lunes, 27 de mayo de 2024

El COVID ha vuelto... o mejor dicho, nunca se marchó

El COVID ha vuelto o, mejor dicho, nunca se marchó. Los ingresos hospitalarios en Lugo han aumentado (según El Progreso 32 ingresados y recomendación de volver a la mascarilla) y a muchos nos ha tocado la china de sufrir esta especie de gripe de diseño que, gracias a las vacunas, no es ni la sombra de lo que fue afortunadamente.

Lo que más me ha llamado la atención es que nunca di positivo en los test, ni para Covid ni para el resto de gripes que se supone que detectan, pero la médico que me atendió me dijo que no tenía la menor duda, que era Covid y que lo tratase como tal. Pues estamos bien.

¿Los síntomas? pues un variadito bastante desagradable: muchísima tos y estornudos, con secreciones varias, un cansancio terrible como si hubiera corrido una marathón, flojera en piernas y brazos e incluso dolor en las piernas (como si fueran agujetas sin moverse), y una continua sensación de falta de aire, sobre todo cuanto toso.

Afortunadamente no tuve necesidad de ingreso hospitalario, y ya estoy bastante mejor, pero han sido ocho días bastante fastidiados, sobre todo porque no veía mucha mejoría. Sólo dormía, y dormía. Me acostaba a las cuatro de la tarde y me despertaba a las 9 de la mañana y seguía cansado y con sueño.

Soy consciente de que nos quejamos de vicio, porque hace no tanto tiempo este bicho nos tenía con los hospitales atestados, la gente en la UCI, con respiración asistida y demás... y eso sin contar la que se quedó por el camino, que no fue poca.

Pero como la humanidad tiende a la inconsciencia en este tipo de cosas nos hemos olvidado muy rápido de lo que supuso el Covid y ahora se ha "gripalizado". Se ha convertido en un virus más de los que anda por ahí pululando y con los que ya estamos acostumbrándonos a convivir.

Así que sólo me queda recomendarles que se cuiden mucho, que se lo tomen con calma y que si tienen personas de riesgo en su entorno (mayores, personas con inmunodepresión...) sean prudentes y tomen unas mínimas precauciones que todos conocemos ya: lavarse las manos incluso con más frecuencia de lo habitual, taparse bien si tosen... esas cosas que deberíamos hacer siempre y que sólo se nos vienen a la cabeza cuando pintan bastos.

Cuídense y... ¡salud!

jueves, 23 de mayo de 2024

Teatro en el cementerio (en el nuevo auditorio no, que sigue cerrado)

Teatro en el cementerio... Foto: La Voz de Galicia

La obsesión que tiene nuestro ayuntamiento con realizar actividades teatrales, visitas guiadas, conciertos y demás en el cementerio municipal contrasta con la poca ansia que se les ve de abrir el nuevo auditorio, que parecería, a priori, un sitio más adecuado para llevar a cabo esas cosas, aunque vayan ustedes a saber.

Yo mismo acudí a un par de actos de los que hicieron allí. El primero fue para una visita guiada al cementerio, que en realidad se reduce a las obras de Mallo y Asorey porque al final hablamos de un camposanto de finales de los años 40 cuyas más destacados puntos de interés son las tallas de esos autores y alguna otra sepultura trasladada desde el antiguo cementerio de Ramón Ferreiro. La segunda convocatoria a la que fui fue un concierto de nuestra querida Noemi Mazoy, a la que iría a ver incluso debajo del agua si fuera necesario.

Pero más allá de la anécdota es preocupante la obsesión inversora que tiene nuestro ayuntamiento en hacer charadas en el cementerio, mientras descuida otras instalaciones como pueden ser la Plaza de Abastos o el nuevo Auditorio, que sigue cerrado a cal y canto.

En fin, es lo hay. Si a la concejalía de turno le hace gracia un tema, aunque sea descuidando otros o aunque tenga un sentido más bien relativo, se destinan miles de euros a cumplir su capricho, incluyendo en el lote viajecitos a congresos y demás que pagamos todos para que se sientan útiles en su absurda ocupación del tiempo.

miércoles, 22 de mayo de 2024

Alquilar es arriesgado (parte 2)

 

Les contaba ayer nuestra experiencia alquilando una casa en Miño, y lo mal que lo pasamos con el primer inquilino, lo que se compensó con la suerte que tuvimos con el segundo... y porque teníamos contratado un seguro de inquilinato, que si no dudo que nos hubiéramos arriesgado a repetir.

Estos seguros son básicos a la hora de poner una vivienda en el mercado, ya que es la única protección que le queda al propietario frente a las actuales políticas de laxitud frente a la ocupación, la morosidad, los impagos y demás. Utilizando las palabras "soy vulnerable" hay quien se aprovecha del sistema y obliga al dueño de un piso a pagarle luz, agua y demás mientras se niega a abonarle siquiera la renta e incluso le chantajea pidiéndole miles de euros para abandonar una vivienda que no es suya, mientras vé vídeos en su iPhone de última generación. Obviamente no todos los casos son ese, pero los que más chocan son los que todos usamos de ejemplo.

Esto ha creado un temor muy fundado entre los propietarios para alquilar una vivienda. Con los locales comerciales es diferente porque es más fácil poner de patitas en la calle al moroso, pero en caso de vivienda es más peliaguda la cosa.

El mensaje de "el propietario es el malo", equivalente a "el empresario es el malo" ha funcionado, al menos en la normativa, y se da presunción de veracidad a quien se mete en un piso por las bravas o, incluso teniendo un contrato de alquiler, deja de pagar porque le sale de las narices. Lo que debería implicar un desalojo inmediato se ha convertido en una odisea que hace que ciudades como Lugo tengan un escandaloso porcentaje de viviendas vacías, porque a la gente le preguntas y la respuesta es sencilla: "cualquiera se mete a alquilar tal y como están las cosas".

