viernes, 22 de enero de 2021

Carta de un médico desesperado (el Dr. Jimenez Muñoz)

Perfil del Dr. Juan Manuel Jimenez Muñoz

Hoy "robo" el artículo de la página de Facebook del Doctor Juan Manuel Jimenez, un médico que por lo que se ve está tan desesperado como todos los demás.

Supongo que a ustedes les estará haciendo mella esta situación como a todos. Cada vez tenemos menos paciencia, nos crispamos más, estamos más nerviosos... y es lógico porque no sólo estamos en una situación excepcional sino que además no percibimos que la Administración esté actuando con criterios fiables y de sentido común sino con motivaciones que además de la salud tienen en cuenta a la economía y demás. Puede que sea su obligación, sí, pero también es fácil entender que si países democráticos como Australia o Japón han atajado esta pandemia quizá no estemos haciendo bien las cosas aquí.

No me enrollo más, y les dejo con el Dr. Jimenez Muñoz.

QUERIDOS AMIGOS.

Queridos amigos. Queridas amigas.

Algunos de vosotros lleváis conmigo en redes sociales casi tres años y medio. Otros, me habéis conocido después. Unos, respondéis a mis artículos. Otros, ponéis un icono. Muchos, no dais señales de vida pero me leéis a diario. 

Si durante todo este tiempo os han interesado mis palabras es por una razón: credibilidad.

La credibilidad no es algo que tenga que ver con escribir o no escribir bien, sino con la veracidad de lo que se escribe. Y hoy, aprovechando ese honor que me hacéis, os voy a comunicar algo que, quizá, muchos no tengan claro todavía.

LA SITUACIÓN SANITARIA EN ESPAÑA, a fecha de hoy 21 de enero de 2021, es espantosa. No lo recuerdo tan grave ni en el mes de marzo o abril del año pasado. El virus se está llevando por delante a muchísimas personas de todas las edades. Las UCIS están llenas. En los Centros de Salud no hacemos otra cosa que PCR, test de antígenos, seguimiento de contactos, atención a pacientes con síntomas y derivaciones al hospital de personas graves.

Las plantillas de los Centros de Salud están mermadas. Muchos compañeros médicos y enfermeros están guardando cuarentena en sus domicilios. Otros, en aislamiento domiciliario por haber dado positivos. Otros, ingresados en el hospital o en las UCIS. Y no hay sustitutos.

Necesitamos urgentemente la colaboración de todos.

En primer lugar, quédate en casa siempre que puedas. Intenta no salir a la calle salvo necesidad mayor. Olvídate de lo que los políticos discutan sobre la conveniencia o no de confinarnos. Ellos manejan otras variables aparte de la salud (economía, cálculos electorales, intención de voto, etcétera). A nosotros, como médicos y pacientes, sólo nos debe preocupar ahora no caer enfermos y no enfermar a los demás.

En segundo lugar, muchísimo cuidado con los espacios cerrados. Ahí está el peligro.

En tercer lugar, mascarilla en todo momento.

En cuarto lugar, no llames al Centro de Salud salvo que sea algo urgente. Deja para otro momento esa analítica de rutina que te haces cada año, o esa citología anual, o ese dolor en el dedo que tienes desde hace meses, o ese informe para la ley de la dependencia, o esa revisión rutinaria con el oftalmólogo. Sé que suena muy duro lo que digo, pero no podemos más. Estamos haciendo malabarismos con muy poca plantilla para atender los casos de esta pandemia. Solicitamos tu colaboración y tu comprensión. 

En quinto lugar, vacúnate contra el coronavirus en cuanto las autoridades sanitarias digan que te ha llegado ya el turno. No llames al Centro de Salud para preguntar cuándo te toca. Ya te llamaremos nosotros. Eso sí: estamos hablando en el caso de que los concejales de urbanismo dejen alguna vacuna para los demás.

En sexto lugar, manda a la mierda a quienes digan que la pandemia no existe o que no son necesarias las vacunas o las mascarillas. Suelen ser personas irrecuperables para la solidaridad. Y si no forman parte de la solución... forman parte del problema.

Y en séptimo lugar, sigue en todo momento los consejos de tu médico o enfermera sin pagar con ellos tu frustración, tu ira o tu miedo. Somos víctimas de la pandemia igual que tú. Incluso más, si nos atenemos al porcentaje de contagiados y fallecidos. Respétanos. No colabores en el éxodo de profesionales a otros países europeos, donde se sienten mejor pagados y mejor valorados. Lo último que necesitamos ahora es que se nos sigan marchando médicos y enfermeras. 

