viernes, 1 de julio de 2022

Las bateas fluviales (pomposamente llamadas ''playa'') se retrasan

Las bateas municipales presentadas en una infografía peligrosa, ya que lo de tirarse de cabeza (círculo rojo) con un calado de 0,8 metros no es lo más recomendable del mundo...

Hoy es 1 de Julio, lo que hace que uno de los plazos estrella dados por el Gobierno Local se incumpla: el de la instalación de la llamada playa fluvial… que en realidad es un sistema hecho con una especie de bateas desde las que poder remojarse, sólo que en vez de mejillones tiene lucenses. Bueno ahora por lo visto mejillones también hay.

Por supuesto, como es habitual, la culpa del retraso no es del Gobierno, que todo lo hace bien y no hay noticia en los anales de la historia de una metedura de pata propia. No hace falta leer su nota de prensa para entender con meridiana claridad que la responsabilidad es de la Xunta, ¡de quién si no! De la misma manera que la responsabilidad por una multa por conducir borracho es del policía que te hace soplar, o del derribo de una casa ilegal es del cabrón del técnico que informa que la construiste por las bravas en un terreno rústico. Los incumplidores son corderitos lechales que pasaban por allí y no sabían nada, igualito que los ¿responsables? municipales que no se enteran de la misa la media.

Lo más llamativo es que el informe de 2019 ya advertía que las condiciones que se habían analizado no eran constantes y que, ¡fíjense qué cosa!, habría que ver cómo bajaba el río en el momento de la instalación para ver si se podía poner o no. Nunca tal cosa se vio, que el río cambie y vaya bajo en verano… ¡El acabose! 

El Gobierno se justifica diciendo que este año hay menos cauce que otros años. A lo mejor si hubieran pensado que a finales de agosto hay menos agua que a principios de mayo la cosa iría mejor, porque todos recordamos que a veces se puede pasar por debajo del puente romano casi sin mojarse las rodillas. Pero claro, doctores tiene la Santa Madre Iglesia, los demás somos unos cuñados que no tenemos ni idea de nada, como aquellos paisanos que le decían al Ministerio de Fomento que una autovía por O Fiouco no era la mejor de las ideas. ¡Qué sabrá esa gente, que no tiene estudios y usa el más elemental sentido común! El resultado está a la vista.

A mí se me antoja que habría sido más razonable pensar en las bateas esas en un sitio más apropiado, como podría ser el entorno de la fábrica de la luz (algo que se propuso en este mismo blog), donde el caneiro que usa el Fluvial hace que el nivel del río se mantenga razonablemente alto. Hay otros diques, pero como nadie se ha molestado en arreglarlos no es que cumplan su función muy apropiadamente y claro, no vamos a cargar contra la Confederación Hidrográfica, que ahora es “de los nuestros” y no se les puede decir ni pío.

La Xunta, esa es la culpable de todo, que esa es “de los otros”. Que el Gobierno Local haya pensado en poner las bateas en un sitio donde el agua no llega al metro de profundidad es una idea magnífica, pero la falta de autorización es culpa de los malvados enemigos de Lugo. Que la zona sea peligrosa por las posibles corrientes tampoco tiene mayor trascendencia, que ya somos muchos en la ciudad. Lo de los mejillones de río es para analizar por separado.

Resulta que hay colonias de mejillones de río y la primera solución que ha dado el infalible Gobierno Local es… ¡trasladarlos! La verdad es que ya lo han descartado, pero casi me da pena porque habría sido divertido verlos pastorear a los moluscos para llevarlos a colonizar otro sitio. No me cabe en la cabeza ni que lo hayan propuesto.

Ahora la solución que dan es irse río arriba… cuarenta metros. Se ve que ahí las condiciones son infinitamente mejores, lo que una de dos, o el estudio original era una de esas chapuzas a las que ya nos tienen acostumbrados (como la de las “caldas”, que pasaron de aguas termales a bañeras colectivas), o el problema va a ser el mismo porque algo me dice que la diferencia de calado y de corrientes no va a ser tan grande como para justificar el tema.

En fin, a este paso inaugurarán la “playa fluvial” para San Froilán, que con lo del cambio climático viene calorcito y hasta se podrá aprovechar para darse un chapuzón… pero sin tirarse de cabeza, claro, que el fondo del río está ahí ahí.


jueves, 30 de junio de 2022

El Fluvial, condenado a readmitir a un socio

El Fluvial de Lugo, una sociedad que algunos creen que se puede gestionar como su cortijo particular

El Club Fluvial ve obligado a readmitir a un socio al que expulsó por criticar a la directiva en un grupo de Facebook. Cabe destacar que de los cuatro a los que “ajusticiaron” echándolos de la Sociedad sólo dos han ido al juzgado a perder tiempo y dinero para lograr su readmisión, aunque también es cierto que recuperarán lo segundo ya que se ha condenado al Fluvial en costas, lo que hará que los socios (que no la directiva) paguen un buen dinero por los errores cometidos por el señor Tito Valledor, y los indicios apuntan a que no será la última vez que les toque tirar de talonario.

Dicen desde la directiva del Fluvial que el juzgado no entró al fondo del asunto y que “sólo” se les obliga a readmitir al socio por una cuestión formal. Pues estarán orgullosos. En el fondo les ha ido mejor así, porque si Su Señoría llega a entrar a valorar los infumables motivos de la expulsión el ridículo sería más grande aún, y lo que se ha demostrado es que ni siquiera han sabido expulsar a los críticos correctamente, lo que refleja la prepotencia y el autoritarismo que caracterizan la gestión de la Sociedad. El “ordeno y mando”, respaldado por una asamblea cobarde que no se atrevió a hacer lo que todos sabíamos que era justo: paralizar ese disparatado atropello.

Es verdad que no es fácil enfrentarse a quien lleva las riendas de la organización, y más cuando al señor Presidente del Fluvial le molesta tanto que se hable de la más que discutible gestión de esa Sociedad. Ejemplos de esa nefasta forma de hacer las cosas son saltarse alegremente las normas cuando le sale de la piragua para hacer un aparcamiento asfaltando lo que no se puede asfaltar, la terrible deuda del club o la pérdida de la concesión del cauce, temas que siguen sobre el tapete a pesar de que nadie quiera mencionarlos porque son tabú en esta ciudad, todavía sujeta a prácticas caciquiles.

Ningún grupo político se atreve a meterse en el tema porque saben que pueden salir escaldados en las urnas. En Lugo hay muy malos enemigos y les tienen pavor a los miles de miembros del Fluvial, como si poner sobre la mesa los errores cometidos por la directiva dirigida por el señor Valledor hicieran que todos socios votasen contra quien los denuncia. Poca fe tienen en la inteligencia de los lucenses en general y de los miembros del Club Fluvial en particular.

También es cierto que ponerse a criticar la gestión del Fluvial cuando una capital de provincia es incapaz de poner a funcionar una instalación tan aparentemente sencilla como una playa fluvial pública sería sarcasmo. La gestión de los dineros públicos en Lugo no es como para ponerse a dar lecciones a nadie y la cada vez más amplia colección de sentencias contra las decisiones municipales tampoco hace que puedan hacer demasiada pedagogía a terceros.

El resumen es que aquí cuanto más fuerte es alguien más se le permite hacer lo que le venga en gana, mientras al particular y al débil se le atiza con las normativas sin piedad. Al menos en esta ocasión el juzgado ha puesto las cosas en su sitio y si hubiera decencia en el Fluvial esto se saldaría con la dimisión de la directiva o una moción de censura, aunque todos sabemos perfectamente que lo primero no pasará… y lo segundo tampoco.

miércoles, 29 de junio de 2022

Lugo, ciudad de sucedáneos

Este es el pantalán al que se amarrará la supuesta "playa" fluvial de Lugo, que se suponía que esta semana entraría en servicio como muy tarde. Foto: La Voz de Galicia

Es triste que nuestra ciudad esté viviendo a base de sucedáneos, de imitaciones de mala calidad de lo que debiera ser. Y no sólo es que nos los hagan tragar, es que nos los venden como si fuera la panacea … vamos, que nos toman el pelo.

