lunes, 2 de mayo de 2016

Noemi Mazoy ha de inaugurar el auditorio de Lugo

Como ya es tradicional, cuando les anuncio un acto que me parece relevante toca a continuación hablarles de cómo fue la cosa. El sábado la soprano Noemi Mazoy nos ofreció un gran concierto, a beneficio de la Pastoral Penitenciaria Lucense y la Asociación Concepción Arenal. La causa, como ya habíamos hablado, colaborar en una casa de acogida para expresidiarios, intentando ayudarles a superar el duro trance de reintegrarse en la sociedad, algo que es difícil pero necesario, por sentido común, incluso por egoísmo si les parece, porque es la única forma de que salgan del círculo vicioso en que muchos están inmersos: delito - cárcel - delito...


El concierto en sí fue maravilloso, como es habitual en Noemi. Desde arias de ópera hasta versiones de canciones actuales como "Castillos en el aire" o el "Aleluya" de Leonard Cohen (les incluyo un enlace al vídeo de esta última canción, aunque ya les advierto que no le hace justicia a la actuación). A pesar de su calidad extraordinaria, la grandeza de Noemi no está en su timbre, por increíble que parezca escuchándola. Una vez más, ha colaborado desinteresadamente con un proyecto solidario demostrando que si su voz es grande, su corazón lo es aún más.

Como es habitual Noemi inundó nuestras almas, nos hizo llorar y reír, cantar y volar, acompañada de su inseparable Valery Zviarzhevich al acordeón, su ahijado Saúl Mazoy como percusionista, el amigo Gerardo Castelo a la guitarra, y la jovencísima y talentosa Paula Rancaño al timón del que en sus manos fue un portentoso chelo.

Si Noemi Mazoy hubiera nacido en Barcelona probablemente media Galicia correría al Palacio de la Ópera de La Coruña a verla pagando costosas entradas, pero como lo extraordinario si es habitual parece ordinario, a veces nos cuesta apreciar lo que tenemos entre nosotros y quizás es el momento de ayudar, colectivamente, a que su carrera reciba un empujón.

Para ello creo que tenemos una ocasión única de demostrarle que la queremos y le agradecemos su generosidad: sin duda alguna Noemi Mazoy ha de ser la cabeza de cartel del concierto inaugural del nuevo Auditorio de Lugo. No solo por ser convecina nuestra y porque su voz está más que sobradamente a la altura, sino porque siempre está a disposición de esta ciudad cuando se le pide colaboración para cualquier proyecto en beneficio de quienes no han tenido suerte. Ya va siendo hora de devolverle el favor. Además, no se me ocurre mejor opción para inaugurar una instalación tan esperada en Lugo como un concierto de la Sinfónica de Galicia con Noemi como estrella.

1 comentario:

  1. me gustó mucho todo cuánto dijiste. añado, si acaso, que que si la ciudadania supiese cuanta gente buena hay en prision...se sorprenderia. la mayoria estan por circunstancias que los demás hemos tenido la suerte sortear. nada mas. y noemi.....es imposible expresar cuanto conmueve escuchar la voz mas bonita del mundo.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.