lunes, 27 de mayo de 2019

Enhorabuena a los premiados

El Ayuntamiento de Lugo, igual preo diferente
Mi sensación es que el único que ayer durmió realmente bien fue Rubén Arroxo. Es el vencedor de la noche electoral, en que también gana Lara Méndez pero que pierde la posibilidad de mantener un gobierno monocolor (cosa que a nadie le hace demasiada ilusión), gana Ramón Carballo pero en principio no logra el sillón de la Alcaldía y gana Olga Louzao pero solo mantiene la representación en lugar de incrementarla como parecía de libro.

Yo no contaba con este resultado, porque esperaba una caída del PP y una subida equivalente de Ciudadanos, aunque sí daba por sentado el bipartito PSOE/BNG, ya que era lo que apuntaban no solo las encuestas sino el ambiente de la calle. Afortunadamente los extremos no tienen reprsentación ni por la derecha ni por la izquierda.

Los cuatro partidos a los que los lucenses han otorgado en el Ayuntamiento tienen por delante diferentes desafíos.

El PP tiene que intentar cambiar de estrategia de oposición, por mucho que crean que les ha ido razonablemente bien por subir un concejal cuando todos dábamos por sentado que si se mantenían era por un milagro. Si han subido no es porque hayan incrementado votos, ni siquiera porcentajes, sino por la fragmentación de los demás partidos. El reparto de sillas es lo que tiene y el craso error de Lugonovo, ACE y Podemos de ir por separado ha obrado el prodigio. Los votos perdidos que se fueron a formaciones como VOX o FLI le han arrebatado a Ramón la posibilidad de ser alcalde, con lo que la paradoja se repite.

El PSOE presumiblemente tendrá que compartir gobierno con el BNG y Lara se enfrenta al desafío de demostrar que puede ser la alcaldesa que Lugo necesita ahora que no tendrá la excusa de que el Pleno no apoya sus cuentas o que no le permiten ejercer su función. Confío en que tenga razón por el bien de nuestro Lugo y que realmente sea la persona que todos pensamos que sería hace cuatro años. Ahora tendrá su propio equipo, su propio programa y gente de su confianza, al menos en la parte del gobierno que le toque gestionar. Para ella es un éxito tener tantas papeletas (casi todas) para mantenerse en el puesto.

El BNG ha de probar que no solo le va bien en la oposición, como es tradicional en esta formación, y que puede convertirse en una opción seria de encabezar un gobierno. Ha de lograr transmitir que si se mejoran las cosas en Lugo en los próximos cuatro años será gracias a su entrada, y tiene la difícil tarea de conseguir un equilibrio entre sus lícitas reclamaciones como cogobernantes y el no pasarse de frenada, ya que tan necesario es el PSOE para el BNG como el BNG para el PSOE. Dudo mucho que haya posibilidad de que esa aparente tensión dé al traste de un bipartito que ya todo el mundo da por sentado.

Ciudadanos por su parte ha mantenido el tipo, lo que les sabrá a poco dado que las expectativas eran otras. Si la noche se mantuviera como al principio con un 11/2 hoy las caras serían diferentes, pero mirando al futuro el desafío de Olga Louzao es lograr no ser irrelevante en un Pleno donde el tripartidismo vulve a campar a sus anchas. El discurso de que los partidos tradicionales están acabados se diluye como azúcar en agua caliente y los próximos cuatro años serán claves para lograr que se haga ver una opción seria en un partido que aunque no logró crecer salvó los muebles a diferencia de otros que partían con más ventaja y que han sido aniquilados.

Lugo vuelve a la casilla de salida y nos retrotraemos a 1.999, donde la diferencia de fuerzas entre los presuntos pactantes era de tan solo un concejal. El 7/6 de Orozco y Rodríguez Pazos se convierte ahora en un 8/5 de Méndez y Arroxo, y si eso sirve para dar estabilidad al gobierno y sacar adelante los proyectos por una sana competencia entre áreas municipales, bienvenido sea el resultado.

Enhorabuena a los premiados y recuerden que solo tienen cuatro años para demostrar que merecen sus votos trabajando por nuestra ciudad.

