jueves, 29 de noviembre de 2018

Los cuatro errores básicos de la propuesta de Ciudadanos (sobre prohibir perros en la Muralla)

Una persona pesando con su perro tranquilamente junto a un "regalito" que un incívico dejó ahí tirado.
Foto: La Voz de Galicia
La propuesta de Ciudadanos de vedar el acceso de mascotas a la Muralla de Lugo ha levantado, nuevamente, una polvareda inexplicable en una ciudad en que se ve que no hay cosas más importantes a las que dedicar el tiempo.

El discurso del partido naranja ha abierto viejas heridas que parecía que iban cerrando de la anterior ocasión en que propusieron cuestiones de ese cariz y que, ante la oleada de críticas que recibieron, intentaron compensar planteando que las mascotas puedan subir al bus urbano y cosas así. Una de cal y otra de arena.

El problema es que lo único que logran es encabronar a los dos bandos: al que tiene perro (o simplemente, comprende la libertad de su propietario de pasear por la Muralla con su mascota) porque le estás atacando y al que no le gustan porque las “medidas compensatorias” hacen que piense mal de ti.

Este asunto presenta una serie de errores de manual que, tras tres años y pico de vida municipal en la oposición, ya no se pueden explicar por bisoñez. Uno es novato durante unos meses, no durante años, y si ese es el ritmo de evolución del grupo malas vibraciones nos ofrece en un supuesto gobierno de la ciudad. Se pasarían el primer mandato “aprendiendo” y eso no es lo que Lugo necesita a día de hoy. Veamos los que considero los cuatro errores letales de esta propuesta:



Error conceptual:

Basar la explicación de las medidas propuestas en comparar la Muralla con la Catedral es una salida de pata de banco, y nadie me hará pensar lo contrario al menos hasta que vea a gente trotando por el altar mayor en chándal, cosa que confío en que no suceda jamás.

Hay muchos Patrimonios de la Humanidad que permiten el acceso a perros. El Camino de Santiago, los múltiples cascos históricos declarados con la máxima distinción de la UNESCO y supongo que nadie pretenderá aplicar la misma lógica a esas ciudades.

Uno de los más grandes valores de la Muralla es su integración en la ciudad, en la vida diaria de los lucenses, en ser lugar de paseo, de encuentro, de unión y de desarrollo de la rutina cotidiana. Confundir su importancia monumental con ponerle una urna de cristal es un grave error.


Error proporcional:

A nadie le gusta ver cacas en la Muralla, a mí tampoco como es evidente, pero la propuesta de eliminar a los perros del adarve para solventar la cuestión es igual de ridícula que si cerramos al tráfico la A6 porque hay quien se pasa del límite de velocidad, una chorrada.

Lo que tiene que haber es sanciones duras para el guarro que deja los "regalitos" de su perro en la Muralla, pero cuidado, iguales que para quien las deja en calles, plazas, parques infantiles o portales. Todo es igual de grave, ya que por muy Patrimonio de la Humanidad que sea, la Muralla no es más importante en este sentido que una zona escolar. La sanidad, la higiene y el sentido común nos dicen que no se puede tolerar esa porquería, y la propuesta de Ciudadanos adolece de una radicalidad inasumible, basada en la inoperancia de la policía local de Lugo (ese es el problema real) y una desidia tremenda a la hora de atajar esta cuestión.


Error ideológico:

Ciudadanos asegura ser liberal, pero esta medida tiene poco encaje en esa ideología basada principalmente en el respeto a los derechos individuales y también en la asunción de responsabilidades derivadas de esos derechos. Quien tiene derecho a subir a la Muralla no es mi perro, sino yo a subir con mi perro, que no es lo mismo, del mismo modo que la mascota no tiene responsabilidades porque soy yo quien las asume.


Error político:

Es el peor de todos si tenemos en cuenta de quién viene la propuesta, de un partido que pretende aumentar su representación en Mayo.

Atacar a los propietarios de mascotas al día siguiente de que se haga público que hay más perros que niños en Lugo es un error de manual. Aunque solo sea por captar el voto de sus propietarios, que se extienden por todos los estratos sociales, zonas de la ciudad y demás clasificaciones que quieran ustedes hacer, es una torpeza difícil de explicar disparar contra un grupo tan nutrido de votantes.

Como no corrijan este tipo de errores... mal te veo Galileo...

4 comentarios:

  1. Señor Latorre me sorprende y agrada este articulo por sus argumentos y su independencia que me ha sorprendido porque pense que estaba usted en Ciudadanos. Le felicito honradamente.

    ResponderEliminar
  2. Hai cousa dun mes estiven por Berlín, e aínda que a xente paseaba cos cans como en calquer lado, non fun quen de atopar unha caca en toda a cidade. Foi chegar a Lugo e entre a estación de bus e casa, a un minuto, dous regalitos no medio e medio. Realmente nesta cidade temos un problema de civismo importante con estas cousas. Unha mágoa ver que hai tantos "debates" por este motivo que só rematan en xente sabiamente afirmando que é culpa do dono, non do can (que moi ben, pero xa se sabía e non aporta nada), outros dicindo "pero y los señores que mean en la calle qué" (que parece un contraargumento cando é falar doutro problema que non ten moito que ver co civismo dos donos, se non coa falta do mesmo por parte doutro grupo de individuos) ou tirarse pedras, mentres ninguén fai nada relevante. E se fan, xa vemos por onde van. Simpatizo tanto con esta proposta como co partido (nada), e dada a súa relevancia electoral quedará en nada (que igualmente no Concello parece a política máis común).

    ResponderEliminar
  3. Señor Latorre, la culpa de los regalitos en la muralla es por la inoperancia de la policia local?? No sera un tema de educacion de los dueños de perros?? No ha habido una manifestacion de lugo sen mordazas en la que critican que las denuncias las realice la policia local, y todos tan felices con que no se tramite la ordenanza mordaza. Queremos represion o educacion?? Y otra cuestion, tu crees k si un dueño de un perro ve a la policia no va a recoger el regalito??
    EDUCACION y si queremos represion, ya sabe, usted como presidente de una importante asociacion diga a la jefa de la policia, que quiere a 25 policias paseando por el adarve 24 horas al dia

    ResponderEliminar
  4. C's se dice liberal desde hace unos meses. El semestre anterior se declaraba socialdemócrata y vaya usted a saber qué ideología abraza próximamente.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.