viernes, 3 de febrero de 2017

Los ''pechotes'' de Cristina

Confiesen que pensaban que les volvería a reiterar lo de la presentación del libro de mañana... Bueno, acabo de hacerlo así que ahora les hablaré de otro tema totalmente distinto, por despistar.
 
No he visto el programa de “Ahora caigo” en que Cristina Losas, la camarera y en breve concejala del Ayuntamiento de Ribadeo, concursó para sacar algo de dinero para tatuarse una gallina y operarse los ojos... y “los pechotes”, pero me he puesto a buscar el vídeo donde hacía su original presentación.

Una vez más, me parece que el revuelo es totalmente injustificado y que se hace sangre de una expresión popularizada por Antonio Recio (“mayorista, no limpio pescado”) utilizada en un ambiente distendido. La chica hace gala de un desparpajo y una naturalidad apropiadas a un programa de entretenimiento, y si quieren ver expresiones de otro tipo es mejor que se busquen los VHS de La Clave.

Por supuesto las primeras en atacarle fueron las feminazis, esa sección militar del feminismo menos respetable que no busca la igualdad sino la dictadura de su pensamiento ultra. La propia Cristina habla de este tema en una interesante entrevista que le hizo El Progreso y dice que “el feminismo tiene que ir más allá de decir en un programa de televisión de humor donde en un contexto muy concreto dices en tono de broma que te vas a operar los pechos o lo que sea”. E incluso fuera de un programa de humor, me atrevería a decir yo.

Es curioso que quienes defienden a capa y espada el derecho de una mujer a enseñar las tetas en una capilla se escandalicen porque se las quiera operar o porque lo diga en un programa de televisión. Lo de “na mina cona mando eu” y demás finuras a que nos tienen acostumbrados se ve que solo es de cintura para abajo, porque en cuanto mencionas las mamas se lía parda, y da igual que seas hombre o mujer, guardia urbano o afilador de tijeras, se te echarán al cuello.

No conozco de nada a Cristina Losas, y no tengo ni idea de si es buena o mala persona, pero tampoco creo que lo sepan los desgraciados que dijeron que lo que se tenía que operar es el cerebro. A la gente hay que respetarla con sus filias y sus fobias, y si bien no creo que toda opinión merezca estima, sí es conveniente recordar que esta chica no ha dicho nada del otro mundo.

De criticar algo de su intervención, diría que me pareció peor lo de que “no pillo cacho” por estar en la oposición, pero sería hilar muy fino cuando estamos hablando, insisto, de un programa distendido en clave de humor.

Francamente, insisto en no tener la más mínima relación con Cristina, pero tras ver el vídeo me cae mejor. Y tras leer las barbaridades que le han dedicado, más aún. Si te quieres operar “los pechotes”, Cristina, son tuyos así que ¡ánimo y que te queden bien bonitos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.