lunes, 13 de mayo de 2019

La primera encuesta de La Voz de Galicia

La encuesta de La Voz de Galicia de ayer domingo. Si yo fuera la oposición estaría realmente preocupado.
La democracia es la peor forma de gobierno, exceptuando a todas las demás”. La cita, de Sir Winston Churchill (más o menos adaptada, que ya saben que esas cosas no son casi nunca literales) recoge una verdad aterradora: ningún sistema es perfecto.

En Lugo hemos visto ayer domingo la primera de las grandes encuestas, que si bien aciertan lo que aciertan sí revelan tendencias, por mucho que se resistan a creerlo los que se apuntan como ganadores para no confiarse, y los que se revelan perdedores para no deprimirse. La encuesta de La Voz de Galicia es demoledora y el bipartidismo, tan prematuramente enterrado por algunos, sigue arrasando en las urnas, con 17 de 25 concejales (21 de 25 si metemos el “tripartidismo” tradicional del que forma parte el BNG desde hace mucho tiempo y que sube espectacularmente duplicando votos, algo que se ve venir). Habrá que ver si las cifras son reales.

Lo que sí parecen razonables son algunas de las conclusiones del estudio. La primera es que las variaciones son relativamente pequeñas en porcentaje de votos respecto a lo que hay. Son las estimaciones de la distribución de concejalías las que llaman la atención, pero hablamos de unos movimientos relativamente escasos.

Me creo que el BNG duplique su representación, ya que probablemente es el partido que está colocando unos mensajes más sólidos y locales. Arroxo acierta hablando de cosas de Lugo en lugar de irse por los cerros de Úbeda sacando a la campaña a Puigdemont o a Otegui (esto último no le conviene para nada). También me creo que el escaño “rebelde” que actualmente ostenta Carlos Portomeñe se pase a Podemos, por cuestiones de marca más que de personas, ya que al candidato del partido de Pablo Iglesias no lo conoce ni el gato, pero ahí lo tienen, arrebatándole presuntamente esa representación. Me encaja que baje Lugonovo, a pesar de haber acertado con el cabeza de cartel, si bien está por ver que consiga frenar la desbandada general y la desastrosa labor de esa agrupación en estos cuatro años.

Dejo para el final a Ciudadanos, que según la encuesta baja un concejal, a PP, que hace lo mismo, y a PSOE que sube uno. Empezando por la alcaldesa, si consigue ese noveno representante será un logro increíble teniendo en cuenta la gestión que ha llevado a cabo en el mandato que ahora termina, y le debería esa subida no a sus propios logros sino al demérito ajeno, que es triste pero que le importará un pepino mientras logre ser la más votada.

La bajada de un concejal del PP se me antoja escasa, y no por la tendencia nacional (que eso en Lugo no siempre funciona ya que tenemos la costumbre de ir a contracorriente) sino porque no veo que esté cuajando demasiado el equipo o el mensaje. Ciudadanos, por su parte, no rentabiliza esa caída, quizá porque se han tirado tanto los trastos entre ellos y el PP (a nivel nacional principalmente) que al votante popular le tira más quedarse en casa que teñir su papeleta de naranja, que seguramente le suene a traición.

Quedan todavía dos semanas para las elecciones y esto puede cambiar, sobre todo si tenemos en cuenta que las encuestas son lo que son y que el porcentaje de indecisos sigue siendo enorme, pero vayan ustedes a saber.

Lo que está claro es que a la vista de esa previsión se ve que los lucenses estamos razonablemente satisfechos con lo que tenemos. De otra forma no se explica la predicción de victoria del PSOE local… O eso o que los demás nos parecen aún peores, que ya es desconsolador. Es probable que haya mucho de eso. Mucha falta de iniciativa, de liderazgo, de alternativa y de ganas de tirar por Lugo. Si la gente coge la papeleta basándose en aquello de “Virgencita, virgencita, que me quede como estoy” es que la oposición lo está haciendo realmente mal, así que cuando se pregunten “¿cómo puede la gente seguir votando al PSOE en Lugo?” piensen que cuanto peor lo hayan hecho, en peor lugar dejan a una alternativa que no logra serlo.

2 comentarios:

  1. Estoy fundamentalmente de acuerdo en su comentario. Pero hay que decir que una muestra de 300 entrevistas para una ciudad de 100.000 habitantes no es representativa. De hecho hoy ya hay cambios. La voz debería replantearse esto. O encuestas serías o mejor no hacerlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mismo muestreo realizado por la OCU para decir que Lugo es la ciudad más sucia de España con tan solo 37 votos negativos. La cocina es así.

      Eliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.