Según el INE en la ciudad de Lugo las cosas han mejorado. Hemos aumentado el parque de viviendas, pasando de 45.239 a 62.648 en algo más de una década, y de esas las vacías han pasado de 12.370 a 10.728. Es decir, que tenemos más vivienda y menos abandono. Hemos pasado de más del 20% a un 17,12% de vivienda vacía... aunque sigue siendo una barbaridad. Hay casos peores, por supuesto. Monforte de Lemos tiene un 40% de viviendas vacías, pero mal de muchos, remedio de tontos.

Tener más de 10.000 viviendas vacías en Lugo capital es una locura, cuando se supone que hay bofetadas para alquilar... aunque por supuesto esto es relativo, ya que si uno entra en portales inmobiliarios ve que hay viviendas a la venta por 45.000 euros que llevan mucho tiempo a la venta. Son pisos altos sin ascensor, en general, y eso no gusta.

Qué quieren que les diga, cada uno tiene sus prioridades. Yo mismo compré un 3º sin ascensor (más entresuelo, que en realidad es un 4º) y hemos tardado 20 años en ponerlo. De hecho estamos con las obras ahora mismo (un día les contaré la odisea que supuso eso, que esa es otra). Da la impresión de que si una casa no tiene ascensor no es habitable, y quizá se nos esté yendo la cabeza con eso. Evidentemente el ascensor es una gran cosa, pero que no me digan que una vivienda sin él no es "digna" porque me parece que es pasarse siete pueblos.

En todo caso, tal vez si la administración dedicase sus ingentes recursos a este tema en lugar de a tonterías la cosa podría cambiar. Si por ejemplo hubieran invertido los muchos millones de euros que nos hemos gastado en carriles bici, las inútiles Caldas, el absurdo edificio de madera sin uso, o la reforma de un centro que no estaba nada mal, podríamos haber ayudado a poner cientos de ascensores (no exagero nada) en edificios que no los tengan y así ayudar a movilizar toda esa vivienda hoy muerta de risa.

Tal vez deberían empezar a valorar si las actuaciones públicas han de hacerse para la foto del día en la prensa o pensando en el futuro de los vecinos, y la receta no parece difícil de aplicar: colaborar con la rehabilitación del parque de viviendas y dar seguridad jurídica a los que alquilan. Con eso el problema se aliviaría notablemente.

Pero volviendo al principio, las normativas que se están aprobando son más ideológicas que razonadas. Topar los alquileres suena muy bien, pero no va a funcionar porque si no hay una rentabilidad habrá mucha gente que prefiera tener los pisos vacíos, literalmente. En Lugo lo vemos todos los días.

La única forma de rebajar los precios es aumentar la oferta y eso sólo se conseguirá dando seguridad jurídica al propietario que alquila un piso. Si tiene ciertas garantías por parte de la ley de que cobrará su renta y los gastos entonces sí se planteará poner el piso en el mercado, y si eso lo hacen los 10.000 que tenemos vacíos en Lugo los precios caerán espectacularmente. Es una simple cuestión de oferta y demanda.

martes, 21 de mayo de 2024

Alquilar es arriesgado (parte I)

Cómo teníamos la casa y cómo la dejaron... (y las fotos del después son tras darle una buena limpieza)

Leo hoy en La Voz de Galicia que los propietarios de un local comercial que arrendaron a terceras personas se enfrentan a una multa por parte del Ayuntamiento de Lugo porque sus inquilinos transformaron el local, sin su conocimiento, en viviendas completamente ilegales. Fue leerlo y sentirme identificado porque a mi familia le pasó algo similar, aunque por suerte nos enteramos nosotros antes que la administración y le pusimos remedio, si bien costó disgustos y problemas.

Mis abuelos tenían una casa en Miño que heredaron mi madre y mi tía. Como el reparto del uso era complicado parecía que lo más razonable era alquilarla y así lo hicimos. Apareció un inquilino perfecto: funcionario de alto nivel, casado, con un bebé y que además iría a vivir con sus padres a la casa. Sobre el papel el perfecto candidato así que se firmó el contrato sin mayor problema.

Pasó el tiempo y todo iba perfectamente. Pagaban la renta puntualmente y no daban el menor problema. Hasta que un día paseando por Coruña me paró la dueña de la casa colindante y me saludó calurosamente (estuve viviendo un invierno en esa casa y tomamos bastante confianza). La conversación fue algo como esto.

- Hola Luis, ¿qué tal todo? ¿Cómo están tus padres?

- Pues muy bien, y vosotros, ¿qué tal? ¿Todos bien?

- Sí, sí. No sabes cómo os echamos de menos en Miño. Qué pena que hayáis vendido la casa.

- No, no la vendimos, está alquilada.

- ¿Alquilada?... ¿Sigue siendo vuestra?...

- Sí, así es.

- ¿Pero sabéis lo que tenéis allí?

- No sé a qué te refieres.

- Luis, que os han montado una casa de putas.

Pensé, desconfiado de mí, que la buena mujer exageraba y que era víctima de prejuicios ya que la mujer del inquilino era extranjera. Me lo notó en la cara y siguió:

- No, no exagero, es que es literalmente un puticlub.

El susto fue mayúsculo y claro, allá se fueron las propietarias a echar un vistazo y a ver qué había de cierto en el tema. Lo había todo. No sólo era un lupanar sino que en el garaje habían construido un apartamento completamente ilegal.

De la misma forma que los que hoy vienen en La Voz de Galicia, enviamos un burofax al inquilino indicándole que el contrato no permitía ningún tipo de actividad económica en la casa y que la vivienda del garaje era completamente ilegal. Su respuesta fue dejar de pagar la renta, lo que, a la larga, nos vino muy bien.

