lunes, 27 de abril de 2015

Rosa Díez en Lugo

El sábado estuvo en Lugo Rosa Díez, para amadrinar la presentación de la lista y del programa de UPyD para las municipales. Como la visita la organizaba mi amiga Ana Argiz, me pidió que le echara una mano para ver cómo se podía aprovechar bien el tiempo y que la cabeza nacional de Unión Progreso y Democracia viera alguna cosilla de Lugo además de hacer las cosas a las que vino.

El programa de la visita fue sencillo pero efectivo: rueda de prensa en la sede de UPyD en la calle San Roque, subida a la Muralla por O Cantiño, foto de rigor en la Mosquera, bajada por la rampa que está frente a la Catedral, visita a la Domus del Mitreo, a la Catedral, paseo por la calle de los vinos a tomar unas tapitas, y a comer. Luego se tenía que ir a Bilbao.

En la rueda de prensa tuvieron un detalle de genialidad. En la mesa donde estaban los micrófonos se podía ver claramente una camiseta color magenta (el de UPyD) con un texto reivindicando los servicios para el HULA. Una jugada maestra en la que se equilibró con inteligencia la reclamación ciudadana pero sin hacerle el juego a la campaña que el PSOE tiene instalada en la calle de la Reina. Tras la rueda de prensa empezó el paseo.

Yo me uní a la comitiva en la Domus del Mitreo para presentarles al siempre insuficientemente valorado arqueólogo Celso Rodríguez, que está dispuesto a explicar las maravillas de ese solar a todo el que venga, sea un personaje famoso o un grupo de amigos como ya me ha demostrado en varias ocasiones. Un lujo.

Después me tuve que marchar, pero los demás siguieron a la Catedral, donde su fabriquero, César Carnero, les explicó lo principal de la seo lucense, incluyendo los frescos restaurados y la tan llamativa capilla de Nuestra Señora de los Ojos Grandes. Las aportaciones de Celso y César dieron una importante dimensión cultural a la visita.

Rosa con Celso en la entrada de la Domus del Mitreo
Nos encontramos nuevamente en los vinos, donde hicieron un alto para tomar un ribeiro y una tapa en el Verruga. Estuvimos mi madre Miluca y yo charlando un buen rato con Rosa y una de dos, o es una gran actriz o realmente estaba relajada y disfrutando de la visita porque nos estuvo hablando maravillas de la Domus y de la Catedral. También de algunos escaparates de la zona, como el de la joyería Honorino Freire, donde vio unas piezas de reproducciones que le llamaron mucho la atención.

Después se fueron a comer al Antas, en la Plaza del Campo, y como tuvieron la amabilidad de invitarme a tomar el café con ellos (bueno, Ana me dijo que fuera a comer pero no pude) me acerqué a tiempo de ver a Rosa Díez muy contenta con el torques que le habían regalado sus compañeros de Lugo, comprado en la joyería que casualmente había visto ella antes. Prometió llevarlo en una entrevista que le hacían el domingo en La Sexta pero no lo pude comprobar así que no sé si cumplió su primer compromiso de campaña en Lugo.

Antes de marcharse sacó la cartera y pagó su cubierto, algo que debería ser natural y no tendría que comentarse, pero que les cuento porque no es lo más corriente a esos niveles. Les diré que en las pulpadas y comidas a las que asistí cuando estaba en el PP cada uno se pagaba su cubierto, pero no sé si Rajoy o Feijoo también lo hacían. Esta vez lo vi yo mismo.

Puse una foto en Facebook y no faltó quien trajera a colación aquella desafortunada frase de “muy gallego en el peor de los sentidos”. Obviamente a mí tampoco me hizo especial gracia, pero creo que una frase suelta de hace cinco años y por la que se disculpó reiteradamente no es argumento suficiente para criticar a alguien, sobre todo en una ciudad en la que se sigue tratado de usted a Liñares y se le hacen reverencias allá donde va.

No soy votante de UPyD, aunque Ana hace campaña siempre que puede y hasta quizás me convenza en este mes que queda, pero si algo me transmitió Rosa Díez es la imagen de una persona fuerte y convencida. Está pasando por momentos bajos, como reconoció abiertamente, pero a veces la vida te pone a prueba para luego recompensarte. Y a veces para fastidiarte igualmente.

No le veo a UPyD un brillante futuro como partido, la verdad, pero nunca se sabe y quizás es meritorio reconocerles al menos que parece que han elegido la honra a los barcos y eso no es algo a menospreciar. La mayoría eligen los barcos.

2 comentarios:

  1. El "detalle de genialidad" de poner la camiseta con las reivindicaciones de los servicios del HULA creo que es politizar ese tema. Creo que en otros comentarios no estabas de acuerdo en politizar ese tema, habiendo incluso comentado que habían hecho camisetas rojas que identificabas directamente con la izquierda. Ahora lo hacen con los colores de UPyD y es genial! ¿O me he perdido el tono de ironía?

    ResponderEliminar
  2. La genialidad sus porque les pusieron en el compromiso de ponerse la camiseta, así que lo hicieron pero sin hacerle el juego al PSOE. Han llevado el agua a su molino sin perder el toque reivindicativo.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.