miércoles, 31 de agosto de 2016

Los perjudicados somos todos

Es bastante obvio que a Carmen Basadre le gusta más el Arde Lucus que el San Froilán, pero no es necesario destruir nuestras fiestas patronales para que luzca más la romana. Ambas pueden convivir perfectamente en el amplio calendario lucense.

No me he podido resistir a compartir
con ustedes esta foto de mi abuela
disfrutando de la tradicional pulpada.
La sorprendente entrada en escena de una empresa de Madrid dedicada al mundo de la publicidad como adjudicataria de seis – y puede que siete - de los ocho puestos relacionados con el pulpo para las fiestas del San Froilán de los próximos cuatro años está dando mucho que hablar.

Resulta alarmante ver que el pliego de condiciones aprobado por el Ayuntamiento de Lugo da las mismas posibilidades de obtener una caseta a La Palloza que a Cementos Cosmos, ya que no se exige experiencia en el sector, conocimiento del tema o siquiera estar dado de alta en el IAE en hostelería. Se pueden dar de alta después de ganar la adjudicación, con lo que los meritorios cincuenta años que lleva cortando pulpo Aurora de Carballiño no sirven para que le resulte más fácil servirlo en nuestras fiestas. Vivir para ver.

El problema de fondo de todo esto no es el perjuicio causado a los tradicionales adjudicatarios de las casetas, que pudieron haber subastado más o haber peleado contra el nuevo sistema de adjudicación que origina todo este problema (algunos les avisamos en su día). La cuestión es que los perjudicados somos todos, porque esta situación daña a las fiestas. Nos podemos encontrar fácilmente con dos escenarios: o que los adjudicatarios ni siquiera monten las casetas porque no les funcione una probable “negociación” con los hosteleros locales para explotarlas, o que el casi total monopolio por parte de esta empresa derive en la mala calidad del servicio, que suele pasar cuando te cargas un principio básico como es la competencia.

Ya de compartir recuerdos, les pongo esta pulpada con los
compañeros de tertulia de RadioVoz
No se trata de “los de fuera son peores”, ni mucho menos. Aurora es de Carballiño y es un indiscutible referente en el mundo del pulpo lucense. Si un célebre hostelero de Bilbao o de donde sea hubiera ganado una caseta o un caldero no me parecería mal. Al contrario, sería un aliciente para que gente de otros lugares venga a disfrutar de Lugo y para que los empresarios locales se pongan las pilas. Pero que una única compañía monopolice la gastronomía de las fiestas (con la honrosa excepción de la presencia del Torre de Núñez) es preocupante. El Ayuntamiento no puede primar a las firmas locales, pero sí puede exigir que se demuestre una solvencia que aquí ni está ni se le espera, o al menos evitar que una misma empresa maneje todo el cotarro.

Y todo esto ocurre justo cuando el “Pulpo á feira” obtiene el tercer puesto en los platos más típicos de España. ¿Casualidad? Lo dudo bastante. 

Artículo publicado en La Voz de Galicia de hoy, 31 de agosto de 2016

martes, 30 de agosto de 2016

La inexistente señalización de la Muralla en la A6, el mérito de Lugonovo y la pataleta de Fernán Vello

En Lugo solo hay una
señal genérica de "casco histórico"
Si vas por la A6 desde Madrid a Galicia puedes ver claramente que haciendo un mínimo desvío tienes la posibilidad de visitar el Acueducto de Segovia, pero nada indica que en Lugo, más cerca todavía, está nuestra Muralla, Patrimonio de la Humanidad.

Recientemente el diputado de Podemos por Lugo Fernán Vello (quien curiosamente vive en "La Coruña"), ha presentado por sugerencia de Lugonovo una iniciativa no de ley y unas preguntas en el Congreso de los Diputados para criticar al Ministerio de Fomento y al Gobierno por su desidia a la hora de señalizar la Muralla en las principales vías nacionales que discurren por nuestro entorno, principalmente la A6 y la A8.

