lunes, 16 de mayo de 2022

10 años de Senatus Lucus Augusti

El logo del décimo aniversario del Senado acompañado de las bandas púrpura de las togas

Hoy a las 20:00 horas en el Salón Regio del Círculo de las Artes tendrá lugar el acto de apertura de la exposición fotográfica con que el Senatus Lucus Augusti comienza la celebración de sus 10 años de existencia.

El repaso por las imágenes nos trae recuerdos de esta década de togas y sesiones cargadas de ironía y dobles sentidos y nos llevará desde la fundación por el grupo Nasdrovia Teatro de un Senado de la ciudad de Lucus Augusti hasta la actualidad, en que ya la Asociación está asentada como una de las asociaciones más reconocibles del Arde Lucus gracias a las indumentarias blancas, que destacan desde tiempos de Roma entre los coloridos ropajes de soldados y castrexos.

En el acto se hará entrega de obsequios a las demás asociaciones del Arde Lucus y a los colaboradores de la Asociación. También habrá un recuerdo para los dos asociados fallecidos durante este tiempo, Manuel Ouro y Xohán Rompe, a quienes desde el Senado del Arde Lucus homenajearán con todo el cariño.

Si quieren saber más sobre esta Asociación, les dejo a continuación un vídeo en que el compañero Carlos Maciñeiras y un servidor explicábamos la filosofía del grupo en un reportaje grabado a iniciativa del Ayuntamiento de Lugo.



Horarios y acceso:

La inauguración tendrá lugar en un acto público que será hoy a las 20:00 horas y la exposición estará abierta de los días 17 a 19 de 18:00 a 21:00. El acceso es libre y gratuito.


viernes, 13 de mayo de 2022

El martes regresa la Feria del Libro a Lugo por todo lo alto

Es un lujo volver a contar con la Feria y más con un pregonero como Héctor Castiñeira

La Feria del Libro de Lugo regresa. El colectivo agrupado en la Federación de libreros recupera esta cita que tanto se echaba de menos. El coronavirus y otros problemas añadidos en la organización hicieron que nuestra ciudad no contase con feria del libro desde hace varios años a pesar de contar con una de las fechas más codiciadas por cualquier ciudad para el evento: el día de las letras gallegas.

Afortunadamente no nos han llegado a “pisar” ese día y tendrá lugar gracias a la participación de Ediciones Embora, la Diputación de Lugo, y las librerías Pedreira, Trama, Cortizas, Biblos, Aguirre, Lectocosmos, Tótem, La Voz de la Verdad y El Faro de los Tres Mundos.

El programa de actividades es completísimo, con firmas de libros por un montón de autores que pueden consultar en el programa de la Feria, y arranca con el pregón de un lucense que llena pabellones en sus charlas y que ha conquistado las estanterías de todas las librerías de España gracias a su alter ego, “Enfermera Saturada”. No es otro que Héctor Castiñeira, que el día 17 de mayo a las 13:30 horas será el encargado de cortar metafóricamente la cinta roja de esta recuperada feria.

Programa completo de la Feria

Como modesto editor (no soy Planeta, pero al menos ya llevo un par de libros publicados y vamos a por el tercero en breve) la relación con los libros es más que estrecha. La sensación de coger entre tus manos un ejemplar encuadernado de algo que has escrito o colaborado a publicar es difícil de describir. Te da una sensación de pasar a la historia, quizá no de la literatura pero sí de la biblioteca de algunos vecinos, aunque sea con un granito de arena, de perdurar por poquito que sea.

Además de las muchas actividades, el descuento del 10% en los libros que hay durante la feria es también un atractivo notable, y podremos disfrutar de todo eso desde el día 17 de mayo (el martes que viene) al 22, entre las 11:30 y las 14:00 por las mañanas (el martes, y el fin de semana hasta las 14:30) y de 17:30 a 21:00 por las tardes.

No lo duden, pásense por la Feria y si les coincide bien acérquense al pregón de Héctor Castiñeira, que estoy totalmente seguro de que será brillante y que lo convertirá una vez más en profeta en su tierra.

jueves, 12 de mayo de 2022

La enésima ocurrencia para la Fábrica de la Luz

Las nuevas turbinas que costaron 700.000 euros y que no valen para nada. Y nos cuestan otros 1.400 euros mensuales por su depósito en una nave de O Corgo... Foto: La Voz de Galicia

La enésima ocurrencia para solucionar el papelón de la Fábrica de la Luz es un centro de “enogastronomía” que, en lugar de estar situado en el lugar natural para ello, que sería el núcleo urbano de la ciudad, se lleva al quinto pino con la esperanza de que para el visitante que caer por allí sea un “atractivo turístico”. Lo de intentar generar electricidad en la Fábrica de la Luz ya si eso, para otro día.

