jueves, 9 de julio de 2020

Adios a los patinetes de alquiler en Lugo


Está prohibido, por el artículo 39 de la ordenanza de circulación, atar un patinete o una bici a una farola.

Dedica hoy La Voz de Galicia su portada a la retirada del servicio de patinetes eléctricos de alquiler en Lugo para “repensarlo”. El problema no es, como podríamos sospechar de entrada, que Lugo no sea una ciudad lo bastante grande como para tener este tipo de servicios de alquiler, sino que no hay una infraestructura tan básica como lugares donde anclarlos para dejarlos a disposición del siguiente usuario. Se une, la pérdida de este servicio, al fracaso del Ayuntamiento en el proyecto que tan pomposamente llamaron “Rebiciclate” y que solo dejó en Lugo un gasto enorme y unas estructuras que se están pudriendo sin que nadie haga nada, ni siquiera ponerles unas sencillas barras para que se pueda utilizar para atar bicis o patinetes.

Ese es el drama de nuestra ciudad, que se toman medidas a lo loco, se gastan ingentes cantidades de dinero público en poner en marcha un servicio y en publicitarlo (sobre todo en publicitarlo, hay que decir) y después se abandona. No hay más que ver los ejemplos mencionados o los contenedores soterrados del casco histórico que o están en un estado lamentable o directamente se han precintado.

El tema de bicis y patinetes levanta sarpullidos. No soy yo sospechoso de estar contra estos medios de transporte y de hecho la primera campaña que hice cuando me eligieron presidente de Lugo Monumental fue precisamente para que se modificase el borrador de ordenanza de circulación, que prohibía su acceso a las zonas peatonales, un disparate que afortunadamente se corrigió.

El problema es que se utiliza esa autorización para acceder pero no se cumplen los demás requisitos que pone la ordenanza: circular a una velocidad moderada, guardar separación con los peatones y no hacer maniobras que causen situaciones de peligro. Esto se obvia y nadie lo vigila, con esa vuelta a la “normalidad sin vigilancia” que rige el tráfico en nuestra ciudad. Con los patinetes pasa igual: gente circulando por dirección prohibida a toda leche, por las aceras a toda leche o por zonas peatonales a toda leche. Que el chisme ese pueda ir a 40 no significa que haya que hacerlo necesariamente…

Pero volvamos a lo de la cancelación del servicio de patinetes, que creo que es importante. Que se cierre “temporalmente” (también era “temporal” lo del Rebicíclate y ya ven) es preocupante porque este tipo de cuestiones son básicas si queremos tender a una ciudad más peatonal y más libre de coches.

Se ha empezado la casa por el tejado, cerrando el carril de la Ronda sin tomar medidas previas totalmente necesarias. No me entiendan mal, ese cierre temporalmente no solo es que tuviera sentido, es que lo propuse yo mismo, pero la situación de aquella era diferente. Los comercios y hostelería estaban cerrados, salíamos de casa a pasear en horarios determinados y hacían falta espacios amplios donde poder andar guardando mucha distancia. Hoy ya no se dan esas circunstancias y los beneficios indiscutibles de esa corte al tráfico se ven superados ampliamente por los perjuicios que se están causando, también indiscutibles.

Se hizo una propuesta que se ha ignorado olímpicamente: retirar los conos las noches del domingo al lunes y volverlos a poner a última hora del viernes. Así durante la semana no habría problema de tráfico y el fin de semana, que es cuando más podemos salir a andar, tendríamos ese carril disponible. Ni se nos ha contestado, como es habitual, y tampoco creo que mover unos cuantos conos sea tan sumamente farragoso como para no poder llevar a cabo esta solución, muy sencilla y práctica.

El área de movilidad del Ayuntamiento debería plantearse muy detenidamente estas cuestiones, con las que se está dañando muy gravemente al casco histórico. Si pretenden, como parece que es su intención, que la gente use bicicletas y patinetes como alternativa al coche me parece fantástico, pero lo primero que hay que hacer es poner aparcamientos a su disposición, porque por mucho que queramos ir en bici a los sitios si no hay donde dejarla te juegas una multa. Les recuerdo que el artículo 39 de la ordenanza de circulación prohíbe expresamente dejar estos vehículos “encadenados o atados a cualquier elemento de la vía no destinado a tal fin”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.