martes, 14 de enero de 2020

El pasado de Lugo tiene la llave del futuro de Lugo

Celso Rodríguez, el arqueólogo que hizo la excavación de la Domus, explica los hallazgos en la época de su descubrimiento.
Foto: El Mundo
En una de esas contradicciones tan habituales, lo que, sin duda alguna, es una bendición cultural y patrimonial es al mismo tiempo una maldición desde el punto de vista de la mejora de los edificios del casco histórico de Lugo: los restos arqueológicos. Observen que no digo que sea una maldición económica, ya que ante la incapacidad de nuestra ciudad de atraer grandes inversiones privadas en sectores productivos es probable que nuestro futuro se tenga que basar en el turismo cultural, sino “inmobiliaria”.

En el recinto amurallado de Lugo viven menos de 3.000 personas cuando no hace tantos años (bueno, bastantes, sí) superaba con mucho el triple de esa cifra, y los motivos son bastante obvios: edificios antiguos, mal aislados, sin servicios, sin ascensores…

¿Y por qué la gente no arregla sus edificios en el centro? ¿Por qué hay familias que tienen abandonadas o en un estado lamentable casitas que serían un lugar maravilloso para vivir? Porque tienen pánico a meterse en una obra que les arruine, y tienen razón.

El ejemplo de lo que le pasó a la Universidad es más que simbólico. La USC quiso construir un auditorio frente a la Catedral, junto a la casa de los Montenegro que les sirve de sede local, y cuando iniciaron las obras se encontraron con una sorpresa que no esperaban: la Domus del Mitreo, unas ruinas romanas que supusieron inyectar al proyecto unos tres millones de euros si mal no recuerdo. Si eso le pasa a un particular le supone la quiebra absoluta.

Porque lo grande de esto es que las excavaciones, obligatorias como es lógico, las paga el promotor pero lo que aparece es de la administración. Y cuando digo “promotor” no se piensen que hablamos del gran constructor, que el imaginario popular considera forrado sí o sí (aunque hay que tener mucha pasta para que no te suponga un quebranto una excavación de varios millones de euros) sino de cualquier pequeño propietario, cualquier familia que tenga una casita o un solar en el recinto amurallado.

Por todo esto Lugo Monumental ha propuesto un Plan de Excavaciones del Casco Histórico de Lugo, que supone algo tan sencillo como que la administración haga un programa de búsquedas en el centro, en los solares e incluso locales que los propietarios cedan para ese fin, y solventen así el misterio de la situación de cada uno de ellos.

Esto serviría para indagar más en el pasado de Lugo, completar los estudios sobre la ciudad romana y la apasionante historia medieval de nuestra urbe, y también para aclarar qué se puede hacer y qué no en cada localización, lo que evita la habitual estupidez de hacer un proyecto que después te van a paralizar y que tendrás que modificar para respetar lo que aparezca, con los consiguientes gastos que esto genera y que pueden dar al traste con todo.

Lugo es una ciudad con un rico pasado arqueológico y eso no solo hay que respetarlo, es que es capital para nuestro futuro, pero también hay que equilibrar la balanza y como propuesta inicial se pueden poner a funcionar los 1,2 millones de euros que el PEPRI preveía para excavaciones y de los que, hasta donde yo sé, no se ha gastado un céntimo.

Además así tendremos más cosas para rellenar nuestro Museo de la Romanización, ya ven. Varios pájaros de un tiro.

4 comentarios:

  1. Estimado Luis,

    Concordo totalmente ca vosa proposta de que se realice un plan de escavacións arqueolóxicas cas que ter unha idea do que hai baixo nos e así poderse planificar qué e cómo poñelo en valor; Pero non estou tan de acordo ca diagnose que facedes.