El problema de la petición del diputado de Podemos es que se salta a la torera la normativa existente sobre el asunto. Conozco el tema bastante bien porque esa lucha también la intenté yo (sin éxito porque tiene que empezarlo el Ayuntamiento, no un particular) hace un par de años desde Lugo Monumental. Les explico cómo funciona:

Para que un bien se señalice en una vía nacional tiene que ser incluido en un listado, un catálogo denominado “SISTHO”, extraña abreviatura del “Sistema de Señalización Turística Homologada”. Esto se revisa anualmente en una comisión en que está representado el Estado y las Comunidades Autónomas, llevando cada una de éstas sus propuestas para que Fomento señalice las carreteras.

Sin embargo, curiosamente, no es ni el Estado ni la Comunidad Autónoma quien inicia el procedimiento sino el Ayuntamiento. En Lugo tendría que ser nuestro pleno local quien propusiera a la Xunta la inclusión de la Muralla de Lugo como parte del SISTHO, para que Fomento pueda ordenar a la Dirección General de Carreteras la señalización de nuestro principal monumento.

Cuando vi la iniciativa y contacté con Lugonovo (quienes, por cierto, fueron los que tuvieron la amabilidad de hacérmela llegar, lo que les agradezco enormemente) para explicarles el error y que lo pudieran subsanar ya que creo que es un tema importante, el siempre amable Santiago Fernández Rocha fue muy receptivo. Le envié la documentación que tengo sobre el asunto del SISTHO y me comentó que lo llevarían a pleno a la mayor brevedad posible para cumplir los requisitos de la normativa. Todo perfecto y fin del asunto.

Diferente la mala reaccíón de Fernán Vello, el diputado de Podemos a quien también comenté en Facebook el error, explicándole que no es el Ministerio quien tiene competencias para señalizar alegremente lo que le dé la gana, y que había remitido a su grupo la información pertinente. Su respuesta fue todo menos "ah pues gracias". Curiosamente no me rebatió mis argumentos, principalmente porque no puede y tras vaguedades y frases grandilocuentes simplemente me bloqueó ¡y borró la conversación!.
 
Santiago Fernández Rocha, una persona dialogante
La diferencia entre la reacción de Santiago Fernández Rocha, que aceptó la indicación y asumo que se puso a trabajar para subsanar el fallo, y de Fernán Vello que se lo tomó a la tremenda, es algo muy indicativo de la forma de funcionar de cada uno. Quizás porque a Fernán Vello se lo dije en un foro público, puede ser, pero en otras ocasiones he debatido con Santiago en público y siempre ha mantenido su buena disposición igual que en privado, lo cual le honra. Me parece que es más cuestión del carácter de cada cual que de dónde se le digan las cosas. Se ve que el señor Fernán Vello, lleva bastante mal las críticas aunque pertenezca al grupo parlamentario de Podemos, un partido que supuestamente afirma que hay que ser críticos. Ha aplicado una máxima bastante fascista: sino puedes demostrar que tienes razón, elimínalos y esconde las pruebas si puedes.

La pataleta del diputado por Lugo residente en Coruña es irrelevante, la verdad, una cosa anecdótica. La cuestión de fondo es que Lugo sigue sin señales en la A6 que digan que aquí hay un Patrimonio de la Humanidad, y que seguirá igual por muchas iniciativas que presente este señor para ganar titulares, que no resultados, porque es como presentar un recurso a una multa de tráfico en la Universidad de Salamanca: la cosa no funciona así.

Confío en que Lugonovo lleve a pleno un asunto que es una vergüenza para Lugo. Bravo por Santiago y Lugonovo por llevarlo adelante, y más si es siguiendo el proceso correcto.


