martes, 17 de julio de 2018

Administración electrónica en Foz, la del sello de entrada en Lugo

La web municipal de Foz destaca la Administración Electrónica como novedad. Permite realizar cualquier trámite On-line
 Aunque soy lucense hasta la médula tengo reservados dos espacios en mi corazón para dos lugares a los que tengo un cariño muy especial: Santiago de Compostela, por haber estudiado y vivido allí durante cinco años (aunque la verdad es que el Santiago que yo conocí apenas existe, porque se ha transformado en un parque temático que en lugar del Castillo de Blancanieves se centran en una Catedral a la que le faltan toboganes para ser una atracción de Marina D’or) y Foz, donde paseo feliz por las maravillosas piedras que, entre la Rapadoira y Llas, se intentan esconder en un paisaje que no estropean demasiado (toda acción humana estropea por definición a la Naturaleza, que nunca puede superar).

Digo esto como venda antes que la herida, para que nadie piense que tengo lo más mínimo contra Foz, al revés, me encanta ese maravilloso pueblo, y de hecho lo voy a poner de ejemplo como una administración que se molesta en facilitar las cosas frente a otra, la del Ayuntamiento de Lugo, que no puede poner más palos en las ruedas porque no estamos en época de poda.

Presentar un papel dirigido al Ayuntamiento de Foz no puede ser más sencillo. Desde tu casa, con un ordenador, puedes entrar en la web www.concellodefoz.es y cubrir una instancia general que te permite, previa identificación con Clave365, cumplir cualquier trámite que desees. De hecho la instancia es tan abierta que no hace falta prácticamente más que tu voluntad para enviar cualquier documento que necesites como comprobé recientemente por un tema del que ya les hablé (las playas con acceso para perros) y que en vista de lo que resulte del trámite les tendré que volver a contar, me temo. Pero hoy no hablamos de eso.

Cubriendo una sencilla instancia se puede presentar lo que se quiera... en Foz.
En Lugo hay que ir a la ventanilla, como en los años 60
En Lugo, sin embargo, y tras gastar cientos de miles de euros en páginas web que no funcionan, apps que no tienen contenido y administración electrónica que no vale para nada, para presentar un documento tienes que imprimirlo y llevarlo a la ventanilla, como en los años 60. Será que está de moda lo vintage, pero qué quieren que les diga, es ridículo a estas alturas de siglo.

Que Foz, que no deja de ser un pueblo que no puede competir en recursos con la capital (aquí es donde se puede entender que me meto con Foz, y par anada) tenga un servicio más cómodo, más actual y, lo que es más importante, más acorde con la legislación sobre administración electrónica que Lugo es de guasa. Un año de éstos se molestarán en hacerlo funcionar, así cuando les dé por ahí, pero me da la impresión de que podemos tomárnoslo con calma porque la pachorra propia de nuestro bienamado ayuntamiento hará que volvamos de las vacaciones y sigamos dependiendo de que le pongan el sello de entrada al papelito. Se ve que les gusta que vayamos por allí, para andar, que es sano.

El 2 de octubre de 2018 es el plazo que marca la ley para la entrada en vigor del Registro Electrónico y el Archivo Único si no recuerdo mal, pero resulta que desde el 2 de octubre de 2016 todas las entidades jurídicas (asociaciones, empresas y demás) han de relacionarse por medios exclusivamente electrónicos con la administración. Me gustaría saber cómo explican que haya una obligación que no se puede cumplir porque la administración no pone los medios, al menos la de Lugo, claro.

Ya les digo que lo harán, y que lo harán como siempre, gastando ingentes cantidades de nuestro dinero (si yo fuera un grupo de la oposición estaría atento) en lugar de usar las herramientas que ya existen como ha hecho el Ayuntamiento de Foz.

Barra libre, pagamos todos.

lunes, 16 de julio de 2018

Feijóo pone en duda (por extensión) la utilidad de la Intermodal

Infografía de la Intermodal de Santiago, donde sí tiene sentido porque sí habrá AVE. Aquí nos distraen...
Recogía el otro día la prensa que el Presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, dijo en la presentación de la Intermodal de Santiago que “evidentemente, si el AVE no llegara a Santiago, la utilidad de esta estación sería bien distinta”, lo que era una advertencia al gobierno de Pedro Sánchez de que los compromisos con la alta velocidad para Galicia han de ser respetados porque de lo contrario ese mamotreto no tendría sentido.

