo con ver la decoloración de sus tapas y el polvo que acumula encima.

Si se construyera hoy, la Muralla no existiría aún porque
el expediente estaría sin tramitar.
La administración, a pesar de las apariencias, no está para estorbar, para impedir, ni para torpedear la labor de los particulares. Teóricamente su función es velar por el cumplimiento de las normas de uso común y por el interés general, pero hay una obvia confusión entre los fines y los medios. Mientras nuestro bienamado ayuntamiento aprueba contrataciones de servicios externos para redactar costosísimos planes de tráfico que duermen el sueño de los justos en un cajón, o planes estratégicos que solo dicen obviedades, los servicios técnicos que deben tramitar el futuro de la ciudad, concretamente urbanismo en este caso, sufren de un retraso terrible en sus plazos que, eso sí, afecta al ciudadano día a día.

También es cierto que el mayor problema del Ayuntamiento de Lugo es su absurda política de personal y el enfrentamiento enquistado que hay con los funcionarios desde hace lustros, incrementado notablemente en la época de Orozco y no resuelto en estos tres años de gobierno de Lara Méndez. Lo de abrir expedientes se ve que no les hace demasiada gracia, quizá porque da mucho trabajo, y ni contigo ni sin ti, la RPT sigue ahí, apolillándose sin que se decidan al “arre ou xo” por no pisar el callo a tirios o troyanos.

Entre esa gran plantilla de funcionarios hay algunos, que yo mismo he sufrido (y no me digan que es hablar mal de ese sector al que yo mismo pertenezco) y que tienen la extravagante idea de que el Ayuntamiento es una especie de Stalin comunista local que ha de redistribuir la riqueza, pero no haciendo clase media a los pobres sino fastidiando los ingresos de los que ellos consideran pudientes. Me he enfrentado a situaciones en que parece que a alguno le jode que las empresas salgan adelante, sin tener en cuenta que de sus ingresos salen los sueldos que mantienen todo el chiringuito, y que consideran lo del carácter vicarial de la función pública un mero adorno.

Tanta administración electrónica, tanta firma digital, tanto proyecto en CD y tanta conexión entre entidades y resulta que se tarda más en conseguir una licencia que cuando los papeles se llevaban en burro. Incluso la Xunta sigue a la espera de que le den licencia para rehabilitar algunas casas en la Tinería, mientras, eso sí, la política local consiste en atacar a la administración autonómica por no hacer lo que ellos mismos le impiden hacer. Ya ven...

Mientras tanto, la ciudad duerme su sueño eterno y espera a que alguien la espabile, sacudiendo sus cimientos burocráticos y poniendo a andar la lenta, pesada y excesivamente burocratizada maquinaria local. Desde luego no parece que vayan a hacerlo los que en veinte años en lugar de café le han administrado sedantes.

martes, 8 de mayo de 2018

La habitación de hotel con mejores vistas del mundo

El Semáforo de Bares y, a la derecha, el exterior de la habitación de hotel con mejores vistas del mundo. Ahí es nada
Desde hace ya algún tiempo en fechas señaladas me gustan más los regalos de experiencias que los físicos. Quiero decir que disfruto más un fin de semana de hotel, un bono para un balneario o una cena que otro tipo de regalos salvo excepciones (lo de Star Trek siempre se agradece para un friky o, si quieren ustedes quedar bien, le tengo echado el ojo a un Morgan de los años 70 que me apasiona).

La preciosa habitación, sencilla y acogedora.
Esta Navidad mi madre nos regaló una estancia de una noche en el hotel del Semáforo de Estaca de Bares que por fin pudimos utilizar el sábado. Disfruta de una situación inmejorable que le permite tener vistas prácticamente de 360º, y en ese hotel hay una habitación, solo una, que aprovecha ese enclave en su totalidad. En esa es en la que estuvimos y, sin temor a equivocarme, les aseguro que es la habitación de hotel con mejores vistas del mundo. El faro está en el punto más septentrional de España, y el cabo es lo que señala el punto de inicio del Mar Cantábrico. La altura del promontorio hace que se aproveche toda la visibilidad.

La habitación en sí absorbe toda la planta de la torre exterior del Semáforo, es hexagonal y amplios ventanales de cinco de sus seis lados ofrecen una panorámica increíble del paisaje del entorno. El sexto lateral es la entrada, el baño y esas cosas.

El techo de madera...
Sin ser exactamente lujosa, la suite tiene la elegancia inigualable que dan las maderas en su color. Muebles de calidad pero sobrios, que no te distraen del paisaje, y además una estufa que la convierte en ese espacio acogedor que solo el fuego da a una habitación. Se corona con un precioso techo de vigas y maderas que por la noche permite que escuches el viento y la lluvia lo que, en mi caso, es la mejor nana que pueda existir. Supongo que para las vistas será mejor ir un día de sol, pero espero que si alguna vez puedo volver a esa habitación sea en el más grande de los temporales, porque tiene que ser espectacular.

Si este hotel estuviera en Italia, en Francia… o en Málaga me apuesto algo a que nuestros convecinos harían cola para reservar la estancia, pero como lo tenemos a hora y cuarto de viaje (por la autovía A6, luego la A8 hasta As Pontes, y de ahí una carretera más o menos aceptable hasta Bares) parece que es “menos”. Pues no, justamente es “más”.

Había visitado en varias ocasiones el Semáforo, para tomar un café e incluso para comer algún día, pero no es comparable a la sensación de meterte entre las sábanas con esas vistas y que te despierte el amanecer sobre el mar. Miren que he estado en hoteles con vistas y en sitios bonitos, pero nada que ver. Ni Roma, que ya es mucho decir.

No les puedo decir otra cosa: es impresionante. Y mucho.

Algunas vistas desde la habitación (el día era brumoso y aún así...). Las fotos no le hacen justicia.