Anexo: El diputado de Podemos, Fernán Vello, presentó unas preguntas al Ministerio sobre este tema. Para ahorrarles tiempo le puedo adelantar la más que probable respuesta de Fomento sobre el asunto, ya que la normativa es clarísima al respeto:
  • ¿Por qué razón no existen paneles informativos en ninguna de las cuatro entradas de la A-6 a la ciudad de Lugo, informando de la Muralla, Patrimonio de la Humanidad, como si existen en otras vías de titularidad estatal con otros monumentos o ciudades reconocidas por la UNESCO?
    • Porque no los ha pedido el Ayuntamiento de Lugo, que es quien tiene que iniciar el procedimiento según la normativa en vigor.
  • Asimismo, ¿Por qué no se ha instalada ningún panel informativo sobre este monumento en la nueva autovía A-8, autovía del Cantábrico?
    • Porque no los ha pedido el Ayuntamiento de Lugo, que es quien tiene que iniciar el procedimiento según la normativa en vigor.
  • ¿Va el Gobierno a instalar cuanto antes paneles informativos sobre la Muralla de Lugo en la A-6 y en la A-8, así como otras vías de titularidad estatal que considere adecuadas?
    • Con la mayor celeridad en cuanto los solicite el Ayuntamiento de Lugo, que es quien tiene que iniciar el procedimiento según la normativa en vigor, y la Xunta lo incluya en su propuesta del catálogo SISTHO, que usted afirma conocer.
  • ¿Qué disposición tiene a solucionar cuanto antes este vacío que perjudica enormemente a Lugo, dado que no supone un gran desembolso económico?
    • Toda, desde que lo solicite el Ayuntamiento de Lugo, que es quien tiene que iniciar el procedimiento según la normativa en vigor.
Por ayudar...

Les pongo a continuación la conversación con Fernán Vello que tanto le molestó, juzguen ustedes. Falta algún trozo porque no me di cuenta de "ampliar" el texto para que se viera todo, pero como lo borró ya no puedo recuperarlo:




Aquí cortó, bloqueó y borró la conversación.
Democracia en ejercicio ;)


lunes, 29 de agosto de 2016

¿Cómo puede ser más fácil hacer una devolución a Amazon que votar por correo?

Chorén recogiendo el premio en nombre de la plantilla
Foto: La Voz de Galicia
Hace un par de días tuve que acudir a la oficina de Correos de la calle San Pedro, donde casi siempre hay colas pero donde siempre tratan a la gente con una exquisitez y amabilidad dignas de mención. No en vano recibieron hace tres años el premio a la mejor oficina de Correos de toda España, siendo de aquella su director una gran persona (con la que no estoy de acuerdo en nada, pero al que aprecio y respeto): Xosé Chorén.

Fui a hacer dos gestiones. La primera una devolución a Amazon de un producto que no resultó como esperaba (eso me pasa por pedir algunas cosas por Internet) y la segunda solicitar el voto por correo. Lo sorprendente es lo sencillo que resulta lo primero y lo complejo que es lo segundo.

Vaya por delante que estoy totalmente convencido de que es fundamental garantizar la veracidad y el secreto del voto, eso nadie lo puede poner en duda. El sistema está pensado para evitar en la medida de lo posible los “pucherazos” pero… ¿de verdad tiene que ser tan incómodo y tan complicado?

Lo que hay que rellenar, en la primera tanda, para votar
Desde hace años todos tenemos en el DNI un microchip que a mí, a día de hoy, sólo me ha servido para que la cartera me pite en los arcos de seguridad. Tanta certificación digital, tanto gastar cuartos en sistemas informáticos complejísimos y modernísimos y cuando quieres pedir el voto por correo tienes que acudir a la oficina por lo menos dos veces y cubrir un montón de papeles a mano, como en los 80.

Amazon, sin embargo, te soluciona todo en dos clics de ratón. Entras en la web, dices que quieres devolver un producto y te imprime en el momento las etiquetas para el sobre y lo que tienes que meter dentro del mismo. Te lleva unos segundos y no hay que coger un bolígrafo para nada. Una vez en Correos, escanean el código de barras de la etiqueta y te imprimen ellos el acuse de recibo, en que salen tus datos. Tú ni te molestas en pegar un sello. La comparación es bastante sangrante.

