viernes, 7 de mayo de 2021

¿Cuándo finalizan los ERTEs de fuerza mayor?

Que las normas generen dudas en vez de resolverlas ha sido la tónica desde marzo del año pasado.


Lo han vuelto a conseguir. Parecía que era imposible liar más las cosas con los Expedientes de regulación de empleo, los conocidos popularmente como ERTEs, pero no hay que subestimar la capacidad del Gobierno de España para enredar las cosas.

El ministerio de Trabajo tiene al frente a la tan sobrevalorada Yolanda Díaz cuyo mayor logro es no haber derogado la, según decía ella antes de pisar moqueta, nefasta reforma laboral realizada por el gobierno de Mariano Rajoy, reforma que nos ha salvado los muebles en esta crisis sanitaria. El trabajo del Ministerio, en este año y pico, se ha reducido a liar las cosas para que empresas, trabajadores, gestorías e incluso administraciones hayamos corrido como pollos sin cabeza, aturdidos y confundidos por las contradicciones y la falta de información.

Con la publicación de la Ley 3/2021 nos enfrentan a un escenario confuso. Dice, textualmente en su disposición adicional primera, que los ERTEs de fuerza mayor aprobados en marzo no podrán durar más allá “del estado de alarma decretado por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo” que, como todo sabemos, termina este domingo. La ley indica claramente que entra en vigor el día de su publicación, es decir, el 13 de abril. Sin embargo, desde el Gobierno se nos dice (en notas de prensa y entrevistas) que TODOS los ERTEs están prorrogados hasta el 31 de mayo… lo que contradice la ley que han publicado hace un par de semanas.

Jurídicamente el tema está claro, los ERTEs de marzo terminan el día 9. Los de rebrote, impedimento y limitación parece que se salvan de esa quema. Sin embargo una supuesta respuesta a una consulta realizada al Ministerio dice que no, que todos los expedientes se mantienen hasta el 31 de Mayo, así que habrá que quedarse a la carta que más conviene… con cierto temor.

La gran pregunta es, ¿tan difícil era, una vez metida la pata con esa disposición adicional, aprobar en el Consejo de Ministros del pasado martes una norma aclaratoria? ¿No les parece que los ciudadanos afectados, trabajadores y empresarios que están aterrorizados por un futuro incierto y una situación económica terrible, merecen al menos una mínima seguridad jurídica?

Es probable que aprueben una prórroga, pero en vez de hacerlo, al menos, antes del día 9 para evitar esta confusión lo van a dejar para otro día, que total qué prisa hay... Si la gente está confusa pues mejor, que así están más pendientes del BOE.

Personalmente, y ante la duda, mi recomendación a quien no lo tenga claro sería tramitar un expediente de limitación o de impedimento antes del domingo, por si acaso. Ahí sí que no quedarían dudas. Y si no piden exenciones en las cotizaciones no se incrementa el compromiso de contratación. Por unas semanas no les merece la pena.

jueves, 6 de mayo de 2021

Lugo contará con la pasarela más absurda del mundo

No sé si será legal (tengo mis dudas) ahora, lo que es seguro es que no es lógico...

Sé que soy crítico, pero aunque estoy casi seguro de que no me creerá nadie les prometo me encantaría no poder serlo o, al menos, tener menos temas que sacar día tras día. En una ciudad que funcione con cierta normalidad sería imposible mantener un blog diario desde hace ya más de diez años que, aunque en ocasiones los temas se repiten (porque muchos en Lugo son eternos, como el hidrógeno y la estupidez) hay material para dar y tomar. Además, para dar incienso a los gobernantes ya están las asociaciones polisubvencionadas a las que llaman "luchadoras" porque les hacen parte del trabajo sucio contra sus enemigos políticos, pero eso es otro tema.

Esta semana les contaba el absurdo de las bañeras colectivas, y hoy vamos por el mismo camino… con otro de esos proyectos que en principio suenan muy bien pero que cuando se ejecutan se revelan como una estupidez de imposible comprensión.

¿De veras? ¿Una pasarela para peatones que nace en una isleta y muere en otra?

Verán, se anuncia, planifica y ejecuta una pasarela sobre la Nacional VI para que los aficionados al fútbol puedan ir a los partidos con seguridad y sin interrumpir la circulación, un fin maravilloso en sí mismo que, aunque mi alergia al deporte es casi patológica, comparto porque todo lo que suponga la mejora de la seguridad vial y los trayectos peatonales me suena razonable en principio.