Lo que parece que no han entendido es que esa frase también da la razón a quienes afirmamos que la Intermodal de Lugo no es otra cosa que un engaño, una distracción, una maqueta con la que podamos jugar unos años para ampliar el eterno plazo en que no llegará el AVE a Lugo... porque no llegará, no se engañen. El problema de gastarse esa pasta es que además se nos privará del lujo de tener una estación de autobuses situada en un lugar magnífico y cómodo para la mayoría de los lucenses, y no solo para los del casco histórico (que son poquitos los que residen allí) sino para muchísimos más tal y como demuestran las cifras oficiales de uso.

Al Presidente de la Xunta le ha traicionado su propio sentido común, y la contradicción evidente que hay entre el discurso oficial en unas ciudades y otras. En las que el AVE es un compromiso real se afirma que es una estupidez hacer una Intermodal si no llega dicho tren, pero en Lugo, donde queda ya lejos aquella promesa electoral que hizo el señor Núñez Feijóo en la primera campaña que lo aupó a la Presidencia de que la Xunta pagaría la electrificación de la vía (requisito básico para el AVE), se nos enseñan planos e infografías de lo que sin duda será un error pero que consigue que parezca que se hace algo por el tren.

Es llamativo ver cómo una parte de la ciudadanía, que critica con razón las inversiones absurdas en aeropuertos sin aviones y autopistas sin coches, aplaude en Lugo una estación sin trenes que no servirá para nada más que para entretenernos un par de campañas electorales más.

Gastarse mil millones de las pesetas de antes en una Intermodal que no servirá para nada es una equivocación, y ya ven que no lo digo yo, lo dice el Presidente de la Xunta que, curiosamente, es el organismo que ejecutará ese proyecto si la ciudadanía no espabila. 

Después nos quejaremos, claro.

viernes, 13 de julio de 2018

Camino de perros

Pobre perro. Vive aparentemente atado siempre y así despedimos a nuestros peregrinos.

Cuando hace un tiempo les conté que habían cambiado el recorrido del Camino Primitivo de Santiago si les soy sincero pensé que lo hacían para evitar la mala imagen que el verdadero da a los caminantes, ya que era un vertedero. Lamentablemente la nueva ruta no es que haya mejorado demasiado la situación, y no solo ha habido ya agresiones a la señalización instalada hace dos telediarios, sino que la maleza deja un estrecho vericueto para que los que se atrevan pasen por allí.

Hasta la señalización, recientemente instalada, está ya dañada.

Para mayor fantasía, Lugo despide a sus peregrinos enseñándoles lo peor de nosotros, con suciedad, falta de cuidado, prostitutas (de las que ya hablamos ayer y no tengo muchas ganas de insistir sobre ese asunto) y hasta un pobre perro encadenado permanentemente y que aparenta no haber visto un cepillo en su vida. Siendo sincero pensaba hablarles del mal estado del Camino pero no tengo ánimos. Ayer me acerqué por la zona y me partieron el alma los ladridos del pobre animal que, curiosamente, no parece agresivo sino todo lo contrario ya que, insisto que en apariencia, movía la cola con alegría y parecía más pedir jugar que otra cosa. Tal vez influyó que fuera acompañado de Ducki, nuestro maravilloso compañero de cuatro patas, para que el otro quisiera echar una carreras, pobrecito mío.

Tras la publicación de este artículo tengo pensado remitir la foto del perro a las autoridades, para que estudien si ese animal está en las condiciones que debe. Su corta cadena, que calculo en torno al metro y medio , no le permite hacer otra cosa que estar tumbado sobre el cemento o levantarse cuando pasa alguien para ladrarle. Vaya vida tiene el pobre.

Así es como despedimos a nuestros visitantes que dirigen sus pasos a Compostela. Parece mentira que el patrono de Lugo sea un santo que se hacía acompañar por un lobo.

El Camino, a punto de ser ocultado por la maleza. Será un rollo medioambiental, vayan ustedes a saber.

jueves, 12 de julio de 2018

Ni mordazas ni putas

Lluvia en La Tinería - Foto: El Progreso
En esta sociedad tan polarizada que estamos creando entre todos o te pones del lado de una ordenanza cívica absurda, que te multa con 750 euros por dormirte en un banco en un ejercicio de coacción impropio de un partido que aboga por abolir la ley mordaza mientras nos presenta un plagio a nivel local, o se ve que tienes que apoyar la prostitución en la calle y las pintadas en la Catedral. Pues me resisto a formar parte de ninguna de las dos opciones, porque siempre hay grises entre el blanco y el negro.

