viernes, 31 de agosto de 2012

El IVA que sube, el IVA que queda

La subida del IVA que entra en vigor a partir de mañana ha levantado ampollas entre toda la población. A mi tampoco me hace ninguna gracia, he de decir, pero es que dudo que le guste a alguien, incluyendo al propio Rajoy quien ya reconoció en el Congreso que le dolía tener que hacerlo y que iba en contra de lo que él mismo había prometido. No pudo decir “si queremos que Europa se moje es lo que toca” pero el discurso lo dejaba traslucir, aunque si no le sirvió de excusa a Zapatero tampoco debería valer ahora. 

Obviamente la política es el arte de la adaptación a las circunstancias. No es lo mismo tener de vecino a la Alemania Nazi que tener de vecino a la Alemania Nazi que se pone a invadir Polonia. Lo primero disgusta o incluso indigna, lo segundo provoca la II Guerra Mundial. 

Llama poderosísimamente la atención que las críticas más fuertes que se hicieron a lo del IVA vinieran del PSOE, el que ya lo subió previamente, y que acusara de incoherencia a Rajoy cuando su campaña se titulaba “por el pleno empleo” y dejó 5 millones de parados. No me gusta el “y tú más”, no me parece justificación de nada y no pretendo exonerar a Rajoy de su responsabilidad, ya que él es el Presidente del Gobierno pero tampoco voy a dejar pasar la ocasión de recordar que la oposición del PSOE tiene mucho que callar, sobre todo cuando su actual jefe era vicepresidente del gobierno que nos trajo a donde estamos. No resto responsabilidad a Rajoy, pero sí les sumo a ellos lo suyo. 

La subida del IVA me preocupa por dos motivos: el primero es que es indiscriminada. Se sube igual a pobres que a ricos, a parados que a trabajadores, a mileuristas que a milloneuristas (¿hay de esos?). El segundo es que va a retraer aún más el consumo a partir de mañana, y es lo que nos faltaba ya. 

Sin embargo las críticas interesadas nunca me han gustado. No me gustan las del PSOE porque son por causas políticas, no se sabe si tienen fondo o no (si tan en contra estaban, ¿por qué lo subieron ellos?), y tampoco las de los “culturetas” porque les jode que se les vacíen los teatros al subir el IVA del 4% al 21%. 

En este país de titulares y poca lectura de la noticia completa, se nos suelta que se sube el IVA a la “cultura y la educación”. Vamos por partes. Se sube el IVA del material de oficina (folios, bolis, clips...) que se utiliza en el cole pero también lo usan los bancos en sus sucursales. Eso no quiere decir que se suba específicamente el IVA del “material escolar” como nos quieren decir. El “material escolar” entiendo que son los libros de los críos, y ese IVA no se toca. 

También se modifica al alza el IVA de las entradas de espectáculos, pero los museos siguen con su IVA reducido. La Cultura aburrida (la de los museos) no se toca, y francamente, no entiendo por qué hay que pagar menos IVA por ir a un concierto de Madonna que por comprar ropa, que viene siendo algo más básica que lo otro. ¿Ir a ver a Pilar Bardem al teatro, o al cine a ver la última de Disney o de Torrente, tiene que pagar menos impuestos que un kilo de ternera? Pues yo no lo veo la verdad. 

Sube del 8% al 21% la peluquería, la manicura, Canal+, comprar un Velázquez, ir al gimnasio, y comprar plantas. Vamos, artículos de primera necesidad. Lo que no entiendo es porqué esas cosas tenían IVA reducido, francamente. Siguen con el superreducido el 4% los alimentos básicos, la prensa (lo que es el poder de los medios), libros, medicinas y reparaciones. 

Tal vez el secreto no tendría que estar en subir el IVA indiscriminadamente, sino en retocar las categorías... aunque me temo que con eso no sería suficiente y de ahí el palo. 

Ya saben, esta tarde de compras para aprovechar antes de que nos cobren más de impuestos.. y a rellenar el depósito del coche, que algo siempre se nota.

2 comentarios:

  1. Si empezamos a diferenciar no lo que se vende sino para que lo compran, no entiendo, porque la reparación de un Mercedes tiene que tener el mismo IVA que la de un Opel. Y, si es correcto lo que digo, que libros y revistas tengan el reducido, ¿Cualquier libro y revista? Aquí entra desde el Hola, Que me dices, otras "revistillas" o libros que de cultura poco tienen, ¿se tendría que diferenciar? Quién dice la reparación de un coche es la chapuza que te hacen en casa de Amancio Ortega agrandando la piscina 20 metros mas o el reventón que te arregla el fontanero en tu piso de 40 m2, ¿vamos a diferenciar el IVA según quien lo paga o para que lo utiliza?. No podemos diferenciar un artículo llamado Material Escolar porque haya gente que lo compra para otros menesteres. Una forma, siguiendo con el ejemplo de Inditex, sería que en sus facturas el "Material Escolar" no le pudiera ir al 4 %. El auténtico material escolar no son los libros de texto, que ya tienen su nombre "libros de texto". Y si alguien compra un periódico para que cuando el servicio le friegue la mansión no pisen lo mojado, lo compra a un 4% y son daños colaterales. Creo que hay que mirar hacia los posibles mas afectados (familias) que ven subir su IVA, no a empresas y demás, que lo pondrán en su cuenta de explotación y listo, y después lo podrán recuperar. Una solución, quien pida factura de Material Escolar (una familia no la pide) el IVA actual (ya que piden factura para desgravarlo). Quien no pide factura, el IVA anterior.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo CVD:
      Tu argumento se puede utilizar como bisagra en las dos direcciones. Dices que el IVA de un Mercedes es el mismo que el de un Opel (los Opel son grandes coches, ¿eh?...) pero ese argumento haría que según tu teoría ambos tuvieran que tributar como si fueran para clases "poco pudientes", pero no es así. De hecho el coche es una herramienta de trabajo para muchas personas con lo que sería lógico poder desgravar su compra (que creo que se puede).
      Ahí está el quid de la cuestión. Las familias desgravan por menores a cargo, por ejemplo, con lo que se entiende que ciertos gastos se están cubriendo con esa desgravación. Eso quiere decir que no pagan menos en el supermercado por comprar pan o leche, a pesar de ser más gente en casa.
      Parece que entiendes que yo defiendo diferenciar el tipo de IVA según el uso que se de a los artículos, nada más lejos, lo que intento decir (y pensé que había quedado claro) es que se está haciendo una política comunicativa de pandereta diciendo que se sube el IVA al material escolar. Es como decir que se sube el IVA de los coches de los pobres. No, se sube el de todos, pero ahí no hacen mella porque no debe interesar meterse con la BMW en favor de los Dacia.
      Otro tema sería que se suban los impuestos directos y se hagan bonificaciones en el IRPF, pero eso podría ser un carajal de mucho cuidado.
      P.D. Me da que los que tienen mansión no ponen periódicos para que no les pisen lo fregado, creo que directamente usan otra ala de Palacio.

      Eliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.