Afortunadamente se había hecho un seguro de inquilinato, algo que recomiendo vivamente a cualquiera que alquile lo que sea, y al dejar de pagar automáticamente entró en funcionamiento el dispositivo del seguro para echar a los morosos y abonar las rentas pendientes (menos dos, que el seguro no cubre las primeras por razones que desconozco).

Tardaron unos meses pero los pudieron echar. Cuando entramos en la casa se nos cayó el alma a los pies. El suelo de madera, teñido de negro. Las paredes blancas, pintadas de rojo o de rosa. Los muebles llenos de pegatinas... y así todo.

Nuevamente el seguro se hizo cargo de la mayor parte de los daños, y nos pasamos el verano reparando nosotros el resto, y la casa volvió a ser lo que era... pero la experiencia nos dejó tocados a todos.

Volvimos a alquilar la casa poco tiempo después a un jardinero cubano y su familia. Un hombre honrado, trabajador y responsable que cuidó la casa como si fuera suya y que estuvo allí hasta que la pudimos vender. Sobre el papel, insisto, el primer inquilino era mucho mejor que el segundo. Un funcionario de nivel alto frente a un profesional autónomo da mucha más tranquilidad, pero ya ven que no siempre es oro todo lo que reluce.

Hoy me pongo en la piel de las personas a las que el Ayuntamiento ha denunciado por ser los "responsables" de que sus inquilinos hicieran una vivienda en un bajo. ¿Puede demostrar el Ayuntamiento que la propiedad conocía ese uso? Porque si no es así, qué quieren que les diga, me parece un poco arriesgado dar por sentadas esas cosas.

Mañana hablamos de lo que esto supone para el mercado del alquiler.

martes, 14 de mayo de 2024

El Friulio, una fiesta acogedora de una gente magnífica

Una imagen de la boda celta del Friulio obtenida del vídeo publicado por La Voz de Galicia
Enlace al vídeo aquí

Les hablaba ayer del homenaje a Joaquín que tuvo lugar el sábado, y hoy les hablo, un año más, de la maravillosa fiesta del Friulio, que disfruté el domingo.

El pueblo de Friol, con los amigos de A Castronela al frente y el apoyo decidido e incondicional del Ayuntamiento, celebró por sexta vez esta fiesta castreño-romana en que cuentan con ese aliado que siempre menciono y que no se puede obviar: un entorno natural perfecto, una recreación de un castro impresionante y una gente entregada y que son lo mejor de lo mejor.

Este año además tenemos la fantástica noticia de que el Ayuntamiento de Lugo enmienda un error histórico y ha invitado nuevamente a A Castronela a participar en el Arde Lucus. 

No sé si lo recuerdan pero desde el año 2018 se les impedía participar con los demás en esta fiesta por motivos que jamás aclararon (pueden leer la historia en este artículo que publiqué de aquella). Aludieron a que “no son de Lugo”, lo cual era una bobada ya que a muchas asociaciones que son foráneas no sólo se les invita, sino que se les contrata para venir. Obviamente la política tenía más que ver con esto que el sentido común.

Por la contra, A Castronela no sólo nos ha invitado año tras año a participar en el Friulio sino que nos hemos sentido siempre muy bien acogidos por estos compañeros, que además nunca dejaron de participar en el Arde Lucus a título particular, sin campamento. Este año tengo entendido que no montan campamento (sólo un pequeño espacio para organizarse) y que han rechazado recibir subvenciones del Ayuntamiento de Lugo, lo que les honra.

Es llamativo que Lara Méndez, la alcaldesa que les prohibió ir al Arde Lucus como Asociación, se pasó por el Friulio con otras autoridades de su partido. En su condición de diputada autonómica toca hacer campaña por toda la provincia, pero qué quieren que les diga, menos mal que los de A Castronela son buena gente y no son rencorosos porque la recibieron con amabilidad, incluso diría con simpatía, algo que yo personalmente no habría sido capaz de hacer en vista de su historial.

Hasta el Alcalde de Friol, José Ángel Santos, tuvo la cortesía de mencionar la visita de Lara y del diputado provincial Miguel Fernández, en sus saludos desde el palco en el acto de cierre del Friulio, y nadie le podrá acusar de partidismo porque no dijo nada de la visita que hizo el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, al que vimos por la zona con su moto y unos amigos. 

También tengo que agradecer al alcalde su deferencia al mencionar el artículo que publiqué el pasado viernes en este modesto blog para echar una pequeña mano a la promoción del Friulio, y que me hizo sonrojar porque esas cosas las llevo fatal, ya ven.

La cortesía del Alcalde de agradecer su asistencia a la fiesta a quien prohibió, sin motivo, a sus convecinos acudir a la suya es parte de ese buen rollo que se respira en Friol y que empapa toda cuanta actividad llevan a cabo. Imagino que tendrán sus roces y sus problemas, como todo el mundo, pero transmiten una complicidad y una amistad que no es posible simular.

Así que un año más no me queda otra cosa que decir ¡Viva Friol! ¡Viva A Castronela! ¡Viva el Friulio!


lunes, 13 de mayo de 2024

El homenaje a Joaquín

Algunas de las personas que vinieron a rendir homenaje a Joaquín
 
Este fin de semana ha sido intenso así que voy a ir por partes para diferenciar dos momentos muy diferentes en cuanto a contenido y continente. El primero, como imaginarán quienes leen este blog habitualmente, es el homenaje que el sábado se le hizo a Joaquín García Díez.

He de decir que salió redondo. A pesar de que la fecha no era la mejor del mundo porque coincidió con innumerables fiestas, ferias, bodas, bautizos, comuniones y demás, hubo más de 150 persona (153 para ser exactos) reunidas para reconocer la labor y la entrega de quien es uno de los alcaldes más apreciados que ha tenido Lugo. A pesar de estar solamente un mandato, Joaquín se ganó a pulso ese cariño y admiración por su tesón, su visión de futuro y su entrega a un puesto que no siempre es tan agradecido como debiera.

