lunes, 9 de marzo de 2020

Es ilegal que nos dejen ver el nuevo auditorio

Solo podemos ver el auditorio en fotos por lo de ahora. Pues nada, a esperar. Foto: La Voz de Galicia
 Se anunció para el pasado sábado una jornada de puertas abiertas del nuevo auditorio, e incluso se enviaron invitaciones para asistir a la actividad, lo que generó bastante expectación. Yo mismo, si les digo la verdad, tenía muchísimas ganas de acercarme para ver en persona ese edificio, que se me antoja demasiado grande para el uso que se le pretende dar. No se trata de criticar las t que se hacen, pero mi sensación es esa y ojalá me equivoque y no sea un nuevo “haiga” de esos que se pagan con nuestro dinero para ser luego utilizados en un ridículo porcentaje de su capacidad. Miren si no el MIHL.

Pero a lo que iba. Como confirmé la invitación, también me avisaron de la cancelación del tema sin más explicaciones, y fue la prensa la que nos informó de que era la Junta Electoral la que había impedido que se llevase a cabo tras una denuncia presentada por el PSOE de Lugo.

Las reglas están para cumplirlas, qué duda cabe. Quienes han tenido en su mano el modificarlas, e incluso son firmantes de muchas de ellas tienen bastante difícil justificar su improcedencia, y entiendo que hay que respetarlas, incluso aunque sean tan tontas como esta.

Me cuesta mucho trabajo entender ese tipo de restricciones. Me suena a que nacen de una concepción del votante como un ser medio imbécil que se deja cegar por una inauguración o la publicidad de un logro que todos conocemos ya. ¿O alguien piensa que el Auditorio no existe realmente? De las interpretaciones que saquemos de por qué sigue cerrado también podemos fiarnos lo veamos o no por dentro y si uno piensa que la Xunta no lo quiere entregar (difícil argumento) o que el Ayuntamiento no lo quiere recibir (extraña postura si es cierta) no va a cambiar de idea porque nos dejen ver el edificio.

Pero repito: las reglas están ahí para cumplirlas y todos se las tiran a la cabeza en cuanto pueden. Recuerdo que el PSOE había denunciado a sus hoy socios de gobierno del BNG por colocar banderolas electorales antes de la fecha de salida, cosa que hoy es curiosa pero que se olvida por son meras anécdotas de la refriega política.

Este tema de las prohibiciones es de marzo de 2011, y si tiran de hemeroteca comprobarán que el anterior alcalde, el señor Orozco, y la actual regidora, Lara Méndez, fueron sancionados con 200 euros cada uno por visitar la plaza de O Cantiño, lo que se consideró un acto electoral. Vaya tontería de multa.

Tampoco es que esté muy claro lo que se puede y no se puede hacer. La Junta Electoral hizo a la Xunta retirar de su web en 2012 la firma del contrato de PEMEX para Ferrol, pero sin embargo no consideró que el exministro José Blanco violase la norma al acudir a la Catedral de Lugo (que se había restaurado con presupuestos del gobierno del que formaba parte) porque fue una visita “privada” a pesar de llevar consigo una nube de periodistas. Ignoraba yo que fuera tan pío el señor Blanco y no sé si sigue acudiendo asiduamente a rezar a la Catedral, entiendo que ya sin reporteros.

En fin, que ya ven. Hay incumplimientos por todas partes y es raro que un gobierno no pueda hacer alarde de sus logros en plena campaña. Quizá la intención es buena, no se lo discuto, como lo de la tontería de la jornada de reflexión, que jamás he comprendido, pero ya ven, es lo que hay y se cumple. Y no hay más vueltas que darle.

Por mucho que comprendamos la norma, a mí me encantaría que nos dejen ver en qué se han gastado los 23 millones de euros que han metido aquí. Foto: COPE

2 comentarios:

  1. Postos a retorcer argumentos... Se o Auditorio non está recibido é que aínda non está correctamente rematado, polo tanto aínda se deberán facer traballos nel, estará pois "en obra" polo que non se pode facer unha xornada de "portas abertas" (como moito unha visita de obra), xa que non se debería poder usar ata que teña unha "primeira utilización"; coma no caso do edificio dos Xulgados... ¡Ui! Ese non vale de exemplo.

    ResponderEliminar
  2. Yo también tenía la “ilusión” de al menos verlo una vez por dentro antes de morir, ya que me temo lo peor (me refiero al Auditorio). En fin, aunque sabía de la suspensión del acto electoralista me contenté con dar un paseo y rodear este pedazo edificio por la parte alta, puesto que siempre lo he visto desde Magoi. Las vistas del acceso principal son espectaculares...con O Garañón asomando majestuosamente (esta foto nunca sale en los medios). También coincidí con otras personas “desinformadas” e incautas (más que nada por lo de la falta de seguridad de las instalaciones que argumenta el Concello) y sabiamente una de ellas afirmaba que con toda probabilidad el 70% de la población de Lugo ni siquiera sabe que existe este Nuevo Auditorio.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.