miércoles, 3 de agosto de 2016

Las (chapuceras) cuentas del Arde Lucus I parte - Ingresos

Hace un par de semanas la concejala Carmen Basadre presentó las cifras de ingresos y gastos del Arde Lucus.

Ya sabíamos que lo de las matemáticas no es lo suyo, desde que anunció al mundo que 600.000 personas habían venido a Lugo para la fiesta, pero si les soy sincero estaba convencido de que al menos lo de sumar se le daría razonablemente bien porque doy por sentado que se exigen unos mínimos para ser concejal del Ayuntamiento de Lugo. Quizás me equivoqué.

Tanto en el presupuesto de ingresos como en el de gastos la suma es errónea. Por unos céntimos, sí, pero errónea y si no redondeas (lo que se podría entender si no dieran céntimos en las cifras) quedas un poco mal. Los que hemos hecho algo de contabilidad en la cosa pública nos hemos vuelto locos buscando ese céntimo que nos faltaba o nos sobraba entre un mar de facturas. La concejala no tenía que hacer eso, simplemente podría haber redondeado las cifras y no pasaba nada, pero en un alarde de exactitud puso los céntimos y metió la pata.

Evidentemente es una cuestión totalmente anecdótica. Sesenta céntimos o setenta no tienen importancia, pero cuando la suma ofrecida tiene una diferencia de 30.100 euros el tema se pone serio.

Esa cifra es la diferencia entre los ingresos que se afirmó que se recibieron de los patrocinios y la suma de los mismos. Basadre aseguró en las cuentas que 69.100 euros provenían de patrocinios de diferentes empresas, pero si sumamos las cifras que dio de cada una de ellas nos da 39.000. ¿Quién aportó los otros 30.100 euros? Desde que Dorribo ya no es tan bien recibido como antes en la casa consistorial y Nupel no pone dinero para las fiestas es difícil que una única entidad asumiera un gasto tan amplio, o, en su caso, llama la atención que quien lo haya hecho no reciba la atención debida en la nota de prensa municipal.

Las pistas apuntan a esto último. En el listado de entidades colaboradoras facilitadas por la concejala sólo había 10 entre empresas y administraciones, pero un vistazo a programa de mano del Arde Lucus nos indica que hubo más. Trece entidades más, para ser exactos, figuran como colaboradoras pero en el autodenominado “nuevo ejercicio de transparencia” del Gobierno Local no las mencionan, cosa llamativa porque o se es transparente o no se es.

En la web oficial de Arde Lucus destaca enormemente
la colaboración de las empresas de transporte...
Pero dudo que hayan puesto más que la Diputación
que colaboró con 18.000 euros.
Me queda la curiosidad de saber cuánto aportaron Estrella Galicia, Coca-Cola, Alsa o Renfe para estar situadas en puestos de honor en el programa de mano, ya que no figuran en las cuentas publicadas por el Ayuntamiento en su extraño ejercicio de transparencia. Si yo fuera una de las empresas colaboradoras me mosquearía porque no me mencionen, ¿no creen? Y más en casos como la Asociación de Fabricantes de Pan de la provincia de Lugo (AFAPAN) o la Asociación Provincial de Confitería y Pastelería (A.P.C.P.) cuyo logotipo más que verse se adivina. De hecho me ha costado bastante saber quiénes eran, y no he conseguido saber qué aportaron al Arde Lucus.

También me parece llamativo el desmedido protagonismo que reciben las empresas de transporte tanto en el programa de mano como en la web municipal. Alsa, Arriva y Renfe se ven como un puñetazo en un ojo, pero la opacidad de las cuentas presentadas nos impide saber si puso más dinero que la Diputación Provincial, que se mojó con 18.000 que son muchos euros, o menos que Seur que puso 500 (ninguna crítica, es una cifra muy respetable). Como se vendió mucho que hicieron ofertas a los viajeros quizás su patrocinio se limitó a eso, e ignoro si alguien se molestó en cuantificarlo para asignar los espacios publicitarios en la colaboración.

Entre presentar estas cuentas y no presentar ninguna hay una gran diferencia. Pero más habría entre esto y unas cuentas razonables. Y eso que hablamos de ingresos, que suelen ser más fáciles de “vender”… Mañana hablamos de los gastos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.