Todo esto te lo pide humildemente un médico y ciudadano español, un compatriota en primera línea de batalla. Y te lo pido porque sé que, en casi todas las ocasiones que escribo en las redes sociales, has confiado en mis palabras.

Un fuerte abrazo de los de antes. Y mucha suerte a todos.

Juntos, podremos.

Firmado:

Juan Manuel Jiménez Muñoz.

Médico y escritor malagueño

jueves, 21 de enero de 2021

La Asamblea del Fluvial y su caza de las brujas equivocadas

El aparcamiento antes y después (fotos de La Voz de Galicia)
Reserva de la Biosfera, margen del Miño y en pleno Camino Primitivo... no creo necesario añadir más.

Hoy el Club Fluvial celebra una asamblea en que hablarán del estado de las cuentas y de cuatro expedientes de expulsión abiertos contra otros tantos socios por haber difundido en redes sociales críticas al presidente y la directiva de la entidad.

Es curioso que en la web de la entidad no se menciona ni una sola palabra del asunto. Ni de las cuentas (que por la Ley de Transparencia tendrían que exponer en la página dadas las ingentes subvenciones que reciben, aunque si no la cumple el Ayuntamiento... ya me dirán cómo exigírselo a una sociedad privada), ni de la reunión, ni de las propuestas de expulsión, por lo que parece que se pretende cerrar el tema internamente lo que, hay que decirlo, me parece razonable siempre y cuando se cumpla con los estatutos de la sociedad.

El problema es que si se molestan en leer los Estatutos del Fluvial verán que el artículo 65 titulado “infracciones muy graves” es más aplicable a la propia directiva a que a los socios “rebeldes”. Dice ese artículo en su apartado 3 que es una infracción muy grave “La acción u omisión, de hecho, de palabra, o negligencia que produzca perjuicios graves de tipo moral o material a algún socio o personal del Club o sean contrarias a los intereses del Club”. ¿No les parece más que demostrada la negligencia de no presentar a la Confederación la documentación exigida para un tema tan vital para el Fluvial como la concesión del aprovechamiento del río? ¿Cómo calificamos las obras en el aparcamiento si se demuestra (como parece que la cosa va encaminada) que son ilegales y que carecen de los permisos necesarios?

Si se demuestra que eso es así, hay otros artículos aplicables como el punto 8º “El uso indebido de las ayudas o subvenciones recibidas por el Club” si se utilizaron esos fondos para las obras que son presuntamente irregulares.

Por otro lado, si se saltan el procedimiento sancionador que reflejan los Estatutos también se les podría aplicar el punto anterior, que penaliza “la acción intencionada y reiterativa que obstaculice y quebrante el funcionamiento de los órganos de Gobierno y Gestión del Club”. Teniendo en cuenta que la asamblea general es el principal órgano, intentar escamotearles sus funciones en el proceso parece que entra directamente dentro de lo que figura en este artículo.

Verán, no pretendo ponerme del lado de los socios rebeldes ni lo contrario, pero francamente, una cosa es abrir un expediente a alguien por poner a parir a la directiva porque no le han dado a tu niño el puesto principal en el equipo de natación cuando sólo flota con manguitos y otra muy diferente hacerlo por poner en duda la gestión más que discutida y discutible de los asuntos que han saltado a las primeras páginas de los periódicos en lo relativo a la gestión del Fluvial. Hablamos tanto de las chapuzas ante la Confederación Hidrográfica de las concesiones del Club (que se archivaron porque no presentaron la documentación que les pedían) como de la barbaridad de obra del nuevo aparcamiento.

Que se haya hecho esa monstruosidad de asfalto en una zona protegida por todas las  normas posibles ya que se junta el estar en el margen del río (de hecho técnicamente se puede considerar que está en el cauce si se inunda en las crecidas) y además está en pleno Camino Primitivo de Santiago, con lo que eso supone como bien sabe cualquier propietario que tenga una finca en ese entorno.

Es difícil que la Directiva afirme ignorar las protecciones de su entorno cuando las anuncian en la página oficial del Club

Así que si un asociado quiere criticar la gestión de un asunto que hasta donde todos sabemos está ahora mismo investigado por la Confederación Hidrográfica y el Ayuntamiento de Lugo (y me falta que Cultura de la Xunta meta mano por el tema del Camino) me parece razonable. Y abrirle un expediente de expulsión sólo sirve para intentar acallar unas críticas legítimas y razonables.