  • Nos ofrecen un sucedáneo de playa fluvial, una instalación que cualquier pueblo disfruta desde hace décadas, y encima ahora nos enteramos por La Voz de Galicia que hasta esa versión cutre no la veremos tampoco este verano porque han metido la pata con la ubicación, algo inexplicable porque tenemos magníficos espacios como la fábrica de la luz para hacer una en condiciones por poco dinero.

  • Tenemos un sucedáneo de conexión ferroviaria, pero se van a gastar casi 40 millones de euros en una estación que es la versión lucense del aeropuerto de Castellón, aquel que no tenía aviones. Aquí hacemos estaciones sin trenes.

  • Llevamos décadas con un sucedáneo de auditorio, y cuando meten otras decenas de millones en uno nuevo las absurdas guerras partidistas hacen que esté cerrado a cal y canto mientras la ciudadanía asiste pasmada a este ridículo cruce de acusaciones.

  • Se construye un sucedáneo de termas, con agua del grifo calentada con una caldera lo que las convierte en bañeras gigantes, una de esas instalaciones que en pocos años estará abandonada o reconvertida en una piscina normal y corriente.

  • Venden el sucedáneo de ecología, con un proyecto que deja de lado a la ciudad y plantea construir otra al lado, con cientos de nuevas viviendas mientras tenemos 20.000 vacías en el casco urbano.

Y así podríamos seguir, con tristes imitaciones de lo que debiera ser, con campañas publicitarias de sucedáneos de buenos gestores, que nos hacen comulgar con ruedas de molino. Y lo triste es que nos las tragamos.

Algo de culpa tendremos nosotros también.

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 29 de junio de 2022

martes, 28 de junio de 2022

Los motivos por los que Lugo se llenará de turistas este verano


Tengo la más que firme sensación de que este año será un buen año para el turismo en Galicia y en Lugo. El sentido común apoya esta afirmación, ya que hay motivos más que sobrados para pensar que esto será así por varias razones.

Por un lado, la pandemia está todavía entre nosotros y a nadie le apetece irse a un país cuyo sistema sanitario no sea fiable. Esto descarta para la mayoría de los ciudadanos las escapadas a lugares menos desarrollados, donde tener COVID puede traducirse en un ingreso en un hospital que vayan ustedes a saber cómo te tiene.

Por otra parte, la invasión de Rusia contra Ucrania tampoco hace muy atractivo irse al este, y aunque pueda parecer exagerada, creo que hay una sensación de inseguridad que no sólo atañe a esos dos países sino a todo su entorno. La percepción de volatilidad internacional hace aconsejable irse lo más cerca posible.

Eso nos deja como opción más prudente quedarse en Occidente, y más concretamente en la Europa de la Unión. Tampoco están los combustibles como para andar cogiendo el coche unos miles de kilómetros a lo tonto, por lo que, aunque nuestros vecinos sí vengan a España (la proporción entre salarios y coste de gasolina para ellos no es la misma que aquí) es más improbable que nosotros hagamos el camino inverso.

Además, mucha gente sigue mirando de lado a los destinos más masificados. Es lo que tienen las pandemias, que te hacen desconfiar de las aglomeraciones de gente que viene de cuarenta sitios diferentes, aunque visto lo visto en las fiestas tampoco es que esto sea un dogma seguido por todos ni mucho menos. Esto inclina más la balanza al norte que al sur, lo que también se ve favorecido por la ola de calor prematura que se vivió y que hará que parte de la población huya de destinos asfixiantes.

Por último, el año Jacobeo prorrogado por el Papa, que hace que en este 2022 Galicia también sea un destino principal en España, nos traerá gente a nuestra comunidad lo que, sumado a todo lo anterior, hace que Lugo también se vea beneficiado.

Por todos estos motivos estoy convencido de que esta campaña de verano será fantástica en nuestra ciudad. Verán que entre ellos no se menciona la promoción hecha por nuestras administraciones, ya que es nula o totalmente anecdótica.

El tirón turístico de la zona será aprovechado de forma totalmente accidental y por una simple cuestión de números, pero desde luego nuestra ciudad no se beneficiará como podría porque, como siempre, no han movido un dedo, más allá de ir a FITUR a hacerse la foto para la prensa local y poco más.

Aun así, estoy seguro que será un buen verano en lo económico para nuestra ciudad. Buena falta nos hace.

lunes, 27 de junio de 2022

Los locales de la SECAL 2022 prorrogan una semana más sus exposiciones



A veces se organizan cosas que en tu cabeza son enormes y fantásticas y cuando salen queda una cosa más modesta de lo esperado… y otras pasa justo lo contrario. Con la SECAL, la Semana de Exaltación de la Cultura y el Arte de Lugo organizada por Lugo Monumental ha pasado lo segundo.

Es una iniciativa muy modesta, pero la buenísima acogida por parte del público de la iniciativa ha hecho que los locales hayan propuesto y decidido por unanimidad prorrogar las exposiciones durante una semana más, hasta el día 3 de julio.

Hay que darles las gracias por su generosidad a la hora de acoger esta prórroga, ya que al comenzar las rebajas necesitan sus espacios más que nunca, y aun así desinteresadamente los ceden para promocionar artistas locales sin tener ningún tipo de contraprestación a cambio.

Recordemos que ni los locales ni la Asociación perciben ningún tipo de remuneración o comisión por la exposición o venta de las obras, que se realiza directamente entre los compradores y los artistas (en cada local hay una ficha con los precios de las obras y la forma de contacto).

También tendrán continuidad una semana más la muestra de Paco Pestana en la Farmacia de la Cruz, donde podemos ver tres de sus obras, y la exposición de Alfredo Bongianni y Félix Pedrouzo en Vieiros. De la misma forma prorroga una semana Nova Rúa su exposición dedicada a José Luis Mayor Balboa, lo que hay que agradecerles particularmente porque les ha obligado a alterar su apretada programación al tratarse de una galería muy demandada en nuestra ciudad.

Si no han pasado todavía es más que recomendable. Aquí tienen un mapa de Google con las ubicaciones de todos los artistas y locales:

Mapa de ubicaciones:




jueves, 23 de junio de 2022

La Ofrenda del antiguo Reino de Galicia en Lugo cumple 350 años

La Exposición Permanente en Lugo.
 

Probablemente sea una de las tradiciones más antiguas de España que se mantienen vigentes, y sin duda alguna de las más significativas de Galicia. La ofrenda del Antiguo Reino de Galicia al Santísimo Sacramento es un acto formal que en esta edición cumple 350 años, que se dice pronto.

En el marco de la SECAL 2022 (Semana de Exaltación de la Cultura y el Arte de Lugo) organizada por Lugo Monumental, ayer Marcos Calles, el director del Museo Catedralicio e impulsor de la exposición que sobre este tema pueden ver en la recién remozada Iglesia de San Pedro, nos explicó el origen de este acto. Es algo realmente llamativo, porque es de los de más relumbrón de aquel extinto Reino pero surgió de la pobreza de Lugo.

Nuestra ciudad tiene, como espero que sepan, el privilegio papal de exponer el Santísimo Sacramento permanentemente en la Catedral. Aunque no está muy claro el origen de esta cuestión, se remonta al menos hasta el siglo VI, es decir, hace más de 1.500 años.

Pues bien, hace algo más de 350 años un enviado del Vaticano visitó Lugo y vio las más que lamentables condiciones en que estaba la Catedral y la pobre iluminación del Santísimo Sacramento, con lo que amenazó seriamente al cabildo con retirar el privilegio si esto no se solventaba. Se armó mucho revuelo y se pidió a la Corona que se diera una dotación para subsanar esas deficiencias y se logró que el Reino de Galicia aprobase la concesión de 30.000 ducados a la Catedral de Lugo que generarían una renta de 1.500 ducados anuales, suficientes para comprar las velas que iluminarían permanentemente la Sagrada Forma en nuestra catedral.