Pero cuando la semana pasada bajé con unos compañeros a animar al CD Lugo (ya saben, las obligaciones del cargo de “senador” del Arde Lucus, que te impulsa a esas cosas que, por otro lado, son divertidas) me quedé de piedra la ver dónde comienza y dónde acaba la pasarela.

No creo que haya que ser ingeniero para ver los obvios conflictos en esos dos puntos. Hasta los itinerarios verdes marcados por el ayuntamiento terminan en un sitio absurdo.

Del lado del campo de fútbol, en lugar de conectarse, como sería lógico, con la acera del lado del acceso al recinto lo hace del contrario, en una especie de isleta. Esto obligará a los peatones a cruzar, o bien el aparcamiento o bien una de las dos salidas por las que todos los vehículos abandonan la zona. Háganse una composición de lugar: imaginen el aparcamiento lleno y una marea de peatones que tienen que salir de allí… ¿De verdad a alguien le parece lógico que esos peatones tengan que cruzar un vial, creando un conflicto con los coches que quieren salir? ¿Se imaginan la cara de pasmo que pondrán los conductores que tendrán que esperar pacientemente a que pasen todos los aficionados-peatones para poder salir por ese ramal?

Del lado del campo de fútbol el lugar elegido para conectar la pasarela provocará problemas de tráfico a la entrada y salida de los partidos de fútbol.

Pero eso no es lo peor, no. Una vez cruzan la pasarela, ésta termina… ¡en una isleta! ¡En serio! En una isleta entre la nacional VI, un ramal de acceso a ésta y otro de salida. Hasta tengo mis dudas de que sea legal semejante disparate.

Del lado contrario es aún peor. Por aquí tendrán que pasar las mareas de peatones, cruzando un ramal de la Nacional VI que, en días de partido, está muy transitado porque todos los aficionados que van en coche bajan a esa hora...

Supongo que harán obras para ampliar el espacio del punto de conexión, porque ahora mismo es tan absurdo que me cuesta creer que los operarios que hicieron la obra no parasen y llamasen al ingeniero para decirle “oiga, ¿seguro que esto lo quieren así?” porque es tan sumamente ridículo que no cabe en cabeza humana.

Entiendo que la solución será otro paso de peatones, éste entre la isleta y el arcén de la carretera (que entiendo que convertirán en acera, porque si no esto acaba en el juzgado sí o sí) pero es tan absurdo gastarse 880.000 euros (que supongo que se redondearán al millón en cuanto metan alguna obrita más en el entorno) en algo que no tiene sentido.

Choca además que se incrementase el presupuesto en 300.000 euros de los consignados inicialmente para darle un aspecto “más visual”. De la utilidad, si eso, ya hablamos otro día. Si la hubieran estirado unos metros más hacia cada lado tendría lógica, pero no, mejor hacerla “más visual” que me parece tanto como decir que tiene que hacer bonito aunque sea un disparate desde el puro sentido común.

La pasarela no soluciona nada que no esté ya solventado por el actual paso subterráneo, que es algo más incómodo, sí, pero no nos cuesta casi un millón de euros, tirado a la basura con esta ridícula pasarela.

Tomando como punto de origen la "calle" peatonal (se podría arreglar, sí) y como destino el campo del Lugo, parecería más lógico que la pasarela resuelva todos los problemas de acceso y que traslade el conflicto. Sentido común puro y duro.

La pasarela más absurda del mundo se está construyendo en Lugo... ¡y presumen de ella! No servirá de nada porque los peatones tendrán que cruzar los dos ramales... que ya cruzan ahora para pasar por debajo de la Nacional VI, así que para ahorrarles unos pocos metros se gastan casi un millón de euros. Yo hay días que no los gano...

Eso sí, después los que decimos que el emperador está desnudo somos los "tocahuevos". Pues a la vista de cómo se hacen las cosas quizás hagan falta más críticas.

miércoles, 5 de mayo de 2021

Por qué (seguramente) el PP de Lugo va a meter la pata (otra vez)

Por tentador que pueda resultar comparar mapas, el tema no es tan sencillo. De hecho no hay más que ver dónde gobierna cada cual.

Como es lógico en el PP estarán muy contentos, es lo normal. El problema es que seguramente, conociéndonos como los conozco (no en vano fui afiliado durante muchos años hasta que el hartazgo por ciertas formas y fondos, sobre todo en el ámbito local, pudo conmigo), se van a alegrar de más, haciendo extrapolaciones engañosas en los niveles nacional y local, que son justamente los que no fueron a las urnas.