De hecho, se aprecia una particular persecución contra estos socios, ya que si recuerdan en redes sociales se montó un buen pifostio cuando siguieron cobrando las cuotas a los socios durante el confinamiento, una medida que también aplicó el Círculo de las Artes con buen criterio en ambos casos, porque aunque los gastos se reduzcan no desaparecen. En esa ocasión un buen número de socios puso a caldo a la directiva y les acusó de diversas barbaridades, al igual que cuando se decidió tramitar un ERE ("ERTE") para los trabajadores durante el confinamiento. Ni un solo expediente de expulsión fue abierto por ese motivo según lo que sabemos, únicamente se han centrado en quienes han criticado una obra que, si acaba con una reposición de la legalidad o si se demuestra que faltan permisos, debería suponer la dimisión por vergüenza torera o, en caso contrario, la moción de censura de la directiva del Fluvial.

miércoles, 20 de enero de 2021

Democracia intermitente: ''Consulta vecinal'' en Rafael de Vega y oscurantismo en la Plaza de Abastos

A la izquierda, la reunión de concejales, técnicos y empresas que deciden cómo se harán las obras de la Plaza de Abastos. A la derecha la foto difundida del "referédum" en que aseguran que participaron el 60% de los vecinos para decidir si se peatonaliza Rafael de Vega...

Creer en la democracia supone mucho más que “consentir” que la población vote cada cuatro años. Sin embargo, tampoco se trata de implantar un sistema asambleario como si esto fuera la Grecia clásica entre otras cosas porque somos muchos y es más complicado reunirnos para decidir cualquier asunto. Pero hay términos medios, actitudes dialogantes y formas de participación que no suponen paralizar la toma de decisiones.

Lo que resulta chocante es que se celebren consultas según el humor con que se levanten nuestros mandamases. En Lugo tenemos dos ejemplos recientes: la “consulta” para peatonalizar la calle Rafael de Vega y la reciente reunión para hablar de la reforma a realizar en la planta inferior de la Plaza de Abastos, a la que los concejales sólo invitaron a los técnicos municipales y la empresa que hará las obras, es decir, a quienes harán lo que se les mande porque es su función.

¿Por qué motivo se aplican diferentes criterios? Vayan ustedes a saber, pero desde fuera yo diría que en el primer caso tenían “controlado” el asunto y en el segundo les preocupaba escuchar las demandas reales de los placeros, que contentos, lo que se dice contentos, no están con este tema.

Tampoco se consultó en su día a los vecinos de Quiroga Ballesteros para peatonalizar su calle, ni a ninguna otra zona que yo sepa. No me entiendan mal, soy un férreo defensor de la peatonalización y creo que es el futuro de muchísimas más calles de las que puedan imaginar a día de hoy, pero no hablamos del fondo del asunto sino de cómo se ha llegado a tomar la decisión. Es más, ni siquiera creo que sea razonable someter esa decisión a los vecinos de cada calle porque la resistencia habitual a la peatonalización se convierte después en un “¡ah, pues qué bien ha quedado!” y si se elige a un gobierno es para gobernar. Lo malo es cuando a ellos mismos les conviene el resultado de una votación y la elevan a los altares sagrados de la Democracia.

Estoy totalmente convencido de que si ese 54% favorable (tampoco es que ese 4% de margen a favor sea como para tirar cohetes) de la selección de vecinos que participó en la votación (ha habido protestas de muchos que afirman que nadie les convocó a referéndum alguno) fuera en sentido contrario el Ayuntamiento habría ignorado la consulta achacándole la más que obvia falta de garantías. Ni siquiera estamos seguros de quién convocó la votación, porque a unos les dicen que fueron los propios vecinos pero a otros que fue el Gobierno Municipal de Lugo.

Y así están las cosas. Los placeros asisten como convidados de piedra a una serie de reformas que llevan muchos años de retraso y que se harán al margen de su más que fundamentada opinión. Siguen esperando que se complete un tema que viene desde la época de Orozco (que les recuerdo que dejó de ser alcalde hace más de un lustro) y ven cómo se han cometido errores imperdonables que van desde los problemas de climatización a la eliminación de un ascensor comodísimo y bien situado por uno escondido en un rincón, algo que se hizo porque se iban a instalar unas escaleras mecánicas que nunca llegaron.

¿Democracia intermitente? ¿Urnas de quita y pon? ¿Consultas a medida del resultado deseado? Pues parece que van por ahí los tiros.


martes, 19 de enero de 2021

El Ayuntamiento quiere violar el PEPRI (otra vez)

El edificio en que se pretende actuar está afectado por el PEPRI, que prohíbe los murales como el que se quiere hacer. Una muestra más de la brillante coordinación municipal.


