martes, 18 de mayo de 2021

El Parque del Miño se prepara (muy bien) para el verano

Hace casi un año, en mayo de 2020, publicaba un artículo en que denunciaba la selva en que se había dejado caer el Parque del Miño. Hoy, afortunadamente, tengo que aplaudir al Ayuntamiento por una imagen totalmente diferente de ese magnífico espacio.

No sólo está mejor cuidado, con la maleza bajo control y bastante limpieza, sino que se están llevando a cabo actuaciones estupendas, como la de instalar una barandilla de madera en el paseo para evitar caídas accidentales al río o la reposición de papeleras, que buena falta hacían. Además, han elegido un modelo muy bonito, de madera, muy apropiado para la zona.


La diferencia entre el tramo en el que aún falta la barandilla y el que la tiene nos permite apreciar la mejora con más nitidez.

Ver que estas zonas se ponen en estado de revista de cara al buen tiempo es precisamente lo que se pedía en este modesto blog hace un año. No voy a decir que me hayan hecho caso, porque ya sabemos que en Lugo lo de escuchar al que discrepa no es una tónica habitual, pero me alegra que hayan encauzado el rumbo al menos en esto.

Una de las nuevas papeleras

También han arreglado la mayoría de las mesas y bancos que hay junto al paseo. Les falta reparar los del medio de la explanada pero, si les soy sincero, son los que menos me preocupan porque cuando hace sol ahí no hay quien pare al no tener cubierta alguna que te proteja. Quizá sería más apropiado quitar lo que queda de ellos y dejar una gran superficie libre sin más.

Es una lástima que la tan prometida Playa Fluvial, que nos decían que se haría hace años, reiterando una y otra vez que "este verano la tendremos", siga en "tareas pendientes", dedicando los esfuerzos a otros proyectos más costosos y menos útiles para la ciudadanía. La zona de la Fábrica de la Luz sería perfecta para esa playa, pero con el gafe que tienen en ese punto no sé si se atreverán a meterle mano.

En todo caso es de justicia felicitar a Lara Méndez por estas mejoras en el Parque del Miño y pedirle una vez más que reflexione sobre sus planes para alterar esta zona para meter aquí unas “caldas” que no tienen el menor sentido por muchísimos motivos. Uno de ellos, es no cargarse una zona que no sólo gusta, sino que además funciona porque muchos lucenses bajan a pasear junto al río en cuanto hace un poco de sol.

viernes, 14 de mayo de 2021

Ocho años ya


¿Saben esa frase de "no sabíamos que éramos felices"? Pues aquí sí lo sabíamos.

Si en algo se nota que nos hacemos mayores es en lo rápido que vemos pasar el tiempo.

Cuando era niño los días de cole eran largos, los fines de semana no desaparecían con la celeridad de ahora y los meses de verano eran eternos. Pero eso se acabó. Ahora el tiempo se esfuma y la pandemia no ha ayudado, más bien a revés. 

Hoy hace ocho años que vi por última vez a mi abuela. No lo sabía, claro. Comimos juntos un lunes, tomamos café el martes... y el miércoles 15 de mayo de 2013 falleció mientras dormía la siesta de forma repentina, plácida y sorprendente. Esto último puede parecer difícil de creer cuando hablamos de una señora de 96 años, pero sí, nos pilló desprevenidos. Creo que todos dábamos por sentado que superaría la centena con holgura.

Nos dejó un día de San Isidro, que coincide que es el nombre del lugar donde estaba la casa en que nació, en el vecino municipio de Guntín. Por si no llegase con el recordatorio de las fiestas madrileñas también relaciono su fallecimiento con el día de las letras gallegas, ya que todo fue la misma semana.

Han pasado ocho años y podría jurar que han sido seis meses. No me acostumbro a su ausencia y sigo echando de menos los cafés en la Plaza de España con ella y tantas otras cosas.

Supongo que la vida es así de difícil cuando empiezas a pensar en lo que vas perdiendo por el camino... pero lo que debería ser un sentimiento negativo también puede darnos una lección fundamental: aprovechemos el tiempo, porque no sólo no sabemos cuánto tenemos sino que ignoramos el que le queda a quienes queremos.

El dolor por la ausencia sigue ahí, más sordo, menos punzante, pero sigue. Se va sustituyendo por una añoranza quizá más bonita y llevadera, pero el proceso es más largo de lo que me hubiera gustado. Pensé que en ocho años la cosa ya sería de otra forma, pero también es verdad que hablamos de una persona única. Doña Emilia era mucha Doña Emilia.

Hoy me ha tocado escribir estas palabras, quizá demasiado melancólicas, pero oigan, esto no deja de ser un blog personal así que no debería ser tan extraño que hable de algo como esto.

Disfruten del tiempo, no lo "quemen" (siempre me ha repugnado la frase "matar el tiempo") y no lo desaprovechen. Corre demasiado rápido y se acelera cada vez más.

jueves, 13 de mayo de 2021

Baños públicos, instalaciones de necesidad

Los únicos baños públicos del casco histórico llevan cerrados más de seis años... 


La anunciada reapertura de los quioscos del casco histórico es una buenísima noticia, matizada por la desquiciante lentitud de la administración. Han tardado seis años en anunciar que se van a resolver (que no es lo mismo que resolver) los problemas que se generaron con el concurso de acreedores de la “Rede Galega de Kioskos” que era su titular.

Nadie en su sano juicio puede culpar al Ayuntamiento de Lugo de esa circunstancia… pero sí de la parálisis en la gestión de las consecuencias de la misma. Todavía era Orozco alcalde cuando se montó todo este lío y los únicos baños públicos del casco histórico echaron el cierre. Recuerden que los subterráneos que había en la Plaza de España se tapiaron porque “ya no eran necesarios”.

A las protestas de Lugo Monumental se nos respondía, en marzo de 2015, que el ayuntamiento “buscaba el modo de reabrir los servicios”. Han tardado más de seis años en encontrarlo… Eso sí, durante todo este tiempo la hostelería ha tenido que suplir la ineficiencia pública, y en lugares como Santo Domingo han sido los contrafuertes del convento los que han servido de urinarios públicos. Algo vergonzoso, sí, pero obligado para algunas personas que no tenían más opción.

En la Plaza de la Soledad instalaron unos baños portátiles temporales, pero se les ha ocurrido la peregrina idea de cerrar estas instalaciones con candados y sólo se pueden usar dos mañanas por semana en los días de mercado. Eso sí, en el Paseo del Miño hay baños que, supuestamente, se limpian a diario y están abiertos permanentemente.

Sólo queda desear que en el nuevo contrato incluyan una cláusula de rescate de las instalaciones y que si hay cualquier problema no tengamos que esperar otros seis años en tener un sitio donde aliviar las necesidades que implica la condición humana.

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 13 de Mayo de 2021

miércoles, 12 de mayo de 2021

Los pictogramas de los semáforos

 

Pictogramas para personas con TEA

En las últimas semanas se han instalado en Lugo unos paneles en los semáforos con unos dibujos que instruyen cómo cruzar correctamente. Son tan sencillos que mucha gente ha caído en la “trampa” de considerarlos algo accesorio, que no debería estar ahí.

La cuestión es que sus destinatarios son las personas con TEA (Trastorno del Espectro Autista), cuyas mentes funcionan mejor a través de pictogramas y que, de esta forma, comprenden el mundo y pueden mejorar su forma de interactuar con él.

Incluso sabiendo eso he leído críticas, aparentemente bien fundamentadas, que indican que no tiene mucha lógica que cuando el semáforo está en rojo se señalice que no se puede cruzar por el paso de peatones pero que cuanto está en verde dicho paso “desaparece”, con lo que el mensaje es confuso. Estoy de acuerdo con esa crítica, si bien no habría que dirigirla al Ayuntamiento de Lugo sino a la entidad especialista en la materia que ha elaborado los pictogramas: ARASAAC, las confusas siglas del Centro Aragonés para la Comunicación Aumentativa y Alternativa.

Captura de algunos de los pictogramas de la web de ARASAAC

Si ven su página podrán comprobar que los pictogramas que han puesto incluyen la opción de con y sin paso de peatones, lo que en mi opinión es una torpeza, pero tampoco soy especialista en el tema y ellos se entiende que sí.

También es cierto que el Ayuntamiento podría haber repetido el pictograma sin tachar, y así quedaba muy claro, pero qué quieren que les diga, son matices y para algunas cosas que se hacen bien tampoco vamos a ser tan sumamente quisquillosos.

Eso sí, últimamente veo que se presume mucho en Lugo de ser pioneros en estas cosas… Bueno, pioneros, lo que se dice pioneros no lo son. Hay innumerables ciudades que han señalizado los cruces semafóricos para personas con TEA con lo que realmente no es que vayamos a la cabeza de la innovación, ni falta que hace. Siempre me ha parecido que ese criterio está sobrevalorado.