Como quienes tenían que poner el dinero eran las siete provincias que entonces conformaban Galicia, es decir, Santiago, Coruña, Betanzos, Mondoñedo, Orense, Tuy y Lugo, exigieron como compensación moral que una vez al año se celebrase una ceremonia en que se entregaría esa renta a la Catedral y así recordar que eran esas provincias las que aportaban los dineros.

Aunque el capital principal duró poco y unas décadas después no quedaba nada del dinero, la costumbre permaneció. Ya no se ofrece dinero real, sino que es una cuestión simbólica en que se entregan al obispo de turno (este año le toca al Arzobispo de Santiago) un cofre con arras que simbolizan aquella renta aunque no se da ni un duro… pero qué quieren que les diga, para Lugo es más importante el símbolo que el dinero. Recuerden lo que dice la leyenda del Crismón de Quiroga (otra de las piezas clave de nuestro patrimonio catedralicio): “El oro es cosa vil, no digamos ya la plata, es mucho más lo que brillas por tu propia felicidad”. Pues eso.

Los organizadores de la Exposición. Marcos Calles es el segundo por la derecha.

Esa ceremonia tuvo lugar por primera vez el día 19 de junio de 1.672 y se ha celebrado ininterrumpidamente hasta nuestros días. Ni la pandemia fue capaz de suspender ese acto, aunque lógicamente se realizó de forma menos popular. Este domingo, el 26 de junio, tendrá lugar esa 350º edición de la Ofrenda.

Lugo es una ciudad que tiene la tonta costumbre de infravalorarse. Nuestro escudo, con el cáliz y la hostia, y con su leyenda “Hic hoc mysterium fidei firmiter profitemur”, fue el que inspiró el de Galicia, al que se añadieron siete cruces simbolizando las siete provincias de la Ofrenda en torno a nuestro Privilegio. No es moco de pavo, debemos sentirnos orgullosos y este domingo anímense a acercarse a ver la Ofrenda. Es un acto que más allá de lo religioso y lo cultural, es historia viva.


miércoles, 22 de junio de 2022

El Museo Provincial de Lugo, un museo muy nuestro

La visita a Escola de Doloriñas, una de las obras emblemáticas del Museo

Ayer tuvimos el placer de disfrutar de la segunda de las visitas organizadas con motivo de la SECAL y la primera de la serie de tres que habrá en el Museo Provincial de Lugo a cargo de María Losada. Son tres visitas de media hora de duración cada una que continúan hoy a las 18:00 y mañana a la misma hora.

En esta visita pudimos ver la obra de Corredoira, Julia Minguillón, Blas Lourés, López Guntín y otros artistas lucenses, alguno de los que muchos de los presentes (yo incluido) tuvimos el placer de conocer en persona. De hecho Blas Lourés le dio clase de dibujo a mi hermana en el Círculo de las Artes, como a muchos lucenses que tuvieron el placer de contar con su dirección.

Hay cuadros que por motivos totalmente subjetivos te llaman más la atención, pero otros que quieras o no te reclaman. El de Escola de Doloriñas de Julia Minguillón es sin duda uno de estos últimos. La sala dedicada a la pintora cuenta, en su entrada, con un autorretrato que está en un caballete que tiene una paleta de pintor. Era su caballete y su paleta de pintora, donadas por su marido tras el fallecimiento de la artista.

El Museo Provincial es de una gran belleza, y además encierra parte de nuestra historia. Me gustó muchísimo que la guía nos explicase que muchos de los pintores lucenses que allí tienen su obra fueron becados por la Diputación Provincial de Lugo… tras llamar la atención por exponer en locales comerciales de la ciudad. Exactamente lo que se intenta hacer con la SECAL, llevar el arte a las calles y dar oportunidades a nuevos talentos.

María Losada nos explica la obra de López Guntín y otros pintores lucenses


La agenda de hoy de la Semana incluye dos visitas. A las 17:00 horas en la Iglesia de San Pedro, Marcos Calles, director del Museo Diocesano, nos guiará a través de la exposición que han organizado con motivo del 350º aniversario de la Ofrenda del Antiguo Reino de Galicia al Santísimo Sacramento, aniversario que se cumplió exactamente el pasado domingo día19 de junio. En esta visita aprovecharemos también para visitar la remozada iglesia de San Pedro, recientemente restaurada.

Por otro lado, continúan las visitas iniciadas ayer a la obra de artistas lucenses que se custodia en el Museo Provincial. Las visitas, gentileza de la Diputación Provincial de Lugo a través de su Red Museística, están a cargo de María Losada y tendrán continuación hoy y mañana a la misma hora, las 18:00.

Para anotarse sólo hay que enviar un correo a asociacion@lugomonumental.es o un whatsapp al 644 637 444. Las visitas son gratuitas.

martes, 21 de junio de 2022

Una insuperable primera jornada de la SECAL

El concierto de Noemi (Foto: La Voz de Galicia) y la sala de la Catedral dedicada a las tallas de La Virgen, fueron parte de la primera jornada de la SECAL


Si Lola Flores era el Torbellino de Colores, Noemi Mazoy es el Torbellino de Emociones. Si Rocío Jurado era La Más Grande, Noemi es La Más Dulce. Si Sinatra era La Voz, Mazoy es El Alma… No hay palabras para describir lo que es un concierto de Noemi, y cuanto más tiempo pasa mejores son.

Ayer tuvimos el privilegio de volver a escucharla en Lugo, en el concierto en favor de ASPNAIS que dio en un abarrotado Salón Regio del Círculo de las Artes y que supuso el reencuentro de Noemi con su ciudad, con su público de incondicionales a los que se gana cada vez que canta. La lista sigue creciendo y quienes nunca la habían escuchado salieron boquiabiertos de lo que vieron, porque no sólo es una voz prodigiosa, es muchísimo más, es la persona que más emociones transmite de todas cuantas he visto en mi vida, y he ido a unos cuantos conciertos.

Llenazo en el Salón Regio

A Noemi le encanta cantar con el público y que suban niños al escenario. Ayer hizo lo propio con los chicos de ASPNAIS que se animaron, y cantó con ellos. Uno se resistió a bajar del escenario y se quedó con ella hasta el final del concierto bailando y haciéndonos disfrutar como nadie se podría imaginar. Si lo hubiera hecho con otra persona habría quedado forzado o impostado… pero no con Noemi Mazoy porque ella no actúa, siente. Y transmite esos sentimientos. Yo hace ya años que no cometo el error de ir a verla sin pañuelos, y aunque no soy especialmente llorón no puedo evitar tener que usarlos en todos y cada uno de sus conciertos. Ayer no fue la excepción.


El programa del concierto fue elegido con gran acierto. No sólo cantó ópera sino que, al ser parte de la Semana de Exaltación de la Cultura y el Arte de Lugo nos ofreció una Negra Sombra que nos puso los pelos de punta, y partes de Non Chores Sabeliña, su primer musical. Nos recordó a Darío Xohán Cabana, Trapero Pardo, al maestro Juan Montes, a Gustavo Freire… nos hizo sentir orgullosos de nuestros genios locales, y de eso trata la SECAL, de reivindicar el valor de la cultura lucense.

Apertura de la muestra dedicada a Mayor Balboa

Ayer el día fue intenso. Abrimos las exposiciones de José Luis Mayor Balboa en Nova Rúa (lamentablemente el domingo falleció su padre y la familia, como es lógico, no pudo acudir aunque la exposición se mantuvo por su deseo expreso) y la de Alfredo y Félix en Vieiros, así como la pequeña muestra de tres obras de Paco Pestana en la Farmacia de la Cruz. Todo ello antes de ir al concierto de Noemi, que fue el broche de oro a un día fantástico que comenzamos con la visita al Museo Diocesano, que nos mostró en privado su director, Marcos Calles, a quien se le nota que lo suyo no es un trabajo sino una pasión.