Partiendo de la base de que el Estado tiene más datos de nosotros que nadie, y de que la idea es facilitar a la gente sus gestiones, ¿no sería lógico hacer algo similar a lo que las empresas privadas llevan aplicando años? No tiene sentido que Amazon o el Banco de Sabadell nos faciliten más las cosas que la Administración.

No hace falta sacrificar ni la seguridad ni la garantía de veracidad se trata simplemente de mejorar la tramitación para el ciudadano.

Imaginen por ejemplo que ustedes van a Correos con su DNI electrónico y allí lo meten en una especie de cajero automático. Seleccionan “voto por correo” y le salen los formularios ya cubiertos para que los firme y los presente. No es tan complicado y seguiríamos presentando ante el funcionario el original del carnet para poder sellar el tema, como ahora, para que no haya problemas con la identificación. Incluso podríamos imprimir los documentos en casa y llevarlos ya listos.

Lo de votar directamente desde casa por ahora no lo veo tan claro. Todo lo que está informatizado me suena a posible tongo, supongo que porque tengo prejuicios y puede que un poco justificados, visto que hasta el dueño de Facebook pone un esparadrapo en su cámara. Siendo esto así no creo que las redes sean tan seguras como nos quieren hacer creer.

Pero hay términos medios. Ni es necesario que se tenga que hacer por Internet y a escondidas, ni hace falta contratar a monjes copistas medievales para rellenar formularios como si estuviéramos en el siglo XIX. El sistema de Amazon funciona perfectamente y es extrapolable al voto por correo.

Por cierto, si quieren pedir el voto por correo el plazo termina el 15 de septiembre. Recibes en casa las papeletas de votación y las instrucciones entre el 5 y el 18 de septiembre y envías el voto hasta el día 21 de septiembre. Si tienen previsto salir de su casa o ven que existe la posibilidad ya saben, pidan el voto y no dejen de opinar en las elecciones del 25 de septiembre, que si uno no participa luego no se puede quejar. O no debe.

viernes, 26 de agosto de 2016

Carta abierta a Pablo Iglesias (que supongo que no leerá)






Señor Iglesias:

Asisto atónito a sus declaraciones en las que lamenta que Arnaldo Otegi no pueda concurrir a las elecciones vascas del próximo día 25 de septiembre por su condena a inhabilitación para cargo público.

A ver si lo he entendido bien: según su teoría un imputado por corrupción, que no es otra cosa que alguien acusado pero del que aún no se ha demostrado nada, no puede presentarse a las elecciones porque no es digno ni de optar a un puesto público. Sin embargo el señor Otegi, condenado por secuestro y pertenencia a una organización terrorista ha de poder optar al mismo cargo porque son los “vascos y vascas” los que han de decidir.

¿Cómo se pueden conjugar ambas cuestiones? ¿Cómo puede considerarse más grave la presunta complicidad con los que roban que la complicidad demostrada con los que asesinan?

Entiéndame bien, no pretendo disculpar a nadie. Esto no es un “y tú más”. Aquí nadie propone que se reduzca ni un ápice la lucha contra la corrupción, no hablamos de eso sino de la doble vara de medir, que es sangrante… en este caso de forma literal.

Usted propone que los acusados de un delito de corrupción sean apartados de toda posibilidad de acceder a un cargo público, saltándose detalles de cierta relevancia como la presunción de inocencia, claves en un estado de derecho. Puedo entender, aunque no la comparta, su postura de máximos respecto a los imputados pero no me encaja con esta actitud de colegueo con quienes la justicia ha determinado que son miembros de una organización asesina.