Si el Ayuntamiento de Lugo quiere acabar con la prostitución en la Tinería sin tener que recurrir a aprobar una ordenanza que, además de ser un bodrio jurídico por su mala redacción es una barbaridad desde el punto de vista de las libertades públicas, no tiene más que instalar un parque infantil en el solar abandonado que hay junto a la Puerta Miñá, que además nos vendría muy bien en la zona.

“¿Qué se arreglaría con eso?”, se preguntarán ustedes. Pues mucho, porque de existir se podría aplicar en la Tinería el artículo 36.11 de la Ley de Seguridad Ciudadana, que recoge como falta grave “La solicitud o aceptación por el demandante de servicios sexuales retribuidos en zonas de tránsito público en las proximidades de lugares destinados a su uso por menores, como centros educativos, parques infantiles o espacios de ocio accesibles a menores de edad”, con sanciones que van de los 601 a los 30.000 euros. Ahí tienen su solución sin aprobar tonterías en el Pleno.

Con este tema hay mucho cinismo. La prostitución ha existido, existe y existirá siempre, y prohibirla es una solemnte majadería, principalmente porque si es ejercida libremente no tiene por qué ser algo malo, o al menos es un debate que podríamos abordar. La cuestión es si es una actividad que se deba realizar en la vía pública. Por poner un ejemplo muy básico, tampoco es ilegal realizar tus necesidades fisiológicas pero a nadie se le esconde que sí tiene sentido prohibir que se haga en medio de la calle.

Estoy frontalmente contra la Ordenanza Mordaza porque su redacción es terrible y aunque está pensada para ser usada como arma disuasoria no me fío de quienes custodian el botón que lanza los misiles, recuerden que en esta ciudad las fuerzas del orden denunciaron a los Reyes Magos hace no muchos años. Sin embargo es evidente que hay problemas de convivencia que hay que solucionar, y no podemos estar luchando para recuperar un barrio mientras miramos para otro lado cuando hay prostitución en plena vía pública. La cuestión es que ya existen herramientas suficientes sin recurrir a una ordenanza que se parece más a la Ley de Vagos y Maleantes de la II República que a una norma propia de la democracia moderna.

Artículo publicado en El Progreso del 12 de Julio de 2018

miércoles, 11 de julio de 2018

Las verdaderas cuentas del Arde Lucus

Estos son los números reales, y no la nota de prensa fantasiosa y mal sumada difundida por la concejala.
Al pie de este artículo tienen la fuente de los datos, la página del Ayuntamiento de Lugo...

A veces me da la impresión de que no solo nos toman por idiotas sino que parece que lo somos. La última muestra de esto es la nota de prensa que publicó la concejala de Cultura de Lugo en que nos ofrece unas cifras mal sumadas y con un titular tan retorcido que parece digno de participar como estrella invitada en el Circo del Sol en un ejercicio de contorsionismo contable. Vamos por partes.

En primer lugar, resulta triste que cuando un organismo oficial presenta unas cifras las sume mal. No es tan complicado hacer una hoja de cálculo con los números y ver que los gastos que dan no suman los 389.469 € que afirman, sino 399.469 €, es decir, 10.000 euros más, que yo hay días que no los gano así que no me parece una cifra tan despreciable, y no es la primera vez que les ocurre esto. No sé si el error está en la operación o en una de la cantidades que ofrecen en el detalle, pero en cualquier caso es una metedura de pata de la que, hasta donde observo, nadie se ha dado cuenta.

Pero lo más grave no es eso, aunque sea un error aritmético que mi sobrina de 12 años detectaría en unos minutos, cosa que da idea del nivelón de los concejales, sino lo del titular. Se nos anuncia a bombo y platillo un “superávit” de 53.000 euros, que nos hace pensar a todos que el Arde Lucus es un chollo, porque el ayuntamiento hasta le gana dinero y todo, pero no, no se trata de eso, sino que del presupuesto previsto se gastó algo menos. Eso sí, no nos dicen que el presupuesto aumentó en un año más de 130.000 euros, así que nos engañan.

Se oculta que en 2017 el Ayuntamiento aportó 199.216,45 euros y este año 300.000. Ya sé que las matemáticas no son la especialidad de la concejala de Cultura, pero hasta con un ábaco (o contando con los dedos si se es más primario) cualquiera puede entender que si aumentas en más de 100.000 euros tu aportación y sobran 43.000 euros (sumando bien los gastos) es que te has gastado más que el año anterior.

