jueves, 28 de marzo de 2019

Diputación, Ayuntamiento y cuartos de baño

Que una trabajadora de la Diputación tenga que ir al baño en el bar de enfrente porque no hay ninguno adaptado en el Palacio Provincial, es de juzgado de guardia...
Entre tanta sensibilidad y tanta preocupación que muestran nuestros líderes políticos, llama poderosamente la atención que una trabajadora con discapacidad que fue contratada por la Diputación Provincial de Lugo en enero de este año tenga que ir al baño en una cafetería porque el Palacio Provincial no tiene baños adaptados. Ni uno.

¿Qué pasaría si una empresa privada hiciera algo así? ¿Cómo reaccionarían los políticos, tan sensibles ellos que casi les falta echarse a llorar en estas cosas cuando hay cámaras delante? Pues por de pronto los denunciarían por incumplir el artículo 15 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales por la que el empresario debe adecuar el puesto de trabajo a cada persona, atendiendo a sus circunstancias físicas y personales. 

Como es habitual, una cosa es lo que se exige a los particulares y otra lo que se hace en los lugares públicos (y eso que ahí el dinero que gastan ni siquiera es suyo). De hecho recordarán que hace ya años que los baños públicos de las plazas de España, Santo Domingo y Milagrosa están cerrados a cal y canto sin que en todo este mandato se hayan molestado en hacer nada, como en tantos otros asuntos que duermen el sueño de los justos. Esto condena a los ciudadanos, y sobre todo a los usuarios de sillas de ruedas, que lo tienen más complicado, a buscarse la vida.

La Diputación Provincial de Lugo gasta ingentes cantidades de dinero en competencias que no son suyas, como reconoció el propio Presidente de esa entidad, ya que las políticas de empleo son una cuestión que atañe a la Xunta de Galicia. Lo justifican diciendo, como es habitual, que las instituciones en manos de otros partidos “no hacen su trabajo”, pero quizá, solo quizá, deberían atender el trabajo ajeno después de cumplir el propio. Sería, como mínimo, más coherente.

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 28 de marzo de 2019

5 comentarios:

  1. Lamentable...y nunca mejor dicho....para mear y no echar gota!!

    ResponderEliminar
  2. El personal a estos socialistas les importa un carajo. Ejemplo Ayuntamiento de Lugo. Y quien sufrió las consecuencias de tal desorganización, pues la ciudadanía. No tiene nombre. Y piensan pedir el voto de nuevo?? Y la OPOSICIÓN lo mismo, no son merecedores de la confianza. Todos fuera y limpieza de listas. No dieron la talla.

    ResponderEliminar
  3. Hola. En la Diputacion si que hay baños adaptados. En las aulas de formación. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es curioso que el otro día fue Aquilino de Auxilia y le dijeron que no había ninguno en el edificio. También es curioso que la trabajadora se ve obligada a ir al baño en la cafetería de enfrente... ¿Tampoco lo sabe? Insisto, curioso, muy curioso...

      Eliminar
  4. No edificio da Deputación NON HAI baños adaptados,vergoña do PSOE, contrata a una traballadora en cadeira de rodas, e nin miran por ela. O Alvarito Santos e a Sonsoles veña a sacarse fotos cos colectivos e no día a día, en vez de dar solucións, miran cara outro lado, incluso no seu propio territorio coma a Deputación e no Concello.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.