Más allá de la lista de invitados, en que no me atrevo a hacer una relación porque me voy a dejar gente fuera la voy a liar (diputados, senadores, conselleiros, incluso estaba la exministra Ana Pastor…), creo que es relevante el ambiente que había, de cariño y de respeto por Joaquín. La coincidencia en las intervenciones, que fueron pocas (de hecho, sólo dos, además de la del propio protagonista) se vieron completadas por la de las personas que participaron en un precioso vídeo en que se hablaba del ejemplo que Joaquín debería ser para las nuevas hornadas de políticos. Un hombre dialogante, conciliador y trabajador que hizo en tan sólo cuatro años más que otros en varios mandatos.

Los artículos de El Progreso y La Voz de Galicia ya recogieron la parte objetiva del tema así que yo les voy a dar simplemente la subjetiva, que para eso esto es un blog personal.

Empezaré por decirles que como es evidente al tener en cuenta que toda la vida política de Joaquín discurrió en el PP, la mayoría de los asistentes eran de ese partido. Pero entre las personas que no son afiliados destacó la de la Alcaldesa de Lugo, Paula Alvarellos, que tuvo el acierto, la elegancia y, por qué no decirlo, el coraje de ir a “campo adverso” a felicitar a un destacado miembro de otro partido en nombre del pueblo de Lugo. Esto, que es lo normal, debería ser lo habitual… y no lo es.

Estoy seguro de que Paula se habrá encontrado con alguna persona de su partido que no haya visto con buenos ojos su asistencia al homenaje, pero qué quieren que les diga, creo sinceramente que es lo correcto. Acudió, eso sí, de un rojo encendido para dar un toque de atención, e hizo bien porque es un detalle simpático que así fue entendido por todos.

Su discurso fue más que correcto, fue cariñoso. Habló de Joaquín como debía: bien. Lo completó con una llamada de atención contra la tensión y la crispación que hoy reinan, y haciendo un canto al entendimiento que estoy seguro que intentará aplicar desde sus responsabilidades al frente del Ayuntamiento de Lugo.

A continuación, habló Elena Candia. Como es lógico hizo un elogio de Joaquín desde el punto de vista de su familia popular, pero tuvo el grandísimo acierto de hacer compartir ese reconocimiento a su familia: a sus hijas, que tantas ausencias sufrieron durante años, y sobre todo a su mujer, Rosa, su compañera de vida y su gran sustento durante los largos años de servicio público de Joaquín.

Elena colaboró más que activamente en la organización del homenaje, y sin su implicación estoy seguro de que no habría sido el éxito que fue. Cada vez estoy más convencido de que es una persona que no hace nada a medias y que cuando se compromete lo hace con una energía inacabable y un tesón difícil de igualar.

Hay un detalle que no se nos puede escapar. Cuando Elena y Raquel Arias pugnaban por la presidencia provincial del PP, Joaquín hizo pública su preferencia por Raquel. Ganó Elena, y en lugar de “vengarse” o de guardarle rencor (que es lo habitual y más en la política) lo sumó y contó con él y se implicó en este homenaje a fondo. No hay más que añadir para ver de qué tipo de persona hablamos.

Casualmente en ese acto hablaron sólo dos personas (y Joaquín, claro) con las que he sido bastante injusto en este blog. Con Paula lo fui cuando aposté por Miguel para asumir la alcaldía cuando Lara Méndez abandonó el puesto (creo que está demostrando que ella fue la elección adecuada) y con Elena cuando escribí que me parecía un disparate presentarla a la alcaldía, si bien en este último caso fui menos negativo porque no me refería (tal como escribí de aquella) a que no valiera para el cargo sino a que era sorprendente que no tuvieran a nadie de la ciudad para luchar por la alcaldía. La verdad es que no doy una con estas cosas, pero creo que es lo correcto decirlo directamente: me equivoqué con las dos.

Un aforo completo para un homenaje muy merecido

Las intervenciones se cerraron con el vídeo del homenaje, en que participaron varias personas como Manuela López Besteiro, el exalcalde Orozco, Branca Rodríguez Pazos (que tuvo la elegancia de recordar que fue Joaquín quien tramitó e hizo el trabajo para lograr que Lugo tenga un Patrimonio de la Humanidad), José Manuel Barreiro, Cristina Ares… y saludos de Alfonso Rueda, Mariano Rajoy, Alberto Núñez Feijóo, Romay Beccaría y Darío Villanueva, además de la mujer, hijas y nietas de Joaquín.

Finalizamos con las palabras de un Joaquín emocionado, que tuvo recuerdos para todos. Para Francisco Cacharro, quien le dio su primera oportunidad en política, Romay Beccaría, su primer jefe en la Xunta, Manuel Fraga, quien lo fichó para la autonomía, Mariano Rajoy… los concejales de sus corporaciones, Tomás Notario, de quien fue teniente de Alcalde y sucesor y al que dio las gracias reiteradamente, los portavoces que le sucedieron y que no lograron la alcaldía, e incluso los miembros de los otros partidos durante su mandato. También tuvo un recuerdo para su etapa de Diputado y el mundo de la pesca y para las familias de las víctimas del hundimiento del barco Villa de Pintaxo.

Poco más les puedo decir, salvo que fue un precioso homenaje, que ha sido un orgullo participar en él y que Joaquín ha dejado el pabellón de la política lucense muy alto.

viernes, 10 de mayo de 2024

Este fin de semana, Friulio


Este fin de semana viene completito. Mañana sábado iré al homenaje del que les hablé el otro día, el de Joaquín García Díez, y el domingo me acercaré al Friulio, que un año más organiza nuestra asociación hermana A Castronela con el Ayuntamiento de Friol.