Hablar de caciquismo en esto es ridículo. Otegi ha sido condenado tras un proceso legal en que ha podido defenderse, algo mucho más garantista, lento y farragoso que coger a un señor por la calle y meterlo en un zulo, poner una bomba en un supermercado o descerrajar un tiro en la nuca a quien piensa diferente. Las víctimas de ETA jamás se van a poder presentar a nada, lamentablemente.

Espero sinceramente que rectifiquen este tipo de posturas.

Reciba un atento saludo.

jueves, 25 de agosto de 2016

¿Tienen que ser rentables los autobuses urbanos de Lugo?

En una entrevista publicada por el diario El Progreso nuestra alcaldesa, Lara Méndez, asegura que el transporte público “no tiene por qué ser rentable”. Estoy totalmente de acuerdo con ella.

La administración se supone que tiene que seguir, entre otros, dos criterios que podrían parecer antagónicos: el de eficiencia y el de eficacia. El primero quiere decir que se han de emplear los menores recursos posibles para un fin y el segundo que hay fines que hay que cumplir necesariamente, sea cual sea el coste.

Vámonos a los ejemplos, que ilustran muy bien la cosa. Que un núcleo rural esté aislado no exime a la administración de prestarle ciertos servicios básicos a las que toda vivienda tiene derecho. Eso es el criterio de eficacia. Pero prestar esos servicios de la forma menos costosa posible es la eficiencia.

En el caso que nos ocupa el Ayuntamiento de Lugo ha de prestar un servicio eficaz con las líneas de autobús (han de cumplir unos mínimos) aunque eso suponga sacrificar parcialmente la eficiencia. Posiblemente hay líneas urbanas que son muy caras de mantener y tienen pocos usuarios, pero es necesario conservarlas porque sus pasajeros tienen el mismo derecho a usar el transporte público que los que viven en zonas en las que sale más rentable.

Hasta ahí estoy de acuerdo con nuestra alcaldesa, Lara Méndez. Sin embargo hay un punto importante que se salta: ¿por qué no es eficiente nuestro transporte público? Aun coincidiendo en que hay líneas que nunca serán rentables ni tienen por qué serlo ¿no creen ustedes que con el pastón que nos cuestan los autobuses deberían funcionar mejor?

Encima de no funcionar los anuncios
presumiendo de la inversión siguen ahí
No tiene sentido que se hagan inversiones costosísimas en sistemas modernos como el de los paneles informativos digitales que llevan más tiempo sin funcionar que el que estuvieron en servicio (duraron pocos meses). No es lógico que el autobús pase ¡antes! de su hora, y que se cree en los usuarios una sensación de incertidumbre absoluta, sin saber si han de esperar 5 minutos o 50. No es normal que estés esperando en la parada casi una hora y no pase ninguno y de repente lleguen cuatro al mismo tiempo que hacen muy similares recorridos…

Estoy de acuerdo con Lara Méndez en que el servicio no tiene que ser rentable, pero sí tiene que ser eficaz y en Lugo no lo es. Para nada.

Si el usuario tuviera información completa y veraz sobre recorridos y horarios, si estuviéramos seguros de a qué hora va a pasar el autobús por una determinada parada, hacia dónde va y cuánto va a tardar otro gallo nos cantaba.

Paneles informativos de Gran Canaria. Exactos y claros.
Recientemente estuve de vacaciones en Gran Canaria y me sorprendió que en cada parada del urbano figura la tabla de los autobuses que pasan y a qué hora y minuto lo hacen. Obviamente hay un margen de error y si te dice que pasa a las 18:23 aunque esperes dos o cinco minutos no hay un gran problema. O al menos no tanto como cuando te dicen que “ha salido de Garabolos a las 18:00” y ¡búscate tú la vida para saber a qué hora pasará por aquí!

Lugo es una ciudad razonablemente lineal, con una gran espina dorsal formada por las avenidas de La Coruña, Ramón Ferreiro, y de Madrid, con ramificaciones laterales e incluso un segundo eje desde Sagrado Corazón hacia Fonte dos Ranchos. No puede ser tan complicado organizar un sistema efectivo y que funcione, y más gastando la barbaridad de dinero que se gasta.

