martes, 23 de octubre de 2012

¿Qué hacemos con San Fernando?

No siempre vamos a estar dando vueltas a los temas que abren las portadas de los periódicos, así que, una vez pasado el periodo electoral a ver si hablamos de temas de Lugo otra vez, y a poder ser en plan positivo, sin mencionar a Pikachu, ni otros bichos de esos del Pokémon. 
Hace algún tiempo que vengo dando vueltas a una idea, a ver qué les parece. Verán, en Lugo hay un montón de espacios públicos, de edificios incluso, muertos de risa esperando a que la economía mejore para darles uso. El cuartel de San Fernando, el antiguo Hospital de San José, el Xeral... son algunos de los más significativos y creo que dejarlos vacíos “sine die” es, además de un error enorme, una fuente de problemas presentes y futuros. A veces parece que un edificio vacío ni da gastos ni se estropea, pero ambas afirmaciones son falsas. Hoy me voy a centrar en San Fernando, que es para donde se me ocurrió el tema. 

Este antiguo cuartel militar está hoy en un estado de deterioro que se agrava día a día. Su titular, el Ayuntamiento de Lugo, le tira los trastos a la Xunta, pero sigue siendo el legítimo propietario del cuartel. Llama la atención el tema de que una administración esté deseando pasarle el muerto a la otra, pero que mientras sigue siendo propietaria del edificio se haga la loca.

Como casi todo el mundo sabe (y si no, es que no vive en Lugo o lo hace en una cueva en plan espartano), el cuartel de San Fernando está ubicado en un lugar estupendo para casi cualquier cosa, en la Plaza del Ferrol. Hasta hace unos años era, como su nombre indica, un cuartel castrense, pero al ejército le pasa como a las refinerías, que la tendencia es sacarlos de las ciudades. Así que siendo alcalde Joaquín García Díez tuvo la idea de convertir ese espacio en la ubicación de un auditorio para Lugo, en sustitución de la cosa esa que tenemos en Frigsa. 


Las cosas de palacio van despacio, y a Joaquín sólo le dio tiempo a firmar un convenio con defensa para la cesión del cuartel y a convocar un concurso de ideas del que salió un proyecto para el nuevo auditorio, casi nada. Orozco recibió el acuerdo con Defensa (que yo creo que era lo más complicado), el proyecto de auditorio y, lo más importante, el dinero para hacerlo. No lo hizo. Esperó años y más años y cuando por fin parecía que la cosa iba a cuajar apareció un misterioso “informe” que decía que hacer eso era atentar contra la declaración de la Muralla como Patrimonio de la Humanidad (¿?¿?¿?). Así que el bipartito de Touriño/Quintana tomó la decisión de llevarse al auditorio a pastos más verdes, y lo cambiaron a la Aceña de Olga, donde se está construyendo actualmente. No voy a darle más vueltas a esto. 

Se habló luego de que en San Fernando se podían hacer distintas cosas. Cuando las cosas estaban mejor en los Presupuestos Generales del Estado Joaquín propuso pedir al Gobierno que hiciera ahí un Parador Nacional de Turismo, que en Lugo no hay, pero Orozco y el BNG le dijeron que no, que no era “interesante” para la ciudad (más ¿?¿?¿?). Ahora se habla de hacer un “museo de la romanización” que es una cosa muy rimbombante y que suena de maravilla pero a la que tengo que reconocer que no le veo sentido ninguno. 

Verán, Lugo es una ciudad de origen romano, pero nuestro legado más visible también es de los pocos que quedan. La Muralla, que dudo que vayan a meter en el Cuartel de San Fernando, es una construcción formidable (y más que lo era, pero bueno, los últimos 100 o 200 años le han hecho un daño terrible) pero esto no es precisamente Mérida. Aquí no hay restos como para llenar tanto museo, y ya tenemos el Museo Provincial y el MIHL que se está construyendo en el parque de la Milagrosa y que se acabará un siglo de estos. Además están las salas-museo, las exposiciones "in situ"... ¿De verdad creen que es necesario hacer otro Museo?

