martes, 26 de marzo de 2019

VOX pretende que elijamos a dos señores de Madrid para representar a Lugo

Ensalada de siglas en una edición anterior de la "fiesta de la Democracia"
Hoy sabemos los nombres que conforman las trece listas que tenemos para elegir y de las que saldrán nuestros supuestos representantes en el Congreso y el Senado. Lo de “supuestos” es porque realmente a quien representarán es a sus partidos, lo que a estas alturas ya tenemos todos asumido como algo normal aunque está lejos de serlo.

Aunque no estoy muy seguro de que hablar de VOX sea buena idea porque al final entre todos les estamos haciendo la campaña gratis (ya sabe, recordando la máxima de Oscar Wilde de que lo único peor que hay a que hablen mal de uno es que no hablen de uno en absoluto) tengo que mencionarlos porque creo que son los que más me han sorprendido. Han puesto de cabeza de lista tanto al Congreso como al Senado a dos señores de Madrid, que viven allí y que no tienen una relación con Lugo más que por nacimiento uno de ellos y ninguna conocida el otro.

Esto revela dos cosas fundamentales. La primera es que Abascal no se fía ni de los suyos y que quiere tener todo atado y bien atado. Pone a un fiel (incluso la coincidencia de apellidos hace que se rumoree que es primo suyo) al frente de la lista al Congreso y otro compañero madrileño al Senado con la obvia intención de que si suena la flauta y logran escaño no se les desmanden los diputados y senadores, en una paranoia que me recuerda mucho a la que demostraba otro líder, un alemán de los años veinte y treinta.

La jugada ha conseguido que los locales que dieron la cara por VOX, cosa harto difícil con la que está cayendo (una cosa es votarles desde el anonimato que garantiza nuestro sistema y otra muy diferente poner tu nombre en la papeleta) se vean relegados en las listas. Ya saben, la cosa de la recentralización absoluta.

Las críticas les lloverán, aunque va a ser difícil que el PSOE u otras agrupaciones como los que antes conformaban En Marea puedan decir gran cosa ya que ellos hacen cosas muy similares. Los primeros presentarán a la alcaldía y a los primeros puestos para las municipales, si todo se confirma, a gente que no tiene más relación con Lugo que la obligada por sus cargos, mientras que En Marea nos puso en el Congreso a un señor de La Coruña que, encima, ni siquiera votaba lo que se le decía desde Galicia porque veía prados más verdes haciéndole la ola a Pablo Iglesias. Así que por ese frente lecciones las justas.

Como la política nacional me aburre soberanamente, mañana espero poder volver a la normalidad y a hablar de temas más “de Lugo”. De hecho como últimamente me estoy centrando bastante en cosillas de la Diputación, que ha despertado mi interés, si me da tiempo a confirmarlo les contaré algo que estoy seguro de que les llamará la atención.

1 comentario:

  1. Lo de VOX es mucho más fuerte. Les lleva la campaña propagandística Steve Bannon, el artífide de que ganaran Trump, Bolsonaro, etc, y, también, de que ganaran los partidarios del Brexit en Inglaterra.
    Hace años se robaron los datos de facebook y, con ellos, hacen propaganda a la carta, previa selección de perfil. Por lo que veo y oigo han hecho mella en la juventud más ingenua politicamente hablando y, la verdad, es que da miedo

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.