Dice Lara Méndez que tienen hasta febrero para rediseñar el sistema, ya que es el plazo que se han dado según el concurso, que volvió a ganar Monbus. En torno a este asunto han aprovechado para montar un poco de circo mediático con las consultas por barrios, aunque vamos a dar el beneficio de la duda y creer que es para recoger las opiniones por zonas, que es algo positivo.

Sin embargo el sentido común nos permite hacer preguntas sin tener que ir a hacer campaña de barrio en barrio. Por ejemplo: pensando en esa frase de no empezar la casa por el tejado… ¿no sería más lógico hacer el nuevo esquema y después sacar a concurso la concesión? ¿No les parece que tendría más sentido que la empresa que opta a gestionar el servicio sepa qué servicio va a gestionar? Porque de lo contrario lo normal es que presione para que los cambios sean mínimos ¿No sería de Perogrullo que el usuario reciba información real y concreta sobre los recorridos y paradas en lugar de las adivinanzas a las que nos hacen jugar?

Los lucenses ponemos un montón de recursos en un sistema de transporte público que funciona tarde, mal y a rastras. Es deficitario, vale, eso lo puedo aceptar, pero es que encima no es eficiente. No tiene lógica.

miércoles, 24 de agosto de 2016

La ''salvación'' del Breogán vía dinero público (así también ''saneo'' yo...)

El Breogán está salvado. Con 600.000 euros de deuda pero salvado. El concepto de “salvación” se ve que no lo acabo de pillar, porque deber esa pasta y no pagar a los jugadores ni a los empleados no creo que sea precisamente una situación ejemplar, pero eso nos cuentan los genios que lo han llevado hasta ahí.
 
La solución se ofrece vía dinero público, es decir que entre todos vamos a “conceder” una “subvención” de 200.000 euros al Breogán, más 400.000 euros de “patrocinio” procedentes de los presupuestos de la Diputación de Lugo. Los conceptos son diferentes aparentemente, pero el fin el mismo: sacar las castañas del fuego a los responsables de una gestión por lo que se ve no muy lustrosa, siendo generosos con los calificativos como lo seremos con los euros.

Alfredo Pérez
Les diré que no tengo ni idea de baloncesto, lo que es vergonzoso en una familia como la mía en la que hay ex árbitros (mi padre, sin ir más lejos) y grandes aficionadas como mi madre. Incluso mi abuela era asidua del pabellón hasta que dejó de ir en parte porque se ponía demasiado nerviosa y en parte porque las escaleras se le hacían muy duras. Hasta una persona de mi familia protagonizó un recordado episodio en que una bota acabó volando hacia la cabeza de un árbitro, y para más INRI mi padrino es un antiguo y conocido jugador del equipo, Alfredo Pérez, leyenda viva del baloncesto lucense (fue máximo anotador de la ACB en dos ocasiones).

Con todo esto se me debería haber pegado algo de afición por un deporte que me metían por los ojos, pero no. De pequeño me obligaban a bajar al pabellón de los deportes, el viejo, aunque me pasaba casi todo el partido en la cafetería jugando con una máquina de marcianitos de las de a cinco duros la partida, cuyo nombre soy incapaz de recordar pero que me divertía mucho durante aquellas tediosas tardes de baloncesto.

Sin embargo, a pesar de no tener la más mínima afición por ese deporte sí me interesa el asunto por la parte que me toca de accionista indirecto. Si la Diputación de Lugo va a destinar 600.000 euros de mis impuestos a financiar esto, algo tendremos todos que decir, ¿no creen?

Artículo en que Veiga afirma que el club estaba "saneado"
Que nos han mentido parece una obviedad. Hace poco más de un mes, concretamente el 29 de Junio de este mismo año, El Progreso recogía las declaraciones en que Antonio Veiga, ya ex presidente de la entidad, insistía en que todo estaba en orden. Decía Veiga que “O CB Breogán é unha entidade completamente solvente. Na Xunta de accionistas se presentarán as contas, pero xa digo que non hai ningún problema e que o Breogán está saneado”. O Veiga mentía o tenemos conceptos diferentes de lo que significa el concepto “saneado”.