Apertura de la exposición de Vieiros

Escuchar sus explicaciones sobre los tesoros que custodia la Catedral, los detalles, la historia… es remontarnos en el tiempo y disfrutar de nuestro pasado.

El Museo Diocesano es uno de los grandes desconocidos para el público lucense, algo que hay que intentar remediar entre todos, porque sus instalaciones son recogidas pero impresionantes. También ayuda que al estar en el trifolio de la Catedral la perspectiva del templo es totalmente diferente.

Lugo a vista de halcón...


Particularmente hay una sala que me parece la más hermosa que he visto nunca en un museo. Se custodian siete tallas de La Virgen, con dos coronas en el centro, y cuyo techo está cuajado de luces que semejan estrellas y se escucha una de las cantigas de Alfonso X El Sabio, que escribió a una de esas siete tallas. Tiene un encanto como ninguna otra.

Sala de tallas de La Virgen en el Museo Diocesano

En fin, hoy sigue la SECAL con una visita al Museo Provincial, la primera de una serie de tres que tendrán lugar también mañana y pasado, todas ellas a las 18:00 horas y cada una diferente (por lo que se puede ir a las tres sin repetirse). Para anotarse solo tienen que mandar un correo a asociacion@lugomonumental.es o un whatsapp al 644 637 444.

Disfrutemos de nuestro Lugo, que bien lo merece.

lunes, 20 de junio de 2022

Arranca la SECAL con una visita guiada y el esperado concierto de Noemi


Hoy comienza la Semana dedicada a la Cultura y el Arte de Lugo y empieza a lo grande, con una visita guiada a las 17:00 a la Exposición temporal de Custodias del Museo Diocesano de Lugo en que quien nos mostrará el recinto será el propio director del Museo, Marcos Calles. Después abriremos las exposiciones y visitaremos la farmacia de la Cruz, donde se expondrán obras de Paco Pestana a quien dedicamos esta SECAL 2022. Y a las 20:30 horas es, por fin, el concierto de Noemi Mazoy en el Círculo de las Artes en favor de ASPNAIS.

Si quieren reservar plaza en la visita al Museo Diocesano o entradas para el concierto de Noemi Mazoy pueden hacerlo enviando un whatsapp al 644 637 444 o un correo a asociacion@lugomonumental.es.





viernes, 17 de junio de 2022

Noemi Mazoy cantará el lunes de nuevo en Lugo (¡por fin!)

 

Tras mucho trabajo y gracias a la generosidad de muchísima gente, el próximio lunes arranca la SECAL 2022, la Semana de Exaltación de la Cultura y el Arte de Lugo, una cita que surge a imagen de la celebrada en 1995 y que impulsó el gran Paco Pestana, a cuya memoria dedicamos esta nueva edición.

20 artistas lucenses expondrán en otros tantos locales, y además habrá exposiciones, música y visitas guiadas. Para dosificar la información y no liarles mucho, les voy a hablar hoy de las dos próximas citas para que, si les apetece, se puedan apuntar. Son el próximo lunes día 20.

A las 17:00 horas tendremos el placer de visitar la exposición de Custodias que alberga el Museo Diocesano de la Catedral de Lugo. La visita será gratuita y estará a cargo nada menos que de Marcos Calles, el director del Museo, lo que es una ocasión singular para poder ver de primera mano el que posiblemente sea el recinto menos conocido por los lucenses a pesar de ser de los más atractivos de la ciudad.

La visita es gratuita y para apuntarse sólo tienen que enviar un whatsapp al 644 637 444 o al correo asociacion@lugomonumental.es dando su nombre y teléfono y se les confirmará la cita (hay sólo 30 plazas disponibles).

 La segunda cita supone el regreso a Lugo de nuestra querida Noemi Mazoy, que tras un largo periodo de ausencia causado por la situación sanitaria, vuelve a Lugo con un repertorio muy local en un concierto que tendrá lugar en el Salón Regio del Círculo de las Artes, con una entrada de tan sólo 5 euros y cuya recaudación íntegra se destinará a ASPNAIS, gracias a la generosidad de los locales que han colaborado en la financiación de este concierto y que son los siguientes: Ajuar Decoración, Café del Centro, Confitería Madarro, Ediciones Desdelugo, Frutas Laurín, Las Cinco Vigas, Melfror, Óptica de la Torre, Restaurante Campos y Sainkho. Por supuesto sin la colaboración del propio Círculo y de Noemi el concierto no sería posible.

En este concierto Noemi, acompañada por el acordeón de Valery Zviarzchevich y el chelo de Cristina Nogueira cantará piezas muy locales, y entre otras la Negra Sombra del maestro Juan Montes.

Las entradas para el concierto pueden adquirirse ya en el Círculo de las Artes, el Café del Centro y la sede de ASPNAIS (Hospital San José). También hay una fila cero, que es sencillamente comprar una entrada que no se usará para aquellas personas que no puedan acudir pero deseen colaborar con ASPNAIS. La fila cero supone hacer una transferencia de esos cinco euros a cuenta bancaria del Banco Sabadell ES17 0081 7630 1400 0132 8534.

Si ya conocen a Noemi estoy seguro de que sólo con saber que canta en Lugo no hay que añadir nada más, pero si no han ido nunca a uno de sus conciertos les diré que además de una voz prodigiosa, tiene algo que no puedo describir pero que hace que transmita emociones como nadie.

¡No se lo pierdan!

miércoles, 15 de junio de 2022

Santo Domingo podría ser una magnífica sede para grandes conciertos

Si esto lo organiza un particular la sanción iba a ser de órdago... Foto: El Progreso

El Arde Lucus tuvo, como traca final, un concierto de las Tanxugueiras cuyo resumen es que se oyó regular y que tuvo un problema más que importante de aforo. Como no podía ser de otra manera las redes sociales se pusieron de uñas y le cayeron las del pulpo al Ayuntamiento por la falta de previsión y por hacer el concierto en una plaza donde “no caben ni 500 personas”, con esa facilidad que tiene la gente para tirar de ojímetro… y equivocarse. Es lo que tienen las cifras, que se nos va la cabeza a favor o en contra según nuestras querencias.

La plaza de Santa María, en condiciones normales, tiene una capacidad de algo más de 3.000 personas. Con el escenario y el chiringuito del sonido serán unas 2.500 o algo por el estilo. Dar por sentado que el abarrote que hubo era previsible es dar mucho por sentado, sobre todo teniendo en cuenta que en San Froilán ese mismo grupo vino a cantar y hubo gente… pero no demasiada. De hecho, yo mismo estuve allí y se podía andar sobradamente e incluso iba empujando una silla de ruedas y no tuve el menor problema para pasar.

Bien es cierto que la masa es lo que es, y el lío que se montó con lo de Eurovisión y que les dio una popularidad que no es comparable a la que tenían en octubre del año pasado, tendría que haber hecho prever mucha más afluencia, como de hecho ocurrió. Pero creo que a nadie se le pasó por la cabeza semejante empuje, ni siquiera a las propias protagonistas.

La dificultad de este concierto es que tampoco había muchas alternativas. Los habituales lugares donde se hacen (la plaza inútil, por ejemplo) estaban ocupados por los campamentos de las asociaciones del Arde Lucus y quizás ahí sí cometió un error el Ayuntamiento porque podrían haber traído a las Tanxugueiras otro fin de semana diferente con lo que garantizarían una afluencia de público a la ciudad al margen de la fiesta de recreación, que ya tiene tirón por sí misma, pero es muy fácil decirlo a posteriori. Creo que la intención era buena y que murieron de éxito.

