viernes, 15 de noviembre de 2013

Pesadilla Navideña

El cachondeo generalizado en España es algo muy nuestro. Estamos a la que salta en este país, que ha hecho chistes de las mayores desgracias de las que tenemos memoria, salvo el 11-M que sería mucho hasta para nosotros. Pero lo demás ha sido objeto de escarnio: las niñas de Alcásser, el asesinato de Miguel Ángel Blanco, la desgracia de Biescas, los defectos físicos de nuestros famosos… Es algo muy típico, e incluso ya en la Edad Media los cancioneros y chascarrillos incluían ridiculizar a los de arriba, quizás porque era de lo poco que se podía hacer como rebelión.

Pues con ese acervo cultural tan arraigado, sólo puedo hacerme una pregunta: ¿Quién ha sido el lumbrera que ha parido el anuncio de la lotería de Navidad de este año? ¿Acaso tiene algo contra la pobre Montserrat Caballé para hacerle parecer la abuela de Chucky, el muñeco diabólico? ¿A Marta Sánchez no le llegaba con hacer el ridículo en Tu Cara Me Suena que ahora también nos hace reír en los intermedios de otros programas? ¿Raphael aspira a ser el protagonista de las pesadillas de los niños como el nuevo Scrooge?

Curiosamente los que se salvan son Bustamante, que me caía fatal pero al que guardo un respeto porque a mi abuela le encantaba, y la Niña Pastori. Son dos de cinco, así que mal.

No ha faltado, evidentemente, el comentario generalizado que se viene a resumir en un “¿pero qué coño es esto?”. Si pretendían que así compráramos lotería lo llevan crudo, porque lo único que provocan es que compremos rifles y víveres para la invasión de los muertos vivientes que parecen anunciar para nochebuena.

Es la manía de querer arreglar algo que no está roto. La Lotería había conseguido tener un anuncio que se había colado en nuestra imaginería nacional como algo propio de la época. “El Calvo de la Lotería” entró a formar parte del selecto, reducido y envidiado club de anuncios que marcan colectivamente nuestras fiestas como el de El Almendro o las Muñecas de Famosa. Cargarse ese capitalazo publicitario por hacerse el original son ganas de hacer el idiota, y encima para hacer esto.

En cuanto a la música, qué quieren que les diga. Anda que no hay en España villancicos a punta pala para versionar que se tienen que ir a una canción compuesta para Elvis para destrozarla con un pavisoso “aquí está la Navidad” compuesto para “quinteto de zombis y orquesta”. Se podían haber dejado convencer por Raphael y versionar “El tamborilero”, que creo que es una de las canciones más propias de la época y más fácilmente versionables. Mejor eso que dejar al pobre hombre acabar el anuncio con una especie de amenaza velada.

Que vuelva el calvo, y que vuelva la música de Doctor Zhivago, que vale que no es un villancico pero ya la teníamos interiorizada y a la mitad de la población no le sonaba de nada. Para una vez que aciertan de pleno, van y lo cambian.

Hay aquella frase que decía que lo bueno es que hablen de ti, aunque sea mal. No lo creo. La Lotería ya es conocida en todo el universo (es decir, en España) sin necesidad de hacer el ridículo. Y lo han hecho, vaya si lo han hecho.

2 comentarios:

  1. Tenemos una buena noticia: el calvo ha vuelto! Y lo ha hecho para recordarnos la importancia de otros números que también están en juego.
    Puedes ver el vídeo aquí: www.otrosnumeros.org
    Espero que os guste!

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.