Contra todo sentido común, el Gobierno Municipal de Lugo se resiste como gato panza arriba a iniciar los trámites para la reforma del PEPRI, la normativa urbanística del casco histórico. Este documento, que tuvo una gran utilidad en su día, está totalmente desfasado y en gran parte es el causante de que medio casco histórico se caiga en pedazos, porque nadie se atreve a meterse a reformar edificios de pequeño tamaño cuando se les exigen unos requisitos urbanísticos difíciles de asumir. Tampoco ayuda la posibilidad de encontrar restos arqueológicos en una excavación que ha de financiar el promotor pero que no aprovechará porque si aparece algo no es suyo, sino del Estado.

Sin embargo, los duros requisitos normativos parece que no rigen para el Ayuntamiento, que planifica una “intervención” en una medianera en el número 145 de la Ronda de la Muralla que viola clara, directa y rotundamente el PEPRI. En concreto el artículo 110 reza que en las medianeras “se utilizarán colores que se aproximen a los de los enfoscados tradicionales”. Hasta donde yo sé, el mural previsto tiene de tradicional lo que una hamburguesa de tofu.

No me entiendan mal, la idea es fantástica ¿Cómo no me lo va a parecer si desde Lugo Monumental la propusimos en 2015? De aquella se nos respondió que era una propuesta muy bonita pero que no se podía ejecutar porque iba contra el PEPRI, pero que no nos preocupásemos que se iba a modificar la normativa. Han pasado seis años y no se hizo. Se anunció reiteradamente la contratación del inicio del proceso pero aquí estamos, con la misma norma que en los 90… y en los presupuestos de 2021 (esos que nos esconden por razones que desconozco) tampoco figura partida alguna para la reforma del PEPRI.

Una vez más nuestra administración local planifica y anuncia a bombo y platillo que irá contra su propia normativa.

Artículo publicado en La Voz de Galicia el 19 de Enero de 2021

lunes, 18 de enero de 2021

Gobernar es elegir y eligen carril-bici

Presentación del carril-bici el viernes.
Foto: Web municipal de Lugo

Se dice muchas veces que gobernar es elegir, y es algo bastante creíble y razonable como para poder asumirlo como cierto. Tal y como están las cosas no me atrevo a afirmar nada más contundente. 

El pasado viernes la Alcaldesa presentó el inicio de las obras del carril-bici que se va a ejecutar en Lugo y que tiene una longitud de 14 kilómetros. Bueno, la noticia es algo maximalista (ya saben que siempre gusta decir más de lo que se hace realmente) porque ahora lo que realmente van a hacer es “arreglar” tres kilómetros que no son de “nueva construcción”, y que están en zonas ya existentes a las que se van a instalar dispositivos para conseguir habilitar “carriles segregados de tráfico” en las calles más anchas y “zonas de coexistencia” en los demás, reduciendo a 20 km/h la velocidad de los vehículos. 

No tengo muy claro el coste. Hablan de algo más de 1,2 millones de euros pero no sé si ese es el coste de las obras que hacen ahora en 3 kilómetros o los 14 del total. Supongo que es lo segundo y espero que hagan rápido las obras, porque el anuncio que hicieron en mayo de 2018 cifraba la obra en 1.043.941,11 euros y ahora, menos de tres años después, ha subido a 1.227.000 euros. Una subida de algo más del 17,5% en dos años y pico, no es moco de pavo. Si tarda un poco más se nos va el presupuesto en carriles bici. 

No tengo muy claro el tema de los carriles-bici, la verdad. Por una parte, me cuesta trabajo oponerme a ellos, ya que creo que la bici es el sistema perfecto de transporte urbano, pero por otra en ciudades como Pontevedra no existen y es un medio de locomoción muy defendido desde la administración. Parten de la base del sistema de plataforma única (todos los vehículos conviven, “domesticando” al coche para que vaya a baja velocidad) y funciona. 