Cuando otros municipios están haciendo sus números para recuperar las viejas generadoras basadas en el agua, un recurso limpio, estable y sostenible, en nuestra ciudad hemos gastado millones y millones de euros en un edificio que está en el mismo estado, o peor, que antes de tamañas inversiones. No sólo vamos dando tumbos buscando una utilidad para el inmueble, sino que por el camino desperdiciamos euros públicos ante la pasiva reacción de la población, algo que me cuesta muchísimo trabajo comprender.

Tenemos almacenadas en O Corgo (se ve que en Lugo no hay almacenes donde meterlas) dos enormes turbinas que nos han costado nada más y nada menos que 700.000 euros y cuya función es, hasta el momento, coger polvo y costarnos otros 1.400 euros al mes en concepto de alquiler del depósito de los mamotretos. De instalarlas para ponernos a generar electricidad, en un momento en que la crisis energética es terrible (y lo que te rondaré, morena) ni hablamos porque la habitual brillantez administrativa de nuestro bienamado Gobierno Local ha logrado perder la concesión de una explotación eléctrica que data del siglo XIX.

La ciudad de Lugo pagará en 2022, aproximadamente, unos 11 millones en luz, una cifra nada desdeñable, que podríamos aliviar si se consiguiera recuperar esa concesión, algo que ignoro si es legalmente posible pero que habría que explorar porque el mejor uso que podría tener la Fábrica de la Luz es, pásmense, fabricar luz. Aunque sólo fuera para sostener el gasto que se nos viene encima con las famosas “caldas”, ese ridículo sucedáneo de aguas termales que consisten en unas bañeras colectivas con agua del grifo que se calentará con una caldera. Ecología de primer nivel, oigan.

Si nos ponemos a sumar los gastos que se han hecho en ese inmueble nos podríamos asustar porque a los 2,4 millones de euros de indemnización que hemos pagado a la empresa INCA por no hacer nada, hay que sumar otras grandes cifras que se gastaron en arreglar el edificio para seguir conteniendo aire, el precio de las turbinas que ahora por lo visto no sirven para nada, y los demás conceptos que vayan ustedes a saber cuánto suman, pero que dudo que bajen en total de los 4 millones de euros.

El Gobierno de Lugo despilfarra como un nuevo rico, pensando en el corto plazo, el titular y la foto, pero sin una planificación a medio y largo plazo que sería lo deseable. La próxima aventura en que nos van a embarcar es ese absurdo centro enogastronómico donde Cristo perdió la sandalia y que se unirá a otro museo que el Estado va a abrir en lo que hasta ahora era el restaurante O Muíño, una instalación muy lógica y aprovechable para los lucenses, que ven que, mientras se destinan ingentes cantidades de dinero a todos estos proyectos de discutible uso, este verano, en el mejor de los casos, tendremos una parodia de playa fluvial que costará otra fortuna.

miércoles, 11 de mayo de 2022

A Chanca, el barrio verde lucense que recibe a los peregrinos

Este camino no es parte del de Santiago, pero está justo al lado y, aunque se ve tan bucólico, está a pocos centenares de metros de una de las avenidas más transitadas de Lugo. Es el gran encanto de A Chanca.

El 20 de diciembre de 1871 comenzó la construcción del viaducto de A Chanca, que se terminaría el 2 de junio de 1874 si bien los trenes no comenzaron a pasar por allí hasta cinco años más tarde, en agosto de 1879. El largo, larguísimo 150 aniversario del puente nos sirve para hablar de la zona durante todo el tiempo que queramos, ya que hay fechas a elegir para su conmemoración, aunque lo lógico parece que sea dejarlo para junio del 2024, cuando se cumple el siglo y medio desde el remate de la obra.

