lunes, 4 de noviembre de 2013

¿Por qué no usamos en Lugo la bici o el autobús?

Aunque hoy día la concienciación sobre el medio ambiente y la salud es mayor, también es cierto que los ciudadanos cada vez somos más cómodos. Llevado al escenario de la movilidad, esto hace que exista una contradicción entre las ganas de usar el autobús o la bicicleta y la falta de interés de las administraciones públicas en facilitarlo.

Para que la ciudad tenga más bicis y menos coches hay que facilitar dos aspectos: la seguridad, que se logra con carriles bici y recorridos seguros para quienes pretenden pedalear hacia su destino, y la comodidad, que se apoya con la creación de aparcamientos en zonas estratégicas del trazado urbano. Ninguna de las dos cosas suceden en Lugo, donde las bicicletas en lugar de apoyarse parece que solamente se toleran, y a veces ni eso. No conozco otra ciudad donde en lugar de ponerse carriles bici se quitan, como en Ramón Ferreiro o Rodríguez Mourelo.

Respecto al uso de los autobuses lo que pedimos los usuarios son frecuencias y puntualidad. Lugo es una ciudad peculiar. Te puedes sentar 50 minutos en una parada y no ver pasar ni un solo autobús, mientras que al momento siguiente pasan cuatro seguidos que vienen casi del mismo sitio y van a similares destinos. ¿Tan difícil es poner uno cada quince minutos en vez de cuatro cada hora?

Por otro lado creo que Lugo es el único sitio en que nunca estás seguro de si el autobús ha pasado ya, porque en lugar de ir con retraso en ocasiones vienen con adelanto, y es habitual que tengas que esperar una hora a que pase el siguiente bus. Si vas a tomar un café es molesto, pero si vas a trabajar habitualmente usando ese medio te obligan a no fiarte y coger el coche.

Las políticas de movilidad son fundamentales por muchos motivos: reducen el tráfico de vehículos a motor y, por tanto, la contaminación y los atascos, mejoran la calidad de vida y suponen un ahorro colectivo. Son mucho más que un eslogan que se saca a relucir una vez al año.

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 3 de noviembre de 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.