jueves, 20 de agosto de 2015

Volverán las oscuras banderolas

Volverán las oscuras banderolas, en tu balcón sus gritos a colgar, y otra vez el voto a tus cristales, jugando, pedirán.

¡No me digan que ya tenemos hemodinámica 24 horas, radioterapia y medicina nuclear! ¿Ah no? ¡Pero si no hay manifestaciones, ni protestas, ni notas de prensa, ni menciones en los medios, ni largas parrafadas en Facebook, ni campañas de ningún tipo! ¿Cómo dicen? ¿Que ahora no toca? ¡Ah, claro, no hay elecciones!

Esta especie de “pax romana” que se ha instaurado en nuestra ciudad durará lo que tarde Rajoy en decidir la fecha de las próximas elecciones generales. Entonces la preocupación volverá a instaurarse en nuestras conciencias, vía asociaciones subvencionadas generosamente para ello, y no descartemos una nueva manifestación, aunque quizás todo ello menos cargado de bombo porque no podrá ser adecuadamente compensados debido a los cambios del colorido de algún edificio público.

La Manifestación - Foto de El Progreso
Estoy deseando que se convoque otra manifa, porque tengo mucha curiosidad por ver si el despliegue de medios es el mismo. Dicen las malas lenguas que de las imprentas de alguna institución (provincial, para más datos) salió mucho del material que se distribuyó en la campaña electoral, perdón, reivindicativa (no sé en qué estaba yo pensando). Siguiendo el sagrado principio de la presunción de inocencia pongo en barbecho esta afirmación y la cito como un “díxome díxome” de dudosa credibilidad, a efectos de cotilleo.

Una vez más he de recordar a los malpensados, que son legión, que siempre he defendido el tema de los servicios para el HULA, incluso ahora que no hay cita electoral de por medio, pero al igual que con otras reivindicaciones justas como el “no a la guerra” (¿quién puede estar a favor de ella?) o “nunca máis” me molesta el uso torticero y partidista que se hace.

La torpeza del PP en este asunto, que llevó el tema de la peor forma posible, hizo que muchos de los 7.700 votos que perdió en las municipales se puedan explicar por este tema, aunque por supuesto no en exclusiva. Ahora que se acercan las generales, los viejos cañones de artillería volverán a disparar contra las gaviotas (lo que demonios sea el bicho ese del logotipo, que por lo visto no es lo que todos creemos que es) y probablemente por pocas que liquiden, alguna caerá.

Lo del trabajo lento y silencioso es muy bonito pero poco práctico. Cuando te enfrentas a un problema como este, es imposible contrarrestarlo con un clamoroso silencio, y mucho menos con las reiteradas meteduras de pata sobre un asunto tan serio como la supervivencia de los lucenses. Se hablaba de un informe técnico. ¿Se ha hecho? ¿A qué esperamos? No me digan que están recopilando datos, porque no me creo que no les valgan los de las décadas anteriores, que lo de apuntar las cosas se viene haciendo desde hace ya una temporada considerable.

Pero todo esto ahora no está sobre la mesa, porque no toca. Igual que cuando Besteiro se ofreció a financiar la hemodinámica de 24 horas a un mes de las municipales después de haber ignorado tal posibilidad durante tres años, porque sería más rentable en las urnas (y lo fue, aunque no lo suficiente). Es cuestión de oportunidad, y todos esos prohombres tan preocupados por la salud de todos los vecinos de Lugo ahora están de relax, que es un coñazo sacar las pancartas todos los días, y más cuando no hay compensación a la vista.

Lo dicho, en cuanto se convoquen las generales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.