En todo caso, dado que celebrar siempre es agradable, hace unos días salimos de paseo por la zona y la impresión es totalmente contradictoria. Por un lado, la esperanza de ver que muchas de las casas han sido rehabilitadas o están en obras para ponerlas nuevamente en uso junto a muy agradables zonas verdes, pero por otro la dejadez y la ruina de otras que hacen que el aspecto no sea el mejor del mundo para un lugar que es la tarjeta de presentación de la ciudad para el peregrino, ya que es la entrada del Camino Primitivo.

Algunas obras públicas que, con gran acierto, se hicieron para mejorar la estética de la zona, presentan llamativos daños. No tengo la menor idea de la fecha en que se hicieron y por lo tanto no sé si se está a tiempo de recurrir a la garantía, pero uno de los recubrimientos laterales del río Rato está caído y, por lo que se aprecia en el muro, no es parece que la forma de sujetar las piedras fuera la más estable del mundo.

Es una pena que todo el recubrimiento esté caído porque quedaba muy bonito.

Sin embargo, la zona tiene un irresistible encanto que ni las tristes ruinas (destacando la de la enorme casona que creo recordar que era una curtiduría, en pleno Camino, y que ahora está aparentemente ocupada) ni otros defectos consiguen apagar. 

La sombra del viaducto de la Chanca es incluso agradable en estos días de calor, y la estructura hace de parapeto para evitar que desde la zona se vea demasiado esa segunda muralla de edificios-colmena que forman la Ronda de Fontiñas y que contrastan con las agradables casitas de la zona.

Pasear por esas zonas es ver con envidia que hay quien ha sabido apreciar el valor de estas pequeñas aldeas-ciudad que todavía perduran en Lugo. Sitios en que se puede vivir en una casa propia con terreno (algunas con mucho terreno, de hecho), y a un paseo del casco urbano que sólo presenta la dificultad del pronunciado desnivel, aunque a todo se acostumbra uno.

Ojalá estos años de aniversario sirvan para que la administración se pase por allí y revise algunas cosillas como el cartel que habla del barrio y que está cada día más engullido por la maleza, en una metáfora perfecta de las obras de “usar y tirar”.




martes, 10 de mayo de 2022

En Lugo limpiar las pintadas de las fachadas es GRATIS (para los propietarios)

Limpieza de la Catedral. Foto: La Voz de Galicia


El Ayuntamiento de Lugo cuenta con un servicio gratuito de limpieza de pintadas en la ciudad, algo que es relativamente desconocido por algunas comunidades de propietarios. Incluso me han sugerido que hay quien cree que se cobra una tasa, lo que es totalmente falso, es algo que se hace sin coste alguno para los interesados.

Sabiendo eso, es difícil entender por qué los propios lucenses no demandamos más que nuestra administración se encargue de eliminar las pintadas de nuestras fachadas.

Lo único preocupante del formulario de solicitud es una exención de responsabilidad que se incluye, y que reza así: “eximiendo al ayuntamiento de Lugo y a la empresa adjudicataria del servicio de limpieza de cualquier responsabilidad por el deterioro que se pueda producir en dicha fachada por motivo de los referidos trabajos”.

Esto es un poco peliagudo. La Constitución indica, en su artículo 106.2, que “los particulares, en los términos establecidos por la ley, tendrán derecho a ser indemnizados por toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos, salvo en los casos de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento de los servicios públicos”. Aquí no cabe la fuerza mayor por ninguna parte, así que habría que ver si la lesión en los bienes a que se refiere nuestro texto fundamental, se considera como susceptible de ser indemnizada y, por lo tanto, si la renuncia a la que obliga el Ayuntamiento tiene cabida en nuestro ordenamiento jurídico.

Es de recordar que Patrimonio, por ejemplo, prohíbe la limpieza con agua a presión en determinados elementos, algo que se hizo en nada menos que la Catedral de Lugo para limpiar las pintadas de los vándalos, y que el Ayuntamiento ejecutó en contra de la normativa autonómica. Afortunadamente en la Catedral no se produjeron daños, tal y como confirmó el Delegado responsable del tema, César Carnero… pero en caso de haberlos causado, ¿el haber “eximido” al Ayuntamiento o a la empresa concesionaria de los daños sería suficiente para que escurran el bulto? ¿No será más lógico pensar que usar un medio incorrecto sí tiene consecuencias para quien lo hace y no para el afectado?