En todo caso, felicitar al Ayuntamiento por esta sencilla, hermosa y esperemos que útil iniciativa.




martes, 11 de mayo de 2021

El acierto de la nueva distribución de la Ronda del Carmen

 

La infografía presentada por Lara Méndez hace un año muestra el resultado final. Un acierto.

Creo que la distribución del tráfico en la Ronda del Carmen es un acierto. Cuando la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, presentó este proyecto a todos nos sonaba extraño, pero una vez visto en la práctica parece más que razonable.

Verán, para empezar los supuestos dos carriles que tenía esa vía nunca fueron reales, porque la señalización lo hacía pasar de dos a uno y vuelta a los dos cada pocos metros, por lo que realmente no valía para nada tener dos líneas de vehículos que veían metidos en constantes embudos.

Una vez llegamos a esa conclusión, queda por pensar en si la novedosa distribución del tráfico tiene sentido. Acera, carril bici, lineal de aparcamientos, carril de paso para coches y una mediana es un orden extraño, ajeno a la costumbre en esta ciudad, pero no por ello tiene que estar mal.

Pensándolo con cierta calma vemos que es una buena solución para separar al máximo al peatón (usuario más vulnerable de cualquier vía) del tráfico rodado poniendo en medio el carril bici y los coches aparcados, sirviendo también como barrera estos últimos para proteger a los ciclistas. Hasta hay unos pequeños bolardos de baja altura para dejar claro a los coches que han de aparcar fuera de ese carril, con lo que se solventa la confusión.

He leído muchas críticas sobre lo “peligrosísimo” que es aparcar entre dos carriles de circulación (el de coches y el de ciclos) porque al abrir la puerta del acompañante te puedes llevar por delante a un ciclista… Lo de abrir con cuidado mirando primero si viene alguien parece que no se les pasa por la cabeza a quienes afirman tales cosas. También habrá que acostumbrar a los ciclistas a circular con precaución, como es de sentido común, y a que hay un sentido en cada carril.

Por esa regla de tres, y aplicando ese principio, no podría aparcarse junto a la acera porque podrías golpear a un viandante al abrir la puerta, ni junto a un carril de circulación porque te podrían atropellar al bajar del coche… Eso invalidaría todos los aparcamientos del mundo salvo los que estén en batería, lo que no tiene el menor sentido.

En la Ronda de Fontiñas, por ejemplo, se aparca en ambos márgenes de la vía, con lo que en un lateral el conductor invade el carril para bajarse y en el contrario lo hace el acompañante. ¿Qué diferencia hay con lo del Carmen? Sólo una: la falta de costumbre.

El tráfico en Lugo está cambiando, en unos casos con más acierto aparente que en otros, al menos a priori. Yo mismo he visto con malos ojos el Cristo que se monta en la Ronda de la Muralla por la pésima señalización del embudo que se forma al llegar a la Puerta Santiago, y me preocupan muchísimo los cambios que van a hacer en toda esa zona (incluido Ramón Ferreiro y otras calles del entorno)… pero ojalá acierten, como titulé a un artículo de este mismo blog de no hace demasiado.

En este caso creo sinceramente que lo han hecho.


lunes, 10 de mayo de 2021

La culpa es nuestra

 

Este meme ya circulaba hace un año. La cosa no ha mejorado, más bien al revés

Ya no sabe uno qué decir. Viendo las imágenes de las "celebraciones" del fin del estado de alarma, uno se imagina que son de los Estados Unidos de Trump o de algún sitio así de "malvado", hasta que recuerda que ya no gobierna el multimillonario allí y ve que las imágenes son de España. De la Puerta del Sol, sí, donde esa terrible derecha acaba de arrasar en las elecciones con un mensaje de Libertad que algunos se apuran a ver como una justificación de lo que está pasando (hay que culpar a alguien) ignorando que concentraciones de igual tamaño, si no mayor, también se han dado en la "progresista" Cataluña, lo que les chafa el mensaje, el meme y la excusa.

No, señores míos. La culpa no es de Ayuso, ni de Sánchez, ni de los separatistas catalanes, ni de Pablo Iglesias, ni de los obispos, ni de ningún Gabilondo. La culpa es nuestra. Somos idiotas y parece que no hay mucho que hacer al respecto.

He leído amargas quejas de gente que estaba incomodísima en alguna terraza de Lugo porque "estaba la gente muy junta". ¡Pues no te sientes, coño!, ¡que nadie te obliga!

Puedo comprender que alguien, en este momento en que todos estamos tensos, denuncie en redes sociales que en tal sitio o tal otro no se cumplen las normas, pero no me cabe en la cabeza que eso no sea suficiente para irse a otra parte. Yo desde luego es lo que hago.

Tampoco me gusta demasiado esa manía de "y los del bar no les dicen nada"... Prueben ustedes a llamar la atención a los clientes ya verán qué respuestas más amables y agradable se llevan. No es función del hostelero y quien debería vigilar si la gente cumple las normas es la autoridad competente, que para eso lo es supuestamente.

Así que, en resumen, toca temporada de autos...
  • Autocontrol para hacer lo que sabemos que es necesario aunque no sea obligatorio.
  • Autoconfinamiento relativo, quedándote en casa o yendo a sitios en que no estés o te sientas en masa...
  • Autonomía "mental" para entender que no porque haya una mesa libre no es obligatorio ocuparla sobre todos si no te sientes seguro porque está pegada a la de al lado.
Que acabe el Estado de Alarma no implica que esto esté superado... Ni de lejos. Sólo espero que no se vaya todo al cuerno otra vez, que visto lo visto es una alta probabilidad más que la posibilidad remota que a muchos nos gustaría.

Ánimo a todos y "sentidiño"

viernes, 7 de mayo de 2021

¿Cuándo finalizan los ERTEs de fuerza mayor?

Que las normas generen dudas en vez de resolverlas ha sido la tónica desde marzo del año pasado.


Lo han vuelto a conseguir. Parecía que era imposible liar más las cosas con los Expedientes de regulación de empleo, los conocidos popularmente como ERTEs, pero no hay que subestimar la capacidad del Gobierno de España para enredar las cosas.

El ministerio de Trabajo tiene al frente a la tan sobrevalorada Yolanda Díaz cuyo mayor logro es no haber derogado la, según decía ella antes de pisar moqueta, nefasta reforma laboral realizada por el gobierno de Mariano Rajoy, reforma que nos ha salvado los muebles en esta crisis sanitaria. El trabajo del Ministerio, en este año y pico, se ha reducido a liar las cosas para que empresas, trabajadores, gestorías e incluso administraciones hayamos corrido como pollos sin cabeza, aturdidos y confundidos por las contradicciones y la falta de información.

Con la publicación de la Ley 3/2021 nos enfrentan a un escenario confuso. Dice, textualmente en su disposición adicional primera, que los ERTEs de fuerza mayor aprobados en marzo no podrán durar más allá “del estado de alarma decretado por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo” que, como todo sabemos, termina este domingo. La ley indica claramente que entra en vigor el día de su publicación, es decir, el 13 de abril. Sin embargo, desde el Gobierno se nos dice (en notas de prensa y entrevistas) que TODOS los ERTEs están prorrogados hasta el 31 de mayo… lo que contradice la ley que han publicado hace un par de semanas.

Jurídicamente el tema está claro, los ERTEs de marzo terminan el día 9. Los de rebrote, impedimento y limitación parece que se salvan de esa quema. Sin embargo una supuesta respuesta a una consulta realizada al Ministerio dice que no, que todos los expedientes se mantienen hasta el 31 de Mayo, así que habrá que quedarse a la carta que más conviene… con cierto temor.

La gran pregunta es, ¿tan difícil era, una vez metida la pata con esa disposición adicional, aprobar en el Consejo de Ministros del pasado martes una norma aclaratoria? ¿No les parece que los ciudadanos afectados, trabajadores y empresarios que están aterrorizados por un futuro incierto y una situación económica terrible, merecen al menos una mínima seguridad jurídica?

Es probable que aprueben una prórroga, pero en vez de hacerlo, al menos, antes del día 9 para evitar esta confusión lo van a dejar para otro día, que total qué prisa hay... Si la gente está confusa pues mejor, que así están más pendientes del BOE.

Personalmente, y ante la duda, mi recomendación a quien no lo tenga claro sería tramitar un expediente de limitación o de impedimento antes del domingo, por si acaso. Ahí sí que no quedarían dudas. Y si no piden exenciones en las cotizaciones no se incrementa el compromiso de contratación. Por unas semanas no les merece la pena.

jueves, 6 de mayo de 2021

Lugo contará con la pasarela más absurda del mundo

No sé si será legal (tengo mis dudas) ahora, lo que es seguro es que no es lógico...

