martes, 21 de diciembre de 2010

¿Qué hacen con nuestros años?

Nuestros gobernantes han decidido que, si nadie lo evita, nos jubilaremos dos años más tarde (por ahora). Esto quiere decir que hasta los 67 años, una edad en que los humanos de la edad media llevaban 20 criando malvas, no podremos relajarnos y vivir la vida.

Personalmente no estoy contra la jubilación a los 67 años en sí. Si no queda más remedio que remar todos para salir de ésta y fastidiarse dos añitos más habrá que hacerlo. Lo que me mosquea es que mientras veo que nos imponen dos años más de trabajos forzados (por gusto no creo que trabaje mucha gente, y la que lo hace se puede retirar cuando le da la gana) el titular que está al lado habla de prejubilaciones de personas que están en lo mejor de la vida, como los de la fusión de las cajas gallegas que con cincuenta y pocos años se van a su casa cobrando el sueldo completo. También veo que están tirando cuartos por todas partes, en anuncios a página completa (yo he visto personalmente que Fomento ha pagado por lo menos dos anunciando que va a arreglar la Catedral de Lugo) o en chorradas diversas.

jubl Me tengo que apretar el cinturón triplemente: como funcionario al que le han bajado el sueldo (y aún así me considero un privilegiado viendo los millones de parados de nuestro país), como español al que me han subido todos los gastos con el incremento del IVA y también los recibos que tienen precios regulados por el Gobierno (agua, luz, gas, gasolina… y eso que no fumo) y como futuro jubilado al que le han fastidiado dos añitos más de vida. Mientras yo hago ese triple sacrificio el Gobierno sigue comiendo gambas a mi costa.

Otro pozo negro de gasto es el de los “liberados sindicales” de la administración. Hombre por Dios, no me digan que hace falta que 300.000 personas en España se dediquen a organizar las labores sindicales. Los que tenemos compañeros de sindicatos vemos que se cogen vacaciones a punta pala con la excusa de las horas sindicales. De traca, y más cuando se supone que están ahí para defender mis derechos, cada día más recortados.

Insisto: no digo que no a retrasar la jubilación a los 67, me preocupa lo que van a hacer con esos dos años que me quitan, o lo que es lo mismo, con la pasta que se ahorran: son 24 meses menos de pensión a pagar y 24 meses más de cotización a percibir por el Estado. ¿En qué van a meter ese dinero? ¿En anuncios, liberados sindicales, o prejubilaciones? Pues para eso que me lo dejen cobrar a mi como hasta ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.