Estas dudas pueden hacer que los propietarios se lo piensen dos veces, y que ante un posible daño a la fachada por la actuación municipal del que los propios afectados asumen las consecuencias, o pagar una abultada factura de limpieza, opten por dejar ahí la pintada por los siglos de los siglos, afeando nuestra ciudad y haciendo que la imagen de Lugo se deteriore.

En todo caso, les animo a que si tienen pintadas en sus fachadas usen este servicio municipal. Si su edificio no tiene una especial protección los daños por la limpieza serán siempre más fáciles de subsanar que la propia pintada y entre todos lograremos que Lugo luzca como debe.

Formulario de solicitud

lunes, 9 de mayo de 2022

Santa Eulalia de Bóveda y Friulio, una magnífica combinación

Visita a Santa Eulalia de Bóveda del Senatus Lucus Augusti y entrega de cestas en el Friulio

Las expectativas son algo peligroso. Cuanto más espera uno de un viaje, un lugar o una actividad más difícil es no sentirse decepcionado. A mí me pasó, por ejemplo, con Viena, una ciudad que desde que tengo memoria quería visitar y en la que me llevé un chasco bastante considerable a pesar de sus muchos encantos. Al revés que con París, que no es que pensara que sería fea, pero no me esperaba la majestuosidad y el encanto de una capital pensada para impresionar… y que impresiona.

Pues este fin de semana me pasó algo parecido. Tenía tantas esperanzas puestas en el paseo del Senado en Santa Eulalia d Bóveda y en el Friulio que era muy difícil no llevarse una decepción… y no me la llevé. Al revés, los hechos superaron las ya altas expectativas que tenía puestas en uno de los rincones más especiales que tenemos en Lugo (Santa Eulalia) y en la organización del Friulio por A Castronela.

Visita a Santa Eulalia

En Santa Eulalia tuvimos la enorme fortuna de encontrarnos con Miro, un amabilísimo ex trabajador que estuvo allí destinado 8 años y al que le encanta el sitio (por eso estaba por allí) y que nos dio una magnífica explicación de varios detalles que yo, que he ido a ese templo en varias ocasiones, desconocía. La importancia de tener allí a alguien que sepa explicar lo que estamos viendo es fundamental.

Afortunadamente el amigo Manuel Buján, encarnación de Paulo Fabio Maximo, tomó el relevo y junto a Guido Guía, a quien se le debe en gran parte el éxito de estas visitas, nos trasladaron al mundo de los hechos demostrados sobre Santa Eulalia… y las teorías más o menos realistas o fantásticas que hay a su alrededor. Quizá llegue el día en que se haga una excavación en la parte posterior del recinto y sepamos realmente si, como se sospecha, lo que vemos es únicamente la antesala de algo más grande…

Paulo inmerso en sus explicaciones


En cuanto al Friulio, el precioso entorno en que los vecinos de Friol llevan a cabo su fiesta romano-castreña, el sencillo encanto de la celebración, que no busca “reinventarse” cada año sino que mantiene una estructura similar y exitosa y, sobre todo, la amabilidad e incluso el cariño con el que nos reciben a todos hace que uno se sienta como en casa. Se nota la implicación de todos los vecinos y, realmente, crean un ambiente fantástico.


Cada año van mejorando cosas, y poco a poco el castro de cartón piedra con el que empezaron se va viendo sustituido por una reconstrucción en piedra de verdad. Tienen grandísimos aciertos como mantener en el centro del castro uno en ruinas, mientras que a su alrededor van consolidándose otros que albergan a las asociaciones y amigos de Friol.

En cuanto a los actos en sí, no se cambia nada, y ahí radica parte de su éxito. Al público le gusta saber qué va a pasar porque al igual que cada año los toros corren en San Fermín, en el Friulio se secuestra a una dama romana, lo que desencadena el asedio del Castro y, finalmente, la rendición y la firma de la paz. Nada nuevo, pero tan bonito como cada año.

La comida de hermandad que celebran cada año va mejorando día a día

Incluso se corrigió la única cosa que no me gustó en otros años, ya que el alcalde de Friol cambió su discurso respecto a 2019 y no tuvo más que palabras de agradecimiento y elogio para las asociaciones visitantes, lo que es un bonito detalle que se acompañó con la cesta con cerveza, quesos y pan con que cada año nos obsequian y que exalta los excelentes productos del municipio vecino.

