lunes, 24 de junio de 2024

Paco Pestana ya tiene un espacio en Lugo (eso sí, privado)

La noche de San Juan tiene algo especial. Será la tradición o serán las hogueras, pero se respira algo diferente en el ambiente. Se redondea si además unos amigos deciden que ese día harán una fiesta en su casa para inaugurar una exposición privada en honor de un artista local al que las administraciones públicas ignoran por motivos difíciles de comprender.

Ayer tuve el placer de asistir a ese precioso evento, sentido y cariñoso, pero también una llamada de atención consciente que Marga, la promotora de la iniciativa con su pareja Miguel, quiso hacer sobre la dura realidad de que más de dos años después de la muerte de Paco Pestana nuestra ciudad ignora su legado y ni siquiera se le ha hecho la gran exposición que merece en la vieja Cárcel, algo que algunos intentamos pero que se nos paró porque querían hacerlo “mejor”… y acabaron por no hacer nada. Cuando una administración de fuera de Lugo, más avispada, se quede con su obra lloraremos y haremos manifestaciones para que nos devuelvan "lo nuestro", lo veo venir.

Al acto acudieron tanto la viuda de Paco, Rita, como su hijo Francisco, amigos del artista y de los anfitriones, y varias autoridades, aunque eché de menos a algunas que deberían haber estado y que habrían tenido que bajar la cabeza avergonzadas por su desidia en hacer a Pestana el homenaje que merece.

Pero vamos a lo bueno: todo lo demás. Conociendo la íntima relación entre los anfitriones, Marga y Miguel, y Paco Pestana, y que su última obra está en la finca en que estábamos, ya que de hecho fue el lugar donde falleció, el acto no pudo tener un mejor marco. Es una propiedad impresionante, con una casa centenaria que próximamente abrirá para turismo rural con el nombre “O Fordo de Catuxa” (https://ofornodecatuxa.es/), con un terreno precioso en desnivel (los terrenos que más me han gustado siempre son así) y unas vistas magníficas al bosque de la zona.

El acto sirvió para descubrir una escultura dedicada a Paco realizada por Juan Vila, mostrándolo a los pies de sus últimas creaciones en un lugar al que amaba y en que era feliz. Difícil igualar eso, y difícil aguantar el tipo mientras se retiraba la tela que cubría la escultura y sonaba el himno gallego, tocado por un gaiteiro de Castroverde tan querido por Paco. Después hubo unos exquisitos pinchos con música de violín tocada por Tarzán, un magnífico artista que en Lugo tenemos el placer de escuchar muy habitualmente por la calle.

No puedo menos que reconocer la envidia que sentí de que Paco tuviera amigos tan fantásticos que han destinado tiempo y recursos a homenajearlo, y que tuviera la fortuna de que sus últimas obras tengan un lugar en el mundo en que son queridas y apreciadas. Su memoria estará en O Forno de Catuxa y estoy seguro de que será respetada, cuidada, mimada y difundida.

A Marga y Miguel sólo les puedo decir que siento un agradecimiento enorme por su invitación y que fue un honor compartir con ellos un acto tan tierno y cariñoso, y al mismo tiempo tan reivindicativo, que además incluyó una estupenda hoguera de San Juan en las cercanías. ¡Muchas gracias!

viernes, 21 de junio de 2024

San Fernando será de entrada y salida... pero de forma absurda

San Fernando será de entrada y salida, pero el desastroso proyecto ejecutado obliga a que se haga de forma absurda...

Paula Alvarellos tiene el puesto que sería, sin lugar a dudas, mi sueño más preciado. Poder gestionar la ciudad de Lugo es un honor, pero en las condiciones en que ha recibido ese alto privilegio también es un marrón de padre y muy señor mío.

Lara Méndez le ha dejado una ciudad endeudada, al borde de la ruina, sin liquidez para hacer pagos (hay algunos que no se hacen desde enero porque no hay un duro, y a todas las peticiones económicas, por nimias que sean, la respuesta es un rotundo “no”), con el casco histórico patas arriba por un proyecto absurdo que hace aguas por todas partes, con los barrios llenos de baches y sin cubrir necesidades históricas como la de una playa fluvial pública. A eso hay que sumar otras iniciativas surrealistas que nos van a costar un congo, como un museo del vino en la fábrica de la luz o el problemón de ver qué se hace con las mal llamadas Caldas o el edificio “impulso verde”, cuya mayor aportación a la ecología habría sido no construirlo.