Tal vez podrían haber hecho el concierto en otro sitio, sí. El único que en este momento parecería razonable con los condicionantes que tenemos es Quiroga Ballesteros, que tras su peatonalización podría haber servido como recinto más amplio que Santa María. Tampoco habría sido mal sitio la propia Mosquera, para estrenar también su nueva imagen, aunque como estaba el tema de la pantalla de realidad virtual podría estorbar… o ayudar, porque se podría haber usado para proyectar también el concierto.

Quizás el Ayuntamiento debería tomar nota para futuras reformas. La nueva imagen de la Plaza de Santo Domingo tras su renovación nos hace pensar que tampoco valdrá para grandes conciertos, lo que es una bobada porque es enorme y además está en desnivel, lo que hace que sea perfecta para colocar un escenario en uno de sus extremos y garantizar la visibilidad desde el otro. Quizás estarían a tiempo de darle una vuelta al diseño y aprovechar para solventar este asunto de una vez por todas.

Con la climatología de Lugo, lo que no cabe duda es de que nos vendría bien una solución cubierta y céntrica (ya que gracias al señor Orozco y el BNG el nuevo Auditorio está en el quinto pino), y probablemente el pabellón viejo sea la respuesta. Está cerca del centro, es amplio, tiene una acústica impresionante como todos recordamos de los muchos conciertos que se han llevado a cabo ahí, tiene gradas y ya tenemos experiencia con el lugar. Se podría adaptar para usos múltiples, sin dejar de lado el deportivo por supuesto, y usarlo como se hizo toda la vida para conciertos.

En todo caso, que nuestro problema sea el éxito de un concierto… pues qué quieren que les diga, es un problema menor. 

martes, 14 de junio de 2022

Se acabó un magnífico Arde Lucus

La presentación de la recreación digital del Lugo romano. Foto: La Voz de Galicia

Ayer falté a mi cita diaria en el blog pero, aunque puedan haber pensado mal, no fue por estar con la resaca del Arde Lucus, al menos no la literal. Estuvimos desmontando el campamento del Senado y eso sí es parte de otro tipo de resaca, en que se suda algo más.

Ha sido un Arde Lucus magnífico, en que toda la ciudad se unió como antes de la especie de peste del siglo XXI que nos privó de la fiesta (entre otras muchas cosas, algunas de ellas más importante incluso) durante dos años. Pero precisamente por eso, cual ave fénix, el Arde Lucus resurgió de sus cenizas y superó unas expectativas que ya de por sí eran extraordinariamente altas.

Me resisto a entrar en el absurdo juego de cifras y letras que tanto parece entretener a algunos y que realmente no tiene la menor importancia, porque es imposible saber cuántas personas vinieron a Lugo. Sólo había que echar un vistazo a las calles para ver que eran muchísimas y aunque las impresiones a veces nos engañan, no creo que andemos muy desencaminados si decimos que ha sido, si no la más exitosa, una de las más populares citas que hemos tenido.

Volver a encontrarse con todos los compañeros, no sólo del Senado sino de las demás asociaciones, con el público, la diversión, la intensidad y la alegría de estos días ha sido magnífico y compensa de largo el esfuerzo y la dedicación que esto conlleva.

Sólo queda dar las gracias, un año más, a todos los que han hecho esto posible. A todos los compañeros de las 20 asociaciones (nadie sabe seguro cuántas hay, lo que es muy llamativo), a los profesionales de todos los ramos que estuvieron trabajando para que los demás se divirtieran (hostelería, limpieza, seguridad, mantenimiento, electricidad, sonido, luces…), y a la gente de Lugo y nuestros visitantes que han demostrado que era posible.

No sé si recuerdan un vídeo que habíamos grabado desde el Senado que se titulaba “Volveremos”… pues sí, volvimos.

viernes, 10 de junio de 2022

La primera fiesta ''pospandemia'' a lo grande

El Senado de Lugo en sesión en una foto del inolvidable compañero Xohán Rompe


Que el Arde Lucus es una fiesta magnífica a estas alturas no lo duda nadie. Nacida casi de forma accidental a iniciativa de los hosteleros del casco histórico, que buscaban una manera de retener al público en la ciudad para que no se les escapase a las hogueras de San Juan a otros barrios e incluso otras ciudades dada la absurda prohibición municipal que impide hacer hogueras en el casco histórico (se ve que no han visitado Valencia y sus fallas), la fiesta creció exponencialmente gracias a la implicación total y absoluta de la ciudadanía de Lugo.

Si no fuera por los cientos de lucenses que se agrupan en las 20 asociaciones del Arde Lucus, y los miles más que se caracterizan e integran en la fiesta año tras año, sería impensable que en tan poco tiempo el fenómeno creciese de semejante manera. Algo tiene esta cita que goza de un tremendo atractivo.

Siendo sinceros, el Arde Lucus parecía que se estaba, no sé si apagando, pero sí “moderando” en las últimas ediciones. En 2018 y 2019 ya se veía menos gente vestida de época y la afluencia era mucho más reducida que en años anteriores. Pero entonces vino la Pandemia y se suspendió dos años, y las ediciones de 2020 y 2021 fueron lo que fueron, un espejismo de la fiesta como era lógico y normal hacer.

Pero 2022 es el año de la recuperación, el año en que el bicho ha sido vencido o, por lo menos, domado hasta cierto punto (probablemente no nos desharemos de él completamente jamás, pero la cosa es diferente gracias a las vacunas), eso sí, tengan cuidado y recuerden que está ahí, acechando..

En todo caso en esta edición no sólo se prevé que se recupere la afluencia sino que rompa todos los records que había… porque, entre otros motivos, la fecha es perfecta. El Arde Lucus será la primera gran fiesta de Galicia desde hace más de dos años, e incluso de las primeras de España en hacerse a lo grande. Eso es mucho decir en una tierra como la nuestra, en que nos gusta más una de estas citas que comer con los dedos.

El Arde Lucus siempre tuvo a su favor que abre el calendario de fiestas de verano de Galicia, aunque técnicamente sea primavera, algo que se culmina con el broche de oro que supone el San Froilán, que las cierra… aunque técnicamente ya sea otoño. Pero los tecnicismos aquí son lo de menos.

Disfruten del Arde Lucus, disfruten de las togas, las representaciones, los desfiles, la castra, las sedes, las actividades de las 20 asociaciones… disfruten de la vida y no se lo pierdan.

¡Viva el Arde Lucus! ¡Viva la vida! ¡Viva Lugo!

jueves, 9 de junio de 2022

Lo peor es no saber por qué ha caído el puente

Y hemos tenido suerte... Foto: La Voz de Galicia

Esa especie de resignación cristiana que nos toca afrontar frente a las desgracias es algo que puede ayudar a llevar las cosas con cierta tranquilidad. Que el derrumbe de un viaducto de la A6 nos obligue a prever de nuevo media hora de retraso en los desplazamientos fuera de Galicia es una faena, pero dentro de lo malo hay que recordar que no ha pasado nada a nadie y nos quedamos con eso.

Sin embargo personalmente lo que me inquieta no es el suceso en sí, sino la falta de explicaciones al mismo. Los técnicos confiesan su total y absoluta ignorancia de lo que ha podido pasar y eso acojona al más pintado, porque según coincidió que esto se fue al suelo cuando no había nadie encima (por los pelos, que un operario estaba a dos metros escasos de la parte derrumbada) imaginen la que se podría liar si esto pasa en un día cualquiera… y más aún si pasa de noche.

Un agujero negro en medio y medio de una vía en la que vas a una velocidad considerable podría ser un desastre de proporciones bíblicas. No crean que no lo he pensado más de una vez cuando recorro esos enormes puentes, que causan admiración pero también un pelín de inquietud… ahora más, claro.