Como dice una amiga que también participó, les vamos a dar un 9,99 para que tengan un aliciente y el año que viene intenten conseguir esa centésima que les falta.



viernes, 6 de mayo de 2022

El Hotel Mirador de Mondoñedo, otra ruina que pagamos todos

El glorioso antes y el triste ahora del hotel Mirador de Mondoñedo.

Hoy les voy a hablar de otra de esas instalaciones públicas abandonadas que tanto duelen a la vista (y al bolsillo) de los sufridos contribuyentes, que vemos cómo se nos retiran euros de la nómina mediante la retención, de cualquier compra que hagamos a través del IVA, o de la más elemental situación de la vida como es morirse con el impuesto de sucesiones, para que luego se despilfarren en cosas como estas.

A la tristeza que siempre me dan las casas abandonadas, ya que no puedo evitar pensar en la ilusión de las personas que las construyeron y habitaron, en las vidas que se desarrollaron allí... se une la rabia al recordar que en estos casos hay una especie de fracaso colectivo porque se gasta alegremente un dinero que es de todos y que se gestiona como se gestiona en muchas ocasiones.

En Mondoñedo, al pie de la carretera Nacional 634, hay un edificio que siempre me llamó la atención: el hotel Mirador, abandonado desde hace bastantes años aunque aún recuerdo la cafetería abierta e incluso creo que he parado alguna vez de camino a Foz. De hecho, es sorprendente que todavía figura como activo en muchas web sobre hoteles, lo que probablemente dará lugar a confusión y despiste por algunos usuarios.

Las preciosas vistas desde el comedor ahora las disfrutarán ratas y palomas, es de suponer



El inmueble, propiedad de la Diputación Provincial de Lugo, está que mete miedo. Si hace unos días les hablaba del antiguo psiquiátrico de Castro, estas instalaciones aparentemente están muchísimo peor. Han arrancado ventanas, tuberías, puertas… todo lo que se pudieron llevar se lo llevaron y el edificio en sí no tiene muy buena pinta que digamos en cuanto a la estructura (hay unos agujeros en el suelo bastante preocupantes) aunque eso deberían analizarlo los técnicos que saben de eso.

De las ventanas que había (foto izquierda) ya no queda nada y las habitaciones están llenas de escombros

Como “usuario” lo que veo es un edificio en un emplazamiento magnífico que está tristemente abandonado y que no tiene muchas trazas de mejorar. Se habló en su momento de hacer allí un albergue, una idea que parece algo peregrina (no he podido resistirme al juego de palabras) porque cuando uno hace el Camino lo que quiere es estar en las poblaciones, no en el quinto pino.

Aun así, rehabilitando las instalaciones, incluida la piscina, y haciendo algún tipo de conexión mediante transporte con el centro de Mondoñedo sí podría tener futuro como albergue o alojamiento turístico, aunque no sea enfocado necesariamente a los peregrinos. Las vistas desde las habitaciones son muy hermosas y el lugar es tranquilo, porque a pesar de estar junto a una carretera nacional está más abajo y eso da tranquilidad.

Volvemos a lo de siempre: ¿cuánto cuesta rehabilitar eso? ¿es rentable? Pues habría que analizarlo. Estamos hablando de nada más y nada menos que 1790 metros cuadrados construidos, según el catastro, en el año 1974, aunque si les digo la verdad pensé que era más antiguo. Uno de esos dispendios de la administración, que lo dejó morir tras unos pocos años de uso y ahora no saben muy bien qué hacer con ese conjunto.

Como mínimo, tal vez deberían plantearse sacarlo a concurso para su explotación, porque quizás alguna empresa hotelera se interese si las condiciones son buenas, y mejor dar un plazo de carencia, es decir, que no paguen canon durante 10 o 15 años y después poner uno razonable que dejarlo caerse en pedazos, que es el futuro (aparentemente inmediato) que le espera.









jueves, 5 de mayo de 2022

Este fin de semana... vuelve el Friulio

Hoy voy a ser muy breve porque les hablaré de una cita que se describe por sí misma.