Una de las cosas que más me llaman la atención del Friulio es un detalle que puede ser insignificante pero que me parece curioso: el cartel es siempre el mismo. Un diseño en que se representa la dualidad castreña/romana de la zona (y de Lugo, ya puestos, aunque lo que más perduró sea la parte romana) y que no tienen motivos para cambiar por lo que año tras año repiten, con gran acierto en mi opinión porque crean "marca".

Por si nunca han ido y piensan que es un "mini Arde Lucus" les recomiendo acercarse por allí y verlo en persona porque, aunque tiene mucho que ver en cuanto a temática e incluso participantes, el ambiente es totalmente distinto. El de Friol es más natural, menos urbano, y les ayuda mucho que los actos tienen lugar junto al río y en el castro que año tras año van mejorando porque hacen construcciones de piedra.

Tienen el programa completo a continuación así que no me enrollo, simplemente anímense a ir por allí y a divertirse en una fiesta que cada año va a mejor.

¡Viva el Friulio!



jueves, 9 de mayo de 2024

Realmente, ¿cuántas terrazas hay en Lugo?


Estos días hemos visto en la prensa que se han pedido permisos para la instalación de un centenar de terrazas aproximadamente en la ciudad. Algunas personas consideran que es una cifra muy baja, pero no sé de dónde sacan que hay muchas más. No seré yo quien diga que todas se han dado de alta, porque eso sólo lo sabe la Policía Local, pero hablar de 300 terrazas me parece mucho hablar, qué quieren que les diga.

Si sumamos las que hay en la Plaza de España,  Soledad,  San Marcos, Campo Castillo, y Plaza del Campo cubrimos las zonas más significativas del casco histórico y no llegamos ni a las 35. Nos faltan, por supuesto, las de la calle de la Cruz o de Rúanova (aunque hablar de "terrazas" cuando son dos mesas y cuatro sillas parece un poco exagerado), pero incluso con esas podemos hablar de unas 50 o 60 en total y dentro de la zona de mayor concentración de la ciudad. Fuera de Murallas hay muchas terrazas, por supuesto, y el total claro que estoy de acuerdo en que es fácil que supere el centenar, pero para triplicar esa cifra hacen falta muchas, muchísimas más.

También hay que tener en cuenta un par de cosas sobre este asunto. La primera es que una terraza que esté en suelo privado no tiene que pedir permiso. Por ejemplo, las que estén dentro de fincas particulares o de espacios no públicos (se me ocurren por ejemplo la que hay en el Fluvial o la de Los Robles) no piden permiso porque hablamos de ocupación de vía pública nada más.

Por otro lado es importantísimo entender que la ordenanza vigente no dice en ningún sitio que la petición tenga que ser previa a la instalación de la terraza. Es decir, que si yo pido el 30 de diciembre el permiso para todo el año 2024 en teoría no estoy incumpliendo la ordenanza, por difícil que resulte de entender, y de hecho creo que esto debería reconducirse en la nueva ordenanza.

Otro aspecto bastante crítico es que todavía no tenemos ni siquiera el borrador de la nueva ordenanza de terrazas, que lleva "casi listo" dos años pero del que no sabemos nada. Es difícil pedirle a alguien que haga una fuerte inversión en mobiliario si no tiene la seguridad de que le va a valer en pocos meses, por lo que es probable que algunas personas estén esperando lo máximo que puedan para hacer la solicitud, confiando en que el nuevo texto se publique.

Por último, también deben tener en cuenta que no todas las terrazas se piden para el año completo. Se pueden solicitar trimestral o semestralmente también, por lo que quien no la quiera tener montada todo el año a lo mejor aún no lo hizo.

Como casi siempre estas cosas se resuelven con publicidad. Que el ayuntamiento publique un listado de las terrazas solicitadas, incluso con sus localizaciones, sería bueno para todos. A las terrazas les haría publicidad y al público le ayudaría a saber que donde está tomándose su caña o su café cumple con las normativas.

A los que ahora se han vuelto unos talibanes de la norma, por cierto, me gustaría pedirles que hagan una reflexión: en los años 2022 y 2023 las terrazas camparon a sus anchas con una permisividad total por parte del Ayuntamiento. Tenían, eso sí, que tramitar sus permisos, cosa que una inmensa mayoría no hicieron... y no pasó nada. De hecho se les cobraron las tasas (incluso las que se juró que no se cobrarían) a los que fueron por lo legal e hicieron las cosas bien, mientras que al resto ni se les cobró tasa ni se les multó, así que ahora es difícil que se nos pongan estupendos con este asunto.

Lo de "ahora nos ponemos rígidos" es una forma como otra cualquiera de arbitrariedad.

miércoles, 8 de mayo de 2024

No comprendo los nuevos diseños de mobiliario urbano

Los nuevos bancos de la Plaza del Ferrol vs los antiguos. Decidan ustedes

Debo ser bastante paleto en temas de diseño, no se lo voy a negar, porque me choca profundamente que se ponga mobiliario urbano pensado para quienes no lo quieren usar. En concreto me refiero a los nuevos bancos instalados en la Plaza del Ferrol y que tienen un espacio sin asiento "para quienes no puedan o no se quieran sentar" (lo dice textualmente la nota de prensa del Ayuntamiento).

También achacan ese peculiar diseño a que así se pueden poner ahí sillas de ruedas... sin tener en cuenta que éstas tienen ya su propio respaldo y que lo que proponen no tiene el menor sentido porque el usuario no puede estar junto a sus acompañantes ya que las empuñaduras de la silla chocan con la madera vertical.


Me encantaría que me expliquen para qué necesita un banco un usuario de silla de ruedas

Los bancos vienen en sustitución de los primeros que instalaron y que eran todo lo contrario: no tenían respaldo en la mayor parte del mismo, lo que los convertía en una especie de banquetas gigantes, incómodas y poco útiles, como las que hay en Quiroga Ballesteros que, además, son de piedra (la mayoría sin unas láminas de madera que los hagan confortables) con lo que en invierno sentarse ahí es jugarse un catarro como poco.