El análisis de la victoria de Ayuso en Madrid se parece mucho a la de Feijóo en Galicia, a pesar de ser dos personas con ideas, formas y procedimientos casi antagónicos incluso estando dentro del mismo partido. Su similitud electoral es que han vencido por ser ellos quienes son y por tener en el bando opuesto a quienes tienen. Las siglas han ayudado lo justo en el mejor de los casos.

Feijóo venció a un PSOE que presentó a un candidato que, siendo generosos, es un sinsangre, que es lo mismo que tenía Ayuso enfrente en Madrid. Caballero II (el sobrinísimo) y Gabilondo II (el hermanísimo) están cortados por el mismo patrón, salvo que al menos el madrileño no dice tonterías, sólo es soso, lo cual es un pobre consuelo. En el resto del arco parlamentario ha sido casi un calco: en lugar del BNG fue Más Madrid quien adelantó al PSOE por la mínima y el resto están más o menos de adorno (si bien los gallegos hemos sido más contundentes largando a Vox y Podemos de nuestro Parlamento porque las estridencias no venden en nuestra tierra).

Pero a lo que iba al principio: el PP de Lugo está a punto de cometer su habitual error: extrapolar las victorias en Galicia y Madrid con sus deseos de vencer a nivel nacional y local, olvidando convenientemente su batacazo en Cataluña, por poner un ejemplo cercano, y que tradicionalmente los resultados no son comparables. En nuestra ciudad, por ejemplo, el PP vence habitualmente en elecciones autonómicas y nacionales, pero se estrella en las municipales… y ahora se prepara a fuego lento el caldo de cultivo para que en 2023 pase exactamente lo mismo.

Se van a crecer, siguiendo la estela del bienamado líder. El más que discutible Pablo Casado pensará que tiene algo que ver en esas victorias cuando probablemente con una cabeza nacional en condiciones menos corrientes (siendo generosos de nuevo) Ayuso habría llegado a sus codiciados 69 asientos. Lo mismo va a pasar en el PP local, que creerán que esto es una señal divina que marca un cambio de ciclo y que, a falta de méritos propios, la ola les arrastrará a la victoria como por ensalmo… como si las amargas lecciones de 2011 y 2015 no hubieran servido de nada.

El PP tiene, como casi todos los partidos (mejor dicho, todos) un problema de miopía cuando se mira el ombligo, y el culto mesiánico a los gerifaltes de cada casa hace que nadie se atreva a decir en voz alta algo que no sea "loor y gloria al líder" independientemente de la calidad del mismo.

Tanto Casado como los mandos locales y todo lo que está en medio, cerrarán con este resultado cualquier debate interno sobre su liderazgo y ahí es donde van a meter la pata una vez más. Que todo sea una balsa de aceite es el requisito previo que el PP contempla para llegar a unas elecciones, olvidando que el debate interno no es necesariamente malo y que se puede ganar aún después de una batalla campal en casa. No hay más que recordar las cuchilladas entre los socialistas cuando llegó Sánchez a la Secretaría General y ahí lo tienen, en la Moncloa, durmiendo mal según dijo porque comparte gobierno con Podemos, pero durmiendo.

En conclusión, esto va a servir para que los populares se crezcan y escalen en esa chulería tan poco recomendable que hace que resulten antipáticos al votante medio. Esa altanería que hizo que en el 99 no presentasen a quien habría seguido siendo alcalde aún hoy, y que les hizo entrar en la senda de la oposición en Lugo durante los últimos 20 años. Esa misma fanfarronería que hace pensar que en lugar de querer gobernar para mejorar las cosas desean tomar la revancha y decir "ahora me toca a mí", que es lo que hacen otros (por ejemplo el BNG desde que entró en el Ayuntamiento, que quién los ha visto y quién los ve, pisoteando a todo el que no comparte sus infalibles visiones de cualquier asunto) pero disimulando mejor en campaña.

Si el PP de Lugo pretende sentarse en la alcaldía algún día, deberían empezar a asumir que la táctica de decir a cada cual lo que creen que quiere oír (aunque luego se contradigan con sus posturas públicas y votos plenarios) no sólo no funciona, sino que es contraproducente porque les hace quedar de oportunistas y falsos. Tal vez deberían hacer una reflexión de por qué las cosas han sido como han sido en las elecciones de los últimos 10 años (que es cuando "deberían haber ganado"), y de que tener una cabeza de cartel con personalidad propia es una parte importante de la fórmula del éxito, por no decir que es el ingrediente principal. 

