viernes, 26 de julio de 2019

Y lo llaman ecología

Mientras se proyectan novedosas construcciones y barrios completos, otros caen en pedazos.

La política tiene estas cosas. Se anuncia un barrio verde junto a un parque industrial, una contradicción en sí misma que se salva hasta cierto punto porque el Ceao es más un polígono de naves comerciales que de fábricas… a día de hoy. Pero, ¿y si en el futuro se empiezan a establecer factorías? ¿no habrá una inmediata metástasis a ese supuesto barrio-pulmón?

Por otro lado, proyectan un barrio entero de nueva planta y le llaman “multiecológico” lo que no tiene mucho sentido porque lo sostenible y medioambientalmente correcto sería rehabilitar las zonas que ya han sido ocupadas por el ladrillo y dejar tranquilas las no construidas, al menos mientras no necesitemos más espacio habitacional. Y no, ni lo necesitamos ni lo necesitaremos en mucho tiempo.

Según el INE en Lugo hay unas 60.000 viviendas de las que 12.000 están vacías. ¿No sería más lógico invertir esfuerzos y dinero público en poner en el mercado todo ese desproporcionado parque inmobiliario antes de ponerse a construir un barrio nuevo? ¿Hay algo más ecológico que el reciclaje de edificios?

Mientras se caen en pedazos barrios históricos como la Milagrosa y, por falta de demanda, siguen vacías las parcelas de San Fiz y otras zonas de la ciudad, urbanizadas alegremente en los momentos de la burbuja inmobiliaria con calles que ahora solo sirven para comunicar toxos y hierbas entre ellos, se proyectan nuevas áreas de expansión de una ciudad que acumula más de un millón de metros cuadrados de viviendas vacías.

Y lo llaman ecología.

El barrio "verde" se ubicará entre un gran centro comercial, un parque industrial antiguo y un parque industrial nuevo.
La ubicación ideal para una vida entre humos...

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 25 de julio de 2019

4 comentarios:

  1. Muy coherente y muy de acuerdo. La única explicación a este sinsentido parece ser una preocupación mucho mayor por la huella personal que por la de carbono.

    ResponderEliminar
  2. El problema, como casi siempre, es la facilidad para hacer una cosa y la otra. Todo ese parque inmobiliario vacío y en ocasiones edificios cayéndose tiene dueño por norma general, y para el Concello es mucho más complicado aplicar medidas efectivas que lo pongan en mercado que promocionar la urbanización de nuevos sectores de suelo.
    Al final este barrio multiecológico o como se llame lo van a urbanizar X contratistas, que lo promocionarán con eslóganes fáciles y seguramente les irá bien en cuanto a ventas, así que desde el Concello hacen bien poner este tipo de condiciones para futuras zonas a urbanizar si es que esa demanda existe de verdad.

    ResponderEliminar
  3. Pero no os dais cuenta de quién hace el anuncio? En cuatro años nada de nada. Con las ganas y espírutu de trabajo que ya ha manifestado hasta el momento, alguno piensa que ese proyecto saldrá adelante?
    Y por otro lado, ayer en El Progreso se anuncian nuevas obras en el centro social de A Piringalla. Vale, bien. Pero a nadie le preocupa los 230.000,00 euros ya gastados en una estructura que se va a tirar. Son más de 32 millones de los de antes.
    Es que este despilfarro va a quedar sumado al cúmulo de dinero tirado al contenedor sin que a nadie le parezca mal? En fin.
    Trisquel

    ResponderEliminar
  4. De urbanizar suelo vacio el concello saca pasta de licencias, IBI de las nuevas construcciones,... De lo otro que saca? Licencias de rehabilitación? Pinsan en el corto plazo, no en el largo.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.