Ha intentado parchear como ha podido alguna cosa. Por ejemplo, este último edificio se dedicará a albergar a EVISLUSA, unas oficinas que estaban estupendamente instaladas en el Uxío Novoneyra (en pleno centro) y que ahora se irán a un sitio menos accesible y más incómodo aplicando la política de desvestir un santo para vestir otro.

Con las bañeras colectivas, las mal llamadas Caldas, lo tiene más complicado. Como no queden para piscina infantil en verano o las cubran (lo que dudo que permita el planeamiento urbanístico) su futuro es el cierre, para evitar la sangría económica que suponen mes tras mes para que vayan cuatro personas de vez en cuando a coger catarros.

Como no tendremos playa fluvial ahora nos hablan de poner unas escaleritas para bajar al río, como solución cortoplacista que justifique haber comprado tumbonas el año pasado sin tener la playa hecha, vamos, el carro antes de los bueyes de toda la vida.

Y así todo.

Pero el ejemplo más palmario e incontestable de que la herencia recibida por Paula es difícil de corregir lo tenemos con lo que se va a hacer con el tráfico en la Plaza del Ferrol.

Quizá recordarán que cuando se presentaron los proyectos para la reforma del casco histórico, unas obras que nadie pidió y que han montado un Cristo en la zona de no te menees, desde Lugo Monumental, la asociación que tengo el honor de presidir, se hicieron aportaciones de puro sentido común.

Una de ellas era que en lugar del trayecto absurdo que proponían para acceder al aparcamiento de la Plaza del Ferrol, se hiciera el acceso por San Fernando de entrada y salida, porque es la puerta que está más cerca y encima es lo bastante amplia para que haya dos carriles (como hubo siempre, dicho sea de paso).

La cabezonería y cerrazón del gobierno presidido por Lara Méndez no contempló esa posibilidad, y no porque no tuviéramos razón, sino porque aplicaron esa máxima tan constructiva de “al enemigo, ni agua”, dando por sentado que los que opinan diferente que ellos son adversarios. El líder (o lideresa) siempre tiene razón, y si no la tiene, se le da igual.

Ahora Paula Alvarellos admite que quienes teníamos razón desde el principio éramos nosotros, pero lamentablemente las obras ejecutadas no le permiten corregir y que se hagan las cosas bien. San Fernando ha quedado con un único carril y en la parte que está entre el Cuartel y la Iglesia de San Froilán han puesto un suelo que no soporta el tráfico, así que harán esa puerta de doble sentido, pero con un recorrido tan absurdo que cuesta trabajo entenderlo. Si al menos hubieran puesto un bonito jardín sería un sacrificio comprensible, pero no, han puesto piedra, dura, un horno en verano y una nevera en invierno… y todo por cabezonería.

Se entrará por San Fernando y se irá por detrás de la Iglesia, pasando frente a la Puerta Falsa y el Ambulatorio. Para salir se bajará por Bolaño Rivadeneira, Quiroga Ballesteros y calle San Froilán, y la alternancia en San Fernando se soluciona (es un decir) con un semáforo. Una chapuza de marca mayor.

La incorrecta solución que se aplicará es una forma de intentar corregir los problemas de un proyecto mal hecho, que no se quiso debatir y que ahora se come Paula tras la huida de Lara a la cómoda poltrona de diputada autonómica. A la anterior regidora la ciudad le importa un carajo y se nota, igual que se nota que a Paula sí le importa pero que está atada de pies y manos, tanto por compartir las siglas con su antecesora, lo que le impide hacer la enmienda a la totalidad que estoy seguro que su cuerpo le pide, como por un pacto de gobierno que le impide meterse de lleno en ciertas áreas que están gestionadas (de nuevo es un decir) de una forma garrafal.

También es cierto que nuestra alcaldesa no es una víctima de lo recibido o espectadora inocente en todo esto. Cuando Lara hacía sus disparates ella no sólo era parte del Gobierno, sino que era la concejala de Urbanismo nada menos, así que se entiende que algo tendría que decir en todo esto. De hecho, fue quien defendió estos absurdos proyectos en un debate convocado por Lugo Monumental en la vieja cárcel. Comprendo que hoy día la política es una especie de culto mesiánico en que nadie puede atreverse a llevar la contraria al líder, pero después que no nos vengan con el “yo sólo pasaba por allí”. Si aceptas esas reglas ahora te toca apechugar con las consecuencias.

