jueves, 28 de julio de 2016

Un año sin O.R.A.... ni puñetera falta que hace

Mañana, 29 de julio, se cumple un año desde que la alcaldesa de Lugo tomó la sabia decisión de suspender el servicio de la O.R.A. en la ciudad.

Tras ríos de tinta en que se explicaban las llamativas condiciones de la concesión, cuyo contrato estaba suspendido por sentencia judicial desde mayo de 2011, y con una de esas eternas investigaciones judiciales en marcha (de las que luego quedan en nada en tantas ocasiones), Lara Méndez tomó una decisión valiente que su antecesor no tuvo el cuajo de asumir: suspender el servicio y acabar con los jugosos y discutibles ingresos de la empresa tras la resolución en que Su Señoría dictaminó que el contrato no era acorde a la legalidad.

Supuestamente el tema se decidió para 8 meses, pero ha pasado ya un año y seguimos igual. De hecho estamos mejor. Los lucenses pueden aparcar en la calle sin que se les aplique un “repago” (recordemos que el impuesto de circulación ya está para sangrarnos anualmente por nuestros vehículos) y personalmente yo no he detectado grandes quebraderos de cabeza, y eso que vivo en una zona donde aparcar es una odisea por el gran movimiento que hay. Ya lo era con la O.R.A. y lo sigue siendo igual sin ella.

Por supuesto hay zonas donde hay problemas para aparcar. Por ejemplo el entorno de los edificios administrativos, juzgados y demás entidades a las que hay que ir “sí o sí” es un caos. También lo son las calles en que se ubican colegios a la hora de entrar y salir los críos. Sin embargo son problemas puntuales que se pueden resolver puntualmente. Es decir, que se pueden establecer zonas de estacionamiento limitado en la calle de Don Luis Cordeiro (la placa apea el tratamiento pero para mí siempre será Don Luis) por las mañanas mientras hay problemas para dejar el coche diez minutos mientras se presenta un papel en la Xunta pero eso no implica que haya que pagar por aparcar en Río Sil.

También hay sistemas que aliviarían el tráfico, como el de organizar el lío que se monta frente a los colegios desde que a los niños aparentemente les puede dar un patatús si andan más de 100 metros, por lo que los papás y mamás no tienen más opción que pararse en medio y medio de los carriles de tráfico para recoger a sus criaturas. Me pregunto cómo pudimos sobrevivir nosotros, que íbamos andando (y solos) al cole todos los días desde que tengo memoria.

Lugo no tiene O.R.A. ni puñetera falta que le hace. Calificaba al principio de sabia la decisión de su suspensión, pero como les decía ayer a nuestro Gobierno Municipal le falta dar un paso más, atreverse a seguir la senda que sus propios actos dicta, y tener la valentía de decir “no, aquí no volverá a haber que pagar por aparcar en la calle”. Pero no lo hacen, se han quedado a medias en un extraño limbo en que no se sabe muy bien qué va a pasar.

Reunión sobre la O.R.A.
Por una parte la Ordenanza Reguladora de Aparcamientos sigue en vigor, con lo que se incumple pero sin mayores explicaciones. Por otra, el nuevo proyecto que suponía extender la O.R.A. a medio Lugo y, encima, limitar a dos horas el aparcamiento sería un disparate mayúsculo en nuestra ciudad. Esto se planteó en una reunión en que algunas asociaciones, contra toda lógica, respaldaban esa postura tan surrealista.
Estamos en esos puntos medios en que se tiene a todos en vilo esperando la fumata blanca en que se nos informe de qué han decidido nuestros sabios próceres, y mientras tanto la ciudad sobrevive sin mayores desgracias a la inexistencia de los parquímetros.

La indecisión tiene además un efecto colateral negativo, que es el tema del personal que trabajaba en este asunto. En este tema no debo extenderme demasiado pero simplemente indicar que es muy injusto que esta gente lleve un año esperando saber qué va a ser de su futuro. Una decisión firme permitiría al menos aclarar su situación y que la empresa les indemnice, pero en este momento muchos ya agotaron el paro y siguen esperando a ver qué pasa con sus trabajos.

Y así seguiremos, previsiblemente.

6 comentarios:

  1. Discrepo. Creo que es absolutamente necesaria. Hay problemas para aparcar en todas partes y a todas horas. Hay que pensar en la gente que vive alejada del centro y que necesita coche para moverse. Prefiero disponer de aparcamiento pagando una pequeña cantidad y por tiempo limitado que tener que usar un aparcamiento que es mucho más incómodo y caro y no disponible en toda la ciudad.Es lamentable la inacción del gobierno municipal en este sentido.

    ResponderEliminar
  2. Pienso que si que es necesaria. La gente de la ciudad que estaba pagando por una plaza de garaje mucha lo ha dejado de hacer y queda el coche todo el dia estacionado, entonces la genre que vamos de las afueras areglar in papel o hacer alguna cosa puntual no tenemos donde aparcar tienes que caerte en los subterraneos y por 20 minutos pagas un euro y antes areglabas con menos de la mitad.

    ResponderEliminar
  3. Eu desde que a quitaron non son capaz de aparcar no que son as cercanias do centro (por exemplo a rúa detrás da estación de buses), cando antes era normal encontrar un hoco con bastante facilidade. Pero ahora é imposibel, a xente deixa os coches na zona azul indefinidamente e eu non vexo maís remedio que ir ó parking máis cercano a que me sablen.

    ResponderEliminar
  4. No me caso persoal ahora cada vez que vou ó centro teño que buscar un parking. Donde antes era posible pagar una pequena cantidade por aparcar e deixar o coche para facer un recado ou un papeleo ahora so queda ver como as rúas están ateigadas de coches que non se moven en todo o día. É completamente imposible atopar sitio donde aparcar en certos lugares polo cal entendo que algo estará mal se antes era posible (e bastante facil)

    ResponderEliminar
  5. Discrepo, nunca pensé que hecharia tanto de menos la ora!!!

    ResponderEliminar
  6. Es un calvario aparcar en Lugo desde que suprimieron la ora.... en la calle no hay sitio porque los coches no se mueven y en el parking, aparte de que muchos tienen plazas minúsculas, te timan.... igual deberían poner tranvía y hacer algo en este gobierno

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.