Meternos en otro edificio enorme para enseñar vídeos y reproducciones es algo que a mi el cuerpo no me lo pide, porque no se imaginan ustedes el coste que tiene construir y, sobre todo, mantener un mamotreto de ese tamaño. Entonces ¿qué demonios hacemos en San Fernando? 

Volviendo al principio (como introducción va larga de narices) les paso a explicar mi idea, que creo que, modestamente, es muy buena. Un colegio. 

Col. Quiroga Ballesteros desde una vista poco habitual
El Colegio Quiroga Ballesteros, un edificio muy mono que está en la calle del mismo nombre, es un sitio agradable estéticamente (para mi gusto) pero que a duras penas cumple los requisitos para un colegio. Las aulas son enanas, la sala de profesores está en un pasillo (literalmente), y encima el edificio empieza a dar señales de desgaste muy acusadas, con lo que en breve habrá que meter un pastón o, directamente, renovar el edificio entero, lo cual es caro de narices. 

Mi propuesta es intentar aguantar un par de años con el edificio actual y, mientras tanto, arreglar el Cuartel del San Fernando para convertirlo en el Colegio Público de San Fernando. Luego se traslada a los críos de uno al otro y vemos qué hacemos con el Quiroga Ballesteros. Es un buen solar (1.400 metros cuadrados), con lo que tal vez sería una ubicación excelente para hacer viviendas y rentabilizar toda la operación. Vale que el tema inmobiliario está como está, pero oigan, estamos hablando de un terreno enorme en pleno centro así que no creo que le faltaran pretendientes a esa novia. 

Tampoco estaría mal incluso dividir el solar y respetar el edificio, que es de 1.931 y a mi, personalmente, me parece muy bonito, aunque se venda a algún particular como sede de una gran empresa en Lugo o algo por el estilo. Quizás daría una buena sede para un Patronato de la Muralla. La cuestión no es tanto si vale para cualquier otro uso sino si vale para Colegio, que se queda muy muy corto en cuanto a espacio. 

Los aproximadamente 4.200 metros cuadrados de San Fernando dan para mucho. Su patio interior es un lujo para cualquier colegio, e incluso se podría meter alguna cosilla más aprovechando su enorme fachada hacia la Plaza del Ferrol. Encima, tiene justo delante un aparcamiento subterráneo con el que se podría negociar una tarifa razonable para que los papás dejen el coche 10 minutos mientras llevan a los críos al cole o los recogen.

En fin, queda ahí la idea. En plan blog interactivo agradecería comentarios a ver qué les parece el tema.

2 comentarios:

  1. Patrimonio de la Humanidad no permite edificar cerca de "sus" Patrimonios edificios que eleven al que es el Patrimonio. Por eso a lo mejor no permitieron el Auditorio. Por otra parte, la idea, aunque no vivo en Lugo, parece buena, excepto por lo de utilizar el terreno del Colegio actual para edificar de nuevo. Creo que el edificio del Colegio bien merece mantenerlo. Y por último, me parece que para Parador Nacional, y si en algún momento el Ayuntamiento abre los ojos, tienes algunas otras ideas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaría de acuerdo si no se estuvieran haciendo día sí y día también edificios más altos que la Muralla tanto fuera como dentro del perímetro. Incluso alguno literalmente a dos metros del principal monumento lucense. En cualquier caso no había mucho interés en dar alas a una idea de Joaquín, no fuera a ser que alguien se acordara de él, porque se paralizó todo por un informe pero no de la Unesco sino de una persona de Lugo. No pasaba nada por consultar a la Unesco a ver qué decían.
      Por otra parte, el edificio del colegio no está nada mal, pero no da para gran cosa. A mi me molestaría perderlo, pero más aún perder San Fernando, y no creo que haya dinero para todo.
      Por último, lo del Parador sí hay opciones, mañana hablaremos de eso.

      Eliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.