viernes, 4 de enero de 2019

La inaceptable subida real de los subterráneos es del 11%

En enero de 2017 se anunciaba la ampliación de plazas. En marzo de 2018 se decía que estarían después del verano.
Por ahora solo se nos suben los precios. Foto: El Progreso

Publicaba ayer El Progreso la subida aprobada por el Gobierno municipal de los precios públicos de los aparcamientos subterráneos, que pasan de costar 1,75€ la primera hora a 2,05€ y de 3,25€ las dos primeras a 3,85€ lo que supone subidas del 17% y del 18% respectivamente. Es incomprensible, sobre todo cuando se aplican las ventajas para la empresa concesionaria, que ganará más dinero, pero no las obligaciones que se suponía que venían aparejadas, siendo la más obvia la ampliación del espacio asignado a cada plaza con el famoso “2x3” que supondría actualizar los espacios a los vehículos actuales y era una firme promesa de la alcaldesa.

Con esta subida se incumplen, de un plumazo, dos anuncios de Lara Méndez: no se han ampliado las plazas, cosa que anunciaba en enero de 2017 y concretaba en marzo de 2018 para “finales de verano” del año pasado, y que su compromiso de “mantener las tarifas”. Dos de dos.

Subir los aparcamientos un 17% es una barbaridad, sobre todo si tenemos en cuenta que la última revisión de precios que se hizo a la concesionaria es de enero del 2015, hace cuatro años exactamente. El IPC acumulado de ese periodo supone poco más del 6%, pero la empresa podrá cobrarnos bastante más, aumentando su margen un 11%, lo que está totalmente injustificado al tratarse de aparcamientos públicos, de concesión municipal.

Es peculiar que mientras el Ayuntamiento sube espectacularmente esos precios exija a la Xunta que haga gratuito el del HULA con el argumento de que está en terrenos públicos. Los de Santo Domingo, Constitución y Ferrol también y eso no impide que nos claven un 11% más en el precio de lo que se justificaría con la actualización del IPC con la venia y la autorización expresa del Gobierno Local.

De nuevo se perjudica al casco histórico sin que se reciba nada a cambio, porque no sabemos si hay contrapartida por esa espectacular subida de precios.

Artículo publicado en El Progreso del 4 de enero de 2019

2 comentarios:

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.