En todo caso, y volviendo al principio, es llamativo el coste de este tipo de actuaciones cuando media ciudad se está cayendo en pedazos. Choca ver que se van a hacer tantos kilómetros de carril bici mientras seguimos esperando a que Duquesa de Lugo tenga el mismo número de carriles en todo su trazado, porque es un caos de cuatro carriles, dos carriles, cuatro carriles, dos carriles… desde hace lustros. Es peculiar que ese dinero se invierta en eso en lugar de, por ejemplo hacer la playa fluvial, algo que sería aprovechado probablemente por muchas más personas que el carril bici y con la gran ventaja de que sus usuarios podrían criticar a los gestores sin arriesgarse a que les expulsen (como pasa en otros lugares y sí, va por el Fluvial). No tiene mucho sentido que se meta ese millón y pico en esta actuación cuando se incumplen reiteradamente otros compromisos como abrir el nuevo auditorio o en salvar las vidas de los pobres animales que están en la perrera (nombre real de las instalaciones de la Protectora, que suena mucho más amable) y que está en situación de ilegalidad urbanística… 

Gobernar es elegir y el carril-bici es una acción positiva… ¿pero es realmente lo más urgente que tenemos sobre la mesa en Lugo? ¿Necesitamos más eso que otras cosas quizá menos lucidas pero más importantes? 

Eso lo tienen que decidir nuestros gobernantes, para eso les pagamos. Y nosotros tendremos que evaluar esas decisiones cuando toque. 

viernes, 15 de enero de 2021

Año nuevo, ERE nuevo

 



Uno de los salvavidas parciales de las empresas son los EREs/ERTEs, tan denostados en su día pero que nos han servido para mantener a flote a los negocios en este terrible escenario. Si les digo la verdad me sorprende que a estas alturas sigan surgiendo tantas consultas a nuestra Asociación del procedimiento a seguir en este asunto, pero las hay. Casi no hablamos de otra cosa desde marzo pero parece que todos estamos menos seguros que al principio, tal vez por los cambios de criterio habidos hasta el momento, que aumentan la confusión. 

Vamos a hacer un rápido resumen de las posibilidades que tiene una empresa en lo relativo al empleo ante las nuevas restricciones. 

  • ¿Cuándo es obligatorio solicitar un nuevo expediente? Cuando no tienen ninguno vigente porque no lo solicitaron o porque renunciaron a él al recuperar a todos los trabajadores. Es importante recordar que si han hecho nuevas contrataciones durante estos meses tenían que haber renunciado previamente al expediente, que no podía estar “latente” salvo en las excepciones muy puntuales marcadas por la normativa. En general toda nueva contratación implica la necesidad de renunciar previamente al ERE y si no se hace las consecuencias son graves porque se podría anular todo el expediente. 

  • ¿Quién puede acogerse a un expediente anterior? Quienes lo tengan abierto por no haber renunciado expresamente a él, aunque hubiesen recuperado a toda la plantilla. Incluso pueden acogerse a los más viejos, los de marzo del año pasado si no renunciaron a ellos ¿Cómo saben si han renunciado? Pues viendo los documentos que han presentado: si cuando recuperan a los trabajadores dicen que con ello “finalizan el expediente” o una expresión similar, lo han liquidado. 

  • ¿Qué tipo de expediente he de solicitar? Depende de sus circunstancias, pero lo más habitual es solicitar un nuevo expediente de fuerza mayor por limitación de actividad, salvo en los casos muy tasados en que la nueva norma les impida trabajar (lo que se puede dar sobre todo en Xove, Viveiro y Vilalba donde las restricciones son mayores). 

  • ¿Qué pasa con los compromisos de mantenimiento del empleo? Este compromiso no está asociado a un nuevo expediente, sino a la nueva solicitud de exoneraciones de cuotas de seguridad social. Por lo tanto es irrelevante a estos efectos tramitar un nuevo expediente o “reciclar” el anterior, se asumen seis meses más de compromiso. 
Tal vez deberían plantearse la posibilidad de tramitar un expediente nuevo en todos los casos. Si ya tenían uno pueden renunciar a él con fecha del 14 de enero e iniciar el nuevo el día 15, y de esta forma estará más clara la situación para todos: plantilla, empresa y administración. Es una decisión de la empresa, pero teniendo en cuenta que la fecha de finalización de muchos de los actuales es el 31 de enero de 2021, salvo que se prorroguen nuevamente los expedientes vigentes, tramitar un nuevo expediente les garantiza su validez durante la duración de las medidas limitativas decretadas por la Xunta de Galicia y, aunque casi todos damos por hecha la prórroga, no tenemos esa seguridad a día de hoy, ni si será en las mismas condiciones.

Artículo publicado en El Progreso del 16 de Enero de 2021

jueves, 14 de enero de 2021

Cuando la ''madera autóctona'' no es de ''especies autóctonas''

 

Aquí pueden ver las notas de Adega Ciudadanos en que dos entidades tan diferentes dicen lo mismo, y tienen razón: la "madera autóctona" no es de "especies autóctonas".

