lunes, 24 de febrero de 2014

Buses desnudos

Empezaría diciendo que “ya nos cuesta dinero” la incompetencia de algunos, pero la verdad es que sería un poco absurdo poner eso cuando nos estamos enterando de las barbaridades que se han desviado a las cuentas privadas de algunos, provenientes de esas monedas que metemos en las máquinas de la ORA, por poner un ejemplo en que todos pensamos.

Pero hoy no les voy a hablar de chanchullos. Bueno, corrijo, no me voy a centrar en el aspecto corrupto de los chanchullos, sino que les voy a explicar por qué la falta de trabajo de nuestro querido gobierno local hace que estemos perdiendo 6.000 euros al mes de nuestro dinero. Ya sé que es poca cosa, frente a las cifras mareantes de las que les suelo hablar (por insistir, los más de 700.000 euros de la cafetería del parque, los más de 900.000 del centro ese de energías del Ceao, los 2.000.000 de la fábrica de la luz, los 10.000.000 del MIHL…), pero como decía mi abuelo “para gastar duros hay que ahorrar pesetas”.

La Voz de Galicia de hoy
Desde ayer los autobuses de Lugo circulan sin publicidad. Esto, que podría ser algo positivo (francamente, me marea tanto anuncio en todas partes) no lo es porque no se debe a una decisión que nuestros gobernantes hayan tomado en aras de la estética gracias a que nos sobra el dinero… no… se debe a que el contrato venció y no se renovó.

Se dirán ustedes “pues ole por el ayuntamiento, que hace cumplir las normas y no permite que ni siquiera la empresa de un buen amigo del Alcalde (el señor Liñares) se lucre de un contrato vencido”, cosa con la que estaría de acuerdo si no fuera porque el contrato venció el 18 de mayo del 2013, hace 9 meses, lo que dura un embarazo. 9 meses a 6.000 euros al mes son, si mis matemáticas no me fallan, 54.000 euros que hemos perdido, más lo que dejemos de ganar a partir de ahora.

La agilidad felina de Orozco y sus muchachos les llevó a requerir a la empresa el 8 de mayo, a 10 días del vencimiento del plazo, y ante la falta de respuesta insistieron con la rapidez del rayo el 7 de agosto y el 16 de octubre. Ni puñetero caso. Pero por fin este fin de semana se sacan los anuncios.

Imagino que ustedes tendrán algún encontronazo administrativo con el Ayuntamiento en algún momento de su vida, pues ya saben, esperen 9 meses para hacer los pagos porque les requerirán tres veces, como las que Pedro negó a Jesucristo (y aun así sigue siendo considerado santo, así que ustedes no van a ser menos), a no ser que a ustedes no les traten igual de bien (presuntamente, por supuesto) que a la empresa del amigo del Alcalde, el señor Liñares.

Lo normal sería que el Ayuntamiento, unos meses antes de finalizar la concesión, planificara un nuevo concurso público para adjudicar la publicidad a una empresa, que podría ser la misma aunque ahora no sería tan fácil porque Liñares, el amigo del Alcalde (¿lo había mencionado?), presumiblemente no presidiría el tema, como hizo la vez anterior para adjudicar el contrato a su propia empresa.

Pero esto es Lugo. Aquí las normas de la lógica y del sentido común brillan por su ausencia. Aquí vemos que un Ayuntamiento con ventanas blancas y puerta de madera prohíbe a los particulares tener ventanas blancas con puerta de madera. ¿Por qué no íbamos a tener los autobuses circulando sin publicidad por la enésima desidia municipal? Pero no duden que saldrá alguien del Ayuntamiento a decir que “sin publicidad los buses están más bonitos”, porque en eso son unos artistas, en hacer de la necesidad virtud y vender humo a precio de salmón noruego. Y les ha funcionado un montón de años.

1 comentario:

  1. Que raro, a mi una vez me metieron una factura de agua de 15.000€ (por el mes de agosto, no es que les debiese de antes) y antes de contestar a mi reclamación (por mis tubos no pueden pasar 8 millones de litros de agua en 30 días, cosas de la física) ya me habían embargado. Será que tengo cara de mala persona...

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.