miércoles, 29 de junio de 2016

El "Su odio, nuestra sonrisa" se ha dado la vuelta

Nunca había visto tal nivel de grosería, bajeza y mal perder que en estos días que han transcurrido desde las elecciones generales del pasado domingo. Da la impresión de que el ánimo de revanchismo y el odio acumulado es tal que la sorpresa de los resultados una vez abiertas las urnas ha encendido la mecha de una rabia antes inconcebible.

No recuerdo tal cosa en toda la Democracia. Ni siquiera tras el 11m, que le dio la inesperada primera victoria a Zapatero, provocó semejante oleada de rabia contra ningún partido político, y eso que muchos aseguraban poco menos que el Gobierno de Aznar había tenido algo que ver con un golpe de estado (recuerden al amigo Almodóvar, el de las cuentas en Panamá).

Los insultos a casi ocho millones de votantes del PP, cuando no a más (El Jueves por ejemplo llamaba “gilipollas” a todos los de PP o PSOE), el desprecio supremo o incluso deseos de muerte a “los viejos” y “los ignorantes” que son los que eligieron a “los ladrones”… se han convertido en la tónica habitual de estos días. 
 
Algunos tuits insultantes. Recopilación de www.outono.net

Eso sí, ha sido revelador. Nos dice qué tipo de gente forma las bases de los que pasaron de “no somos de izquierda ni de derecha” a “somos comunistas” y luego a “somos socialdemócratas” en el pasmoso plazo de un año escaso.

“¡Oye!”, dirá alguno, “que yo voté a Podemos y no amenazo a nadie ni apoyo esas barbaridades”, me dirán. Y estoy de acuerdo. Si se ve usted en esa situación es uno de los que han picado, abusando de su buena fe y de su hartazgo con lo que había. Si usted no ha escrito ningún mensaje de los que hablo, no se sienta aludido, al igual que si otros no hemos robado tampoco nos vemos reflejados en las críticas a “los ladrones del PP”.

En cualquier caso se ve que es algo que ni los de Podemos son capaces de controlar. Esa rabia es un error de bulto para el futuro. ¿De verdad creen que ayuda a transmitir un mensaje de moderación y de calma? ¿De verdad piensan que van a conseguir que alguien se arrepienta de haber apostado por Rajoy insultándolos? ¿De verdad consideran que quien lee eso no dice “menos mal que no hemos elegido a estos chalados”?

A cada día que pasa Podemos y sus secuaces se desenmascaran solos. Cierto es que el comunismo no se ha distinguido jamás por la mesura, pero también que habían logrado disfrazar su mensaje. Unir a los antisistema, los okupas, y la izquierda más radical bajo unas siglas que lograron vestirse, para muchísima gente, con pieles de cordero fue un éxito, pero no tan grande como pensaban y ahí sus disfraces no resistieron y han saltado por las costuras.

Portada de El Jueves
No me preocupa que anden a navajazos entre los líderes de las “confluencias” (que es una forma fina de llamar a una jaula de grillos), porque son profesionales del tema y ya saben que entre bueyes no hay cornadas. Me preocupa mucho más la gente de a pie, la que escuchas hablando en los bares o escribiendo en muros de redes sociales y amenazando con barbaridades a los demás.

España es un país pasional. Siempre lo ha sido y probablemente siempre lo será. Somos expertos en pegarnos tiros en el pie cuando las cosas empiezan a mejorar, o en momentos clave de nuestra historia. Parecía que con la llegada de la democracia las cosas se iban a calmar y que empezábamos a ser civilizados de verdad, incluso que con la entrada en la Unión Europea pasábamos a formar parte del grupo de los “modernos”, pero solo era un barniz.

Nuestra escasa capacidad para la prudencia nos obliga a soltar sapos y culebras, y desde que se puede hacer desde un perfil falso sin consecuencias aparentes (insisto, solo aparentes) no les cuento cómo se nos ha puesto el personal.

Toca aplicarse la frasecita...
Los fieles de Podemos están revelando al resto de la población mucho más de lo que se dejó entrever con la petición de los ministerios que había hecho Pablo Iglesias. De aquella se vio que sus herramientas favoritas eran las que se usan en cualquier república bananera para reprimir a la población: los espías, las fuerzas de seguridad y los medios de comunicación. Ahora se ve para qué lo querían, para anular a todo el que no piense igual que ellos, o al menos esa es la sensación que transmiten sus bases.