La primera persona que se estudió el tema del nuevo mobiliario urbano con detalle fue la muy querida Esther Arias, compañera a la que menciono ahora gracias a un comentario en este artículo de Anxo Sánchez que me corrige así una imperdonable ausencia. Ella fue la que se molestó en coger los proyectos de la reforma del casco histórico y estudiar los diferentes modelos de mobiliario urbano, así como de denunciar su ridículo diseño. Gracias a ella la situación se ha mejorado, aunque no tanto como estoy seguro que le hubiera gustado.

Los bancos sustituidos que eran todavía más absurdos, que ya es decir.

No sé qué tienen contra los bancos de toda la vida, esos que restauraron hace poquito para ahora retirarlos y sustituirlos por una versión más moderna y más incómoda. Incluso la forma que tienen, tan cuadrada y con una vertical perpendicular al asiento, me parece más incómoda que la vieja versión curva, que es más apropiada para acomodar la espalda y que no te queden la parte baja de la espalda sin apoyo.

Lo mismo ocurre con las farolas y proyectores varios. El lunes por la noche, estando en el cruce de la Ronda de la Muralla con San Roque (un lugar que les invito a visitar) pude ver claramente cómo la iluminación de los años 70 que está desde ese punto a la derecha alumbra plenamente la Muralla mientras que los nuevos proyectores, instalados hace pocos años en la zona peatonal de la Ronda, esconden nuestro principal monumento, que se ve y no se ve porque está en penumbra. No les digo que no sea moderno pero qué quieren que les diga, para eso mejor que la dejen a oscuras porque apenas se distingue.

Por si eso fuera poco, esos proyectores tienen la dudosa virtud de deslumbrar a los peatones que vayan por el adarve de la Muralla, cosa que no pasa con los viejos a menos que te asomes por encima del borde (lo que es peligroso además de poco habitual).

Entiendo que hay que renovar para vender nuevos chirimbolos, pero que sean menos funcionales que los anteriores es algo que me cuesta muchísimo trabajo entender.

Los nuevos proyectores obligan a los paseantes nocturnos del adarve de la Muralla a llevar gafas de sol...


martes, 7 de mayo de 2024

¿Quién se acuerda de Lugo?

El tren se va de Lugo ante la pasividad de los lucenses. Foto: La Voz de Galicia
 

Más allá de las salidas de tono del Ministro de Transportes, que no son más que anécdotas por graves que puedan resultar, es bastante más preocupante el continuo goteo de malas noticias sobre todo lo relacionado con la movilidad para nuestra ciudad y la provincia.

Lo del tren ya es para tirar la toalla. A primeros de abril se eliminaba el Alvia de las 10:50 a Madrid. Estos días nos enteramos de que desaparece la conexión con Orense para venir a nuestra ciudad desde el AVE nocturno... Dos conexiones menos en poco más de un mes, y no es que antes estuviéramos muy boyantes.

La pantomima de la Intermodal, esa nueva obra faraónica que sólo servirá para enterrar dinero público sin que suponga ninguna ventaja real, ha sido el engañabobos en que mucha gente, que no lo es, quiso depositar  sus esperanzas queriendo ver una mejora del tren que no hay. De hecho poco a poco pierde competitividad, y mientras tanto las plataformas que se decían defensoras del ferrocarril y los partidos que hicieron de este tema el centro de sus campañas electorales callan una vez logrados sus respectivos objetivos: las subvenciones y los votos.

El sufrido lucense se ve condenado a usar los autobuses, que con la nueva estación se alejarán de la ciudad "para ser modernos". La otra opción es llevar sus coches particulares por carreteras cada vez más deterioradas.

Nadie alza la voz. Como ciudadanos callamos apáticos o, lo que es peor, cómplices, con una situación que avalamos convocatoria tras convocatoria con nuestros votos y día a día con nuestros silencios. Los partidos mayoritarios se rasgan las vestiduras... cuando gobierna el otro y el nacionalismo gallego ejerce de centralismo y sólo mira por el eje atlántico, que es donde están los votos.

¿Y quién se acuerda de Lugo? A veces parece que ni los lucenses.

lunes, 6 de mayo de 2024

Este sábado, homenaje a Joaquín García Díez

Joaquín García Díez. Foto: El Progreso

Este sábado día 11 a las 14:00 en el Torre de Núñez habrá un homenaje a Joaquín García Díez. Como ya saben los que me leen habitualmente no soy objetivo con este tema, ya que tengo el honor de contarlo entre mis amigos y tiendo a apoyar a los míos. Sin embargo, intentaré ser lo más ecuánime posible, pero tengan en cuenta que la subjetividad es el precio que pagamos por nuestra condición de humanos.

Mi primer contacto con Joaquín fue cuando él era Alcalde de Lugo. Firmó uno de los dos avales que se requerían para cubrir mi ficha de alta en el PP. La otra firma era la de Francisco Cacharro. 

Sin embargo no fue de aquella cuando nos conocimos realmente. Aquello fue simplemente una cuestión formal y yo tenía 18 años. Fue más tarde, en la campaña de las elecciones municipales del 2007, cuando volvió a presentarse a la Alcaldía, cuando contó conmigo para su equipo de trabajo y ahí sí que fue el momento en que cogimos confianza. Tras un mal resultado electoral Joaquín me llevó con él al Ayuntamiento como asesor, la mejor etapa profesional de mi vida y la que más disfruté, de largo. Cuando él se marchó en 2009 yo hice lo mismo y dimití para dejar libre el puesto a alguien de la confianza de su sucesor.

Cuando años después dejé el partido por una profunda decepción y hartazgo por muchas de las cuestiones que allí veía me quedó como saldo más positivo de mi paso por allí alguna amistad, entre ellas cabe destacar la de Joaquín.