Eso no es todo. El gasto total de Arde Lucus de 2018 fue, redondeando, de 400.000 euros y el de 2017 de 250.000. Ha costado 153.000 euros más que la edición anterior. ¿Cómo se pagó eso?… lo han adivinado: con dinero público. Las aportaciones privadas cayeron en casi 11.000 euros. Aumentaron las cifras de las administraciones (la Xunta pasó de 3.000 a 25.000 euros y la Diputación de no poner un céntimo a aportar 18.000 euros) pero los ingresos por patrocinios privados y por cobros de instalaciones (puestos, mercado, restaurantes en la calle…) se redujeron en 10.748,63 euros.

Ya no entremos a preguntarnos por qué los espectáculos han costado 21.000 euros más que el año pasado si las Asociaciones se hicieron cargo de alguno, como una de las ediciones del Circo, porque visto lo visto sería mucho profundizar, aunque alguien debería hacerlo.

El “exercicio de transparencia do Goberno” del que presumen en su nota de prensa suena a sarcasmo. El Arde Lucus es una magnífica fiesta que por supuesto hay que mantener, pero que se nos tome por imbéciles y se nos mienta me molesta particularmente. La fiesta ha costado casi un 60% más que en 2017 y al Ayuntamiento le ha supuesto gastarse 124.000 euros más que en 2017, casi el doble. Se ve que toca abrir la hucha que estamos ya en campaña, pero al menos no nos vengan con milongas presumiendo de un falso superávit y de una gestión que se revela desastrosa.

Por último, aunque la responsabilidad de esto es sin duda alguna del gobierno, me llama la atención que hay 17 concejales en la oposición... ¿y ninguno se ha dado cuenta de todo esto?

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 11 de Julio de 2018


La nota de 2017 con las cifras recogidas en la tabla superior
Enlace a la web oficial:
http://lugo.gal/es/noticias/el-gobierno-dara-cuenta-del-presupuesto-del-arde-lvcvs-2017-que-asciende-25172597-euros


La nota de 2018 con las cifras recogidas en la tabla superior, con un titular sorprendente y engañoso
Enlace a la web oficial:
http://lugo.gal/es/noticias/lugo-cierra-las-cuentas-del-arde-lvcvs-con-un-superavit-de-53000-euros

martes, 10 de julio de 2018

Con mucho busto

El busto de Juan Montes en su ubicación actual - Foto: La Voz de Galicia

Aunque tengo muy claro que hablar de cultura es algo que no acaba de cuajar mucho, y eso se nota en el número de visitas que reciben los artículos, como tampoco me dan nada por tener muchas les diré que los temas a tratar se deben más a las inquietudes y cuestiones que me parece interesantes que a otros criterios. Así que hoy hablaremos de bustos, un tema que me da que no va a generar riadas de visitantes al blog, pero es lo que hay. 

Verán, los bustos se suelen dedicar a personajes ilustres a los que se quiere homenajear (o a líderes a los que se quiere hacer la pelota, pero eso es otro asunto) y en Lugo no abundan excesivamente. Hasta donde yo sé, y sacando el paseo de las lápidas esas espantosas que hay en la calle Aguirre y la Plaza de España, nuestra ciudad es poco dada a esos homenajes y que yo recuerde ahora mismo están el de Rosalía de Castro, muerto del asco y tirado en un almacén, y el de Juan Montes, ubicado en donde no es. 

Desde la asociación Lugo Monumental, que como sabrán tengo el orgullo de presidir, hemos apoyado el traslado del insigne músico a la Plaza de Santo Domingo, que es donde estuvo y donde debe estar por muchos motivos. El más evidente de todos es que Montes, uno de los músicos más relevantes de la España del siglo XIX y seguramente el más importante de la historia de nuestra ciudad, merece una ubicación más acorde con su categoría y, si bien nadie dice que San Roque no sea una calle digna (no se me altere nadie) es innegable que Santo Domingo es un lugar de honor en la ciudad acorde con la talla del personaje. 