La conclusión final es que teníamos razón, pero que ahora no se puede corregir porque el proyecto no hay por dónde cogerlo así que se va a ejecutar una solución chapucera en la que quienes perdemos somos los lucenses.


jueves, 20 de junio de 2024

¡Inauguren el auditorio de Lugo con artistas de Lugo!

El nuevo auditorio de Lugo, terminado y reparado... pero sorprendentemente cerrado.
Foto: www.paredespedrosa.com
 

Si lo que dice La Voz de Galicia de hoy es cierto, y no tiene por qué no serlo, el nuevo Auditorio de Lugo se inaugurará en otoño. Creo que es obvio para todo el mundo que la causa de este esperado evento es la petición que se elevó en el Senado del Arde Lucus al respecto, ya que como es de esperar, lo que dice la máxima autoridad de la fiesta es imposible de rebatir: Roma locuta, causa finita.

Ahora ya más en serio, confiemos en que la predicción sea cierta y que para San Froilán podamos contar con una instalación que todos los lucenses estamos esperando como agua de mayo, al menos de boquilla.

En Lugo siempre se habla del déficit de oferta cultural, algo que realmente no comparto. Lo que tenemos es una clamorosa falta de demanda cultural, que no es lo mismo. Hay conciertos y actividades para todos los gustos. Desde los eventos de la filarmónica a las muchas corales y grupos teatrales, pasando por las muy meritorias convocatorias privadas de salas de fiestas y otros particulares, Lugo tiene una agenda envidiable que siempre se dijo que estaba mal publicitada, lo que podía ser cierto hasta la creación de la web www.VivaLugo.es, que recoge toda cuanta convocatoria hay. Lo que nos falta es público interesado en esos actos.

Pero hay otra parte de la noticia que me llama la atención y es que quieren inaugurar el auditorio con un evento "importante". ¡Qué maldita manía de minorar lo propio!

¿Por qué no se inaugura el auditorio de Lugo con artistas de Lugo? ¿Qué problema hay en un festival de las muchas corales lucenses, unidas bajo la increíble voz de nuestro buque insignia de la música de calidad, la gran soprano Noemi Mazoy?

Es más, yo lo convertiría en un certamen de varios días, dando oportunidades a grupos locales para darse a conocer, y con varios tipos de música en diferentes horarios.

Un auditorio de Lugo para gente de Lugo y con artistas de Lugo.

Y si quieren una idea para evitarse líos, tampoco pasa nada por llamarle "Auditorio de Lugo" o "Auditorio Juan Montes", sin complicarse con nombres y política, aunque ya el hecho de ponerlo en castellano (como lo escribió siempre él, dicho sea de paso) se vea por algún talibán como un tema ideológico.

miércoles, 19 de junio de 2024

Lo que más nos une

El Senatus Lucus Agusti en el Arde Lucus de 2024

El Arde Lucus es, sin la menor duda, una de las dos referencias fundamentales del calendario festivo de la ciudad de Lugo. Con una antigüedad de poco más de dos décadas la fiesta de recreación fue declarada de interés turístico autonómico, nacional e internacional y ha alcanzado el increíble logro de mirarse de tú a tú con las patronales de San Froilán, que se remontan oficialmente a 1.754, y se basan en ferias medievales todavía más antiguas.

La pregunta que hay que hacerse es: ¿cuál es el secreto del éxito del Arde Lucus y por qué es una buena idea venir a Lugo esos días? Afortunadamente ambas cuestiones son fáciles de responder porque se contestan con el mismo argumento: la implicación de toda la ciudad.

Desde aquellos días en que un grupo de hosteleros del casco histórico de la ciudad tuvo la ocurrencia de sacar unas barras a la calle y vestirse de romanos para promocionar la Muralla como Patrimonio de la Humanidad, una iniciativa modesta pero que tuvo una respuesta que nadie vio venir, el Arde Lucus no dejó de crecer exponencialmente. 

