lunes, 13 de enero de 2020

Geometría variable para el PEPRI




Mientras al pequeño negocio se le prohíbe poner un pequeño letrero luminoso las cadenas pueden hacer lo que les venga en gana a escasos metros del Ayuntamiento.
Dice el Ayuntamiento que no se puede obligar a las empresas eléctricas a retirar el cableado de las fachadas del casco histórico aunque el PEPRI ponga justo lo contrario. Es preocupante esa aplicación de la “geometría variable” a la aplicación de las normas, y que se hagan cumplir las ordenanzas a unos sí y a otros no. Con los poderosos no se atreven.

Se argumenta que los cables estaban ya antes de la existencia del PEPRI, lo que puede tener un punto de razón, si no fuera porque se ha obligado a todos los pequeños establecimientos del casco histórico a retirar sus carteles de las fachadas aunque fueran anteriores a dicha normativa. Curiosamente algunas grandes cadenas y entidades bancarias siguen luciendo rótulos luminosos (en algún caso incluso han añadido “portales luminosos” en un grosero y manifiesto incumplimiento de la ordenanza) sin que nadie les tosa.

Esto nos hace pensar que es una simple cuestión de tamaño. Se ve que se centran en presionar al pequeño, al que pueden avasallar porque saben que no cuenta con poderosos ejércitos de abogados que lleven al Ayuntamiento a aumentar aún más sus ya abultados gastos de litigiosidad. Con las cadenas no osan así que se dedican a torpedear al vecino de Lugo que tiene la valentía de iniciar una modesta actividad comercial u hostelera a pesar de que sabe que le harán cumplir unas normas de las que sus grandes vecinos están aparentemente exentos.

Les podría dar un listado de letreros luminosos que incumplen el PEPRI, algunos instalados recientemente a pocos metros del edificio del Ayuntamiento, pero no es necesario porque solo tienen que salir ustedes a dar un paseo por el centro al atardecer y podrán “disfrutar” de los neones de las franquicias y las grandes empresas que están destruyendo el comercio tradicional. No voy a decir que cuenten con la complicidad de las administraciones, pero sí con una innegable dejación de funciones que se le parece mucho.

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 11 de Enero de 2020

1 comentario:

  1. E ogallá ese letreiro fose o único que incumpre o PEPRI, porque incumprimentos en carteis e outros aspectos regulados polo PEPRI hai dabondo.
    Pero hai incumprimentos aínda máis dolorosos hai un par de exemplos nos que é o propio Concello o que da (mal) exemplo:
    - O cartel do Albergue municipal de peregrinos: que ademáis de ser en aceiro inoxidabre está por riba do nivel do forxado do primeiro andar do edificio, e para rematar hai un peregrín tamén de aceiro inox a carón da porta (da que tamén poderiamos falar). Mentres tanto ós pobres limítaselles a posibilidade de poñer nada en aceiro inoxidabre "porque o PEPRI non o permite"
    - A porta da Casa do Concello, en madeira vernizada. Mentres tanto ós pobres limítaselles a posibilidade de poñer nada en madeira que non estea pintada "porque o PEPRI non o permite".

    E sobre o cableado nas fachadas. O Concello non ten reparo ningún en cobrar taxas por todo... excepto polo cableado aéreo. Ahi deixo a idea, que se cadra "animaría" ás compañías a usar alternativas.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.