jueves, 13 de octubre de 2016

El grupo municipal de Ciudadanos de Lugo sorprende con su nuevo asesor

Foto "robada" del perfil de Twitter
de Camilo Friol
(Camilo, es que ésta me pareció chula)
Hoy empieza a trabajar en el grupo municipal de Ciudadanos un nuevo asesor, que a muchos sorprenderá porque es Camilo Friol. Como en esto fui cocinero antes que fraile, y previendo que algunos se alteren por la simple mención del “cargo”, hay que aclarar un poco el asunto antes de entrar a comentar.


Todo el mundo da por sentado que los concejales son unas personas que van al Ayuntamiento a lucir el palmito y no pegar golpe, que tienen un montón de personal a su disposición y que enchufan a sus amiguetes en cargos de “asesor” en los que cobran auténticas fortunas por decirles qué chaqueta ponerse para una foto o el tono de lápiz de labios más apropiado para la entrega de los Oscar de la academia. La casi inevitable costumbre de quedarnos con la anécdota oculta una realidad muy diferente. No les voy a negar que pueda existir esa figura del aprovechado que se pega al cargo electo, pero no es lo habitual. Ni de lejos.

Como he ejercido ese papel en una de las etapas más entretenidas e interesantes de mi vida profesional, les puedo decir que lo que se suele llamar “asesor” responde más a “secretario” o “chico de los recados”, pero mejor pagado (el sueldo es bueno, sí, y más en Lugo con la media que hay). Lo mismo que haces las fotos o montas una página web, te toca llevar la agenda o escribir notas de prensa, y muchas otras cosas como analizar presupuestos o escribir informes, cosas todas ellas que resultan interesantes y que eran tanto afición como trabajo, al menos en mi caso. No me tocó ir a la tintorería a recoger el traje de nadie, pero tampoco me habría llamado la atención.

El asesor perfecto es como una navaja suiza
Si el grupo municipal es pequeño la carga de trabajo aumenta porque son menos a repartir la misma tarea (los presupuestos municipales no son más reducidos porque haya cuatro concejales en vez de diez). En el caso de Ciudadanos, que tiene dos concejales, la persona que hace las funciones de todoterreno está sola, con lo que es oficinista, encargado de prensa, redes y todo lo que se les pueda ocurrir.

Jaime, la persona que ocupaba el cargo hasta ahora ha “ascendido” a un puesto con Marta Rivera de la Cruz así que se pusieron a buscar a alguien para sustituirlo y encontraron a Camilo Friol.

Camilo fue asesor del grupo municipal del BNG durante años, y coincidió con mi breve etapa trabajando con García Díez (al menos a mí se me pasó volando). Puede sorprender que Ciudadanos haya fichado a alguien que perteneció al BNG, y no solo como militante sino como “ideólogo”, pero en mi opinión es una interesante prueba de que, al menos en Lugo, el grupo de Olga Louzao es cualquier cosa menos “talibán”.

El fichaje es inteligente por muchos motivos. El primero y más importante es que Camilo es un buen profesional que conoce el Ayuntamiento de Lugo como la palma de la mano y tiene una memoria de elefante en todo lo relacionado con las propuestas, iniciativas y posturas de los partidos en la etapa que estuvo trabajando allí. Complementa al grupo municipal de Ciudadanos con una experiencia que ellos no tienen y que les puede resultar de gran utilidad.

Además, es un tipo competente y por ejemplo recuerdo que uno de los mejores discursos que escuché en el Pleno lo escribió él. Era un paralelismo entre la situación del Ayuntamiento y un diagnóstico médico al estilo más irónico y puñetero del doctor House, con lo que quienes ignoraban al médico pudieron ver una muestra de su estilo, y los seguidores de la serie lo pasamos pipa. Fue memorable.

Por otro lado, su presencia ayudará a “galleguizar” la imagen de Ciudadanos en Lugo, a mejorar en su punto más débil y que les costó un sonoro fracaso en las elecciones autonómicas. Olga es muy lista y se ha dado cuenta de que ser una filial del “partido de Albert Rivera” queda muy chulo en algunas zonas, pero no en Lugo. Con Camilo podrán equilibrar un poco más su discurso y luchar contra esa idea, llamativa porque solo les afecta a ellos y no a otros partidos de corte nacional.

Camilo tiene una tarea interesante por delante. Un desafío profesional y personal para el que le deseo lo mejor. Desde las antípodas ideológicas (lo del nacionalismo lo he llevado siempre muy mal) siempre nos hemos llevado bien, y hemos mantenido una relación de esas en que cuando te meten un gol sonríes y dices “¡qué cabrón!”, pero con cariño. 

Les diré que lo de “asesorar” se suele entender como una especie de colegueo en que estás simplemente de adorno, dando la razón al jefe del que dependes, pero no siempre es así. Yo, por ejemplo, tenía entre mis obligaciones decir lo que pensaba, pero eso depende mucho del jefe y en eso Joaquín era inigualable y apreciaba la sinceridad por encima de todo, incluso aunque no estuviéramos de acuerdo en algo. Ahora que lo pienso, sobre todo cuando no estábamos de acuerdo en algo..

Olga Louzao me demostró que tiene buen encaje a las críticas constructivas (mi primer encuentro con ella dio lugar a un artículo en este blog bastante poco halagador hacia Ciudadanos en Lugo y su reacción fue invitarme a un café para que le explicara dónde creía qu elo hacían mal).

En el caso de Camilo y los concejales de Ciudadanos los debates internos cuando haya que posicionarse en los temas llevados a pleno van a ser muchísimo más interesantes a partir de ahora. Es una demostración de que no se busca peloteo sino contraponer ideas diferentes para llegar a una buena conclusión. El debate es sano.

Felicidades a Camilo por el puesto y a Ciudadanos por la elección. Creo que dará juego y que hará la vida municipal de ese grupo más interesante.

3 comentarios:

  1. Deberían presentarse, en Galicia, bajo la marca cidadáns Galicia y menor les iría. Lo cortés no quita lo valiente, reconocer la pluralidad del estado español no es óbice para que se aplique en toda su extensión el principio de igualdad, entre otros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que vd. sugiere estaría bien si no existiese ya ese partido en Galicia y que nada tiene que ver con Ciudadanos.

      Eliminar
  2. Comenzó la operacion blanqueamiento de Ciudadanos en Lugo. Va tener que comprar mucha lejía. Quique G. Souto, Camilo Friol, Olga Louzao, y todos los adheridos al proyecto de "salvemos a Exposito. com"

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.