El atractivo de un pasado glorioso, del que heredamos la Muralla, nuestro principal monumento, el magnetismo de las corazas y los escudos, el brillo de cascos y espadas, incluso la lucha ideológica semioculta de nacionalistas reivindicadores del pasado castreño… la suma de todo esto supuso una conjunción perfecta para que por un motivo u otro la ciudadanía se implicase en la celebración de una fiesta que no ha dejado de ir a más. El apoyo decidido del Ayuntamiento, tanto económico como personal, fue el complemento necesario para que esas ganas que teníamos de presumir de Lugo se pudiera concretar, y así hemos llegado hasta aquí.

Más de mil lucenses se han unido en 19 asociaciones que recrean aspectos diferentes de un Lucus Augusti que mezcla la recreación con ese espíritu festivo tan gallego. Ahí está el motivo por el que todo va bien y por el que merece la pena venir a conocer esta celebración: la gente.

Todos a una, año tras año, hacemos retumbar los tambores y por un par de días nos convertimos en patricios, plebe, castreños o incluso senadores, presumiendo de nuestro pasado y, sobre todo, de lo que más nos une: Lugo.

Artículo publicado en el Especial de Arde Lucus de La Voz de Galicia del 12 de Junio de 2024

martes, 18 de junio de 2024

El Arde Lucus ¿debe crecer... o mejorar?

El desfile central del Arde Lucus visto desde la Muralla

Termina otro Arde Lucus y es el momento de las valoraciones, en las que no soy objetivo (bueno, nadie lo es) así que les hablaré de cómo lo vi yo.

Las predicciones de mal tiempo no ayudaron a que la gente viniese a Lugo y me consta que hubo anulaciones de reservas por las amenazas de lluvia. Sin embargo la cosa no fue así y salvo chubascos ocasionales (un poquito más intensos a ratos el domingo) el clima se comportó bien y respetó los principales eventos de la fiesta, lo que animó a los lucenses y a las personas de las cercanías a venirse al centro y disfrutar de la fiesta.

En el desfile principal, el del sábado, mi percepción es que hubo más gente que nunca. Estaba lleno hasta la bandera, salvo el tramo entre la puerta de Montevideo y la Miñá, que como es el final del trayecto no suele haber casi nadie. El resto, petado. Gente en varias filas en prácticamente todo el recorrido y en la Mosquera y San Pedro abarrotado.

Sin embargo sí tuve la impresión de que hubo menos gente por la calle durante el resto de las fiestas. No había las aglomeraciones de otras ocasiones en las horas en que anduvimos por ahí, aunque esto tiene también su lado positivo: se andaba mejor. Tampoco se llenó el circo como en otras ocasiones pero sí me pareció ver más gente en varios eventos, como en la actuación de nuestro Senado.

El Ayuntamiento ha cifrado los asistentes en 200.000, muy lejos del disparate absurdo que otros años ofrecían hablando de 600.000 visitantes, lo es materialmente imposible y además una bobada. Incluso la cifra de 200.000 habría que ver a qué se refiere: si cuenta a los propios lucenses y contabiliza tres veces a una misma persona que va a tres eventos, entonces sí, puede ser cierta, pero es un dato irrelevante porque no nos dice nada. Tampoco creo que sea fácil dar un número, por lo que yo intentaría evitar hacerlo para no caer en el ridículo.

Nuestra fiesta guarda un equilibro más que razonable entre la recreación y la diversión. Pongo de ejemplo a mis compañeros, al Senado, en que participamos en los actos de recreación como puedan ser la fundación de la ciudad u otros eventos, pero también llevamos a cabo una divertida sesión que no tiene nada de histórica pero que divierte y engancha al público. No escucharán ustedes los debates de Cicerón, Catilina o Catón el Viejo, pero sí juicios a vestales por hacer un concurso de misses o referencias a la anunciada subida de impuestos del Ayuntamiento de Lugo y el retraso en la apertura del Auditorio.

El Arde Lucus ha cumplido todos sus objetivos como fiesta. En poco más de 20 años se ha convertido en una referencia en Galicia y ha obtenido los reconocimientos de interés turístico autonómico, nacional e internacional, subiendo como la espuma en un tiempo récord.

Ahora quizá sea el momento de parar, sentarse, respirar y reflexionar. ¿Debe tender a crecer... o a mejorar? Personalmente opino que lo segundo. Es tiempo de pensar un poco en el futuro de la fiesta y hacia dónde queremos que vaya.

