miércoles, 1 de diciembre de 2010

Lucha de clases televisiva

Esta noche hay otro programa de tele de esos de ricos. Están de moda los espacios para poner los dientes largos al populacho (es decir, nosotros) y de paso cabrearnos a todos con los muchimillonarios que lucen sus cuentas bancarias, casas, coches, barcos y demás.

Curiosamente, quienes hacen más caja con estos programas son las teles “progres”, tipo Cuatro y la Sexta. Las que en el telediario ponen verdes a las empresas y empresarios, bancos y banqueros, capitales y capitalistas son los que luego más se regodean en la envidia malsana hacia gente que tiene un tren de vida que el común de los mortales ni siquiera sueña.

Carmen Lomana Sin embargo, los ricos que sacan son bastante frikis en general. De lo que yo he visto sólo se salva Carmen Lomana, que me parece una mujer inteligente que se está cachondeando de quienes pretenden reírse de ella con sus “working class” y su “cash”. Los demás millonarios son más para dar asquete que otra cosa: prepotentes, super ideales de la muerte pero en el mal sentido, alejados de la realidad… Además son programas sexistas que nos hablan de “mujeres ricas” por ejemplo que nunca han movido un dedo. Debería llamarse “mujeres de hombres ricos”. A ellos se les ve a ratitos porque están muy ocupados ganando el dinero que su señora esposa luego se encarga de dilapidar en chorradas y en enseñar por la tele. ¿Acaso no hay hija boba mujeres en España que se hayan hecho ricas por sus medios? ¿O es que acaso eso no vende porque lo que mola es poner verdes a los pudientes para alimentar la “lucha de clases”? Francamente, creo que por ahí van los tiros. Entienden su labor de teles “progres” enseñando a gente que lo único que hace es dar mala fama a los adinerados.

Personalmente no conozco a mucha gente rica, pero la poca que tengo el placer de tratar no se ve reflejada en esos programas. Tal vez porque normalmente son personas que se lo han ganado trabajando o que lo ha heredado y están acostumbrados a tener todo ese dinero y se les nota menos. Estoy pensando particularmente en una señora, que encima tiene título nobiliario de los buenos, de los que se heredan, y que es la persona más sencilla, elegante y discreta que conozco. Nada que ver con las bobas que salen en la tele diciendo que "alquilar una limusina no es tan caro, sólo son 750 euros por cuatro horas”.

Hay tontos en todas las clases sociales y estratos económicos. Si quieres hacer un programa de “mujeres pobres” y ponerlas verdes también se puede, en serio. Los ricos no sólo también lloran, sino que hasta ríen, sudan, comen y lo más sorprendente de todo: los hay majos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.