El año pasado se jubiló y dejó su vida política, abriendo una etapa más relajada, y por eso algunas personas creíamos que era el momento de hacer un homenaje a quien fue el alcalde más visionario y efectivo desde que yo pueda tener memoria. Es curioso que sólo estuvo cuatro años en el cargo y que después pasó muchísimos más en el Congreso, pero creo que en la ciudad su huella más palpable fue la de su etapa de Alcalde.

En tan solo cuatro años hizo cosas que a otros les llevarían décadas: peatonalizó el casco histórico (antes de su paso por el Ayuntamiento los coches pasaban por la calle Progreso o por la Plaza de España aunque muchos ya ni lo recuerden), llevó a cabo el Parque del Miño, acordó con Fomento el arreglo y transferencia de las travesías (aunque les suene muy técnico eso trajo a Lugo un montón de obras de mejora en calles como San Roque, Adolfo Suárez, Ronda de la Muralla, Avenida de la Coruña...), tomó la propuesta del BNG de declarar la Muralla Patrimonio de la Humanidad y logró los apoyos necesarios (aunque la injusticia de la historia hizo que la declaración llegase siendo ya alcalde Orozo), iluminó monumentos como la Catedral... y sobre todo nos hizo sentir orgullo de ser lucenses.

Antes de su llegada como regidor los lucenses teníamos una especie de discurso grisáceo sobre nuestra ciudad. Parecía que éramos indignos de mostrar los encantos de un Lugo que, aunque había avanzado en muchas cosas con Vicente Quiroga y Tomás Notario, no se terminaba de sacudir de encima ese complejo de pequeña capital de provincias.

Con Joaquín esto cambió. De repente nos dimos cuenta de que Lugo era más bonito de lo que pensábamos y que tenía infinitas posibilidades, sólo limitadas por nuestro esfuerzo y la ambición de ciudad que él supo transmitir.

Tras su marcha en 1999 el efecto duró un tiempo, e incluso Orozco fue lo bastante hábil como para aprovechar la inercia durante años... si bien la cosa se acabó apagando. Decisiones absurdas que cortaron una evolución, como el eliminar el proyecto del Auditorio en el centro, dejar caer en pedazos la fábrica de la luz o gastarse millones y más millones en proyectos improductivos desde cualquier punto de vista son ahora la marca Lugo, todo lo contrario del espíritu que trajo Joaquín.

Su propio partido fue muy tibio a la hora de reivindicar su figura y sus logros, por motivos que ignoro o prefiero ignorar. Ahora por fin la llegada de Elena Candia ha supuesto un viraje en esta postura y parece que se le hará el reconocimiento que siempre mereció.

Sin embargo, por si se animan a venir, el homenaje de este sábado no será un acto de partido. De hecho ha confirmado su asistencia la Alcaldesa de Lugo, Paula Alvarellos, lo que como comprenderán puede dar una clara indicación de que esto no es algo del PP. ¿Que habrá mucha gente de ese partido? Obviamente, no pretenderán que después de toda una vida con esas siglas ahora le vayan mayoritariamente los de Podemos a aplaudir (aunque deberían, la verdad).

Si quieren acompañarnos, las tarjetas para acudir a la comida, que tienen un coste de 40 euros por persona, estarán disponibles hasta mañana martes en la sede del PP de la calle Ramón Cabanillas, en el Grupo Municipal Popular de la Plaza Mayor y en el Café del Centro también en la Plaza Mayor al que la organización agradece su desinteresada colaboración.

viernes, 3 de mayo de 2024

Inicia su camino el Observatorio de la Zona de Bajas Emisiones de Lugo

 

El martes pasado por la tarde se constituyó el Observatorio de la Zona de Bajas Emisiones del casco histórico de Lugo.

¿Para qué sirve este "observatorio"?

La idea es que se reúna cada dos lunes y analice tanto la evolución de las obras como la tramitación de la Zona de Bajas Emisiones del casco histórico de Lugo, un asunto que por el momento ha quedado en segundo plano por la relevancia y las molestias de las obras pero que realmente tiene una importancia crítica  para el futuro de la zona, puesto que es esa figura la que delimitará los usos y accesos al recinto amurallado.

Entiendo que lo más llamativo es el tema de las obras, cuándo acabarán y esas cosas, pero es fundamental también analizar el día después. La nueva ordenanza de la zona de bajas emisiones está en redacción y tenía que haber sido entregada por la empresa que la redacta (sí, han leído bien, "la empresa que la redacta...") hace ya meses. No se sabe nada.

¿Quién integra el Observatorio?

Está conformado por miembros de la asociación Lugo Monumental y del grupo municipal del Partido Popular de Lugo.

Sí, ya sé lo que van a decir algunos: "el observatorio es una cosa de fachas" (aunque seguramente lo pronunciarán "il ibsirvitirii is ini cisi di fichis"). Incluso las personas "normales" (me refiero a las que no ven todo desde el punto político) verán con cierta desconfianza una entidad que forman sólo una asociación empresarial y un partido político, y lo comprendo, si bien esa visión sesgada y politizada cae por la base cuando uno explica que se invitó también al Gobierno Municipal, las empresas contratistas, la APEC, el Colegio de Arquitectos y otras asociaciones y que fueron estas entidades las que no quisieron participar.

Puede ser comprensible cierta desconfianza, sobre todo porque en la convocatoria se hablaba de una "Comisión de seguimiento de las obras", que suena más agresivo. De hecho le cambiamos el nombre precisamente para rebajar los decibelios, que bastante revuelto está ya este país.

De todas formas la cosa es empezar a trabajar demostrando imparcialidad y solvencia y así esperemos que se sumen más adelante, ya que la invitación se mantiene, al igual que a cualquier otra entidad que desee participar y que vea afectados sus intereses.