La propuesta originalmente salió de Julio Méndez Menéndez de Llano y de Fernando Gómez Jácome, dos personas muy ligadas a las corales de nuestra ciudad, y Lugo Monumental la concreta entendiendo que se debe reorganizar el parterre que hay en el encuentro de San Marcos con Santo Domingo, justo tras el acceso al suberráneo, para poner allí el busto sacando los trastos que hay ahora mismo (un buzón, un contenedor de pilas y no sé cuántas cosas más), dando a ese punto un aspecto acorde a su estratégica ubicación. Por supuesto no estaría mal poner allí, además de la consabida placa, un panel explicando la figura de Juan Montes. 

Antigua postal en que se ve perfectamente la ubicación original del busto.
La propuesta lo llevaría prácticamente al mismo sitio.

El otro motivo para mover el busto a esa ubicación es que es prácticamente el mismo sitio donde se erigió hace ya más de un siglo, y si se hizo así es porque allí vivía el músico. El busto de Juan Montes se colocó en ese emplazamiento en 1903, aunque duró pocos años ya que en la década de los 30 ya no estaba allí, al reformarse la plaza. 

Para rellenar el “hueco” que deje la escultura se propone que se ocupe el espacio con una de las que año tras año se dedican al Arde Lucus, ya que es una forma de que el entorno de la Muralla se vaya asociando también con una de las dos fiestas más importantes de Lugo.

lunes, 9 de julio de 2018

Maravilloso concierto, escasa asistencia

Las corales, los músicos y la grande entre las grandes, Noemi Mazoy

Lo de Lugo a veces no tiene perdón de Dios. Saben que soy más lucense que la Muralla pero tengo que decir que en ocasiones me siento decepcionado por la respuesta de nuestros convecinos a ciertas cosas que, si las ven en otras ciudades, comentan con envidia diciendo “estas cosas no las hay en Lugo” y sí, sí las hay pero no les hacemos demasiado caso.

El sábado hubo una serie de conciertos en nuestra ciudad, organizados con exquisito gusto por el Obispado de Lugo, en cuatro iglesias diferente con cuatro corales distintas que se unieron en un gran acto final en la Plaza de Santa María, con el atractivo, además, de contar con nuestra querida Noemi Mazoy como solista invitada. Cuatro agrupaciones que suman cien personas cantando no es ninguna tontería, y si les soy sincero no estaba muy seguro del resultado porque no creo que sea sencillo coordinar a tanta gente de diferentes grupos… pero mis temores fueron infundados.

Un concierto breve, con tres piezas, de unos 25 minutos, y maravilloso. Ni una nota discordante, ni una voz fuera de lugar, y con la acústica excepcional de esa plaza que hacía que el sonido retumbara lo justo para demostrar el error de quienes dicen que “esas cosas se escuchan mejor en CD”. No hay disco que supere lo del sábado. De la intervención de Noemi ya no hace falta que les diga nada porque ya saben que soy un enamorado de su voz, como cualquiera al que le guste la música, ya que es insuperable.

La APP de turismo y cultura no dice ni una palabra
de las actividades de este fin de semana...
El problema fue la relativamente escasa asistencia de público. Seríamos unos doscientos asistentes, puede que incluso algo menos, lo que tuvo la ventaja de que te podías cambiar de sitio si estabas de pie (de eso hablamos ahora) y así pude buscar el lugar perfecto para escuchar bien, que era en el centro pero hacia la parte de atrás.

Había pocos asientos, cosa que me sorprendió, y según me contó una persona cercana a la organización la cosa es que el Ayuntamiento quedó en llevar sillas... y se les pasó. Y claro, se improvisó lo que se pudo en un momento. En fin, como el concierto era breve tampoco fue para tanto, pero sí la cuestión de la asistencia, demasiado escasa.

Si nos dicen que en Coruña hay un encuentro de cuatro corales (una extranjera, además) con una soprano de renombre, y que nos cobran 20 euros por la entrada, ponemos autobuses y vamos en manada a aplaudir con las orejas, pero como fue en Lugo y gratuito vamos los que vamos. Eso es muy de nuestro Lugo.

También es cierto que la escasa promoción no ayudó. La aplicación de turismo del Ayuntamiento, esa que promocionan como si no hubiera un mañana y no entiendo por qué, ya que su utilidad es nula, no mencionaba ni este concierto ni la jornada de pintura rápida que hubo ayer domingo en las calles de la ciudad. Sí recoge, paradógicamente, un curso que dan esta tarde que se llama “Curso de comunicación con éxito”, que, a menos que lo ofrezca Carmen Basadre o alguien de su equipo, les recomiendo a los propios responsables de cultura, empezando por la concejala. Buena falta les hace.