miércoles, 15 de marzo de 2017

Celebrar el día 8 de marzo a golpe de 14

Hay fechas y fechas. Por ejemplo, no es lo mismo que un amigo se case repentinamente y te avise con una semana de antelación, en que tu margen de maniobra es limitado, que saber de un año para otro las cosas que van a ocurrir porque son efemérides o celebraciones que se repiten de forma periódica.

En el primer caso es normal que tengas poco tiempo para organizarte, buscar a lo mejor un detalle que de otra forma sí podrías encargar con tiempo o incluso preparar tú mismo algún tema de artesanía (lo que en el cole llamábamos “manualidades”) que a veces son lo mejor si eres mañoso (no es mi caso), pero en el segundo es difícil alegar algo que justifique improvisación o chapuza.

Si hablamos de una administración pública las cosas ya no son opcionales, y hay fechas que se han de marcar a fuego en los calendarios para que no te “pille el toro”. Si hay un determinado día para el que se considera adecuado imprimir trípticos, carteles y material “promocional” lo suyo es hacerlo con tiempo más que suficiente para su trabajo de maquetación y producción... y para la distribución, que es clave.

Aceptando lo anterior, es difícilmente comprensible que ayer día 14 de marzo llegaran a algunos centros públicos de la ciudad los carteles y folletos realizados por el Ayuntamiento de Lugo para el día de la mujer, celebrado como todos sabemos el miércoles de la semana pasada, el día 8. Quizá se podrá justificar diciendo que la culpa es de Correos, suponiendo que se manden utilizando el servicio postal, o que la imprenta tardó más de la cuenta. Pero también se puede entender que la improvisación, la chapuza nuestra de cada día y el poco sentido del ridículo de algún servicio municipal sean los responsables de esta tontería.

Celebrar el 8 de marzo el día 14 es, como mínimo, original. Quizá quien se arroga en falso la invención del Arde Lucus también pueda “crear” una nueva fiesta, y Lugo pase a la Historia como la ciudad que va por libre para celebrar los días internacionales de lo que sea.

Nos veo celebrando la Navidad el 29 de diciembre porque las luces no están colocadas a tiempo o Semana Santa en agosto porque hay más turismo. Total... ya tenemos experiencia piloto. 
 
También podemos ser optimistas y pensar que, como no pone el año, no es que vaya la cosa con una semana de retraso sino que van con 51 de adelanto y que es la campaña para el 2018. Todo es cuestión de ver las cosas con cierto optimismo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.