martes, 21 de marzo de 2017

Los dineros del Auditorio: ¿Nos han estafado?

Al plan de financiación que Feijoo diseñó para el nuevo auditorio le ha salido un inesperado crítico en Jaime Castiñeira, quien considera que el Presidente de la Xunta ha presentado un plan en que el Ayuntamiento de Lugo, y por lo tanto los lucenses, resultan claramente damnificados.

La tesis, que comparten Lugonovo y BNG como mínimo, tiene cierta lógica. Si la Xunta iba a aportar 1,2 millones de euros para el equipamiento del auditorio, la Diputación otro tanto y al ayuntamiento solo le quedaba poner la misma cifra para alcanzar la mágica cantidad de 3,6 millones (coste estimado del equipamiento), el hecho de que la administración autonómica corra con todos los gastos a cambio de una rebaja del IBI que suma esos mismos 3,6 millones hace que los “paganinis” sean, en realidad, los presupuestos municipales de los próximos seis años.

Pero esta teoría tan transparente tiene varios problemas. El primero y más evidente de todos ellos es que lo importante aquí es que se ponga a andar el Auditorio, y eso lo entienden perfectamente tanto Feijoo como Lara Méndez, quien tiene de tonta lo que yo de obispo. Por eso precisamente el otro día alabé su gran tacticismo en este asunto, porque logró convertir una aparente derrota (el reconocer que es el Ayuntamiento quien ha de sufragar esos gastos) en victoria apuntándose el tanto del desbloqueo de la que será nuestra principal instalación cultural. Lara (y los demás grupos) es consciente de que el tiempo corre en su contra y que el objetivo es tener abierta la instalación en 2019, cuando toca elegir nueva Corporación.

Ni siquiera acaba ahí la cosa. Las estimaciones presupuestarias ya sabemos lo que son, suelen ir a la baja frente a la cifra final. Lara Méndez hace una “bonificación” del IBI a centros sanitarios de la Xunta de Galicia (que el BNG critica pero que sorprendentemente vende como una gran gestión en Pontevedra) pague ese equipamiento que puede ascender a mucho más dinero si pasa lo que suele pasar en estos asuntos de cuartos públicos. Con ese convenio sería la Xunta la que correría con ese sobreprecio y con todos los problemas que surjan durante su ejecución.

Intentar pegar un palo a la alcaldesa apuntando a las rodillas de la ciudadanía no es lo más inteligente del mundo. Que los grupos de la oposición se hayan puesto en pie de guerra porque se ha logrado dar un paso adelante para conseguir abrir las puertas del auditorio es un síntoma de que no hay muchas ganas de que las cosas salgan bien, ya que se pone el oportunismo político por delante de la utilidad pública.

Castiñeira y Feijoo Foto: El Mundo
En el caso de Castiñeira es todavía más sorprendente y da la sensación de que elige mal sus batallas. Cuando tenía que haberse puesto junto a sus vecinos y frente a la Xunta era en el tema de los prometidos servicios del HULA. De aquella decidió defender lo indefendible perdiendo toda opción a convertirse en alcalde de esta ciudad y ahora, inexplicablemente, hace una pirueta política de triple salto mortal sin red. ¿Qué pasará en el pleno en que tengan que votar esta propuesta? ¿Votará el grupo municipal popular contra una propuesta de su Presidente de partido y Presidente de la Xunta de Galicia? ¿Colará lo de que es algo lesivo para la ciudad como argumento para justificar dicho voto en pleno? ¿No era más lesivo estar viajando a La Coruña a radiarse o seguir metiendo a los infartados en ambulancias en vez de tratarlos aquí también por las tardes?

Si yo fuera Jaime, y dando por buena su argumentación económica, lo habría enfocado de otra manera. Decir que han estafado a los lucenses implica decir que hay un estafador, y no puede ser otro que Feijoo. Quizás yo habría dicho que apoyo el plan porque implica el objetivo final, que es abrir el auditorio, y porque confío más en la gestión del equipamiento por parte de la Consellería de Cultura que por parte de Carmen Basadre, y habría dicho que ya que la Xunta y la Diputación se van a ahorrar 1,2 millones de euros cada una los lucenses tendríamos que exigir un plan de inversiones culturales en la ciudad por ese importe. Así tendríamos unos cuantos años con una programación excepcional en nuestro nuevo auditorio.

Aun les digo más, no estaría mal reclamar que con el dinero ahorrado la Xunta pusiera a funcionar el servicio de hemonidámica durante las 24 horas. Por poner un ejemplo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.