martes, 27 de agosto de 2019

Un concurso de fotos que te permite ganar y ser solidario


Tengo que empezar por reiterar que este blog es estrictamente personal y que las opiniones vertidas son mías y no representan a nadie más que a mí mismo, y si a veces traigo temas que tienen que ver con la asociación Lugo Monumental que tengo el honor de presidir es porque son temas de la ciudad que considero que son relevantes. Aclarado esto, vamos al tema.

La sociedad no siempre hace compatible el lucro personal con la colaboración con causas nobles pero a veces hay excepciones, y hoy les cuento una de ellas. Ayer se publicaron en la web www.lugomonumental.es las bases de un concurso de fotografías cuya finalidad es ilustar un calendario para 2020 promovido por la asociación a beneficio de ASPNAIS. Las doce empresas colaboradoras que patrocinan las páginas hacen posible que el proyecto sea viable y que no haya riesgo para los ingresos que revertirán en las arcas de la entidad social.

A la promoción personal que supone que una o varias fotos suyas figuren con su nombre en un calendario que pretende convertirse en una tradición local como otra cualquiera, se une que hay un premio en metálico de 50 euros por cada fotografía seleccionada. Como se puede dar el caso de que se elijan todas de un mismo fotógrafo el premio puede alcanzar los 600 euros, y todo por ayudar en una acción benéfica.

Las fotos son totalmente libres siempre que se ciñan a un área concreta: el casco histórico de Lugo entendido como el recinto amurallado (bueno, se incluye la Muralla, claro). Se pretende hacer un calendario bonito y que además de la colaboración con ASPNAIS busque la estética y que la gente lo quiera comprar para tener en su oficina, en su casa o donde sea.

El mecanismo del concurso es un poco rebuscado en apariencia, pero muy sencillo en realidad. Hay dos fases. En la primera se analizan las fotos recibidas para eliminar las que no cumplan los requisitos de las bases en cuanto a calidad, resolución, formato y demás (por ejemplo, las fotos han de ser en horizontal por el diseño del calendario). Una vez pasado ese primer filtro, viene la segunda fase, que es la más subjetiva de todas: cada empresa colaboradora elige la foto que más le guste para ilustrar su página, así que hay doce jurados para las doce fotos. Más plural imposible.

Esto hace realmente muy complejo que se elijan doce fotos de la misma persona, e incluso puede que de como resultado un calendario muy ecléctico, con imágenes de muy diferente estilo y enfoque, pero esa riqueza es algo positivo para mostrar la variedad que el casco histórico puede ofrecer.

En nuestra ciudad hay grandísimos fotógrafos tanto profesionales como aficionados. Las redes sociales se llenan de impresionantes imágenes captadas por personas que hacen de su cámara un pincel y de la ciudad un lienzo, y nos dejan para el recuerdo espectaculares fotos. Algunos como Jesús Burgo o Julio Leira podrían hacer una exposición antológica sobre Arde Lucus por ejemplo, y otros como Manuel Buján o Pepe Álvez se especializan en el día a día, captando rincones de Lugo desde otro prisma. No es una relación exhaustiva así que no se me pique nadie, son los que más habitualmente veo en Facebook.

Estoy seguro de que este concurso atraerá a los fotógrafos, y no por el premio, que es relativamente modesto, sino por la colaboración con ASPNAIS. De hecho ya han llegado al correo las primeras fotografías (cosa que me ha sorprendido gratamente), y si les soy sincero las empresas que seleccionen su imagen lo van a tener muy, pero que muy difícil visto el nivel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.