Si tuviéramos clara la causa podríamos relajarnos bastante más. Saber que fue un movimiento de tierras, un fallo en la reforma, un deficiente mantenimiento o una bomba terrorista no es que fuera lo más tranquilizador del mundo… pero peor es lo de no tener ni idea de qué ha pasado.

Esperemos que los “ingenieros forenses” nos puedan dar la respuesta y, lo que es más importante, la receta para que esto no vuelva a pasar porque ahora hemos tenido muchísima suerte, pero eso se acaba.

miércoles, 8 de junio de 2022

Salve Galicia!


Como normalmente escribo los artículos por la tarde del día anterior, y ayer nos fuimos a promocionar el Arde Lucus en la TVG, les dejo simplemente el enlace al programa. Una cosa sencilla pero oigan, a veces es lo que mejor funciona.

Por de pronto ya hemos conseguido con esto que el anuncio del Arde Lucus saliera en la TVG sin pagar un céntimo. No está mal...

Enlace al programa

martes, 7 de junio de 2022

Vicios recurrentes con las cifras del Arde Lucus

Que Lugo estará a tope es indiscutible. Que vengan 600.000 personas es una absurda ficción

La hipérbole es tan habitual en política que ya nos pasa desapercibida. Las palabras “pionero”, “decisivo”, “histórico”, “transversal”… han perdido todo su significado porque el uso y abuso que se hace de ellas han acabado con cualquier posibilidad de que sean creíbles. Tampoco tenemos una oposición que sea capaz de responder adecuadamente a las bobadas que leemos habitualmente ni una prensa que, con honrosas y contadas excepciones, ponga en un brete a los dirigentes haciendo preguntas incómodas, entre otras cosas porque hoy día los medios viven de la administración y así nos va.

Pero volver a caer en el ridículo de dar cifras tan abultadas que son materialmente imposibles es algo sorprendente por la candidez, y eso ha hecho el concejal Mauricio Repetto, que ha vuelto a cruzar el particular Rubicón municipal y a dar alegremente la cifra de 600.000 visitantes como el objetivo a cumplir, “recuperando” las cifras de 2019, como si eso hubiera sido cierto en alguna ocasión.

El Arde Lucus es una fiesta magnífica, enorme, divertida, interesante y participativa. Lugo va a estar lleno de gente, porque además es la primera gran fiesta de Galicia tras lo más grave de la Pandemia, y los hoteles estarán a tope (el sábado) y será difícil encontrar dónde comer algo. La fiesta no necesita que se exagere su verdad para convertirla en algo excepcional, porque ya lo es. La implicación de 20 asociaciones que agrupan (a ojo) a unas 500 o 600 personas, trabajando desinteresadamente por su ciudad y su fiesta hace que no sea necesario mentir para darle a esta cita más brillo del que ya transmite por sí misma.

La fea costumbre de disparar las cifras del Arde Lucus a una estratosfera inalcanzable la habían abandonado hace ya unos años. En 2016 me parece que fue el último año en que se les ocurrió tamaño disparate, algo que la Alcaldesa cortó de cuajo con gran criterio porque la cifra no resiste el menor análisis crítico.

¿Dónde ha dormido esa gente (la ciudad de Lugo tiene, según el INE, 872 habitaciones en hoteles...)? Vamos a suponer que se refieren a 600.000 visitantes en total divididos en tres días, lo que es una bobada, porque si yo me voy 15 días a Canarias me cuentan una vez, no quince, pero para intentar justificar la cifra tiremos por ahí. Serían 200.000 personas diarias. ¿En qué ha venido esa gente a Lugo? ¿En coche? Si vienen cuatro por turismo (que ya es casualidad), ¿dónde aparcan 50.000 coches? Lugo tenía menos de 19.000 plazas de aparcamiento para todos antes del carril bici. Ahora quedan menos.  ¿Y los demás coches? ¿Los dejan en la A6? ¿Dónde duerme toda esa gente? ¿Dónde come toda esa gente? ¿Dónde…? bueno, no hace falta seguir… creo que el mensaje es obvio.

Supongamos que las habitaciones son triples. No, venga, seamos generosos, supongamos que en cada habitación duermen 15 personas... Aún así salen 13.080 plazas. ¿Dónde duermen los 186.920 restantes? ¿En casas de amigos? Lugo tiene 95.000 habitantes, ¿todos traen a 2 invitados por persona? Jo, mira que somos hospitalarios...

La realidad es tozuda. Ni siquiera Pamplona, con una de las fiestas más populares del mundo (literalmente hablando) y que duran ocho días, se atreve a dar una cifra como la del Ayuntamiento de Lugo. En 2019 concretaron las visitas en 521.396 (que ya es ajustar) en los ocho días, algo bastante más creíble aunque demos por sentada cierta exageración, porque sale a 65.000 personas diarias. Según el concejal de Lugo al Arde Lucus vienen el triple de visitantes al día que al San Fermín… en fin…

Algún día quizá se darán cuenta de que las matemáticas no son lo suyo. Y el sentido común parece que tampoco.

lunes, 6 de junio de 2022

Elena Candia... ¿candidata a la Alcaldía de Lugo? (lo dudo)

Existe cierta rumorología sobre la posibilidad de que Elena Candia, actual vicepresidenta primera del Parlamento de Galicia y presidenta del Partido Popular de Lugo, opte a la alcaldía de Lugo. Se ve que en el PP no tienen a nadie de la ciudad que les convenza completamente y se abre la puerta a importar a una persona de fuera para ver si logran vencer casi un cuarto de siglo sin gobernar en una ciudad en que, insistentemente, barren en todas las elecciones menos en las locales, donde habitualmente ganan sin ganar, esto es, sin lograr la alcaldía.

Personalmente creo que sería un error. Elena es una persona inteligente, hábil, amable, atenta y ha demostrado su capacidad sobradamente en varias tareas, entre ellas la de alcaldesa de Mondoñedo, donde destacó sobre sus compañeros de otras poblaciones, y en la brevísima etapa de Presidenta de la Diputación Provincial de Lugo, antes de que una moción de censura que no le censuró nada (era una simple cuestión de aritmética del voto) la desalojó tras el “martinazo”.

Sin embargo, su excelente currículum no hace que automáticamente sea la mejor posibilidad para nuestra ciudad, gobernada desde que Franco respiraba por personas de fuera de nuestro municipio. No me entiendan mal, no es que me haya dado un ataque de hipernacionalismo municipal (aunque reconozco que lo bordeo peligrosamente), y estoy convencido de que para ser un gran alcalde en Lugo no hace falta haber nacido aquí. De hecho, hemos tenido magníficos alcaldes en la Democracia (entre ellos alguno a quien tengo el honor de llamar amigo), que no son lucenses de nacimiento.

No se trata de que haya que pedir el pedigrí, el certificado del párroco y “haber nacido dentro de Murallas”, sino que convendrán conmigo en que no es necesario ser de Lugo… pero tampoco parece lógico que un requisito para gobernar esta ciudad parezca ser justo lo contrario. ¿Acaso nuestro municipio no es capaz de generar personas capaces para llevar sus riendas?

Por mucho que uno ame a su tierra de adopción es difícil que el sentimiento sea completo. Mi marido lleva viviendo en Lugo casi treinta años de sus cuarenta y cinco y aún ahora cuando cruzamos el túnel de Villafranca siente que llega “a casa”, a su Ponferrada natal. Totalmente comprensible. Los recuerdos, la infancia, el cariño, las experiencias… son imposibles de trasplantar o de imitar y cuanto más pasa el tiempo más se idealiza el pasado.

De ahí que eche de menos que los partidos presenten a gente de Lugo, que comparta con los vecinos recuerdos y experiencias puramente locales, para ser su principal valedor. ¿Eso quiere decir que nacer en Lugo te hace un gran gestor? Por supuesto que no, no digamos tonterías, pero tampoco te inhabilita para ello como parecen pensar en el PP y en otros partidos, aunque Ciudadanos con Olga Louzao y el Bloque con Rubén Arroxo no han cometido ese error.