Sé que soy crítico, pero aunque estoy casi seguro de que no me creerá nadie les prometo me encantaría no poder serlo o, al menos, tener menos temas que sacar día tras día. En una ciudad que funcione con cierta normalidad sería imposible mantener un blog diario desde hace ya más de diez años que, aunque en ocasiones los temas se repiten (porque muchos en Lugo son eternos, como el hidrógeno y la estupidez) hay material para dar y tomar. Además, para dar incienso a los gobernantes ya están las asociaciones polisubvencionadas a las que llaman "luchadoras" porque les hacen parte del trabajo sucio contra sus enemigos políticos, pero eso es otro tema.

Esta semana les contaba el absurdo de las bañeras colectivas, y hoy vamos por el mismo camino… con otro de esos proyectos que en principio suenan muy bien pero que cuando se ejecutan se revelan como una estupidez de imposible comprensión.

¿De veras? ¿Una pasarela para peatones que nace en una isleta y muere en otra?

Verán, se anuncia, planifica y ejecuta una pasarela sobre la Nacional VI para que los aficionados al fútbol puedan ir a los partidos con seguridad y sin interrumpir la circulación, un fin maravilloso en sí mismo que, aunque mi alergia al deporte es casi patológica, comparto porque todo lo que suponga la mejora de la seguridad vial y los trayectos peatonales me suena razonable en principio.

Pero cuando la semana pasada bajé con unos compañeros a animar al CD Lugo (ya saben, las obligaciones del cargo de “senador” del Arde Lucus, que te impulsa a esas cosas que, por otro lado, son divertidas) me quedé de piedra la ver dónde comienza y dónde acaba la pasarela.

No creo que haya que ser ingeniero para ver los obvios conflictos en esos dos puntos. Hasta los itinerarios verdes marcados por el ayuntamiento terminan en un sitio absurdo.

Del lado del campo de fútbol, en lugar de conectarse, como sería lógico, con la acera del lado del acceso al recinto lo hace del contrario, en una especie de isleta. Esto obligará a los peatones a cruzar, o bien el aparcamiento o bien una de las dos salidas por las que todos los vehículos abandonan la zona. Háganse una composición de lugar: imaginen el aparcamiento lleno y una marea de peatones que tienen que salir de allí… ¿De verdad a alguien le parece lógico que esos peatones tengan que cruzar un vial, creando un conflicto con los coches que quieren salir? ¿Se imaginan la cara de pasmo que pondrán los conductores que tendrán que esperar pacientemente a que pasen todos los aficionados-peatones para poder salir por ese ramal?

Del lado del campo de fútbol el lugar elegido para conectar la pasarela provocará problemas de tráfico a la entrada y salida de los partidos de fútbol.

Pero eso no es lo peor, no. Una vez cruzan la pasarela, ésta termina… ¡en una isleta! ¡En serio! En una isleta entre la nacional VI, un ramal de acceso a ésta y otro de salida. Hasta tengo mis dudas de que sea legal semejante disparate.

Del lado contrario es aún peor. Por aquí tendrán que pasar las mareas de peatones, cruzando un ramal de la Nacional VI que, en días de partido, está muy transitado porque todos los aficionados que van en coche bajan a esa hora...

Supongo que harán obras para ampliar el espacio del punto de conexión, porque ahora mismo es tan absurdo que me cuesta creer que los operarios que hicieron la obra no parasen y llamasen al ingeniero para decirle “oiga, ¿seguro que esto lo quieren así?” porque es tan sumamente ridículo que no cabe en cabeza humana.

Entiendo que la solución será otro paso de peatones, éste entre la isleta y el arcén de la carretera (que entiendo que convertirán en acera, porque si no esto acaba en el juzgado sí o sí) pero es tan absurdo gastarse 880.000 euros (que supongo que se redondearán al millón en cuanto metan alguna obrita más en el entorno) en algo que no tiene sentido.

Choca además que se incrementase el presupuesto en 300.000 euros de los consignados inicialmente para darle un aspecto “más visual”. De la utilidad, si eso, ya hablamos otro día. Si la hubieran estirado unos metros más hacia cada lado tendría lógica, pero no, mejor hacerla “más visual” que me parece tanto como decir que tiene que hacer bonito aunque sea un disparate desde el puro sentido común.

La pasarela no soluciona nada que no esté ya solventado por el actual paso subterráneo, que es algo más incómodo, sí, pero no nos cuesta casi un millón de euros, tirado a la basura con esta ridícula pasarela.

Tomando como punto de origen la "calle" peatonal (se podría arreglar, sí) y como destino el campo del Lugo, parecería más lógico que la pasarela resuelva todos los problemas de acceso y que traslade el conflicto. Sentido común puro y duro.

La pasarela más absurda del mundo se está construyendo en Lugo... ¡y presumen de ella! No servirá de nada porque los peatones tendrán que cruzar los dos ramales... que ya cruzan ahora para pasar por debajo de la Nacional VI, así que para ahorrarles unos pocos metros se gastan casi un millón de euros. Yo hay días que no los gano...

Eso sí, después los que decimos que el emperador está desnudo somos los "tocahuevos". Pues a la vista de cómo se hacen las cosas quizás hagan falta más críticas.

miércoles, 5 de mayo de 2021

Por qué (seguramente) el PP de Lugo va a meter la pata (otra vez)

Por tentador que pueda resultar comparar mapas, el tema no es tan sencillo. De hecho no hay más que ver dónde gobierna cada cual.

Como es lógico en el PP estarán muy contentos, es lo normal. El problema es que seguramente, conociéndonos como los conozco (no en vano fui afiliado durante muchos años hasta que el hartazgo por ciertas formas y fondos, sobre todo en el ámbito local, pudo conmigo), se van a alegrar de más, haciendo extrapolaciones engañosas en los niveles nacional y local, que son justamente los que no fueron a las urnas.

El análisis de la victoria de Ayuso en Madrid se parece mucho a la de Feijóo en Galicia, a pesar de ser dos personas con ideas, formas y procedimientos casi antagónicos incluso estando dentro del mismo partido. Su similitud electoral es que han vencido por ser ellos quienes son y por tener en el bando opuesto a quienes tienen. Las siglas han ayudado lo justo en el mejor de los casos.

Feijóo venció a un PSOE que presentó a un candidato que, siendo generosos, es un sinsangre, que es lo mismo que tenía Ayuso enfrente en Madrid. Caballero II (el sobrinísimo) y Gabilondo II (el hermanísimo) están cortados por el mismo patrón, salvo que al menos el madrileño no dice tonterías, sólo es soso, lo cual es un pobre consuelo. En el resto del arco parlamentario ha sido casi un calco: en lugar del BNG fue Más Madrid quien adelantó al PSOE por la mínima y el resto están más o menos de adorno (si bien los gallegos hemos sido más contundentes largando a Vox y Podemos de nuestro Parlamento porque las estridencias no venden en nuestra tierra).

Pero a lo que iba al principio: el PP de Lugo está a punto de cometer su habitual error: extrapolar las victorias en Galicia y Madrid con sus deseos de vencer a nivel nacional y local, olvidando convenientemente su batacazo en Cataluña, por poner un ejemplo cercano, y que tradicionalmente los resultados no son comparables. En nuestra ciudad, por ejemplo, el PP vence habitualmente en elecciones autonómicas y nacionales, pero se estrella en las municipales… y ahora se prepara a fuego lento el caldo de cultivo para que en 2023 pase exactamente lo mismo.

Se van a crecer, siguiendo la estela del bienamado líder. El más que discutible Pablo Casado pensará que tiene algo que ver en esas victorias cuando probablemente con una cabeza nacional en condiciones menos corrientes (siendo generosos de nuevo) Ayuso habría llegado a sus codiciados 69 asientos. Lo mismo va a pasar en el PP local, que creerán que esto es una señal divina que marca un cambio de ciclo y que, a falta de méritos propios, la ola les arrastrará a la victoria como por ensalmo… como si las amargas lecciones de 2011 y 2015 no hubieran servido de nada.

El PP tiene, como casi todos los partidos (mejor dicho, todos) un problema de miopía cuando se mira el ombligo, y el culto mesiánico a los gerifaltes de cada casa hace que nadie se atreva a decir en voz alta algo que no sea "loor y gloria al líder" independientemente de la calidad del mismo.

Tanto Casado como los mandos locales y todo lo que está en medio, cerrarán con este resultado cualquier debate interno sobre su liderazgo y ahí es donde van a meter la pata una vez más. Que todo sea una balsa de aceite es el requisito previo que el PP contempla para llegar a unas elecciones, olvidando que el debate interno no es necesariamente malo y que se puede ganar aún después de una batalla campal en casa. No hay más que recordar las cuchilladas entre los socialistas cuando llegó Sánchez a la Secretaría General y ahí lo tienen, en la Moncloa, durmiendo mal según dijo porque comparte gobierno con Podemos, pero durmiendo.

