jueves, 23 de junio de 2016

Si yo fuera británico votaría "Sí" al Brexit

Si yo fuera británico votaría a favor del Brexit.

Que nadie entienda que esto es un alegato contra la Unión Europea ni mucho menos, es una cuestión de sentido común, enfocada desde su punto de vista, no desde el nuestro. El Reino Unido de la Gran Bretaña, por el que reconozco sentir una profunda admiración y respeto, nos necesita infinitamente menos que nosotros a ellos.

Los británicos siempre han sido muy suyos, y han exportado cosas tan interesantes como la democracia, que allí tiene unas formas y maneras mucho más arraigadas que en países que sacan pecho diciéndose cuna de, en palabras de Churchill, la peor forma de gobierno si exceptuamos todas las demás.

Los británicos han organizado desde hace mucho, muchísimo tiempo, su propia sociedad de naciones, que denominaron Commonwealth. Aunque el término se utiliza para más de una cosa, es comúnmente aceptado que se refiere a una larga serie de países, 53 a día de hoy, que forman una mancomunidad para buscar riqueza común. Cuando Inglaterra dio la independencia a las colonias, lo hizo ordenadamente y logró mantener unos lazos económicos basados en no haber perdido guerras contra ellos (salvo el caso de Estados Unidos y poco más) así que a día de hoy Londres sigue siendo la capital de un imperio económico impresionante.

Bajo la presidencia de la Reina de Inglaterra, esta asociación de comercio supone mucho más para Gran Bretaña que lo que pueda aportarle la Unión Europea. No en vano, países como Canadá, Australia, Sudáfrica o la India son parte de la Commonwealth, por lo que las vagas amenazas de que Inglaterra podría perder peso económico en el escenario internacional si se marchan de la Unión son más bien ridículas.

Gran Bretaña siempre ha sido muy suya, insisto, y ha tenido el cuidado de separarse históricamente de “Europa”, como denominan con un punto despectivo a los países del “continente”. Estar en una isla marca mucho, obviamente, y en su caso de forma consciente. Lo de conducir por el otro lado, resistirse a usar el sistema decimal y empeñarse en que los pesos, medidas y demás cuestiones sean propias es algo que no puede ser accidental.

¿Qué podemos ofrecer a los británicos para quedarse en la Unión? No gran cosa, la verdad. Una vaga idea de una Europa Unida que realmente les importa lo justo ya que con su propia sociedad económica a nivel global y su especial relación con Estados Unidos les hace estar en una situación particular que tiene poco que ganar en esa gran unidad europea.

Otra cosa son los demás países de la Unión Europea, que tienen muchísimo más que ganar en una unidad política continental, principalmente porque todos los demás somos naciones separadas del resto, sin más lazos que organizaciones más o menos difusas como la ONU (cuya utilidad va por episodios, según le pilles).

No sé qué pasará con el Brexit, la verdad, pero yo lo tendría muy claro. Si fuera británico me saldría de la Unión Europea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.