martes, 30 de diciembre de 2014

Un buen día para Besteiro

Hoy a las 11 de la mañana en la Diputación Provincial veremos un acto bochornoso: el intento descarado de rentabilizar en forma de votos una ilusión y un deseo colectivo, el de los famosos servicios demandados para el Hospital de Lugo.

El amigo Besteiro, un tío hábil e inteligente, sabe que tiene en este tema dos bazas a su favor extraordinariamente importantes: que la gente de la calle está volcada con este tema y que el PP lo está haciendo peor que mal con el asunto. Esos ingredientes son el caldo de cultivo perfecto para que la demagogia crezca como las malas hierbas en las cosechas. Y en eso estamos.

No hace falta ir al pleno para saber lo que se va a decir. Unos atacarán lo atacable, otros defenderán lo indefendible, todos buscarán la foto y el titular que ya sabemos que vendrá mañana… y mientras tanto seguiremos esperando por los servicios del HULA.

Fui muy duro con Jaime el otro día, pero quizás me quedé corto. Tendría que haber sido duro con todo el PP, pero tampoco es cuestión de parecer “la despechada”. Es cierto que su imagen pidiendo la palabra por alusiones porque le habían llamado “mentiroso” fue, en mi opinión, una metedura de pata, ya que si estás callado durante todo el debate de un asunto tan importante, queda un poco ridículo que levantes la mano para contestar una “alusión”, pero no deja de ser una anécdota en un tema de muchísima más gravedad en el que, para su desgracia, Jaime es el portavoz del PP en la práctica.

Si el PP quiere reconducir esto, y lo tiene cada vez más complicado, sólo le queda un camino, que es el de la presentación de plazos reales y su cumplimiento a rajatabla. Se me dirá que ya lo han hecho cambiando los plazos de la ILP, pero viendo las declaraciones que hay últimamente (cada una de su padre, por cierto) uno ya duda del año y medio famoso porque hay que “ajustar” la máquina de las narices. Y luego nos reíamos de los plazos que daba Orozco para el nuevo puente.

A las municipales ya no creo que lleguen a tiempo, porque si esos plazos son los que nos dicen últimamente ya a duras penas se cumplirán para las autonómicas, así que…

Por supuesto también es necesaria una disculpa pública. De todos los que nos han estado vendiendo la moto durante tanto tiempo. No me vale decir “es que los otros son más demagogos”, porque a uno lo que le duele es lo cercano y, aunque ya no esté en el PP, ideológicamente sigue siendo lo que más se parece a mí, a pesar de la deriva en ciertos temas que me hizo marcharme.

Hay algo que parecen no entender: la gente de esta ciudad está deseando votar al PP para sacarse a Orozco de encima, pero se lo están poniendo muy difícil. Y eso es para preocuparse.


Hoy Besteiro se va a lucir. Es un tipo listo, de palabra fácil y al que no sólo se le da bien vender humo, sino que se lo compran en cantidades industriales. No hay más que ver las excursiones y mariscadas pagadas con el dinero de todos, o la tontería de los presupuestos supuestamente participativos que son otra tomadura de pelo en que se han gastado más en anuncios que en partidas más importantes. Pero le funciona, a él le funciona. Y también le va a funcionar el discurso de hoy, con un público entregado de antemano y un altavoz como es el Palacio de San Marcos.

Es cierto también que hay un doble rasero. Si Besteiro fuera del PP hoy no podría ser presidente por haber sido el concejal de urbanismo que autorizó el Garañón. O por haber compartido gobierno con Liñares. Pero no es del PP, y la izquierda, a pesar de presumir de ser más dura con sus líderes, tiene una curiosa amnesia selectiva.

Pero hoy, insisto, es su día. Y en este tema tengo que reconocer que me alegrará que le salga bien el discurso, aunque sea bochornoso, demagógico y busque el voto fácil. Porque el fin a veces sí justifica los medios y yo, como todos, quiero lo mejor para el HULA porque es lo mejor para mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.