Cuando dos entidades tan dispares en casi todo como Adega y Ciudadanos dicen lo mismo es que seguramente tengan razón. Desde las dos organizaciones se acusa al Gobierno Local de crear confusión con la utilización torticera de la expresión “madera autóctona” cuando se refiere a su famoso edificio “Impulso Verde” en el barrio eco-ilógico que pretende promover para construir más edificios en una ciudad con 12.000 viviendas vacías.

Verán, la cuestión es relativamente sencilla: desde el Ayuntamiento se nos vende reiteradamente el concepto de “madera autóctona” y todos nos imaginamos esos bosques de especies locales (robles, encinas, alcornoques, tejos, hayas…) pero no se nos vienen a la cabeza ni pinos americanos ni, muchísimo menos, los tan denostados eucaliptos. Pues precisamente de pino americano y eucalipto serán las maderas utilizadas en el edificio creado con lo que el Gobierno de Lugo llama “madera autóctona”, cuando en realidad lo que quieren decir es “madera de bosques gallegos, aunque de especies foráneas”.

Ambas partes tienen su parte de razón, y aquí ya entra en juego la simpatía de cada cual. Es cierto que con el diccionario de la RAE en la mano el Gobierno no miente cuando habla de “madera autóctona” (fíjense que evitan con mucho cuidado hablar de especies autóctonas) porque según nuestra Real Academia autóctono es el que “ha nacido o se ha originado en el mismo lugar donde se encuentra”. Pero también es cierto que el término crea confusión porque todos asociamos a ese término las especies propias de la zona, y a quien más simpatía le puede crear esa clasificación es precisamente a quien más le debe decepcionar que utilicen los consabidos eucaliptos.

Precisamente por esto último, choca bastante que el BNG, habitualmente tan beligerante con este asunto (de hecho no es raro ver que este partido “denuncie” la plantación de eucaliptos en diversos lugares) vote a favor de una obra que, en teoría va contra sus principios. Claro que cobrar como Gobierno y mandar es lo que tiene, que hay que llegar a “compromisos”. Si hay que comerse los pinos americanos y los eucaliptos, pues se los comen.

Con quien ha sido especialmente agresivo el Gobierno es con Ciudadanos, aunque curiosamente cuando Adega decía lo mismo ni se molestaron en responderle. Se ve que, en lugar de responder a todos para bien y para mal, que es lo que deberían hacer, sólo le contestan a quienes les caen mal (de eso les puedo contar bastante por experiencia personal, y mañana les contaré sobre el lío que tienen con lo de los cierres de las terrazas, que no se han enterado de nada y están confundiendo a todo el mundo). Han dicho que a Olga Louzao y Juan Vidal les falta “comprensión lectora”, cuando precisamente lo que han hecho es leer entre líneas el grosero intento de manipulación que hay en este asunto.

¿Qué tiene de ventajoso usar la expresión “madera autóctona” si no es para transmitir la idea de que hablamos de algo totalmente local? Pues ni eso, porque la madera no es del Municipio de Lugo sino de Alfoz. No se alteren, que no tengo nada contra eso, pero es llamativo que no exista en nuestro municipio, uno de los más grandes de Galicia, madera válida para construir este edificio y que haya que irse a la costa. Tampoco lo critico, porque no tengo ni idea de esas cosas y a lo mejor aquí no hay empresas que certifiquen las maderas, pero yo les preguntaría a los de Besteiro y algunos más que se dedican a eso a ver qué opinan.

Lo que está claro es que la expresión no es accidental, y tampoco lo es la virulenta reacción cuando alguien señala que el emperador está desnudo.

El disparate del proyecto, que nos venden como ecológico cuando la propia existencia de un nuevo barrio es lo menos “verde” que se pueda uno imaginar, se une a otros como el de las “caldas” junto al Miño, otra barbaridad que consiste en construir unas bañeras colectivas con agua del grifo que calentarán con una caldera, y lo venden como algo “sostenible” y “medioambiental”. Perdonen la grosería pero es que no me sale otra expresión: ¡hay que joderse!.

En todo caso recuerden, cuando lean una publicación del Gobierno de Lugo fíjense en las expresiones que usan porque pueden tener truco. En este caso, por ejemplo, cuando hablan de "madera autóctona" están escondiendo que el edificio estará hecho con pinos americanos y eucaliptos. Todo menos "especies autóctonas". No se dejen timar.