lunes, 15 de julio de 2019

No siempre sabes hacer lo que crees saber hacer

Café con leche con hielo
Llevo un par de semanas de vacaciones del blog pero ahora espero recuperar la normalidad, y hoy voy a empezar por hablarles de un tema intrascendente pero que creo que ilustra bastante bien lo importante que es tener la mente abierta a nuevas ideas y propuestas.

Verán hace unos días en un local de San Vicente del Grove, concretamente el Asador D’Pepe que está justo frente a la playa de Ospiño, en que se permite llevar perros (ahora entenderán qué hacía yo allí), pedí un café con leche con hielo y me pusieron exactamente eso, un café, con leche con hielo. Es decir, un café solo y un vaso de leche fría con cubitos de hielo.

Me llamó mucho la atención y me pareció una ocurrencia, y hasta subí a Facebook una foto con un comentario irónico… que me tuve que comer (beber sería más apropiado en este caso) cuando probé el invento. Muy rico.

Tiene toda la lógica del mundo ponerlo así. Para empezar es ridículo calentar la leche para después enfriarla, pero por otro lado sí tiene lógica que el café se sirva caliente para disolver el azúcar y porque, además, el café se hace en caliente. Además, si la leche está fría y con el hielo, cuando le echas el café se mezcla todo perfectamente pero sin deshacer tanto el hielo como cuando te ponen un café con leche y un vaso con hielo. Un acierto.

La moraleja de todo esto es que es importante no cerrarse a las nuevas formas de hacer cosas, incluso las que damos por sentado que hacemos bien.

Hoy recupero la actividad del blog y, aunque llevo muchos años con él, espero poder darle un aire más optimista acorde con la nueva singladura del gobierno local de Lugo.

Vamos a ello.

1 comentario:

  1. Bienvenido. Se agradece su perseverancia en comentar la actualidad de esta ciudad.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.