En conclusión, esto va a servir para que los populares se crezcan y escalen en esa chulería tan poco recomendable que hace que resulten antipáticos al votante medio. Esa altanería que hizo que en el 99 no presentasen a quien habría seguido siendo alcalde aún hoy, y que les hizo entrar en la senda de la oposición en Lugo durante los últimos 20 años. Esa misma fanfarronería que hace pensar que en lugar de querer gobernar para mejorar las cosas desean tomar la revancha y decir "ahora me toca a mí", que es lo que hacen otros (por ejemplo el BNG desde que entró en el Ayuntamiento, que quién los ha visto y quién los ve, pisoteando a todo el que no comparte sus infalibles visiones de cualquier asunto) pero disimulando mejor en campaña.

Si el PP de Lugo pretende sentarse en la alcaldía algún día, deberían empezar a asumir que la táctica de decir a cada cual lo que creen que quiere oír (aunque luego se contradigan con sus posturas públicas y votos plenarios) no sólo no funciona, sino que es contraproducente porque les hace quedar de oportunistas y falsos. Tal vez deberían hacer una reflexión de por qué las cosas han sido como han sido en las elecciones de los últimos 10 años (que es cuando "deberían haber ganado"), y de que tener una cabeza de cartel con personalidad propia es una parte importante de la fórmula del éxito, por no decir que es el ingrediente principal. 

En Lugo les quedan dos años para elegir bien, y probablemente un cambio de caras sea lo más previsible y se tirará de nuevas figuras que están calentando banquillo y sí, estoy hablando de la posible, probable e incluso deseable candidatura de Javier Arias a la alcaldía de Lugo. Ya saben que las indirectas no son lo mío.

Ya se verá si tengo razón.

martes, 4 de mayo de 2021

Las bañeras colectivas, además de absurdas, en un sitio poco apropiado

Las bañeras colectivas se van a hacer junto al río Miño, aunque no guardan la menor relación con él porque el agua viene del grifo y se calienta con una caldera. ¿Se imaginan hacerlas en el Parque Rosalía en donde está ahora el Garañón? Sería magnífico.

Un millón de euros es lo que nos vamos a gastar de la caja común de los lucenses para hacer esas absurdas bañeras colectivas pomposamente llamadas “caldas”, que sólo se parecen a su nombre en que se “caldea” el agua, artificialmente, pero se caldea.

Pero hoy no voy a criticar el disparate de gastar esa fortuna en coger agua de la traída y gastar otra fortuna en caldearla para tenerla al aire libre en una ciudad en que no es raro rozar los 0º centígrados. No, hoy no les hablaré de eso, me gustaría hacerles otra reflexión sobre este asunto que me sorprende bastante y que es… ¿por qué ahí?

Verán, si las bañeras van a ser, según la alcaldesa, un “revulsivo cultural, de recreo y turístico”… ¿por qué se hacen en un sitio donde no hay nadie que las aproveche salvo que vaya específicamente a eso? Si partimos de la base de que al ser una cuestión puramente artificial que ni aprovecha aguas termales, y ni siquiera capta su caudal directamente del río, sino que viene por la tubería como la de la ducha de nuestras casas, ¿no sería más lógico ubicarlas en donde supusieran aprovechar mejor ese “revulsivo”? Hay muchas zonas de Lugo que agradecerían ese “atractivo”.

No les digo de ponerlas en la Plaza de Santo Domingo (aunque anda que no iba a ser la leche) pero, al independizarse de cualquier tipo de ventaja basada en la ubicación, tal vez sería más razonable llevarlas a un sitio al que se pueda ir dando un paseo y que, además supusiera revitalizar una zona. Se me ocurre, por ejemplo, que el Parque de la Milagrosa sería un sitio más adecuado, por ponerles un ejemplo.

Es más, dado que el disparatado gasto va a ser el mismo sea donde sea, ¿se imaginan lo impresionante que sería hacer eso en las cuestas del Parque Rosalía y que esas bañeras tuvieran unas caídas de esas, tipo “infinita” que están tan de moda en los hoteles de lujo? Piensen en lo que sería meterse en pleno invierno en agua calentita (lo que quita el frío, aunque la factura de calentar eso sí va a ser para echarse a temblar) con las vistas que ahora ocupa el Garañón. Impresionante.

Este proyecto es una cabezonería. Iba a ser de aguas termales y no. Iba a ser con agua del río y no… es una caricatura de las pozas de Orense, una hipoteca que vamos a pagar hasta que alguien se decida a dejar de calentar el agua (le doy dos o tres años de funcionamiento como máximo) con el despilfarro que esto supone en la actual obra. Pero es que es peor aún: al rediseñarlo no han tenido en cuenta que es irrelevante dónde se sitúen las bañeras y se ha perdido una oportunidad magnífica de mejorar alguna zona de Lugo con habitantes y negocios. Se lleva a una zona que actualmente ya es magnífica y que se va a estropear para meter “esto”.

Y así, una vez más, seguimos a mayor gloria de la administración municipal haciendo el ganso con millones y millones de euros que se van a un proyecto obviamente destinado al fracaso.

lunes, 3 de mayo de 2021

Ya va siendo hora


Resolver el tema del viejo pabellón de la OJE es una cuestión de voluntad. Lo demostró la investigación realizada por La Voz de Galicia y publicada en la portada de ayer, en que averiguaron que los propietarios particulares están dispuestos a negociar la venta de su parte a quien sea oportuno, entendiéndose como tal el Ayuntamiento o la Xunta de Galicia… se sobreentiende que el que ponga el dinero, como es lícito y lógico. Esta investigación podría haberla hecho alguna administración pública en las últimas décadas, pero se ve que no estaban motivados.

Además, hay un componente moral para llegar a un acuerdo con la familia: en este momento en que hay una sensibilidad tan desarrollada para reparar los atropellos cometidos por el franquismo, parecería de sentido común que se compense por fin a una familia que se vio forzada a alquilar esos terrenos y que sólo recuperó su propiedad tras la instauración de la Democracia, aunque no les ha servido para nada por ahora.

Desde Lugo Monumental llevamos insistiendo en esto desde el 2013 porque el viejo pabellón sería una instalación magnífica para el casco histórico. No hay ni un solo polideportivo dentro de Murallas, sería un lugar estupendo para celebrar todo tipo de eventos, y encima se evitaría el alquiler de costosísimas carpas que, además de antieconómicas, suelen ser espantosas.

Los colegios que hay en las inmediaciones lo podrían utilizar para sus actividades deportivas, se podrían celebrar partidos de disciplinas menores (nadie pretende poner a jugar al Breogán ahí, no se asusten) y sería un complemento magnífico para el casco histórico para hacer desde salones de bodas hasta ferias de muestras.

Lo sorprendente es que nadie se haya puesto por ahora en serio con ese tema desde hace décadas. Pues ya va siendo hora.

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 1 de Mayo de 2021

viernes, 30 de abril de 2021

Ojalá acierten con lo que van a hacer en la Ronda

 

Por poco menos de 600.000 euros de nada se va a hacer una acera en un tramo de 150 metros de la Ronda de la Muralla. Bueno, la inversión también incluye unos triángulos de césped y unos arbustos en la zona de la Puerta de Santiago, con lo que está más que justificado el gasto… ¡Un chollo!, dando por sentado además que la cifra incluye todo tipo de estudios y otros conceptos de compleja explicación pero que estoy totalmente seguro que los técnicos pueden avalar.

En las infografías vemos una remodelada entrada a la Puerta de Santiago que, estoy seguro, se va a repavimentar (cosa que hace mucha falta porque hace ya meses que se cambió el suelo en ese punto), y en la Ronda se transformarán los dos carriles actuales en uno, consolidando los atascos en la zona, una magnífica noticia para todos aquellos conductores que quieren disfrutar de las paradas obligatorias para así admirar nuestro principal monumento.

Lejos quedan aquellos tiempos oscuros en que se buscaba la fluidez del tráfico en las vías principales, esas que los planes de movilidad determinaban como básicas y que garantizaban la estabilidad de todo el sistema de circulación. Hemos llegado ahora a la conclusión de que es mejor entorpecer el paso y crear una especie de infarto viario para lograr que los vehículos abandonen ese trayecto y opten por otro en que dan más vuelta y, por lo tanto, invierten más tiempo y generan más contaminación. Plantamos árboles para compensarlo o hacemos edificios de madera y listo.

Hablando en serio, no dudo de las buenas intenciones de esta actuación, que viene de aquella reducción a un carril de la Ronda de la Muralla que generó tal conflicto de tráfico que hubo que dar marcha atrás… pero dejando este testimonio de “la mía por encima” a pesar de que se está demostrando que en determinadas horas la cola de vehículos llega hasta la gasolinera Martínez.