Entre todos hemos logrado evitar que se convierta en el macro botellón que son otras citas supuestamente históricas y, aunque sí es cierto que la parte festiva genera ruidos y algunos beben y se pasan de la raya (como en cualquier cita y aglomeración), se controla con razonable éxito evitando esa decadencia.

Pero hay que ir más allá. Mejorar los campamentos, las vestimentas, las decoraciones y los eventos. Aumentar la calidad supone normalmente una mayor inversión, y es difícil cuando el Ayuntamiento ha reducido el presupuesto del Arde Lucus prácticamente en un tercio, pero hay que intentarlo porque mucha de la estructura ya está hecha y es más que aprovechable.

No hay que irse muy lejos. Hay campamentos que unen diversión con recreación e información al público y son un buen ejemplo de la orientación que, creo yo, debería tener el Arde Lucus. Ese es el camino y tal vez deberíamos contar más con la colaboración de la universidad, historiadores y demás que, si bien ya han colaborado, podrían tener un papel más relevante.

En todo caso, la de este año ha sido una fiesta magnífica y no puedo terminar sin agradecer a mis compañeros del Senatus Lucus Augusti su siempre constante compañerismo, amistad, diversión y lealtad absoluta. Es un orgullo estar entre vosotros.

¡Larga vida al Senatus Lucus Augusti!

¡Viva el Arde Lucus!

¡Viva Lucus Augusti!

¡¡Viva Lugo!!

jueves, 13 de junio de 2024

San Marcos podría volver a ser peatonal hoy mismo... si quisieran

Con sacar de ahí esas pilas de losas podría usarse el carril derecho como subida y el izquierdo como bajada... como sucederá cuando termine la "peatonalización".
 

Que una calle deje de ser peatonal por motivo de unas obras es comprensible. Que dicha excepción se prolongue más allá de lo estrictamente necesario ya no lo es tanto.

La calle San Marcos, al igual que Rúanova, han sufrido durante meses un tráfico que no deberían haber soportado si las obras del casco histórico se hubieran planificado de otra manera, con calma y estudios que evitasen no sólo su gran deterioro sino un grave perjuicio para los locales de dichas vías.

Sin embargo, en lugar de ahondar en esa cuestión, lo que hay que preguntarse es por qué siguen pasando vehículos por San Marcos, cuando a día de hoy es perfectamente factible liberar esa calle de tráfico, al menos temporalmente. Teniendo en cuenta la celebración del Arde Lucus y que en esa vía hay un importante asentamiento de una asociación de recreación, parecería lógico recuperar la peatonalidad de la calle. Y además hay alternativas que hacen esto perfectamente posible.

Desde la Asociación Lugo Monumental, que tengo el honor de presidir, hemos hecho una propuesta concreta que mi bola de cristal me indica que no van a seguir. Ya veremos.

Actualmente San Marcos se usa para acceder al aparcamiento y la zona de Plaza del Ferrol y para salir de Santo Domingo. Sin embargo, ambos trayectos tienen alternativas que evitarían pasar por San Marcos. Curiosamente esas alternativas coinciden con lo que el Ayuntamiento va a dejar como trazados definitivos una vez terminada la mal llamada peatonalización dela zona.

En el caso de dar salida a Santo Domingo es tan sencillo como establecer una doble dirección en calle Teatro. Hace ya semanas que no se trabaja en esa calle puesto que el lado de subida está terminado y el de bajada aún no se acometerá. Mientras esto último no se lleve a cabo, es perfectamente posible hacer que Teatro sea de doble dirección por lo que los vehículos de Santo Domingo podrían salir por esa calle.

En cuanto a los accesos a Plaza del Ferrol se propone lo que será definitivo: entrada por Montevideo y Bolaño Rivadeneira y salida por Plaza Ferrol (por delante del Centro de Salud y la Puerta Falsa) para desembocar en San Fernando.

Con esta sencilla solución se podría recuperar un espacio peatonal al menos mientras los trabajos no avancen, y de hecho esto liberaría también de la mayor parte del tráfico a las calles Bolaño Rivadeneira, San Froilán y ese entorno.

Si no se hace es porque no se quiere. A saber los motivos.