Una de las fiestas más agradables a las que he ido es el Friulio, la cita de recreación histórica que se organiza cada año en el mes de mayo en el vecino Municipio de Friol.  A cargo del Ayuntamiento de esa localidad, el Friulio está organizado por los amigos y compañeros de A Castronela, la asociación que lleva las riendas de este tema y cuya presencia, inexplicablemente, se sigue vetando en el Arde Lucus a pesar de que se invita con gran derroche de generosidad a otras entidades (y a empresas que facturan unos cuantos euros) de puntos lejanos de la península o de otros países de Europa. Supongo que la cosa vendrá de un tema político, al que A Castronela es ajena porque no se imaginan ustedes la amabilidad, la simpatía y la gran acogida que cada año nos dispensan en esa gran fiesta. De hecho a veces me avergüenza comparar su hospitalidad con la negativa que nuestro Ayuntamiento les da en injusta correspondencia.

Hablamos de un municipio relativamente pequeño, pero que entre pitos y flautas moviliza a 25 asociaciones y unas 400 personas para participar directamente en la fiesta, que no es ninguna broma. Además el entorno donde se lleva a cabo la cita es incomparable: un magnífico paseo fluvial, una extraordinaria recreación de un castro y un ambiente idílico en que las togas, las armaduras y los trajes de época encajan como un guante.

Si no han ido les recomiendo acercarse, que además este fin de semana, los días 7 y 8 que es cuando se celebra, anuncian buen tiempo y hay que empezar a abandonar la pereza y el miedo y moverse con la precaución que obviamente sigue siendo la norma.


miércoles, 4 de mayo de 2022

Las (desastrosas) cifras del Teatro Clásico: sesiones con 53 personas y entradas a 106 euros

Los costes de cada una de las actuaciones y el público asistente.
Un éxito sin precedentes (entiéndase la ironía)


Hablábamos ayer de la más que discutible decisión política del BNG de quitarle el Lugo Máxico a los exitosos organizadores que lo llevaron a su lugar durante los últimos años, los magos Rafa y Teto. Hacía referencia a la afluencia de público de este festival durante los años de la pandemia, con un incremento que casi triplicó los espectadores desde el 2020 al 2021 (los datos de años anteriores no se facilitaron en la comisión porque “no los organizaron ellos”…) pero que aun así calificaron de “estancado”.

La comparación con la Muestra de Teatro Clásico es más que obvia, pero hoy les puedo ofrecer más datos que me han hecho llegar y que demuestran hasta qué punto los fracasos de público no son relevantes a la administración cuando están por mirar para otro lado. En el fondo tiene su lógica, ya que tampoco les importan los éxitos si quieren dar el contrato a sus compañeros de formación política o allegados a los mismos.

¿Qué opinarían si les digo que en las actuaciones del Auditorio de la Muestra de Teatro Clásico hubo una media de 101 espectadores? ¿Y si añadimos que el coste medio por representación fue de nada menos que 4.800 euros por función? Echen cuentas… un buen matemático, e incluso uno mediocre, les podrá decir que nos ha costado cada entrada algo más de 47 euros por persona…

En estos gastos sólo están incluidas las partidas que cobraron las compañías teatrales, y habría que sumar los gastos en publicidad, cartelería, programas… y no sé si también hay una empresa que se encargue de la “producción”…  La habitual opacidad de nuestro Ayuntamiento a la hora de publicitar los gastos nos impide saber cuánto y a quién se ha pagado. Podemos ver, por ejemplo, que en el año 2021 se pagaron casi 2.200 euros por el diseño, maquetación e impresión de la cartelería y programas de la Muestra de ese año, pero del 2022 no tenemos todavía datos.

Es llamativo que al finalizar cada una de las citas culturales no haya una rendición de cuentas clara, pública, transparente, acompañada de una evaluación de lo realizado y una justificación de su procedencia. “La cultura no tiene precio”, no les digo que no, pero empecinarse en traer cosas como “El perro mutante del hortelano” en un festival de teatro clásico, qué quieren que les diga, no lo veo. Lo de “clásico” asustará a los que les gusten las cosas innovadoras, y el tema del can zombi probablemente no encaje con quienes buscan a Lope de Vega.

Pero a lo que íbamos. ¿Por qué se esconden estos datos? ¿Qué problema hay a la hora de explicar lo que funciona y lo que no?

Lugo Mágico costó en 2021 40.000 euros, IVA incluido, y en ese dinero iba todo: desde la producción a la publicidad. La Muestra de Teatro Clásico sumó, sólo de actuaciones, 53.593,52 € y hubo funciones con 53 personas en el público...