En todo caso, habría que ver si este rumor tiene fundamento alguno. Quizá los tiros apunten en la dirección correcta, pero con matices. Es más probable que el objetivo de Candia sea la calle San Marcos y no la Plaza de España, ya que su experiencia al frente de un municipio de la provincia le hace ver lo fundamental que es el papel de la Diputación en el territorio lucense, a pesar de la mala fama que, quizá porque no se eligen directamente, tienen esas instituciones.

Ahí sí que encaja perfectamente y haría un grandísimo papel, aunque para eso tendrían que lograr los votos suficientes y la habitual costumbre de jugar a la ruleta rusa en la capital, con el resultado que tradicionalmente obtienen (ganar pero no gobernar, que en lenguaje político es equivalente a perder) le pondrá difícil ese objetivo.

Quizá debería ejercer como Presidenta donde tiene que hacerlo: buscando a un candidato solvente y local, aunque no sea una tarea fácil, ya que los ideales o no quieren o están muy cómodos en otros puestos que no abandonarán fácilmente, sobre todo cuando ven que la capacidad de la organización en Lugo de pegarse tiros en el pie sigue intacta.

viernes, 3 de junio de 2022

¿Estamos a tiempo de negociar la esquina de San Roque con la Ronda?

La perspectiva que tenemos ahora de la Muralla y la Ronda hace que nos planteemos si no será un error no dejar esa visión abierta libre... indemnizando a la propiedad, claro.

Los Ayuntamientos han de tener visión de futuro, y el nuestro lamentablemente adolece de este tipo de previsiones, cifrando sus acciones a meras campañas de consumo inmediato, a actuaciones de “aquí y ahora” que queden bien en prensa (o esa es la intención) y movilicen el tesoro más preciado para cualquier persona que se dedique a la política: el voto. Si a eso le sumamos que el Gobierno Local parece estar desbordado por los muchos melones que tiene abiertos (unos aún heredados y otros en los que se ha metido él solito), no llega el día a nada.

En parte todos pecamos de tener muchos frentes abiertos e ignorar las cosas hasta que es tarde. Eso explica que en este Lugo nuestro tengamos un solar vacío delante de la Muralla de Lugo, Patrimonio de la Humanidad, durante treinta años sin mayores problemas y, cuando se empiezan a movilizar las excavadoras, nos fijemos en él y pongamos el grito en el cielo al ver el proyecto que se va a ejecutar.

Esta vez, no sólo hay protestas en los bares, sino que se ha judicializado (otra vez) el asunto, aunque ya han perdido por el momento y parece que eso no amenaza con paralizar las cosas y dejar que las silvas vuelvan a campar por sus respetos durante otros lustros.

Verán, en el enorme solar de San Roque con la Ronda se va a edificar, y de qué manera. Es lógico, si fuera de cualquiera de nosotros haríamos lo mismo, intentar exprimir al máximo la rentabilidad de nuestra finca, así que no carguen contra el promotor que es muy fácil decirles a los demás que renuncien a lo que nosotros no haríamos.

Las infografías nos muestran siete bloques de viviendas que, contra toda lógica, avanzan mucho más que lo que parecería razonable, superando la alineación con el edificio colindante (el del Froiz) y comiéndose un montón de espacio que parecería razonable dejar libre.

Reducir volumen y edificación supone una cuantiosa indemnización al promotor... pero quizá sea una buena idea ahora que estamos a tiempo.

Pero la cosa va más allá. Desde que derribaron las casas que había en esa esquina hemos podido apreciar una perspectiva de Muralla muy diferente de la acostumbrada. No es fácil tener visión espacial teórica, y eliminar edificios con la imaginación, pero ahora no nos hace falta. Podemos ver desde Mártires de Carral (plaza de espantoso nombre) la Ronda de la Muralla y una gran parte de nuestro principal monumento.

Tampoco podemos lanzarnos al monte y decir que todo es más bonito sin edificios (aunque realmente sea el caso) porque en algún sitio la gente tiene que vivir y desarrollar sus actividades, no nos pongamos campestres de más… pero hay lugares donde sí se podrían buscar soluciones.

Si tenemos en cuenta que los derechos del propietario son los que son, sólo nos queda una vía para intentar modificar esto: indemnizarle por el dinero que perdería si cambia la construcción. No hablamos de eliminar la edificación (ya que las medianas que quedarían allí son espantosas) sino de hacer edificios escalonados y aterrazados que salven los desniveles y consigan un conjunto armonioso. Pero tengamos en cuenta que reducir el espacio edificable y, por lo tanto, renunciar a hacer ahí pisos, es carísimo porque es una zona muy cotizada, y además no se trata sólo de restar metros y ya está dado que las normativas exigen ciertas características a los edificios (distancias, superficies, patios, espacios…) que reducirían mucho el aprovechamiento del solar, más allá de lo recortado.

Pero viéndolo a futuro, quizá sea rentable para Lugo.

Aunque pueda parecer una reducción "pequeña" es muchísimo espacio del que hablamos, sobre todo teniendo en cuenta las alturas.

Haciendo un ojímetro (no me den caña con eso, que es sólo una estimación), la superficie aproximada de la parte que habría que reducir ronda los 550 metros cuadrados de solar, que es una barbaridad de metros. Si tenemos en cuenta que el edificio colindante hacia San Roque tiene bajo con entresuelo y cinco plantas más bajo cubierta, y el de Carril das Flores tiene algo menos (no tiene entresuelo y tiene una planta menos), nos salen, a ojo, unos 3.300 metros cuadrados construidos. Eso son muchos pisos y bajos.

No habría que indemnizar por la construcción y el derribo sino por el lucro cesante, es decir, por el margen de beneficio de esos metros (y los gastos de esta modificación). Vamos a ponernos en que se le ganan 1.000 euros por metro cuadrado (es un disparo al aire, un suponer). Hablaríamos de una indemnización de 3.3 millones de euros. Pongamos 3.5 para ser rumbosos… Es menos de lo que se ha despilfarrado en la Fábrica de la Luz, por poner un ejemplo y una fracción de lo que nos va a costar la broma del Garañón.

¿Estamos a tiempo de pactar una reducción del volumen? Supongo que sí, aunque teniendo en cuenta que ya hay mucho camino andado y hablamos de retrasar más la promoción y generar más gastos, la indemnización tendría que ser acorde. Pero mejor eso ahora que un "qué pena no haber..." dentro de unos años.

¿No creen que sería razonable gastarse tres millones y medio de euros en una actuación que mejoraría notablemente una parte simbólica de la ciudad? En cosas más tontas nos hemos gastado cantidades más grandes…

jueves, 2 de junio de 2022

Una calle cortada (al menos) diez años


Si les dicen que una calle peatonal lleva diez años cortada, y que la valla que impide el paso está en una estructura apoyada en un Patrimonio de la Humanidad, supongo que les costaría creerlo.

Pero sólo hay que darse un paseo por la Muralla de Lugo para verlo, junto a otro Patrimonio de la Humanidad, la Catedral de Lugo, y en la vía que conecta ambos con un tercero, el Camino Primitivo de Santiago.

Digo diez años aunque juraría que son más. Me parece recordar que esa calle se cortó cuando se hizo la obra del vicerrectorado, algo que va más camino de los veinte años que de los diez, pero bueno, para el caso, patatas.

Podemos coincidir en que la calle en cuestión, a Rúa do Moucho, no es precisamente la calle de la Reina, pero como excusa es más bien pobre. ¿Acaso las calles pueden ser cortadas durante lustros si no son “importantes”? ¿Qué define la importancia de que una vía esté abierta al público?

Ya no hace falta siquiera fijarse en que hay un edificio apuntalado contra la propia Muralla, mientras la administración pone el grito en el cielo cuando alguien pinta su fachada de un color que difiere tres tonos del Pantone aprobado en las normativas, que una vez más se usan para atizar al particular pero que se ignoran cuando afectan a la propia cosa pública.