En Lugo les quedan dos años para elegir bien, y probablemente un cambio de caras sea lo más previsible y se tirará de nuevas figuras que están calentando banquillo y sí, estoy hablando de la posible, probable e incluso deseable candidatura de Javier Arias a la alcaldía de Lugo. Ya saben que las indirectas no son lo mío.

Ya se verá si tengo razón.

martes, 4 de mayo de 2021

Las bañeras colectivas, además de absurdas, en un sitio poco apropiado

Las bañeras colectivas se van a hacer junto al río Miño, aunque no guardan la menor relación con él porque el agua viene del grifo y se calienta con una caldera. ¿Se imaginan hacerlas en el Parque Rosalía en donde está ahora el Garañón? Sería magnífico.

Un millón de euros es lo que nos vamos a gastar de la caja común de los lucenses para hacer esas absurdas bañeras colectivas pomposamente llamadas “caldas”, que sólo se parecen a su nombre en que se “caldea” el agua, artificialmente, pero se caldea.

Pero hoy no voy a criticar el disparate de gastar esa fortuna en coger agua de la traída y gastar otra fortuna en caldearla para tenerla al aire libre en una ciudad en que no es raro rozar los 0º centígrados. No, hoy no les hablaré de eso, me gustaría hacerles otra reflexión sobre este asunto que me sorprende bastante y que es… ¿por qué ahí?

Verán, si las bañeras van a ser, según la alcaldesa, un “revulsivo cultural, de recreo y turístico”… ¿por qué se hacen en un sitio donde no hay nadie que las aproveche salvo que vaya específicamente a eso? Si partimos de la base de que al ser una cuestión puramente artificial que ni aprovecha aguas termales, y ni siquiera capta su caudal directamente del río, sino que viene por la tubería como la de la ducha de nuestras casas, ¿no sería más lógico ubicarlas en donde supusieran aprovechar mejor ese “revulsivo”? Hay muchas zonas de Lugo que agradecerían ese “atractivo”.

No les digo de ponerlas en la Plaza de Santo Domingo (aunque anda que no iba a ser la leche) pero, al independizarse de cualquier tipo de ventaja basada en la ubicación, tal vez sería más razonable llevarlas a un sitio al que se pueda ir dando un paseo y que, además supusiera revitalizar una zona. Se me ocurre, por ejemplo, que el Parque de la Milagrosa sería un sitio más adecuado, por ponerles un ejemplo.

Es más, dado que el disparatado gasto va a ser el mismo sea donde sea, ¿se imaginan lo impresionante que sería hacer eso en las cuestas del Parque Rosalía y que esas bañeras tuvieran unas caídas de esas, tipo “infinita” que están tan de moda en los hoteles de lujo? Piensen en lo que sería meterse en pleno invierno en agua calentita (lo que quita el frío, aunque la factura de calentar eso sí va a ser para echarse a temblar) con las vistas que ahora ocupa el Garañón. Impresionante.

Este proyecto es una cabezonería. Iba a ser de aguas termales y no. Iba a ser con agua del río y no… es una caricatura de las pozas de Orense, una hipoteca que vamos a pagar hasta que alguien se decida a dejar de calentar el agua (le doy dos o tres años de funcionamiento como máximo) con el despilfarro que esto supone en la actual obra. Pero es que es peor aún: al rediseñarlo no han tenido en cuenta que es irrelevante dónde se sitúen las bañeras y se ha perdido una oportunidad magnífica de mejorar alguna zona de Lugo con habitantes y negocios. Se lleva a una zona que actualmente ya es magnífica y que se va a estropear para meter “esto”.

Y así, una vez más, seguimos a mayor gloria de la administración municipal haciendo el ganso con millones y millones de euros que se van a un proyecto obviamente destinado al fracaso.

lunes, 3 de mayo de 2021

Ya va siendo hora


Resolver el tema del viejo pabellón de la OJE es una cuestión de voluntad. Lo demostró la investigación realizada por La Voz de Galicia y publicada en la portada de ayer, en que averiguaron que los propietarios particulares están dispuestos a negociar la venta de su parte a quien sea oportuno, entendiéndose como tal el Ayuntamiento o la Xunta de Galicia… se sobreentiende que el que ponga el dinero, como es lícito y lógico. Esta investigación podría haberla hecho alguna administración pública en las últimas décadas, pero se ve que no estaban motivados.