No soy muy amigo de las subvenciones, aunque las puedo entender en determinados casos. Por ejemplo puedo comprender las becas de estudios, las ayudas a entidades sociales tipo Cruz Roja, e incluso algunas tan discutidas como las que recibe la enseñanza privada en determinadas situaciones. Pero me cuesta mucho trabajo tragar que un club de baloncesto, que no deja de ser una sociedad privada, absorba 600.000 euros de dinero público cuando hay ciertas necesidades más acuciantes. O eso o la crisis no es para tanto, que alguien lo aclare.

Este tema no hace más que reafirmar mi convicción de que lo público tiene que restringirse a lo suyo: la administración pura y dura, y dejar el resto a lo privado. Si el Breogán es una sociedad privada, ¿qué pinta ahí la administración? ¿Acaso no hemos aprendido nada de lo que pasó con la banca en este país? Lo que se rescató, recordemos, fueron cajas de ahorros dirigidas por la administración o sus vicarios. Ni un solo banco privado fue rescatado. Ni uno.

Lo de jugarte tus propios cuartos hace que seas más prudente. Quizá por eso todo el mundo daba por sentado que Lence, máximo accionista del Breogán, se haría cargo de las riendas del equipo, porque contábamos con que él tendría interés para mirar por sus propios intereses que son coincidentes con los del club.

Jesús Lence
Lence pidió una auditoría del Breogán porque no se creía las palabras de Veiga de que el club estaba saneado (parece que su desconfianza estaba fundamentada). Para hacerse cargo de semejante lío quería saber el estado real de las cuentas (lógico, ¿no creen?) pero no se ha permitido que personas objetivas y externas digan cuál es el estado real del club. ¿Por qué? Vayan ustedes a saber, pero la deuda que ahora aflora me da que tiene algo que ver.

Si hubiera esa auditoría y la situación fuera la que decían hace poco que era (todo saneado y en regla) Lence se habría enfrentado al reto de recuperar al Breogán. Pero no ha sido así.

Se ha confiado el futuro del Breogán a un triunvirato formado por un presidente que compatibiliza cargo con otro equipo, y dos personas ligadas a la política, contra los que no tengo nada (de hecho a uno lo tengo en buena consideración, y al otro no lo trato) pero que creo que no son la opción más adecuada porque pase lo que pase con el Breogán a ellos ni les va ni les viene sacando el tema moral y de prestigio. Sin ir más lejos en la página web oficial ni una palabra de todo lo que está pasando, cuando se supone que es la forma más fácil de comunicar a los seguidores información de primera mano.

Poner 600.000 euros de dinero público, que es una pasta, en un club privado a fondo perdido (no es un préstamo, así que no se va a devolver ni un duro) es una apuesta muy arriesgada como para no confiar la gestión a profesionales del asunto. O al menos a quien no tuviera nada que ver con la "desfeita" que hay montada.

Nadie dirá nada. El PSOE lógicamente no abre la boca porque es el que ha puesto a su gente al frente del chiringuito, a pesar de que vaya contra todo lo que gritan a nivel nacional contra el “rescate de empresas”. El BNG callado como un muerto porque sus grandes genios de las finanzas y la gestión son los que han llevado el asunto y hundido económicamente al club en estos años, demostrando que lo suyo son las fiestas y las cuchipandas pero no el trabajo… Y el PP… el PP no creo que se meta porque tiene encima la losa de haber aprobado los presupuestos que permiten a Darío Campos hacer al club las generosas contribuciones que pagaremos todos.