Una vez más hay que hablar de que las cosas no se deberían hacer así, pero se hacen. Peatonalizar es una gran cosa, y recuperar el espacio para las personas en detrimento de los vehículos es un fin noble que aplaudo y comparto, pero no creo que en esto se deba seguir la filosofía de Napoleón Bonaparte, autor de la frase “el fin justifica los medios”, aunque todo el mundo piensa que es de Maquiavelo (yo mismo lo creía hasta hace poco).

Hay sitios en que la peatonalización podría generar algunos problemas menores pero que sí tendría resultados visibles y razonables. Por ejemplo, yo peatonalizaría Camiño Real, una calle que conectaría el casco histórico con la Milagrosa para los viandantes, en que prácticamente no hay garajes (se cuentan con los dedos de la mano) y que estoy seguro de que se convertiría en una zona comercial de primer orden porque es agradable para el paseo y hay muchos locales “vivos”. Entiendo que la Ronda es más visible y que, como políticos que son los que toman las decisiones, “la foto” es más atractiva porque “se deja huella”.

El problema es que si la reducción a un carril de la Ronda fue un fracaso y el estrechamiento que quedó en este punto es otra sonora metedura de pata, es peligroso el principio de “tira p’alante y que se acostumbren” a pesar de que en ocasiones funcione. Hay que estar muy seguro de lo que se hace y de tener razón, aunque no los veo tan convencidos porque aquí no han “preguntado al Pueblo” ni a los interesados como en Rafael de Vega en que presumían de demócratas. Aquí por no hacer no han hecho ni reuniones informativas.

Recordemos, por ejemplo, la peatonalización del tramo de la Ronda frente a las dependencias municipales del Seminario, una actuación de hace ya unos años y que debería haber generado “costumbre”. No lo hizo. Es una zona que está prácticamente desierta en cualquier momento. Incluso en las grandes fiestas (cuando se podían hacer) como el Arde Lucus o el San Froilán se veía la calle Aguirre llena hasta la bandera y ese tramo prácticamente desierto. Casi nunca hay gente sentada en los bancos…

El motivo, probablemente, es que es una zona sombría, en que sopla un viento que te deja tieso y que es poco acogedora. Pues ahora la vamos a prolongar unos metros más por un precio totalmente disparatado…

En fin, ojalá acierten y yo esté equivocado. De verdad que lo deseo.

jueves, 29 de abril de 2021

Las (muchas) webs municipales que no funcionan


Hablábamos ayer de la desastrosa gestión de la información turística digital de la ciudad de Lugo, cuyo gobierno presume de "Smart city" y de tecnológica, y esto me trajo a la memoria el hacer un repaso de las páginas que nuestra administración presentó a bombo y platillo y que ya no funcionan o que están tan desactualizadas que no valen para nada.

Empezaremos por una de las más simbólicas, la de la Plaza de Abastos y el Mercado de Quiroga Ballesteros. Sacando las notas de prensa de autobombo (que esas por supuesto sí están al día, como no podía ser menos, porque en realidad es el verdadero objetivo de todo esto) el resto de la página no hay por dónde cogerla. Aparece puestos que llevan años cerrados  (incluso de compañeros lamentablemente ya fallecidos) pero no figuran otros que funcionan desde hace muchísimo tiempo. Algunos de los que coincide que llevan abiertos desde que se hizo la página y continúan ya no están ubicados en el mismo lugar y todos, sin excepción, tienen fotos de antes de la reforma de la Plaza y el Mercado. En cuanto a las actividades, las últimas que figuran son del año 2013 (creo que vamos algo tarde para asistir).

La única actualización que han hecho, salvo las ya referidas de “mira qué buenos somos” es la de quitar toda referencia a la compra online porque ya se cansaron de hacer el ridículo, sobre todo desde que la iniciativa privada puso en funcionamiento, a través de la empresa Kibus, una web de compra en la Plaza y el Mercado que sí funciona de verdad. Y muy bien, hay que añadir.

Pero observemos, sin ir más lejos, algunas pestañas a las que nos dirige la página principal del Ayuntamiento de Lugo. Les invito a comprobar por sí mismos la desastrosa gestión de la información:

Lugo, cidadeviva: Te redirige a una cuenta “suspendida”, con lo que NO funciona.

Perfil del Contratante: Página no encontrada.

Vivero de empresas Tinería: Esto no lo han tocado desde que resolvieron la adjudicación y así te encuentras que hay anunciados locales “en funcioamiento” como el del Breogán, que jamás movió una piedra en el que se le otorgó. Por cierto, sería bueno saber si le han retirado la concesión tal y como contemplaban aquellas bases.

Corre con Nós: Error 404 Página no encontrada.

Huertos Urbanos:  Página no encontrada.

Cuatro páginas que no funcionan y una que no vale para nada anunciadas desde la entrada principal de la web oficial. Las que sí están en regla son las que son meras redirecciones a apartados de la web (urbanismo y cosas así), el resto desastroso.

La única excepción para la regla, que me parece que está funcionando muy bien, es la página a la que te dirigen para consultar la biblioteca municipal. No tengo ni idea de esto pero su buen funcionamiento me hace pensar que lo lleva gente diferente, porque da gusto verla.

Otra web creada hace poco, la tan publicitada de “Lugo é capital” y que nació hace cuatro meses tampoco funciona, y ni siquiera han puesto, que sería lo suyo, un mensaje haciendo una valoración de los resultados… quizá porque es mejor no decirlos.

La gran pregunta es… ¿cuánto ha costado todo esto y qué función ha desempeñado?


miércoles, 28 de abril de 2021

Lugo es una ciudad arisca (informativamente) para el visitante

Los cochambrosos paneles de la calle de la Reina están tan desactualizados que es imposible para el turista encontrar la información a la que remiten, quizá porque no existe.

La mayoría de las veces el problema de un proyecto no es iniciarlo sino mantenerlo. Poner a funcionar una web, un negocio o comprarse un coche es una inversión importante, pero nada que ver con la energía, la constancia y la importancia de mantenerlo vivo durante años. Si hablamos de la cosa pública el tema se pone más interesante, porque una vez más hemos de recordar que el dinero que se “invierte” (malgasta en muchas ocasiones) es nuestro, de todos, y que por lo tanto en teoría tendrían que ser mucho más cuidadosos.

Nuestra ciudad es probablemente una de las más despilfarradoras del planeta en ese sentido. Las huellas de “lo que pudo ser y no fue” en muchísimos temas se nos presenta allá donde miremos. Tenemos desde los esqueletos físicos del Rebicíclate, adornando nuestras calles desde hace muchísimos años, hasta los restos mortales del “centro de energías alternativas” del Ceao (que jamás funcionó y en vez de generar energía la consumía)… y en Internet los esqueletos también se acumulan.

Ahora que las vacunas parece que nos hacen empezar a vislumbrar una luz al final del largo túnel de la pandemia, es el momento de replantearse la estrategia turística de nuestra ciudad (dando por hecho, generosamente, que existe alguna). Esto implica el revisar lo que se ha hecho garrafalmente mal y que hay que empezar a corregir, aunque me temo que la tónica de la casa es hacer algo que supondrá otra inversión absurda para que una vez más no funcione.

Les pongo ejemplos, que son lo que mejor vemos todos. En la Calle de la Reina hay unos paneles cochambrosos que se supone que pretenden publicitar la ciudad a quienes nos visitan, y les animan a visitar una web, que ahora es la Sede Electrónica Municipal, y a descargar una aplicación para móvil que ya no existe. Así está el nivel.

Lo de la Sede nunca lo he entendido. En lugar de hacer como todo el mundo y mantener la página oficial municipal en el dominio www.lugo.gal y dirigir la sede a la típica dirección (que podría ser, como es obvio sede.lugo.gal) se tomó la inexplicable decisión de migrar la página oficial del Ayuntamiento a otro dominio y meter la Sede en el básico. Ilógico y, como en este caso al no actualizarse la información, confuso. El turista que ponga esa dirección en su móvil se encontrará con una página que no tiene la menor indicación para el foráneo.

Si intenta entrar en el Twitter oficial al que le dirigen se encontrará con un perfil que, en lugar de estar dedicado al turismo, que sería lo normal, mezcla el área de cultura y, como es lógico llevándola quien la lleva, está exclusivamente en gallego y no tiene información turística. Ni la menor indicación para el visitante de nada (ni lugares de interés, ni horarios de nada…).

Por supuesto, como ya mencionaba antes, como cándidamente intente buscar la aplicación de Turismo oficial se encontrará (al menos en el sistema Android que es el que tengo yo) con la nada, porque no existe tal Aplicación. Ya en 2015 (hace seis añitos de nada) había este problema y desde el Ayuntamiento se decía que era una incidencia “temporal”, que la aplicación estaba siendo adaptada y que “en un breve plazo de tiempo” estaría disponible. Seis años, repito.