Además, hay un componente moral para llegar a un acuerdo con la familia: en este momento en que hay una sensibilidad tan desarrollada para reparar los atropellos cometidos por el franquismo, parecería de sentido común que se compense por fin a una familia que se vio forzada a alquilar esos terrenos y que sólo recuperó su propiedad tras la instauración de la Democracia, aunque no les ha servido para nada por ahora.

Desde Lugo Monumental llevamos insistiendo en esto desde el 2013 porque el viejo pabellón sería una instalación magnífica para el casco histórico. No hay ni un solo polideportivo dentro de Murallas, sería un lugar estupendo para celebrar todo tipo de eventos, y encima se evitaría el alquiler de costosísimas carpas que, además de antieconómicas, suelen ser espantosas.

Los colegios que hay en las inmediaciones lo podrían utilizar para sus actividades deportivas, se podrían celebrar partidos de disciplinas menores (nadie pretende poner a jugar al Breogán ahí, no se asusten) y sería un complemento magnífico para el casco histórico para hacer desde salones de bodas hasta ferias de muestras.

Lo sorprendente es que nadie se haya puesto por ahora en serio con ese tema desde hace décadas. Pues ya va siendo hora.

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 1 de Mayo de 2021

viernes, 30 de abril de 2021

Ojalá acierten con lo que van a hacer en la Ronda

 

Por poco menos de 600.000 euros de nada se va a hacer una acera en un tramo de 150 metros de la Ronda de la Muralla. Bueno, la inversión también incluye unos triángulos de césped y unos arbustos en la zona de la Puerta de Santiago, con lo que está más que justificado el gasto… ¡Un chollo!, dando por sentado además que la cifra incluye todo tipo de estudios y otros conceptos de compleja explicación pero que estoy totalmente seguro que los técnicos pueden avalar.

En las infografías vemos una remodelada entrada a la Puerta de Santiago que, estoy seguro, se va a repavimentar (cosa que hace mucha falta porque hace ya meses que se cambió el suelo en ese punto), y en la Ronda se transformarán los dos carriles actuales en uno, consolidando los atascos en la zona, una magnífica noticia para todos aquellos conductores que quieren disfrutar de las paradas obligatorias para así admirar nuestro principal monumento.

Lejos quedan aquellos tiempos oscuros en que se buscaba la fluidez del tráfico en las vías principales, esas que los planes de movilidad determinaban como básicas y que garantizaban la estabilidad de todo el sistema de circulación. Hemos llegado ahora a la conclusión de que es mejor entorpecer el paso y crear una especie de infarto viario para lograr que los vehículos abandonen ese trayecto y opten por otro en que dan más vuelta y, por lo tanto, invierten más tiempo y generan más contaminación. Plantamos árboles para compensarlo o hacemos edificios de madera y listo.

Hablando en serio, no dudo de las buenas intenciones de esta actuación, que viene de aquella reducción a un carril de la Ronda de la Muralla que generó tal conflicto de tráfico que hubo que dar marcha atrás… pero dejando este testimonio de “la mía por encima” a pesar de que se está demostrando que en determinadas horas la cola de vehículos llega hasta la gasolinera Martínez.

Una vez más hay que hablar de que las cosas no se deberían hacer así, pero se hacen. Peatonalizar es una gran cosa, y recuperar el espacio para las personas en detrimento de los vehículos es un fin noble que aplaudo y comparto, pero no creo que en esto se deba seguir la filosofía de Napoleón Bonaparte, autor de la frase “el fin justifica los medios”, aunque todo el mundo piensa que es de Maquiavelo (yo mismo lo creía hasta hace poco).

Hay sitios en que la peatonalización podría generar algunos problemas menores pero que sí tendría resultados visibles y razonables. Por ejemplo, yo peatonalizaría Camiño Real, una calle que conectaría el casco histórico con la Milagrosa para los viandantes, en que prácticamente no hay garajes (se cuentan con los dedos de la mano) y que estoy seguro de que se convertiría en una zona comercial de primer orden porque es agradable para el paseo y hay muchos locales “vivos”. Entiendo que la Ronda es más visible y que, como políticos que son los que toman las decisiones, “la foto” es más atractiva porque “se deja huella”.