A todo esto, como han reconocido, por ahora de deporte no han dicho ni una palabra. A un mes de empezar la temporada y no se sabe nada de nada, porque están muy liados con lo suyo. Las negociaciones, búsquedas, estrategias y tácticas que todos los demás equipos llevan preparando todo el verano habrá que concentrarlas en unos días para que lo que salga de ahí tenga tiempo de hacer algo. Así va pasando el tiempo, todos cómplices y todos callados. Y los lucenses pagando.

Así también “saneo” yo.

martes, 23 de agosto de 2016

¡Tenemos visita!

Lo hacemos todos. Cuando tenemos visita organizamos la casa y pegamos un repaso a la sala o el comedor, al baño que usarán los invitados y las zonas que prevemos que van a ver, pero eso no quiere decir que el resto del tiempo tengamos nuestra vivienda patas arriba.

Ayer se repasaban los bordilos para que todo esté perfecto
El Ayuntamiento lleva dos días dando un repaso a la ciudad, al menos en la zona que se verá en televisión con la Vuelta Ciclista, y hasta se han molestado en recortar las malas hierbas del paseo de la ronda y quitar los anuncios incómodos de las fachadas particulares. Es una pena que no tengan esa inquietud el resto del año a pesar de que por lo visto Lugo no es una ciudad excesivamente sucia según los que otorgan los premios de escoba de oro y esas cosas, que nos lo han vuelto a dar contra lo que muchos ciudadanos pensábamos. Quizás es que el resto está peor.

Hay que tener cuidado con dónde aparcamos el coche. La vuelta ciclista que pasará mañana por la ciudad hace que se altere notablemente el tráfico y que la grúa trabaje a destajo para liberar las calles en las que se veda el aparcamiento durante estas 24 horas para dejar espacio al evento.

Cuando pasan estas cosas siempre me pregunto si sancionan a los vehículos que están ahí desde antes de publicarse la prohibición. Me explico: estamos en agosto y es posible que alguien que no tenga garaje se haya marchado de vacaciones dejando su coche en una plaza de aparcamiento en la que tiene todo el derecho del mundo a aparcar. Imaginen su sorpresa cuando llegue el día 31 y se encuentre con que su coche no está donde lo dejó.

Hasta donde yo sé se elabora un listado de los coches que estaban aparcados antes de señalizar la prohibición. Una vez pasado el susto, y consultada la policía, el propietario sabrá que la grúa ha movido el coche porque estorbaba para la carrera, pero me pregunto si esta persona tendrá que pagar las tasas de grúa, que no son baratas. Supongo que no, que bastante engorro es ir a buscar el coche a donde lo tengan depositado, pero no lo tengo muy claro. Quizás lo lógico sería que igual que les retiraron el coche se lo vuelvan a colocar en su sitio, pero eso sería mucho trabajo, supongo.

Las alteraciones del tráfico para grandes eventos son una molestia, nadie lo duda, pero un precio muy bajo a pagar por la celebración de una fiesta del deporte que nos pondrá en primer plano en toda España como mínimo.

Evidentemente que salgan en televisión unas imágenes de Lugo no es la panacea para que nos convirtamos en Benidorm (ni falta que hace), pero todo ayuda como es evidente. Parece que los euros que el Gobierno local se pensó durante un tiempo si invertir o no en este tema ahora son el no va más de la inteligencia administrativa, cosa que me sorprende porque si estuviera tan claro no parecería lógico haber dudado.

En cualquier caso, es obvio que para Lugo mañana será un gran día. Veremos en nuestra ciudad, nuevamente, uno de los más grandes eventos deportivos de nuestro país y la Muralla servirá como telón de fondo para el fin de etapa, con la promoción que eso le supone a nuestro principal monumento.

Pongamos pues todos nuestro granito de arena y seamos especialmente detallistas con cosas tan sencillas como ser aún más cuidadosos con todo. Por ejemplo ya no se trata de no tirar papeles al suelo, sino incluso recogerlos si los vemos y esas cosas. Intentemos mostrar nuestra mejor cara, que tenemos invitados en casa.