miércoles, 2 de noviembre de 2016

Turismo en Toledo, mucho que aprender


Toledo de noche
Entradas gratuitas a los museos “pequeños”, reducidas a los “grandes” dependiendo del día y la hora, libre para algunos de los principales atractivos de la ciudad, innumerables empresas que se dedican a realizar visitas guiadas, limpieza extraordinaria, iluminación cuidada, al menos cuatro oficinas de turismo situadas donde se ven, escaleras mecánicas para salvar grandes desniveles... Eso es Toledo para el turista.

Este puente nos hemos cogido los bártulos y nos hemos acercado a la que llaman “la ciudad de las tres culturas” (cristiana, musulmana y judía) y hemos podido acceder, y encima gratuitamente, a museos como el del Greco, la Sinagoga del Tránsito, el Alcázar... todas ellas instalaciones impresionantes que tienen días en que el acceso es libre. En otras pagas entrada, y la pagas con gusto porque hay que ver cómo tienen todo, en estado de revista.

No conocía Toledo, era una de esas lagunas que me quedaban por visitar en nuestro propio país, y me ha impresionado tanto la ciudad en sí misma como lo bien organizada que la tienen. Detalles como tener abiertas las principales atracciones y oficinas de turismo incluso en domingo o festivos son importantes cuando estás en una ciudad que no conoces y necesitas que te orienten.

Web oficial de turismo de Toledo
Obviamente no pude menos que contraponer lo visto allí con lo que vivimos en Lugo y cómo recibimos al turista. Por ejemplo, allí antes de llegar ya puedes echar un vistazo a su completa y bien diseñada página web (www.toledo-turismo.com) mientras la de Lugo (www.lugoturismo.com) sigue redirigiéndote a la web municipal a pesar de los enormes gastos en ella que se han realizado. Menos mal que está la genérica de la Xunta (www.turismo.gal/lugo) y la iniciativa privada, que en páginas como www.turismolugo.info (que manda narices que sea de una empresa de Pontevedra) se demuestra que si se quiere, se puede y supongo que por una fracción de lo pagado por nuestros munícipes. 
 
Web de turismo de la Xunta
Web de inciativa privada
Por supuesto cuentan con una APP que funciona y varias oficinas de turismo situadas en puntos estratégicos: en el bajo del Ayuntamiento que está frente a la Catedral, en la plaza de Zocodover (plaza principal de Toledo), en las entradas que usan mayoritariamente los visitantes desde los aparcamientos disuasorios... Cositas que marca el sentido común pero que en Lugo siguen siendo tareas pendientes.

Aprovechan espacios, además, de forma inteligente. Por ejemplo en las termas romanas (que es una salita comparable a las nuestras de los mosaicos o la de San Roque) tienen montada una pequeña oficina para utilizar recursos, y ¡fíjense qué inteligencia! han puesto un cartelón en la puerta para que se vea dónde está. Aquí medio Lugo pasa a diario por delante de la Casa de los Mosaicos sin saber que está allí.

Un punto de información turística perfecto y barato
El Ayuntamiento de Lugo no tiene una política razonable respecto al turismo. Por ejemplo, ahora que el quiosco de la plaza de España lleva años vacío no me digan que no sería lógico utilizar ese espacio para poner una oficina de turismo, al menos mientras no se reasigna para ejercer su función.

Tener dos oficinas de turismo una a cincuenta metros de la otra y en lugares más o menos escondidos (la del Ayuntamiento en unos soportales de escasa visibilidad, y la de la Xunta peor situada todavía) es una torpeza mayúscula. ¿Por qué están ahí? Por política. La de la Xunta se puso para dar visibilidad a un barrio en que se estaban haciendo inversiones multimillonarias, y la del Ayuntamiento por una polémica que hubo hace veinte años sobre la casa donde está ubicada, que estuvo apuntalada bastante tiempo. Y así llegamos a la situación actual.

En la estación de autobuses no hay ningún tipo de información y en la de ferrocarril, por no haber, no hay ni trenes. En Santo Domingo, uno de los principales puntos de paso de los turistas que usan los aparcamientos de la propia plaza, de la del Ferrol o de la calle del Teatro, tampoco sería descabellado tener algún tipo de información.

Ahora nos dicen que van a cobrar por entrar en el MIHL. No hay para pan y gastamos en estampas. Eso de comportarse como si hubiera colas en los museos es una tontería, porque lo único que van a lograr es espantar a los pocos visitantes que hay actualmente.

Eso sí, la actividad de cachondeo en el cementerio que no falte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.