Lugo es una ciudad arisca informativamente para el visitante. Encontrar las oficinas turísticas es una odisea y la información digital es casi inexistente, con la honrosa excepción de la web del Obispado de Lugo (muy completa en lo suyo) y poco más.

Eso sí, somos una “Smart city”… A veces uno se ríe por no llorar.

martes, 27 de abril de 2021

El Círculo se defenderá



La Junta General celebrada ayer en el Círculo de las Artes de Lugo aclaró bastante sobre el pleito iniciado por el arquitecto Arturo Silvosa contra la sociedad… pero no todo. El debido sigilo sobre algunas de las cuestiones se justificó en la estrategia legal del Círculo, que en breve presentará la contestación a la demanda.

Sin embargo, y a pesar de que hay cosas que no se dicen claramente, sí hay una serie de cuestiones que quedaron meridianamente claras. La primera de todas, y quizá la más importante, es que la base del pleito es un encargo firmado por el fallecido expresidente del Círculo, Sánchez del Valle, que supuestamente encargó a Silvosa un proyecto que no podía contratarle porque no estaba capacitado para ello.

Los Estatutos del Círculo dicen clarísimamente que para que se adquiera un compromiso que supere el 5% del presupuesto anual de la Sociedad no llega con la firma del Presidente, ni siquiera con el aval de la Junta Directiva. Es necesaria la aprobación en Junta General, cosa que no sólo no pasó sino que se hizo justo lo contrario.

En 1991 se llevó a la Junta General la aprobación de un proyecto deportivo para los terrenos de Labio (por cierto, entiendo que la compra de dichos terrenos también se tendría que haber aprobado en ese órgano y no tengo yo muy claro si fue así). Se votó en contra por el disparatado coste, de unos 500 millones de pesetas (3 millones de euros).

Sin embargo, la directiva de aquel entonces, cabezonamente, pretendió “saltarse” la representación de la Junta General y convocó un referéndum para que todos los socios pudieran votar. También perdieron y el proyecto se abandonó. Hace 30 años.

A pesar de todo esto el arquitecto Arturo Silvosa visó un proyecto en el Colegio de Arquitectos que no sólo iba contra esas decisiones sino que aumentó el coste de dicha actuación hasta los 9,1 millones de euros… y después presentó la factura de sus honorarios.

Esto es lo que se nos contó, y se nos aseguró que existe respaldo documental de toda esta información, cosa que parece evidente porque de lo contrario dudo que se atrevieran a llegar tan lejos.

Aparentemente la cuestión está clara: si el señor Silvosa recibió un encargo del Presidente el Círculo de hacer un proyecto y éste no tenía capacidad legal para firmar dicho encargo, la culpa no es del arquitecto sino de quién firmó… Pero no todo es tan fácil, y menos cuando hablamos de cifras mareantes.

Para empezar el señor Arturo Silvosa era miembro de la Junta General del Círculo de las Artes, así que era plenamente consciente de que se había rechazado el proyecto no una, sino dos veces. También debería saber que el Presidente no podía hacerle ese encargo, y si no lo sabía se lo podría haber informado su padre, que era el Contador (nombre que recibe el Tesorero del Círculo) que le pagó parte de sus honorarios sin que se haya explicado muy bien el motivo.

Pero todo esto es un embrollo más complejo de lo que pueda parecer. En lugar de rechazar de plano las pretensiones del señor Silvosa, la entonces directiva pretendió una huida hacia adelante y le encargó el proyecto de la reforma de las casas adosadas del Círculo, la llamada “zona joven”, que este señor hizo cobrando una buena suma. Dicho proyecto no se hizo correctamente, y metió al Círculo en otro lío legal considerable porque parte del edificio no se puede utilizar por no ser legal la obra ejecutada. Por cierto, la intervención del exconcejal de urbanismo, Miguel Couto, fue clave para solventar en la medida de lo posible el desaguisado.

El Círculo tiene encima un marrón importante, una herencia de la forma de hacer las cosas tan “de Lugo” y que se ha esperado a hacer explotar en un momento en que no sólo hay una grave crisis global (quizás esa crisis explique la motivación del demandante, que si pierde quedará en evidencia ante toda la ciudad). Es evidente que se hicieron las cosas mal y entiendo que la esperanza del señor Arturo Silvosa es que el juzgado declare responsable subsidiario al Círculo de los manejos de una directiva que le otorgó contratos irregularmente, una directiva de la que era miembro su propio padre…

La única cosa con la que no estuve de acuerdo ayer, y a la que no me pude oponer porque pensé que los puntos se votaban por separado cuando se realizó una única votación, es en facultar a la directiva para “elegir” si se toman acciones penales por los indicios de delito apreciados en toda esta historia. No comparto que se pueda usar como baza negociadora el ocultar un presunto delito, no veo correcto el intercambio de rehenes en plan “si desistes de este pleito civil no te metemos una querella que te puede llevar a la cárcel”… si consideran que hay dicho delito su obligación es perseguirlo o denunciarlo.

En fin, esperemos que todo acabe como debe y que la justicia aclare las responsabilidades de cada cual. En todo caso es de agradecer la transparencia de la actual Directiva y su compromiso con los socios, a los que se ha informado puntualmente de todo esto.


lunes, 26 de abril de 2021

El "asesinato" de libros como promoción cultural (o recordando el desastre de Cumulum)

La tristeza de un libro que acaba sus días mojado, estropeado o incluso quemado no parece la mejor forma de reivindicar la Cultura.

Está claro que no aprendemos de los errores, y que a veces, como colectivo, nos tragamos nuestras propias mentiras colectivas.

Estos días el PP escenificó una performance frente al cerradísimo Auditorio de Magoy colocando libros en una “biblioparada”, que se supone que es una forma de llamar la atención sobre el escándalo de estar décadas reclamando una instalación cultural para, una vez se entrega, entrar en un concurso de excusas baratas para no abrirlo. Esto es como el que está dando la lata a los padres para que le compren un coche de alta cilindrada porque no quiere seguir con su viejo utilitario y, una vez lo consigue, no lo usa porque no tiene para gasolina.

Pero más allá del tema de fondo que se pretende denunciar, la forma de hacerlo nos trae a la cabeza a algunos aquel fracaso colectivo disfrazado de éxito llamado Cumulum.

La idea era preciosa, y de hecho se había hecho en muchos otros lugares del mundo: cubrir de libros la Muralla para reivindicar su declaración como Patrimonio de la Humanidad. El problema es que aquella bonita iniciativa se convirtió en un disparate, en el triunfo de la forma sobre el fondo, en el engaño colectivo más convincente de las últimas décadas en Lugo (y eso que tiene varios competidores como el Plan Estratégico o la estafa de la Intermodal): la gente pensó que eso iba a ser algo más que una foto. No, no lo fue.

“Los libros se enviarán a países en vías de desarrollo”, se nos decía. Hubo gente que dio libros a los que tenía cariño porque pensó que iban a llegar a buen puerto, que una vez que fueran parte de un evento histórico que ayudaría a lograr el reconocimiento de la Muralla como Patrimonio, serían cuidadosamente retirados y embarcarían hacia el Nuevo Mundo para llevar la cultura a quienes no tenían la fortuna de disfrutarla. Pues no. Los mejores libros fueron robados (suponiendo que llegasen a ser colgados) y el resto acabó ardiendo en un vertedero, recordándonos al 10 de mayo nazi.

No hay mayor ultraje para la cultura que la quema de libros. Vale que muchos de los que adornaban la Muralla realmente no eran más que esos estudios que la administración imprime como si no hubiera un mañana y que nadie lee. De hecho Cumulum fue una fantástica oportunidad para muchas entidades públicas para vaciar los almacenes de un montón de volúmenes con los que no sabían qué hacer… y encima vendieron la moto de “colaborar con la cultura”, cuando es justo al contrario.

Pero más allá de esos libros “de relleno”, que fueron la inmensa mayoría, pienso en los libros que dieron los que tienen cariño a la letra impresa. Novelas, ensayos, libros interesantes que acabaron siendo pasto de las llamas después de servir a su verdadero propósito: la foto. Siempre la foto.

Veinte años después mucha gente sigue hablando del gran “éxito” de la iniciativa, cuando en realidad su fracaso desde el punto de vista cultural es inapelable. Se logró la puñetera foto, y no les digo que no ayudase a que la Muralla acabase entrando en el elenco de la UNESCO, pero si no entendemos lo que falló en el pasado es difícil no repetir esos errores en el presente, como ha ocurrido en Magoy.