Valoren ustedes. El Gobierno Local ya ha valorado y ha decidido que lo primero es un fracaso a corregir fichando a un colega de partido, y lo segundo un éxito a mantener. ¿Coinciden ustedes con esa valoración?

martes, 3 de mayo de 2022

El (castigado) éxito de Lugo Mágico vs. el (premiado) fracaso de la Muestra de Teatro Clásico

 

En cualquier país civilizado lo que recoge el acta debería provocar dimisiones. Aquí provoca risas como mucho, pero de ahí no pasa la cosa.
Pueden descargarla aquí

El acta de la Comisión permanente de cultura, turismo y promoción de la lengua y de movilidad e infraestructuras urbanas del día 24 de marzo de 2022 es todo un ejercicio de lenguaje circense político en el apartado en que se trata la polémica sobre Lugo Mágico.

A las preguntas planteadas por el concejal Oscar Poy, la responsable del tema, Maite Ferreiro, da respuestas vagas, cuando no contradictorias. Les invito a que lean ustedes mismos el acta (este tema se trata a partir de la página 6) porque sería gracioso si no fuera tan terriblemente triste cómo se trata de manipular la realidad para justificar lo injustificable: cambiar a una empresa que hacía una actividad con éxito por otra que en su día casi fue “expulsada” del festival por motivos que nada tienen que ver con la actividad, sino por las relaciones personales y políticas.

Eso explica (pregunta del punto 3º) que cuando se les preguntó directamente qué empresa se hará cargo de la organización dieran vueltas y más vueltas hasta que se les puntualizó y ahí respondieron: Micromaxias… la empresa del Mago Antón… el mismo que firmó un manifiesto pidiendo el voto al BNG y que está relacionado sentimentalmente con una persona del entorno de Maite Ferreiro y que concurrió en la candidatura del BNG (será casualidad, no les digo que no).

Volviendo al punto 2º, hablando de la actividad, la concejala empieza por decir que hay que hacer el Lugo Mágico “más abierto a la vecindad”, para que “se facilite el acceso a las personas de distinto perfil, desde mayores hasta niños y niñas”. Ante esto Poy le pregunta cuáles eran los límites que había antes, a lo que Ferreiro responde que sólo puede hablar de los dos últimos años y que había los de la pandemia.

Es decir, que el primer argumento para retirar a la empresa que organizaba el Lugo Mágico es que lo hacían limitado por la pandemia… que es tanto como decir que ese motivo no es tal porque esos límites habrían afectado a cualquiera… pero sigamos.

En el 4º punto, según la concejala, no es que se les comunicara a los magos Rafa y Teto (ese que no podía estar en la organización porque no es de Lugo, aplicando el criterio de Maite Ferreiro, que es de Castroverde) que no iban a continuar, sino que hubo “intentos de reunión”. Intentos que en todo caso podrían haber sido por parte del Mago Rafa quien, dicho por él mismo, no pidió una reunión pero al que tampoco se le permitió hablar directamente con la concejala sino que lo atendieron siempre los asesores. Así difícilmente se puede tratar gran cosa. Supongo que hasta los concejales del gobierno tienen un límite y que no sabían cómo decirle a la cara que, aunque lo estaba haciendo estupendamente, tenían que meter a su compañero de partido para poder pagarle los favores.

El punto 5º es, probablemente, el más triste y al mismo tiempo el más revelador de todos. Se piden los datos de las últimas ediciones de Lugo Mágico y sólo se traen los datos de los dos últimos años porque antes “no lo organizaban ellos” (es decir, el equipo actual). Los datos que traen son de 485 asistentes en 2020 y de 1275 en 2021. Vamos a creernos esos datos, aunque el Mago Rafa nos contaba el viernes que en realidad fueron 774 en 2020 y 1783 en 2021... pero bueno... a lo mejor lo de sumar se les da igual de bien que lo de justificar sus maniobras.


Es perfectamente comprensible la preocupación del Gobierno Local... "sólo" se han triplicado los asistentes de un año a otro... hace falta un cambio urgentemente... En fin...

