martes, 14 de marzo de 2017

El enésimo despilfarro: 35.000 euros en una web que no funciona

Ésta era la web que nos costó 35.000 euros y que ya no funciona... ¿Qué más da? Paga Juan Pueblo

Las casas, los coches y muchas cosas más son difíciles de comprar… pero mucho más complicado todavía es mantenerlos. Normalmente es una cuestión puramente económica, salvo que hablemos de lo público donde el dinero nace debajo de las piedras (y si no hay piedras se coge al ciudadano por los tobillos y se le sacuden multas por cualquier causa hasta que se cubren los presupuestos) que entonces se reduce a la mera pereza de trabajar en algo que no da titulares, tan perseguidos porque teóricamente se traducen en votos.

Olga Louzao en la Plaza de Abastos
Olga Louzao, la activa portavoz de Ciudadanos, vuelve a poner el dedo en la llaga denunciando que la web de la Plaza de Abastos, por la que el ayuntamiento pagó en septiembre de 2015 nada menos que 34.122 euros, ya no funciona. Pasándolos a pesetas (sigo haciéndolo para hacerme a la idea de las cantidades) nos salen más de 5.600.000, que es una pasta por una web que encima ni siquiera es que fuera la culminación del desarrollo informático. La empresa que cobró ese dineral, Tecnologías Plexus S.L., corrigió una serie de deficiencias de a página justo para cobrar la factura y tras los oportunos informes favorables… nunca más se supo.

El esta web siempre fue una chapuza. Incluso en septiembre de 2014, cuando estaba la cosa en marcha, los lucenses protestaban porque era un desastre. Para empezar solo 21 de los 70 puestos estaban en la página y encima en vez de poder comprar del que quisieras en una única “cesta de la compra” tenías que darte de alta puesto por puesto y comprando en cada uno, lo cual es una estupidez y un coñazo, con lo que el fracaso estaba asegurado.

El despilfarro de dinero público es grave, muy grave, pero es peor cuando encima no solo es que las cosas se paguen por encima de su valor sino que además es dinero que va a la basura porque una vez pasado el momento del titular, la nota de prensa, la foto y la “gloria” momentánea se olvida el asunto y se tira todo al vertedero.

Ejemplos como ese tenemos por docenas: Rebicíclate, cuyos restos mortales en forma de estaciones abandonadas para bicicletas todavía adornan nuestras calles, el centro de generación de electricidad del Ceao que nunca generó electricidad, la fábrica de la luz que sigue sin fabricar luz, o tantas y tantas obras e inversiones que fueron un pozo negro de dinero público sin que nadie haya tenido que responder de todo esto.

La web oficial del Ayuntamiento sigue diciendo que la página funciona. Pues va a ser que no, muchachos.

Lo más grandioso del asunto es que parece que el propio Ayuntamiento no se ha enterado de que su flamante sitio web de la plaza de abastos no funciona, porque la página oficial municipal (cuyo mantenimiento, por cierto, se paga religiosamente a la misma empresa que hizo el fiasco de la plaza de abastos, Tecnologías Plexus S.L.) sigue diciendo que la página del mercado es la inoperativa www.mercadodelugo.es y al mismo tiempo da como dirección de correo electrónico un buzón en otro dominio: info@mercadodelugo.com. Entramos en mercadodelugo.com a curiosear y nos encontramos con este texto: “Por supuesto que no tiene nada que ver con el Concello de Lugo ni la web que éste ha puesto al servicio de los placeros. Para cualquier aclaración por favor, contacten con info@xeral.net”. Curioso, tremendamente curioso.

En cualquier caso el resumen del caso es sencillo de entender: han dilapidado otros 35.000 euros en una página web que no funciona. Tanta tecnología, tanta compra online, tanto servicio a domicilio y resulta que una vez más es el timo de la estampita, con el agravante de que alguien ha timado dinero público que pagamos todos.

Como tantas cosas que harán rasgarse las vestiduras a muchos esto también quedará en nada. Nadie dimitirá, nadie tendrá que dar explicaciones, nadie se preocupará lo más mínimo porque la única cuestión que les asustaría es improbable: una moción de censura. Así que total, si van a seguir en el gobierno haciendo lo que les dé la gana, ¿para qué preocuparse?

2 comentarios:

  1. Muy de acuerdo con tus comentarios....Solo una puntualización el dinero no va a la basura, está en el bolsillo de alguien....

    ResponderEliminar
  2. Pois xa é raro que o concello sendo do color que é contrate con esa empresa. Ou ao mellor non. ¿Cómo era aquilo dos estranos compañeiros de cama que fai a política?

    http://www.burbuja.info/inmobiliaria/burbuja-inmobiliaria/369371-plexus-contratacion-publica-y-pp-gallego-2.html

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.