7 comentarios:

  1. Es curiosos que afirme usted que los extremos no han entrado cuando el BNG , el aliado y socio de Bildu y ERC, tiene 5 ediles. Si situamos al BNG entre los partidos moderados es que hemos perdido el centro de gravedad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese mismo razonamiento haría radical al PP, que es aliado y socio de VOX en Andalucía y lo será en Madrid y en más sitios. Como creo que es obvio en ese comentrio me refería a la extrema izquierda de Podemos y compañía y a la extrema derecha de VOX. Rubén Arroxo ha hecho una campaña moderada y de ahí su buen resultado.

      Eliminar
  2. El azar y la fortuna
    Unos ganan perdiendo y otros pierden ganando. Este Lugo rosmón y cachondo a la vez se ha pronunciado de una manera bien curiosa.
    Doña Lara pierde, pero no, y se consuela a la lampedusiana manera pensando aquello de que todo debe cambiar para que todo siga igual. Sabe que Don Ramón no tiene ninguna posibilidad de pactos y que a Don Rubén no le quedará otra que apoyar su investidura. La disciplina upegalla que impera en el BNG no consentirá otra opción.
    No sería extraño que la cosa pase por una faena de aliño en la que los nacionalistas ocupen nominalmente alguna parcela de poder. Pero tomar la rosa socialista por el tallo suele conllevar clavarse las espinas y verse espachurrado por su puño implacable . Don Rubén verá.
    Doña Lara pierde ganando. Le llega. Se ha pasado toda la campaña ofreciendo chuches ideológicas (que si sostenibilidad, que si e.administración,…). Laramelos insípidos que no han despertado el apetito de muchos de los votantes del propio Psoe. Chicha, lo que se dice chicha, ninguna. Romanza de tenores huecos y coro de los grillos que cantan a la Luna, que diría el inmortal Machado.
    Y hablando de coros, de grillos y de tenores, viene a mi memoria el de aquellos niños huérfanos que en ocasiones señaladas salían a cantar para recoger limosnas y que terminaron cantando los números de la lotería. Me refiero, ya lo habrán adivinado, a los Niños de San Ildefonso.
    Porque en Lugo han cantado, vaya si han cantado, el gordo de Doña Lara. Los ochocientos votos desafinados de la peculiar congregación ildefonsina han dejado a Don Ramón con la miel en los labios. “Fodo Lugo”, con perdón, retumbaba ayer en la sede popular.
    Desconozco si habrá limosna, pero a fe mía que si Doña Lara le debe algo a alguien es a ellos.
    Don Ramón salió a por todas como un Alatriste en Rocroi. El roble herido por el rayo de unos tiempos muy adversos movilizó a los tercios viejos de la gaviota con determinación y atacó en cuña con fiereza esperando que los flancos fueran protegidos por las mesnadas anaranjadas de Doña Olga. Pero fue que no.
    La presunta ola naranja se quedó sin plumas y cacareando, obteniendo un concejal por la C y otro por la S. Nada más. La causa, una cabeza de lista que no ha cuajado y su floja candidatura. Ciudadanos se ha esnafrado pero bien.
    Y por último, el único que puede sacar pecho. Me refiero, claro está, a Don Rubén. Los habitualmente hoscos nacionalistas han optado por este rapaz con cara de angelote y han hecho un pleno. Frente a los habituales torquemadas de índice acusador, este muchacho que toda abuela querría como nieto, este Querubén, se ha llevado el santo y la limosna de una izquierda nacionalista dividida y aún me atrevo a asegurar que a otra izquierda incapaz de votar a Doña Lara visto lo visto.
    Y, al final, todo apunta a que la flauta le habrá sonado de nuevo a la Señora Méndez. Los Niños de San Ildefonso vuelven al hospicio con la satisfacción del deber cumplido y nuestro querubén bloqueiro se apresta a cumplir lo que la corte celestial nacionata disponga.
    Azar y fortuna. Eterno Maquiavelo.

    ResponderEliminar
  3. Los 1000 psicópatas que confiaron en VOX y los flipaos ridículos de Cs jodieron el panoarama a Carballo . Arroxo es futuro en alza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué quiere que le diga... la excusa de que la dispersión hizo que ganasen los otros no cuela cuando la dispersión es mayor aún en la izquierda. Por cierto se olvida usted de FLI y su eterno chantaje de "no me presento si me dáis un puesto de salida en el PP"... ;)

      Eliminar
    2. Por otro lado tampoco me gusta demasiado esa manía de insultar desde el anonimato. Cobardía se llama.

      Eliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.