Sí, lo han entendido bien. Entre ambos años (los únicos que, según la concejala, tienen en cuenta para tomar decisiones) prácticamente se triplicó el público, aumentando la asistencia en un 262,89%... pero acusan a la empresa organizadora de “estancamiento” y le quitan la producción. ¿Lo entienden? Supongo que no, porque como argumento deja bastante que desear…

Si además tenemos en cuenta las cifras de la Muestra de Teatro Clásico (que de clásico tiene lo que yo de obispo, con su "Lázaro rapeado" o las adaptaciones "trangresoras" de Otelo o Macbeth... lo que es para echarse a temblar) que andan por las 100 personas por sesión... y ahí no se habla de "reinventar" o "rediseñar" porque se ve que no está "estancado", el discurso de los responsables, por llamarles de alguna manera, cae por la base una vez más.

Quizás influya que cuando una persona mínimamente razonable acude a una muestra de teatro clásico se espera encontrarse con Valle Inclán, Calderón, Shakespeare o incluso Molière... pero claro, sin meterles reggaeton ni cosas similares. Los experimentos culturales estarán muy bien, no les digo que no, pero jamás bajo el título de "teatro clásico" que encabeza la muestra. O estamos a setas o estamos a Rolex, y lo único que se consigue así es espantar al público. Por cierto, sería bueno saber cuántas de esas personas pagaron su entrada, que no sería la primera vez que el Ayuntamiento "rellena" con invitados para no hacer tanto el ridículo.

El resumen es, por lo tanto, que obviamente la argumentación no sólo no hay por dónde cogerla sino que, en mi modesta opinión, podría constituir un delito de prevaricación, ya que los datos ofrecidos son contradictorios con la resolución adoptada. Si hubieran dicho que querían cambiar la productora porque les gustaba más la otra probablemente habría sido algo más sincero y, sorprendentemente, no habría delito alguno porque no sería necesario dar más datos, pero lo que no es de recibo es intentar hacer ver que la decisión es objetiva cuando, sin lugar a dudas, no es más que una sencilla cuestión de favoritismo, nepotismo o amiguismo, como lo quieran llamar.

Los que venían a “reactivar” Lugo al menos dicen la verdad en algo: están reactivando a “los suyos”… eso sí, con el dinero de todos.

lunes, 2 de mayo de 2022

Una ayuda para dar visibilidad a locales vacíos

Algunos trabajos de otros años, presentados en el magnífico entorno de la Escuela

Uno de los grandes problemas del casco histórico es que se está vaciando de vecinos. Tampoco es que estemos muy boyantes de locales ocupados, pero bueno, en eso la verdad es que hasta cierto punto no hay queja si tenemos en cuenta cómo están el resto de la ciudad o los cascos históricos de otras ciudades de nuestro entorno como Coruña, Ponferrada o Ferrol. También las hay que están mucho mejor, como pueda ser Orense.

Para intentar echar una mano a que los propietarios de locales vacíos puedan facilitar al posible interesado ideas sobre cómo se podrían desarrollar, la Escuela de Arte y Superior de Diseño Ramón Falcón y Lugo Monumental, la asociación que tengo el honor de presidir, han firmado un acuerdo de colaboración.

Gracias a ese acuerdo la Asociación se abren dos vías de colaboración:

1.- Prácticas en empresas:

Lugo Monumental facilitará a los alumnos del Grado de Diseño de Interiores el acceso a empresas del sector para la realización de las 250 horas de prácticas necesarias para la obtención del título.

2.- Proyectos de fin de estudios:

La otra vertiente del acuerdo supone que los locales del casco histórico recibirán planos de sus establecimientos y propuestas de diseño para los mismos a cambio de permitir a los alumnos acceder para tomar mediciones y presentar proyectos como trabajo de fin de estudios.

La ganancia para el alumno radica en la disposición de un espacio interior para la realización de ese Trabajo de fin de estudios, necesario para la obtención del título. Para la empresa o el propietario del local la ventaja está en la recepción, sin coste alguno, del levantamiento de planos de su local en formato informático CAD, que puede ser muy útil para la gestión de cualquier trámite administrativo o catastral o para desarrollar un proyecto de acondicionamiento o renovación. También existirá la posibilidad de mostrar el resultado del diseño efectuado, en el escaparate u otro soporte existente, lo cual, en el caso de locales vacíos, es una información muy útil para un posible arrendatario del mismo.

Es algo que se ha pensado en beneficio de todos, y que se aleja del intrusismo profesional porque si se quiere ejecutar el proyecto del alumno habrá, como es lógico, que contratarlo para llevarlo adelante, lo que también es una forma de entrar en el mercado laboral del diseño de interiores.

¡Ojalá funcione, por el bien de todos!