jueves, 10 de junio de 2010

La reverencia

Nuestro Presidente del Gobierno visitó ayer al Papa, con el que mantuvo una audiencia privada a puerta cerrada. ¿De qué hablarían? ¿De la retirada de los crucifijos? ¿Del dudoso futuro de la Iglesia en los centros educativos públicos? ¿De la retirada estratégica del Ejército de las procesiones religiosas? ¿De la nueva ley del aborto?

Personalmente siempre he defendido una separación clara entre Iglesia y Estado, pero creo que si fuera PresidenReverenciate del Gobierno y tomara esas medidas no me iría a ver al Papa para hacerme una foto con él en el Vaticano. Otra cosa es que cuando Benedicto XVI venga a España en Noviembre el Gobierno vaya a recibirlo a Santiago, por respeto a los millones de católicos que hay en nuestro país, y como Jefe de Estado que es. De hecho lo suyo sería que viniera a recibirlo El Rey Don Juan Carlos.

Lo que sorprende es que quien ha demostrado un breve respeto mediático por la Iglesia vaya a rendir pleitesía a domicilio, y se despida de su interlocutor con una reverencia. Eso revela que, a pesar de lo que dice, Zapatero no cree que el Papa sea un Jefe de Estado más. No lo veo haciendo reverencias a Sarkozy, Merkel o a Obama, aunque hacia este último ganas no le faltarán. 

No me parece mal la reverencia, pero me parece incoherente, aunque quizás peco de iluso al esperar algo diferente de nuestro actual Presidente del Gobierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.