miércoles, 10 de diciembre de 2014

La culpa es de la empresa

Que dice doña Carmen Basadre que las luces de Navidad no están instaladas porque la empresa contratada tiene mucho trabajo y no les ha dado tiempo. Un sólido argumento que deberían utilizar todas las administraciones para escurrir el bulto con sus obligaciones y que Larra reflejó hace ya unos añitos con su fantástico “Vuelva usted mañana”, lema que adorna la mesa de mi oficina en forma de taza con tal leyenda.

El domingo estaban poniendo algunas luces... aún siguen
A uno no sólo le molesta que las cosas se hagan tarde, mal y a rastras. Que le tomen por imbécil o que serían en tu cara sólo contribuye a aumentar el cabreo del puteado, y que a día de hoy el Ayuntamiento de Lugo no luzca las luces navideñas que sí hay en cualquier ciudad y en la inmensa mayoría de los pueblos es de traca.

La “disculpa” aportada no sólo no es tal sino que suena a cachondeo. Decir que una acción pública de una administración se paraliza porque la empresa contratada tiene mucho chollo es una sandez. Esperemos que las empresas de atención social que contrató la misma concejala no funcionen igual, porque puede ser el acabose.

Como muchos saben a estas alturas yo soy liberal. Esto quiere decir que defiendo que el sector público intervenga lo menos posible en la vida del ciudadano. Se suele interpretar que la extensión lógica de esta postura es la privatización de servicios, y si bien tiene algo de cierto no es exactamente eso, sino que, directamente, la administración no intervenga. No se trata de que el servicio lo preste una empresa privada al servicio del ayuntamiento sino de que directamente prescindamos del ayuntamiento en ese asunto.

Sin embargo ni siquiera el más liberal de los liberales a día de hoy entiende que la administración sobre a todos los niveles (que no es lo mismo que decir que sobra administración a todos los niveles, que eso sí). Simplemente se trata de usar la privatización de la prestación de servicios con “sentidiño”.

En Lugo, por ejemplo, tenemos claros ejemplos de un gobierno supuestamente de izquierdas que privatiza todo lo que se le pone por delante (ORA, jardines, recogida de basuras, autobuses, organización de fiestas patronales…) y una oposición supuestamente de derechas pidiendo que se estatalicen esos mismos servicios. Supongo que ni unos ni otros tienen mucha idea de los orígenes de los partidos a los que pertenecen porque tiene una lógica bastante escasa que se posicionen donde lo hacen.

Privatizar la gestión de un servicio no es privatizar el servicio. Que en Lugo los jardines los cuide Calfensa en vez de funcionarios no quiere decir que nos vayan a cobrar por mirar las flores, o por entrar en el parque de Rosalía. Supone solamente que los trabajadores son de una empresa y no del ayuntamiento, con la mejora en la productividad que esto supone. Ahí está el secreto de las privatizaciones.

Los buses urbanos también están gestionados por una empresa privada, y menos mal. También Urbaser nos recoge los desperdicios y a nadie se le pasa por la cabeza remunicipalizar el servicio, porque sería un disparate.

Así que echar la culpa a la empresa que instala la iluminación de las fiestas del retraso en la instalación de las mismas es una tontería. Me encantaría saber la respuesta a una serie de preguntas: ¿Cuándo se hizo el encargo? ¿Se hizo concurso o se adjudicó a unos colegas? ¿En el encargo se pusieron plazos o se les dijo que las instalaran “cuando les viniera bien”?...

Mientras tanto, seguimos a oscuras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.