La casa en cuestión no es municipal, ni autonómica, ni estatal, pero las normas dejan un amplio margen de maniobra (cuando interesa) y aquí la dejadez, esa característica tan tristemente propia de nuestro Lugo, hace que propios y extraños veamos con pasmo como año tras año una calle sigue cortada porque nadie mueve un dedo.

Dicen que hay problemas con la propiedad. Supongo que no han escuchado nunca hablar de la ejecución subsidiaria, una figura por la que la administración puede intervenir y después pasar la factura a la propiedad. Así de sencillo. Desde luego, cualquier cosa menos tener cortada una calle años y más años.

Eso sí, por las campañas de “casco histórico de Lugo, Patrimonio de la Humanidad”, que no sea. Una tomadura de pelo.

miércoles, 1 de junio de 2022

La tristeza de las milhojas

Doña Amparo en los años 50 y en una foto reciente (fotos de La Voz de Galicia) y, en medio, una de las exquisitas milhojas de la Conde (la foto no es muy buena pero... la milhoja sí lo estaba).

Hay personas tan emparejadas con un barrio como cualquier monumento. Eso le pasaba a Doña Amparo, de la Confitería Conde, una mujer a la que todos teníamos tan identificada con la calle San Marcos como el edificio de la Diputación. Estar década tras década despachando tras un popular mostrador con una permanente sonrisa es lo que tiene, que te haces querer.

En su caso, además, se daban dos circunstancias que hacían que llamase la atención poderosamente: sus excelentes pasteles, entre los que destacan esas inigualables milhojas que para muchos fueron desde siempre uno de nuestros dulces de referencia en Lugo y que convirtieron la Conde en la meca de los golosos, y la indiscutible elegancia de Doña Amparo, algo que el paso de los años no hizo más que acentuar.

El día 29 de Julio, en que desde Lugo Monumental celebramos el “Milagro” de San Vicente, teníamos proyectado reconocer su trayectoria con el modesto pero sentido homenaje de la Asociación a toda una vida dedicada a la hostelería. Quiso el destino que no podamos entregarle el galardón en persona pero, tras consultar a su familia, serán ellos los que lo reciban en su nombre como muestra del cariño y el respeto que toda la zona, y creo que puedo decir que toda la ciudad, le tenía a Doña Amparo.

Nos queda el consuelo del recuerdo de su cara de radiante felicidad el día que le dimos la noticia, y que se marchó sabiéndose querida y apreciada por todos algo que, en definitiva, es lo único que en realidad tiene valor en la vida. También es el mejor bálsamo para su familia, que llora una pérdida que nos pilló a todos por sorpresa, a pesar de su edad… un secreto que guardaba tan bien o mejor que el de la receta de las milhojas, que hoy se sienten tristes, como todos.

Le echaremos de menos, Doña Amparo, la calle San Marcos no será la misma sin usted.

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 1 de Junio de 2022

martes, 31 de mayo de 2022

Flaco favor a la playa de Las Catedrales

El bote de Nutella en un fotomontaje frente a la Playa de Las Catedrales (Foto: El Progreso)

El Alcalde de Ribadeo, de quien tengo una buenísima impresión como regidor al ser una persona cuya gestión es notablemente positiva para el municipio y que ha logrado grandes metas para sus vecinos, en mi opinión ha metido la pata. Se ha metido en uno de esos jardines ajenos a la gestión municipal y a que la ideología nacionalista obliga, un zarzal que no sólo da una imagen absurda del conjunto, sino que puede tener consecuencias negativas para la promoción de la zona.

La cuestión es sencilla: Nutella ha dedicado quince de sus envases a otros tantos parajes españoles y uno de ellos fue la playa de Las Catedrales. No tardó el regidor de Ribadeo en dirigirse a la empresa Ferrero, que es la que fabrica el producto, para afearles que lo pusieran en castellano y no en gallego, ya que, según él, los topónimos “no se traducen ni aquí ni en la China Popular". Es curioso que lo dijera así, traduciendo el topónimo de China, lo que contradice su propio argumento. Tenía que haber dicho que no se traducen ni aquí ni en 中國人, lo que daría fuerza a su posición, aunque es probable que fuera más difícil de comprender. Es lo que tiene usar los idiomas como arma arrojadiza.

Nadie en su sano juicio puede pretender obligar al resto a llamar “London” a “Londres” o “København” a Copenhague. Si se está hablando en castellano lo lógico es decir Londres y Copenhague, si bien es cierto que en esa variedad de supuestos que hay en todo idioma nos encontramos casos en que tradicionalmente se usaban formas traducidas y otros en que no, por lo que hay que irse a lo que vienen siendo los usos y costumbres. Un interesante artículo de la RAE explica esto con mucho detalle, les animo a leerlo. Lo que no parece lógico es afear su campaña por algo así a quien te está promocionando gratis.

En el caso de Las Catedrales no hay tradición ni topónimo “real”, ya que es un nombre turístico, inventado para la playa de Aguas Santas que popularizó, según tengo entendido, Pilar Ibáñez-Martín, la esposa del expresidente Leopoldo Salvo Sotelo, un matrimonio muy vinculado a Ribadeo.

Las leyes son generales y como tales siempre van a crear problemas para algunos casos. En las cuestiones de idiomas, donde se mete la ideología, la cosa es peor. Es icónico el caso de Sanxenxo, un ejemplo a la inversa en que quienes dicen ser incapaces de pronunciarlo en castellano hacen el ganso, ya que no tienen problema alguno en decir “Shakira”. También sería ridículo decir “El Roblecito” para referirse a Carballiño, pero de la misma forma, hasta que la norma se impuso en mi vida había escuchado a nadie hablar de “Poboa de San Xillao” en lugar de Puebla de San Julián, que es como le sigue llamando todo el mundo.

En el caso del bote de Nutella, la compañía, como no podía ser de otra forma, le respondió amablemente dándole la razón, supongo que porque tienen cosas más interesantes que hacer que ponerse a discutir esas bobadas, pero estoy seguro de que la próxima vez que hagan un tarro se plantearán muy mucho si hacer que lo protagonice una localidad gallega. Puede que incluso otras marcas se planteen hacer lo mismo (recuerden la estúpida campaña contra el nombre del Seat Arosa) porque las empresas huyen de las polémicas y les es más cómodo poner el castillo de Ponferrada, donde no les dará la brasa con caralladas (mire, otro ejemplo, “carajadas” pierde toda su intención, señor Alcalde) y lo agradecerán sin matices.

La realidad es que la solicitud del alcalde de Ribadeo no es más que el reflejo de esa costumbre tan propia de los nacionalismos de pretender imponer su criterio a los demás. Ya no se trata de que la gente pueda usar el nombre en gallego, un fin noble en sí mismo, sino que se desea que esa libertad se convierta en norma para el resto y que los particulares sufran la ley del embudo de toda la vida, sólo que a la inversa. Nos pasa mucho con gente que exige que usen su nombre legítimamente galleguizado mientras se refiere al expresidente de la Xunta como "Feixoo", algo tan absurdo como llamar "Roda" al actual.

Afortunadamente el diccionario panhispánico de dudas de la Real Academia Española de la Lengua resuelve esta cuestión de forma tajante. Nos dice que salvo en textos oficiales, donde es preceptivo usar el topónimo local como único nombre oficial aprobado por las Cortes españolas (algo de dudosa aplicación en el caso que nos ocupa ya que, como decíamos, “Las Catedrales” es una denominación turística), en textos escritos en castellano puede emplearse el topónimo castellano. Y no hay más que rascar.

El bote de Nutella está escrito correctamente y he de repetir que lo único que han logrado con esto es que la próxima vez se vayan con su promoción a otra parte. Flaco favor nos ha hecho en esta ocasión, señor Alcalde.