El día del libro se celebra insultando al libro. De nuevo veo estudios que nadie quiere ni regalados, bolsas vacías… y libros mojados, estropeados, asesinados… A mí me produce una tristeza terrible, y desde luego no me parece la mejor forma de reivindicar la cultura.

viernes, 23 de abril de 2021

Reabierto y renovado el canil de Estantigas

El renovado canil es un lugar estupendo para ir con el perro y que socialice (y nosotros también)

Tras cuatro meses y medio de obras (que es un plazo generoso para una actuación tan reducida, pero quedémonos con lo bueno) ha reabierto el canil del carril de Estantigas, lo que es una gran noticia para todos los que tenemos perro en casa (o que nos tienen ellos a nosotros, no lo tengo muy claro).

Es el único canil del casco histórico, y no sólo eso, sino que al haber poquitos en Lugo (que yo sepa sólo hay otros tres, en diversos grados de conservación) da servicio a un área bastante considerable. Por ejemplo, hacia la zona de Fonte dos Ranchos no hay ninguno así que mucha gente de por allí va al de Estantigas así que es muy utilizado.

Es un fantástico espacio en que no sólo puedes soltar a tu perro sino que además socializa con otros… y también nosotros . Lo pasan muy bien y sólo se echa de menos que hayan cerrado el paso a la parte interior de la ronda en ese tramo, una zona que era estupenda para jugar con la pelota porque ni molestas a nadie ni hay problema con coches ni nada por el estilo. Tal vez lo abran de nuevo.

En todo caso el resultado ha sido estupendo. Se han eliminado cosas que parecían poco seguras. Por ejemplo, había en el suelo una especie de láminas de metal para diferenciar las zonas de paso de las de césped y las han retirado porque eran un peligro.

Han puesto una fuente para que los perros puedan beber... y que la accionan ellos con la pata. Ayer mismo me divertí viendo cómo un precioso perro pastor jugaba con el mecanismo y bebía hasta reventar, seguramente más para entretenerse que por sed, pero era realmente estupendo verlo.

Pisando aquí sale agua a chorro... le auguro mucho éxito entre los perros

Se ha instalado también una zona de lavado para los perros, algo único en Lugo y que será muy útil para quienes quieran darle un “manguerazo” a su compañero. Lo de “manguerazo” es un decir, porque han puesto una verdadera ducha para mascotas que es una pasada y que estoy seguro que tendrá gran éxito… mientras dure. No quiero ser negativo, de verdad, al revés que me gustaría transmitir una felicitación al Ayuntamiento en general y a la alcaldesa, Lara Méndez, en particular por su implicación personal en este tema tan demandado por los muchos usuarios del canil.

Es tarea de todos la conservación de este espacio, y si les digo la verdad me preocupa muchísimo que la grifería continúe allí mucho tiempo, que nos conocemos.

Ojalá me equivoque, ojalá esta ciudad empiece a respetar las cosas que hemos pagado entre todos y que se han puesto con toda la ilusión y el cariño. Que dure mucho y haga su función. El resultado desde luego es estupendo.


jueves, 22 de abril de 2021

Adiós a una de las grandes viajeras y embajadoras de Lugo

En su foto de Facebook está en la India. Viajando, dónde si no.

Tomando un café con un amigo de La Voz de Galicia me llamaron para darme la triste noticia. Escribí estas breves líneas a toda prisa, pero confío en que no hayan reducido por ello el cariño que quería transmitir hacia una bellísima persona.

Chity Pardo Teijeiro

Un imprevisible accidente vascular se nos ha llevado a Chity Pardo Teijeiro, lucense de nacimiento y de corazón afincada en la capital de España. Era una auténtica embajadora de la ciudad por el mundo. Chity formaba parte de una numerosa familia lucense, con varios hermanos por diversos lugares de la provincia. Era la que más se parecía a su madre, Conchita Teijeiro, y no sólo en el físico, que también, con su elegante y estilizada figura. Al igual que ella, era una enamorada de la obra social de Aspnais, entidad con la que colaboraba con frecuencia.

Chity era la mujer de los viajes. Cada vez que llamabas a su casa estaba en un país diferente. Siempre amable, con una gran sonrisa en la cara, encantadora, la plena imagen de quien disfruta de la vida a pesar de los reveses que ésta se empeñó en querer darle. Se nos ha ido prematuramente, repentinamente, pero nos queda el pequeño consuelo de que vivió y aprovechó el tiempo mejor que la mayoría de la gente.

Algún día, querida Chity, se editará esa guía de Lugo en varios idiomas por la que siempre preguntabas y que, con tu visión cosmopolita y abierta del mundo, veías tan necesaria para esta ciudad. Tenías razón y confío en que lleguemos a materializarla.

Desde aquí envío un abrazo a su larga familia y amigos, a su marido, hijos y nietos, así como a su madre, nuestra querida Conchita, y hermanos.

Publicado en La Voz de Galicia del 21 de Abril de 2021

miércoles, 21 de abril de 2021

La web municipal colapsó (aunque el Gobierno lo niegue)

Captura de pantalla del colapso que el Gobierno local niega...

Que los sistemas electrónicos y digitales fallen es una posibilidad real y que hay que intentar evitar. Que se nieguen esos fallos es intolerable. Que se perjudique a los usuarios por ese motivo es inadmisible.

El otro día les hablaba de los bonos turísticos de la Xunta y de los muchos problemas que hubo para poder acceder a ellos. Ayer pasó exactamente lo mismo con la sede electrónica municipal pero por un tema mucho más serio: las ayudas a las empresas locales por la crisis del COVID-19.

Lo de los bonos turísticos no deja de ser un “divertimento”, una cuestión más o menos accesoria, mientras que en el caso de las ayudas a las empresas algunas se juegan esa gota que colma el vaso, ese grano de arena que puede suponer su continuidad o su cierre.

La administración obliga a las empresas a utilizar medios electrónicos, lo cual está muy bien pensado porque se supone que todos tienen que saber usarlos… el problema es el “se supone”. Pero incluso sin entrar en eso, si la propia página en la que tienes que presentar la solicitud colapsa en cuanto hay una avalancha de solicitudes (cosa esperable en determinados casos) la cuestión ya no es tan sencilla.

Estas ayudas se conceden por orden de entrada en el registro, pero si éste funciona ora sí, ora no, ¿qué justicia hay en que reciba la ayuda una empresa que “coló” a las 10:30 mientras otra estuvo desde las 9 a las 12 sin poder presentar la solicitud?

Los problemas de la sede electrónica municipal de Lugo son ya conocidos por todos, y se basan en la cabezonería de querer tener “su” chiringuito en lugar de usar la plataforma estatal, que funciona de maravilla y casi nunca tiene incidencias.

Iba a escribir que “confiemos en que solventen este problema para quienes se han quedado fuera de las ayudas por un error de la administración”, pero es imposible. Si anulan el procedimiento sería injusto para los que pudieron presentar la solicitud, y si abren la mano para quienes tuvieran problemas… ¿cómo se demuestra eso? Se colarían todas las entidades que quisieran alegando que lo intentaron y no pudieron…

Lo que sabemos es que esto nace con mal pie, y que encima lo niegan, lo que es más grave. Mentir no es la mejor solución a estas meteduras de pata, sólo agravan la situación.

martes, 20 de abril de 2021

La norma gallega sobre las cenas es clasista

Desafío visual: ¿en cuál de estas terrazas podemos cenar y en cuál no? Porque son idénticas sólo que unas tienen licencia de cafetería y otras de restaurante. Ridículo. Foto: La Voz de Galicia

Desde el pasado viernes los gallegos podemos salir a cenar hasta las 11 de la noche… pero sólo en restaurantes. Bares y cafeterías mantienen el cierre a las 9, cosa que no cabe en cabeza humana sobre todo si tenemos en cuenta que la Ley de Turismo de Galicia faculta expresamente a bares y cafeterías para servir menús y raciones, con lo que es arbitrario e injusto discriminar a unos tipos de locales frente a otros.

Los artículos 77 a 80 de la vigente Ley 7/2011, de 27 de octubre, del turismo de Galicia, recogen la clasificación de las empresas de restauración en restaurantes, cafeterías y bares.

·         La definición de las cafeterías dada por el artículo 79 las describe como “aquellos establecimientos que ofrezcan, en una misma unidad espacial, servicio de barra y mesas con el fin de dispensar todo tipo de bebidas, que pueden acompañar de una oferta de restauración sencilla y de ordinario a la plancha, para lo que, en su caso, deberá contar con un servicio de cocina adecuado”.

·         En cuanto a los bares, dice que son “aquellos establecimientos que, además de la barra, cuentan, en la misma unidad espacial, con servicio de mesas, en las que podrá facilitarse a la usuaria o usuario turístico el mismo servicio que en la barra, así como con un servicio de restauración consistente, como máximo, en un menú único ofrecido por un precio global. Para la oferta de tapas y raciones y del menú, el establecimiento deberá contar con cocina acorde con los servicios que prestase”.

