martes, 3 de marzo de 2020

Otra chapuza: Seis meses para medir tráfico y ni siquera valdrá de gran cosa

A la izquierda la medición de tráfico de Lugo, un sistema bastante rudimentario.
A la derecha, el que usa el Ayuntamiento de Pamplona, un medidor que no solo capta cuántos sino también qué vehículos pasan por cada lugar en cada momento. Sin arcilla no podemos hacer ladrillos.
Que la pachorra es la marca de la casa en Lugo ya lo sabemos todos. Lo que se tarda aquí en hacer cualquier cosa debería ser inasumible, pero es ya casi una norma no escrita que tardemos largos meses o años en completar cuestiones que en otras ciudades se terminan en semanas.

La última muestra la vemos hoy mismo con el anuncio que recoge la prensa de nuestros concejales encargados del tema del tráfico, dos personas que me caen muy bien pero a las que no queda otra que dar un tirón de orejas porque no acaban de mover el culo, perdonen la expresión.

Hace seis meses Rubén Arroxo y Alex Pernas anunciaban a bombo y platillo que se harían mediciones del flujo de tráfico en el cruce de la Ronda de la Muralla con la Avenida de la Coruña para poder estudiar las medidas a tomar en ese punto. Hoy, medio año más tarde, anuncian que se hará lo propio en la zona de la Mosquera… La pregunta obvia es ¿no sería más lógico hacer todo al mismo tiempo o, al menos, consecutivamente?

Uno ve lo que hacen en otras ciudades y acudiendo a San Google ve que en Pamplona, por ejemplo, se toman este tema más en serio. Allí no solo es que midan el tráfico en toda la zona al mismo tiempo, lo que es lo lógico porque si uno toma datos del rodaje de septiembre con el de marzo en el mismo punto ser va a encontrar diferencias, lo que hace que los datos que se obtengan ahora de dos sitios diferentes no sean comparables, así que las mediciones valen para lo que valen, es decir, para poco.

Como les decía en Pamplona no solo miden cuántos vehículos pasan, sino cuales, ya que leen las matrículas. Así saben si son camiones, furgonetas, autobuses, turismos, motos e incluso cuentan los que no tienen placa como bicicletas y patinetes. Así es como se trabaja. Así es como se hacen las cosas.

En Lugo, sin embargo, nos vamos a algo más pedestre. Unas tiras en el suelo para detectar los pasos de las ruedas de los coches y listo. Si luego todo es un desastre porque no distinguimos entre los diferentes tipos de vehículos y las necesidades de cada cual da lo mismo, ya gastaremos dinero público otra vez en corregir la chapuza de ahora.

Y así todo.

Seis meses han pasado entre las noticias. Ya ven el gran avance... Espero que al menos no nos pongan excusas cutres como "es que estábamos analizando los datos" porque sería de chiste.

3 comentarios:

  1. Esos aforadores de tráfico que está usando el concello distinguen entre vehículos pesados y ligeros.

    ResponderEliminar
  2. Supongo que no es muy políticamente correcto lo que voy a decir, pero me pregunto si la desaparición de la ORA y la dificultad de acceso al centro no tendrán también algo que ver en su declive comercial.
    Para la gente de los alrededores es más sencillo, cómodo y barato acudir a Las Termas o Carrefour y no se complican la vida.

    ResponderEliminar
  3. Como bien han comentado antes que yo estos adoradores de tráfico que está usando el concello distinguen entre vehículos pesados y ligeros, e incluso pueden medir velocidades de paso y registrar el tipo de vehículos según la presión ejercida y el tiempo transcurrido entre cada impacto.
    En cuanto a que coincidan o no en el tiempo con otros aforos da exactamente igual,puesto que mediante la aplicación de los correspondientes coeficientes de estacionalidad, nocturnidad y días festivos se pueden comparar sin ningún problema los datos obtenidos en agosto con los de marzo o los de días laborables con los de fin de semana. De esta forma se obtienen resultados tan válidos como si fuesen aforos simultáneos, y además comparando los datos se consigue información de ambos puntos en las diferentes épocas del año, mientras que de haber sido simultáneos solamente se conocerían datos de una época del año para ambos o habría que hacer el doble de aforos y supondrían un mayor gasto.
    En resumen, veo en este artículo una crítica un poco vacía y realizada desde un acusado desconocimiento de la materia y de todo lo relacionado con los estudios de tráfico. Estoy seguro de que hay otras muchas cosas que recriminarle a nuestros concejales encargados de tráfico, de hecho se me ocurren varias, pero en este tema creo que no están actuando mal.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.