El problema es que si la reducción a un carril de la Ronda fue un fracaso y el estrechamiento que quedó en este punto es otra sonora metedura de pata, es peligroso el principio de “tira p’alante y que se acostumbren” a pesar de que en ocasiones funcione. Hay que estar muy seguro de lo que se hace y de tener razón, aunque no los veo tan convencidos porque aquí no han “preguntado al Pueblo” ni a los interesados como en Rafael de Vega en que presumían de demócratas. Aquí por no hacer no han hecho ni reuniones informativas.

Recordemos, por ejemplo, la peatonalización del tramo de la Ronda frente a las dependencias municipales del Seminario, una actuación de hace ya unos años y que debería haber generado “costumbre”. No lo hizo. Es una zona que está prácticamente desierta en cualquier momento. Incluso en las grandes fiestas (cuando se podían hacer) como el Arde Lucus o el San Froilán se veía la calle Aguirre llena hasta la bandera y ese tramo prácticamente desierto. Casi nunca hay gente sentada en los bancos…

El motivo, probablemente, es que es una zona sombría, en que sopla un viento que te deja tieso y que es poco acogedora. Pues ahora la vamos a prolongar unos metros más por un precio totalmente disparatado…

En fin, ojalá acierten y yo esté equivocado. De verdad que lo deseo.

jueves, 29 de abril de 2021

Las (muchas) webs municipales que no funcionan


Hablábamos ayer de la desastrosa gestión de la información turística digital de la ciudad de Lugo, cuyo gobierno presume de "Smart city" y de tecnológica, y esto me trajo a la memoria el hacer un repaso de las páginas que nuestra administración presentó a bombo y platillo y que ya no funcionan o que están tan desactualizadas que no valen para nada.

Empezaremos por una de las más simbólicas, la de la Plaza de Abastos y el Mercado de Quiroga Ballesteros. Sacando las notas de prensa de autobombo (que esas por supuesto sí están al día, como no podía ser menos, porque en realidad es el verdadero objetivo de todo esto) el resto de la página no hay por dónde cogerla. Aparece puestos que llevan años cerrados  (incluso de compañeros lamentablemente ya fallecidos) pero no figuran otros que funcionan desde hace muchísimo tiempo. Algunos de los que coincide que llevan abiertos desde que se hizo la página y continúan ya no están ubicados en el mismo lugar y todos, sin excepción, tienen fotos de antes de la reforma de la Plaza y el Mercado. En cuanto a las actividades, las últimas que figuran son del año 2013 (creo que vamos algo tarde para asistir).

La única actualización que han hecho, salvo las ya referidas de “mira qué buenos somos” es la de quitar toda referencia a la compra online porque ya se cansaron de hacer el ridículo, sobre todo desde que la iniciativa privada puso en funcionamiento, a través de la empresa Kibus, una web de compra en la Plaza y el Mercado que sí funciona de verdad. Y muy bien, hay que añadir.

Pero observemos, sin ir más lejos, algunas pestañas a las que nos dirige la página principal del Ayuntamiento de Lugo. Les invito a comprobar por sí mismos la desastrosa gestión de la información:

Lugo, cidadeviva: Te redirige a una cuenta “suspendida”, con lo que NO funciona.

Perfil del Contratante: Página no encontrada.

Vivero de empresas Tinería: Esto no lo han tocado desde que resolvieron la adjudicación y así te encuentras que hay anunciados locales “en funcioamiento” como el del Breogán, que jamás movió una piedra en el que se le otorgó. Por cierto, sería bueno saber si le han retirado la concesión tal y como contemplaban aquellas bases.

Corre con Nós: Error 404 Página no encontrada.

Huertos Urbanos:  Página no encontrada.

Cuatro páginas que no funcionan y una que no vale para nada anunciadas desde la entrada principal de la web oficial. Las que sí están en regla son las que son meras redirecciones a apartados de la web (urbanismo y cosas así), el resto desastroso.

La única excepción para la regla, que me parece que está funcionando muy bien, es la página a la que te dirigen para consultar la biblioteca municipal. No tengo ni idea de esto pero su buen funcionamiento me hace pensar que lo lleva gente diferente, porque da gusto verla.

Otra web creada hace poco, la tan publicitada de “Lugo é capital” y que nació hace cuatro meses tampoco funciona, y ni siquiera han puesto, que sería lo suyo, un mensaje haciendo una valoración de los resultados… quizá porque es mejor no decirlos.

La gran pregunta es… ¿cuánto ha costado todo esto y qué función ha desempeñado?