Se puede argumentar que la diferencia con los restaurantes es que éstos tienen que tener comedor separado de la barra, pero esa diferencia es irrelevante en este momento, ya que sigue vedado el servicio de barra en todos los locales por lo que no se sostiene ningún argumento que justifique esta medida. Tampoco parece sostenible, por ejemplo, poder cenar en la terraza de un restaurante y no en la de un bar o una cafetería.

Este criterio es arbitrario, injusto y discrimina a unos establecimientos a los que la legislación faculta para servir comidas y cenas a la ciudadanía. Parece partir de una visión clasista en que unos son “más” que otros, cuando no es el caso.

La explicación realista parece ser que “si dejamos abrir los bares la gente se irá de vinos y se emborrachará”, pero eso es una bobada por dos motivos: porque también se pueden emborrachar en restaurantes y porque se evita vedando las consumiciones que no sean cenas, a pesar de lo difícil que es definir qué es una cena. ¿Cuenta salir a tomar unas raciones como cena?

Es surrealista que si vemos una terraza tengamos que preguntar si tienen licencia de restaurante para saber si podemos cenar. ¿Acaso ese permiso diferencia los posibles contagios con el COVID-19?

Lo llamativo es que los primeros en quejarse de este tema fueron los propios restaurantes, porque aunque aparentemente se benefician, se han solidarizado con sus compañeros de bares y cafeterías entendiendo que en este momento hay que unirse.

Otra bobada de la normativa es el registro de clientes. Es una buena iniciativa, pero cae por su base al tener que hacerlo únicamente desde las 21:00 horas. No tiene ningún sentido. Sin entrar al debate sobre la protección de datos, dadas las circunstancias, lo que es completamente absurdo es que únicamente se haya de tomar nota de los datos de los que acudan a partir de las nueve de la noche.

Si la intención de esta medida es poder localizar con facilidad a las personas que acudan a un establecimiento si hay un brote, ¿no tendría lógica que fuera una medida global independientemente del horario?

La Xunta debería recapacitar sobre estas dos cuestiones porque la segunda es ridícula, pero la primera es aún peor porque hace la puñeta a una serie de locales de forma totalmente injusta.

lunes, 19 de abril de 2021

Miguel Couto tira de la manta

La toma de posesión de Miguel Couto fue hace un par de años. Suficientes para cansarse de luchar contra una estructura muy asentada en el Ayuntamiento de Lugo. Foto: El Progreso

Para empezar a conocer los gravísimos problemas estructurales del Ayuntamiento de Lugo, que explican parcialmente la deficiente gestión y los disparatados tiempos de tramitación de casi todo es imprescindible la lectura de la impecable entrevista publicada ayer por ElProgreso al exconcejal de urbanismo Miguel Couto, firmada por otro Miguel, Olarte. Couto pone en negro sobre blanco una realidad que todo Lugo conoce pero que nadie se atrevía a decir tan claramente: hay una estructura dentro de “la casa” que se dedica imponer su voluntad y que está formada por parte del personal municipal.

Aunque somos muy dados a crucificar a todo un colectivo por las malas acciones de algunos, es evidente que eso es una injusticia. En el Ayuntamiento de Lugo, como en todas las administraciones, hay personal bueno y personal malo, gente eficiente y otros que van a echar la mañana, profesionales y caraduras, honrados trabajadores y chorizos que  buscan solamente su propio beneficio… Lo que puede que sea diferente de unas organizaciones a otras es la forma de gestionar a esas situaciones y las consecuencias de tener una u otra actitud y quién sale ganando finalmente.  En Lugo parece que se premia al cantamañanas, sin que eso implique que todo el que tenga un cargo administrativo lo sea… creo que nos entendemos perfectamente.

Conozco a gente joven que ha entrado a trabajar en el Ayuntamiento y que está horrorizada con lo que allí se ha encontrado, porque en lugar del servicio al ciudadano prima el “aquí esto siempre se ha hecho así”, o el “qué se ha creído este tío, que sólo es concejal y está de paso” en el mejor de los casos. Ya no hablemos del “mejor en eso no te metas que lo maneja Fulanito que tiene… mucho interés en eso”. Quienes mandan no son los representantes de los lucenses, sino los de una vieja guardia que huele a podrido, lo que explica que muchas de las causas y problemas en que está metido el Gobierno hayan salido adelante en su fase administrativa. Lo suyo habría sido que no se metiera la pata porque los funcionarios lo tendrían que haber impedido.

¿Esto implica corrupción? Pues depende de cómo lo veamos, pero está claro que sí hay algo de eso…  y lo que es peor, existen prácticas que son, como poco, incorrectas pero que son toleradas y premiadas.

A los hechos me remito. Han salido en prensa funcionarios reconociendo que les llegaban regalos de empresarios que después lograban contratos municipales y ¿qué ha pasado con ellos muchos años después? Pues que siguen en sus puestos (algunos de libre designación) o incluso han subido en el escalafón, lo que sólo se explica por la intolerable ineptitud de los responsables políticos de los gobiernos de los últimos 20 años o, siendo aún más desconfiados, porque estas personas saben dónde están enterrados los cadáveres y es mejor tenerlas tranquilitas y contentas, así que seguimos mirando hacia otro lado eternamente porque si no pueden hundir al Gobierno cuando les plazca.

Pero esto no es tan sencillo como hablar de presuntas incorrecciones o incluso ilegalidades, que eso se podría perseguir desde el juzgado… es peor aún, se trata de esa forma de hacer las cosas tan de Lugo basada en “yo conozco a fulanito” y de demostrar que el poder real no lo tienen los elegidos por los lucenses sino los de “la casa”.

Esto se ve incluso en algunos informes emitidos por personal municipal, los llamados “técnicos”, que los hay para echarse a temblar. Impresiones personales, cuando no insultos mal disimulados a los administrados, u opiniones de cómo se deberían hacer las cosas (al margen de cualquier normativa) se convierten en obligatorios porque nuestros próceres no tienen ni idea de por dónde se mueven y parecen creer que eso es normal. No lo es.

Tampoco lo es la dejación de funciones de los titulares de las concejalías, que se ve que creen que la función del personal a su cargo es decidir “qué se hace”, lo que es una barbaridad porque esa es la función de los concejales, que para eso los elegimos. El trabajador municipal, independientemente de su rango, puede ser consultado para el “cómo se hace” y, por supuesto, para ejecutar la decisión. De pensar lo contrario, concluiremos que nos sobra el Gobierno, frase que mucha gente aplaudiría por no ser conscientes de que no es más que demagogia pura y el inicio de cualquier dictadura.

La oposición peca de lo mismo. He tenido largas discusiones con algunos concejales de los partidos que se sientan frente al Gobierno, y siempre me salen con lo de “es que no podemos ir contra los técnicos”, como si las reiteradas sentencias de los juzgados contra las decisiones tomadas basándose en los informes de esas personas no fueran suficiente base como para asumir que no gozan de infalibilidad. Pero nadie les tose.

Esa misma oposición, con la cortedad de miras que le caracteriza en Lugo, aprovechará esta entrevista de Couto para meter el dedo en el ojo y buscar debilidades en el Gobierno, cuando lo que tiene que preguntarse es si el problema no es más profundo, y más estructural, que lo es. Quizá sea el momento de arremangase y decirle a la Alcaldesa: “Haz lo que tengas que hacer para resolver este gravísimo problema que nos está haciendo la puñeta a todos y te vamos a apoyar”… pero tal vez sea esperar demasiado de unas organizaciones cuyo fin último es el circo político y no el bien de la ciudad, algo a lo que también juega un Gobierno que en sus notas de prensa tiene una obsesión enfermiza por hacer oposición a la Xunta en lugar de dedicarse a lo suyo.

Miguel Couto es una persona seria y trabajadora, que llegó con ganas de cambiar las cosas que veía mal pero que chocó contra un muro cuyos ladrillos son un “statu quo” de intereses y poderes que, sorprendentemente, se ve afianzado por el propio Gobierno del que él formaba parte hasta que se cansó y se fue a su casa, algo que le honra pero que Lugo lamentará porque necesitábamos esa revolución que él quiso hacer y no pudo. Estoy seguro de que habría gozado de la colaboración de muchos funcionarios municipales que están hartos de esta forma de hacer las cosas que hay en el Ayuntamiento y que desean que esta administración sea lo que debe ser.

Ahora Couto “tira de la manta” y explica con pelos y señales que Lugo tiene un Gobierno que no es capaz de llevar a cabo sus políticas porque algunos de los funcionarios, a los que tiene pavor, no se lo permiten.

Si esto no es motivo para un escándalo, no sé qué lo puede ser.

Pueden ver aquí la entrevista a Miguel Couto