    No centro vivimos menos de 3000 persoas, é certo; pero tamén é certo que perderon poboación (moita en ocasións) outros barrios da cidade coma o Barrio Feijoo, a Milagrosa, a zona da Estación do tren, Barrio da Paz, etc. Porque o problema é que a cidade creceu moito máis que a poboación e esta foise desprazando a onde se creaban novas vivendas, sen que as vellas se rehabilitasen ou ocupasen por novos habitantes, con sorte quedaron os vellos e ó ir morrendo fóronse despoboando (e degradando) esas zonas.
    Esa dinámica fixo que os fillos dos nacidos no Barrio Feijoo non se quedasen alí, senón que tivesen ós seus fillos na Milagrosa ou Fontiñas, os fillos deses nacen en Acea de Olga ou Augas Férreas, e os fillos que teñan non o farán en ningún dos anteriores, senón que será en San Fiz, no futuro Barrio Verde ese que queren facer agora nas Gándaras, ou vai ti saber onde... Pero todo sen practicamente aumentar de poboación (ou mesmo dentro duns anos, descendendo).

    O problema non é que a xente teña medo a meterse nunha obra que os arruíne porque poida aparecer debaixo a tumba de Alexandre Magno, o Graal ou a sala de Ambar. O problema é máis sinxelo (e terrible), non se rehabilita porque os que poderían facelo van vellos, os novos viven noutro sitio, e non hai unha necesidade/demanda que anime a facer esa rehabilitación do centro, da Milagrosa, do Barrio Feijoo, a Estación, etc.

    No caso do centro, ademais desa dinámica xeral da cidade que en vez de amañar e usar o que xa ten prefire seguir estendéndose, hai outra serie de impedimentos coma son a estrutura da propiedade, a antigüidade da edificación e as condicións de construción e rehabilitación.

    Pero ca experiencia de vivir no centro, nunha casa recentemente rehabilitada, podo afirmar que a problemática arqueolóxica non é o peor problema.
    Na obra da nosa casa apareceron (como non!) as cimentacións de dúas casas romanas, pero salvo ter que documentalas e non poder escavar máis fondo delas, o problema non foi importante. Os problemas de verdade veñen das trabas que pon a administración para facer obras correntes, os problemas de acceso co material, as limitacións á ocupación de vías, á recollida de cascallos ou entrada de subministros, o que obriga a facer o PEPRI, etc. e os sobrecustes que iso supón.

    Eu sospeito que hai unha certa "comodidade" por parte da administración (e dos seus responsables) ca situación actual; por unha parte a parálise evítalles ter que pensar solucións co que apareza; a expansión da cidade da a posibilidade de inaugurar cousas antes das eleccións (e se cadra implica apetecibles subornos por parte de empresas máis grandes que o particular que puidese querer rehabilitar a súa casa, e que non ofrecerá nada diso); e que teñamos que pagar os servizos e mantemento de zonas semivaleiras da igual.

    En fin, que comparto a iniciativa, pero por ela soa non se iba a solucionar o problema do centro e se cadra o que facíamos era cabrearnos por ter un montón de achados abandonados (como xa pasa preto da Tinería agora mesmo). Pero prefíroo a non saber o que hai.

    E perdón pola extensión da miña divagación, pero resulta un tema do que podería estar falando durante horas.

    ResponderEliminar
  2. El mecenazgo, una opción propuesta al Concello para buscar el teatro romano
    En un proyecto expuesto a Basadre para promover Lugo a partir de los restos arqueológicos
    https://www.lavozdegalicia.es/noticia/lugo/2017/03/04/mecenazgo-opcion-propuesta-concello-buscar-teatro-romano/0003_201703L4C1995.htm

    ResponderEliminar
  3. Debe la administración con dinero público, siempre excaso, financiar las intervenciones arqueológicas en terrenos privados? Yo no lo creo.

    Generaría una situación de privilegio de quien vive el recinto amurallado respecto de otro lugar y detraeria recursos de otras prioridades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O patrimonio arqueolóxico é de todos, se a Administración se queda cos achádegos (o que vexo lóxico para que non se perdan), tamén é lóxico que contribúa nos traballos para descubrilos; e que tampouco son tan caros (e menos cando estamos afeitos a tirar cartos en parvadas, que isto non o sería).
      Pode haber xeitos menos gravosos (por exemplo reducir o custe de licenza cando apareza algo ou compensar edificabilidades se se musealiza) pero a proposta de partida de facer un Plan de Excavacións Arqueolóxicas paréceme boa; so hai que perfilar os detalles.

      Por outra parte, onde hai restos arqueolóxicos é principalmente dentro de murallas. e privilexios poucos temos.

      Eliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.