Exaltados los hay en todos los partidos. He conocido a gente del PP que me repugna tanto o más que los chalados que leo estos días, pero no en tan alto número. Lo sorprendente no es que un memo insulte a la gente, sino que lo hagan tantos y con tal vehemencia.

Se ve que han aguantado con la imagen de santurrones lo que han sido capaces. Ahora ya no “Podemos” seguir disimulando, y eso por otro lado es de agradecer.

De la que nos hemos librado… por ahora.

4 comentarios:

  1. Estoy completamente de acuerdo. Ahora hablan de posible pucherazo, de lo fácil que es manipular los resultados de la mesa electoral, que si la empresa del escrutinio ha sido escogida a dedo por el gobierno en funciones, que si las monjas "rellenan" las papeletas en las residencias con la papeleta del PP (sin abrir el sobre ya sabían que era la papeleta del PP), que no cuadran las cuentas de los votos "perdidos" de Unidos Podemos, etc. Lo que no entienden es lo mal que lo han hecho los perdedores cuando los otros (PP y PSOE) les daban la campaña ya hecha gracias a los casos de corrupción, prevaricación, sobres, eres, escuchas, etc. Una matización, la portada de El Jueves fue en las elecciones de Diciembre pasado, ya ahí empezaron a insultar.

    ResponderEliminar
  2. Coincido con el análisis de las malas formas que han imperado en la asunción de la derrota por parte de los simpatizantes de izquierdas. No coincido en la asimilación entre partido político y su electorado, en fragmentos como estos:

    - "¿De verdad consideran que quien lee eso no dice menos mal que no hemos elegido a estos chalados?"
    - "Podemos y sus secuaces se desenmascaran solos"
    - "Los fieles de Podemos están revelando al resto de la población mucho más de lo que se dejó entrever con la petición de los ministerios que había hecho Pablo Iglesias."

    En estos ejemplos el autor parece presentar al electorado de un partido y al partido mismo como una unidad indisoluble en planificación y acción, lo cual, a mi entender es una simplificación o incluso una falacia dialéctica, para presentar al "enemigo" como un ente único y así facilitar su confrontación.

    El auge de Podemos no obedece a una maniobra concreta de sabotaje del estado por parte de una red comunista, sino a una organización nutrida de la miseria generada por la crisis que arrastra a millones de personas de todos los estratos.

    En resumen, el autor del post denuncia un comportamiento ofensivo, mezquino y ausente de inteligencia estratégica o nobleza observado en las redes sociales precisamente utilizando un tono ofensivo, mezquino y ausente de inteligencia estratégica o nobleza en este texto.

    Las dos Españas quemas puentes entre alaridos mongólicos, en lugar de construirlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque puedo aceptar parte de su crítica, le diría que hay una identidad de mensaje entre el partido político y sus "altavoces" en redes.

      No veo una llamada a la moderación por parte de la dirección del partido, ni una elegante aceptación de los hechos (salvo puntualmente el propio Pablo Iglesias la noche de su derrota).

      Vamos, que el uso de redes sociales que hizo crecer a Podemos puede que sea también su talón de Aquiles. La coincidencia absoluta en el mensaje y el tono me hacen pensar que no es accidental.

      Por supuesto que no digo en ningún momento que todos los votantes de Podemos sean así, sino que los que son así parecen ser votantes de Podemos, lo cual ayuda identificar una cosa y la otra.

      Un saludo y gracias por (casi todo) su comentario.

      Eliminar
    2. De acuerdo con la esencia del post, si bien creo que esto se da en cualquiera de las partes. Los votantes del PP tampoco son moderados en sus manifestaciones. El problema; que el caso es quejarse, y lamentablemente, perdiendo las formas y la educación por el camino.
      Lo peor y mas grave, que no solo las pierde el ciudadano de a pie,fruto de la rabia, el descontento o la ignorancia,sino tambien muchas veces los que pretenden gobernarnos.

      Eliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.