Transparencia y publicidad:

El principio básico del Observatorio será el de la transparencia y la publicidad. Se recoge la preocupación por este punto en todo lo que se refiere a las obras y la gestión de la ZBE, dado que en la web municipal ni siquiera están colgados los proyectos o las novedades que se van produciendo sobre este asunto.

Para hacer llegar a todos los interesados esta información, se abrirá una página web en que se recogerán todos los documentos, los proyectos y las demás fuentes a las que pueda acceder el Observatorio a fin de que sean del dominio público.

Colaboración:

A pesar de que decidió no formar parte del Observatorio, es de recibo decir que el Gobierno Local ha ofrecido toda su colaboración y el acceso a toda la información que sea requerida. Les honra.

jueves, 2 de mayo de 2024

Ahora toca irse de vinos a la fábrica de la luz

A la izquierda la inauguración de la rehabilitación de la fábrica de la luz acometida en 1998. El Ayuntamiento la volvió a abandonar después, haciendo una segunda rehabilitación diez años más tarde... y volviendo a abandonarla. Ahora van a gastarse otra fortuna en un tercer arreglo...

Está claro que en Lugo no aprendemos de los errores y no hay nada que hacer.

Resulta que ahora se van a gastar un montón de dinero (no queda muy claro en la información dada si hablamos de 600.000 euros o de dos millones, que ya es dinero) en convertir la vieja fábrica de la luz en un centro "enogastronómico" que se supone que va a dedicarse a hablar de la gastronomía y el vino... donde Cristo perdió la sandalia.

De hacer otro museo de esas características, si es que es necesario (cosa que dudo mucho), hay muchos sitios donde hacerlo sin meterse a gastar otra millonada en estropear el uso obvio de ese edificio. Por ejemplo se me ocurre que el sitio perfecto podría ser el llamado Pazo de Doña Urraca en la Tinería, o en cualquier otro inmueble situado en el casco urbano. Si hablamos de turismo, parece que es lógico situarlo hacia el centro, como ha demostrado la mala experiencia del MIHL, un fracaso más que anunciado por el sentido común.

Pero la lección que ya deberíamos haber aprendido está ahí, y sigue sin ser interiorizada por nuestras bienamadas autoridades. La fábrica de la luz es un edificio cuya historia ya he recogido en algunas ocasiones en este blog pero que no está de más recordar nuevamente:

  • Fue diseñado por el gran Eloy Maquieira.

  • En 1998 el entonces alcalde, Joaquín García Díez, logró una escuela taller financiada por la Xunta en la que se rehabilitó el edificio entero y una de las dos turbinas de principios del siglo XX. La intención del exalcalde era producir energía y, además, crear un centro de interpretación del Río Miño en una reforma que fue respetuosa con ese magnífico edificio.

  • En 1999, tras no presentarse Joaquín a la reelección, se produce un cambio de gobierno y el PSOE del Alcalde Orozco mete el proyecto en un cajón, como tantos otros entre los que destaca la construcción de un auditorio en San Fernando. 25 años después seguimos esperando por un futuro claro para ambos edificios, que por ahora sólo son objeto de maquetas y anuncios de prensa desde hace lustros.

  • Tras dejar el edificio abandonado se acordaron de él y acometieron obras de mejora a cargo de las arcas municipales (millón y pico de euros si mal no recuerdo)... y una vez hechas esas reparaciones lo volvieron a cerrar a cal y canto, con lo que se volvió a deteriorar.

  • En 2008 el Gobierno de López Orozco, y tras esas obras de mejora, adjudica el edificio a la empresa INCA por una renta de 445 euros mensuales, para un edificio de 1.264 metros cuadrados según el Catastro… a 35 céntimos el metro. En 2016 el juzgado paraliza las obras de reforma, lo que en la práctica supuso un nuevo abandono del edificio hasta el día de hoy.

  • En febrero de 2021 el TSXG publicó la sentencia que condenaba al Ayuntamiento a pagar 2,4 millones de euros a la empresa INCA, a la que había adjudicado el edificio en 2008. El concejal de Medio Ambiente fue señalado por el juzgado como responsable por haber dejado pasar, de forma deliberada, el plazo de renovación de la concesión de la Confederación, a pesar de ser reiteradamente advertido por la empresa adjudicataria. Se archivó la causa penal.

  • En 2022 el Ayuntamiento presenta el enésimo proyecto para ese inmueble, un centro de “enogastronomía”. El Gobierno anunció que activaría un proceso de participación ciudadana para recoger sugerencias, mediante un cuestionario en su web, que no sé ustedes pero yo no he visto en ninguna parte, quizá porque se podría saturar de respuestas del estilo "¿estáis de coña?".

  • Ahora, en 2024, se firma el convenio entre Ayuntamiento y la Confederación par seguir adelante con ese "proyecto", por no decir ocurrencia.

Lo más trágicamente divertido de todo es que nos hablan de "sostenibilidad" y "ecología", pero no sé si saben que el Ayuntamiento perdió la licencia para generar electricidad (que podría valer, por ejemplo, para mantener las absurdas y mal llamadas "Caldas") y que para mayor fantasía encargó una turbina que costó una fortuna y que hasta donde yo sé sigue pudriéndose en un almacén (que pagamos religiosamente todos los meses) generando gastos y más gastos totalmente demenciales.

La vieja Fábrica de la Luz debería fabricar luz, y ese uso sería compatible con el de ser la sede de las instalaciones de la tan necesaria playa fluvial de la ciudad, que sigue sin acometerse y que hace que esto sea sumamente ridículo.

Irse de vinos al quinto pino no es la solución de la fábrica de la luz, sino un parche multimillonario y bastante surrealista. Siempre que veo estas cosas me pregunto en qué está pensando la Unión Europea financiando estas chorradas.